prioridad: aa, calidad: b

Aleya al-Tabliq

De WikiShia
(Redirigido desde «Aleya de al-Tabliq»)
Saltar a: navegación, buscar

La aleya al-Tabliq (en árabe: آیة التبليغ, aleya de la proclamación) es el versículo 67 de la Sura al-Ma'ida y uno de los últimos versículos revelados al Profeta Muhammad (PBD). A través de esta aleya, el Profeta (PBD) estaba obligado a proclamar un mensaje importante. El versículo denota explícitamente que si el Profeta (PBD) no hubiera proclamado este mensaje, no habría cumplido su misión profética. Según los Shiítas y algunas Escuelas Sunitas, esta aleya fue revelada durante el Hayyat al-Wida (la última peregrinación del Profeta (PBD) a la Meca), poco antes del 18 de Dul-Hiyya del décimo año de la hégira que coincide con el Día de Gadir.[1]

El mensaje que el Profeta (PBD) tuvo que trasmitir a la gente fue un decreto divino acerca del principio del Imamato y la sucesión del Imam Alí (P) después del Profeta Muhammad (PBD); así que después de la Revelación de este versículo, el Profeta (PBD) anunció a Alí (P) como su Vicegerente y Sucesor.

Texto de la aleya

يَا أَيُّهَا الرَّسُولُ بَلِّغْ مَا أُنزِلَ إِلَيْكَ مِن رَّبِّكَ وَإِن لَّمْ تَفْعَلْ فَمَا بَلَّغْتَ رِسَالَتَهُ ۚ وَاللَّـهُ يَعْصِمُكَ مِنَ النَّاسِ

“¡Oh, Mensajero! ¡Transmite lo que ha descendido a ti procedente de tu Señor! Y, si no lo haces, será como si no hubieses transmitido nada de Su mensaje y Dios te protegerá de la gente”. (Corán: 4: 59)

Causa de su Revelación

Los Exégetas y narradores shiítas creen que el versículo al-Tabliq fue revelado en relación al Imamato del Imam Alí (P). En el décimo año de la hégira, el Profeta del Islam (PBD) realizó su último viaje del Hayy (Hayyat al-Wida’) y enseñó a los musulmanes cómo realizar correctamente los ritos del Hayy. Durante esta temporada, el Arcángel Gabriel descendió al Profeta (PBD) trayéndole una orden divina donde le requería anunciar el Califato del Imam Alí (P). Después de que la caravana de los peregrinos partió de Medina a La Meca, cuando llegaron a una zona cerca de Yuhfa llamado Gadir Jum, como el Profeta Muhammad (PBD) temía la conspiración de los hipócritas, el Arcángel Gabriel descendió otra vez trayendo una aleya en la que Dios enfatizó sobre la proclamación del mensaje y garantizó proteger al Profeta (PBD) de los hipócritas. [2]

Fajr Razi, un famoso Exégeta Sunita escribe en su comentario acerca de esta aleya que ésta fue revelada en relación del Evento de Gadir y que después de este Suceso, ‘Umar Ibn Jattab felicitó al Imam Alí (P) con estas palabras: “¡Felicidades! Te has convertido en mi Líder y el Líder de todos los creyentes”.

Puntos importantes en la Aleya

La importancia del mensaje

El tono de esta aleya indica que Dios había encargado al Profeta (PBD) una misión muy crucial, se trataba de un asunto que era tan importante como la Misión Profética, y que podía decepcionar a los enemigos del Islam.

Cuando el Profeta (PBD) recibió este mandato, les ordenó a los musulmanes parar allí, también dijo que regresasen aquellos que se habían adelantado de la caravana y esperó para que los que aún no habían llegado a aquel lugar, se uniesen a ellos. Hacía un calor fuerte y no se encontraba sombra en el desierto. Antes de que los musulmanes fuesen a sus tiendas, el Profeta (PBD) les anunció que se quedasen para escuchar un importante mensaje. Entonces, el Profeta (PBD) se subió en un púlpito que estaba hecho con varias monturas de camello, dio un discurso y anunció: “Aquél de quien yo fuera su Señor (Maula) Alí también es su Señor.” En las fuentes islámicas, este discurso es conocido como el sermón de Gadir.

La aleya al-Tabliq y las circunstancias en las que el Profeta (PBD) declaró este mensaje, indican claramente que su mensaje se trataba de un tema muy importante en cuanto a la designación de un Sucesor y el liderazgo de la Comunidad Islámica.

