prioridad: a, calidad: c
sin enlace
sin categoría
sin navbox
sin redirección
sin referencias

Gabriel

De WikiShia
(Redirigido desde «Arcángel Gabriel»)
Saltar a: navegación, buscar

Gabriel (en árabe: جبرئیل) o Yibrīl, es uno de los cuatro arcángeles más cercanos a Dios. Según el Islam, Gabriel es encargado de trasmitir las revelaciones y los mensajes divinos. Además de llevar la revelación, Gabriel ayuda a los profetas, castiga a los incrédulos, y consuela a los creyentes. La palabra "Yibrīl” (Gabriel) se ha usado en 3 versículos coránicos y en muchos hadices.

En la filosofía islámica, Gabriel se identifica como "intelecto activo". El ángel Gabriel también es mencionado en otros libros celestiales y textos judíos y cristianos.

Significado literal

La palabra "Gabriel" tiene un origen hebreo.[1] Los terminólogos y los expertos de la lengua árabe han hecho hincapié en que este nombre no es árabe. Algunos lexicógrafos árabes han sugerido que la palabra Yibrīl es una combinación de dos términos hebreos: Yibr que tiene diferentes significados, incluyendo rey, siervo, valiente y hombre, y la segunda parte es "il" que se refiere a Dios. Igualmente, los nombres de otros tres arcángeles Azrael, Israfil (Rafael) y Mica'il (Miquel) se terminan en “il”.[2]

En el Corán

La palabra "Yibril" aparece en tres versículos del Corán, todos los cuales fueron revelados en Medina. En la aleya 97 de la Sura al-Baqara, se menciona explícitamente que la tarea principal de Gabriel es llevar la revelación divina:

“Di: «Quien sea enemigo de Gabriel (Dios lo será de él)» En verdad, él fue quien trajo (el Corán) a tu corazón, con el permiso de Dios, confirmando lo que él mismo tiene en sus manos y como una guía y buena nueva para los creyentes.»” (Corán, 2: 97)

Además, en algunas aleyas, el Corán se ha referido a Gabriel con diferentes nombres y apodos, incluyendo:

  • "Al-Ruh al-amin"[3] (الروح الأمين, el Espíritu Leal), que se refiere a su confiabilidad para trasmitir la revelación divina a los profetas.
  • "Rasul karim" [4](رسول کريم, el Mensajero noble), que se refiere a sus buenas características.
  • "Shadid al-