La preocupación del Profeta (PBD)

Debido a la sensibilidad de este tema, el Profeta (PBD) estaba preocupado por transmitir el mensaje, porque sabía que esto no le iba a gustar a algunos de los árabes nuevo-musulmanes y que provocaría la envidia de algunos de sus compañeros. Sin embargo, Dios eliminó su preocupación con esta frase: "Allah te protegerá de las personas". Esta frase no se refería a los politeístas de Quraysh; ni a los seguidores de otras religiones, sino a los hipócritas que estaban dentro de la Sociedad Islámica. El Profeta (PBD) tenía las siguientes razones para estar preocupado por la oposición y el sabotaje de estas personas:

  • El Imam 'Alí (P) era conocido entre sus oponentes como una persona seria e inflexible en los asuntos religiosos, y esto no le gustaba a ellos.[3]
  • Algunos árabes nuevos-musulmanes mantenían rencor contra 'Alí (P); ya que él había matado a sus familiares politeístas en las batallas del Islam.
  • 'Alí (P) era una persona joven, cuando el Profeta falleció tenía 33 años. Por lo tanto; algunos árabes no iban a aceptarlo como el Sucesor del Profeta (PBD); ya que creían que la edad avanzada era uno de los requisitos más importantes para el liderazgo. Debido a esta creencia errónea, ellos habían protestado dos veces durante la vida del Profeta (PBD): una vez durante la batalla de Tabuk cuando 'Alí (P) fue nombrado como el Sucesor del Profeta (PBD) en Medina, y la segunda vez, cuando el Profeta (PBD) designó a Usama Ibn Zayd como el Comandante del ejército de los musulmanes para confrontar a los bizantinos.[4]

Notas

  1. Qomi, tomo 1, pág. 179; Ayyashi, tomo 1, pág. 331-332; Faidh Kashani, tomo 2, pág. 51; Kulaini, tomo 1, pág. 290, hadiz 6; Huwaizi, tomo 1, pág. 653-655; Bahrani, tomo 1, pág. 490, hadiz 11; Allamah Tabatabai, tomo 6, pág. 48.
  2. Ayyashi, tomo 1, pág. 360; Fadhl Tabarsi, tomo 2, pág. 344
  3. Abu al-Futuh Razi, tomo 4, pág. 276
  4. Tabari, Tārij, tomo 3, pág. 186; Ibn Abi al-Hadih, tomo 1, pág. 159

Bibliografía

  • Sagrado Corán
  • Al-Radhi, Husain, Sabil al-Nayāt fi Tatammat al-Murāya'at, Beirut.
  • Ayyashi, Muhammad bin Mas'ud, Tafsir al-Ayyashi, al-Islamiyah, Teherán.
  • Bahrani, Sayyed Hashim, al-Burhān fi Tafsir al-Qur'an, Qom, al-Bi'sat, 1415 H.
  • Fajr Razi, Muhammad bin Umar, al-Tafsir al-Kabir, Cairo.
  • Huwaizi, Abd Ali bin Jum'ah, Kitāb Tafsir Nur al-Saqalain, cet. Hashim Rasuli Muhlati, Qom, 1383-1385.
  • Kulaini, Muhammad bin Ya'qub, al-Kāfi, Dar al-Ta'āruf, 1401 H.
  • Qomi, Ali bin Ibrahim, Tafsir al-Qomi, Beirut, 1991.
  • Qurtubi, Muhammad bin Ahmad, al-Yāmi' li Ahkām al-Qur'an, Beirut, 1965, Teherán, 1364 S.
  • Razi, Abu al-Futuh, Tafsir Ruh al-yinān, Teherán, 1382-1387.
  • Sheij Saduq, Ma'āni al-Ajbār, Dar al-Kitab al-Islamiyah, Teherán, 1372 S.
  • Suyuti, Yalaluddin, al-Durr al-Mansur, Dar al-Fikr, Beirut, 1414 H.
  • Tabarsi, Fadhl bin Hasan, I'lām al-Warā bi A'lām al-Hudā, Qom, 1417.
  • Tabarsi, Mayma' al-Bayān fi Tafsir al-Qur'an, c, Beirut, 1988.
  • Tabataba’í, Muhammad Husain, al-Mizān, Yami'ah Mudarrisin, Qom, 1417 H.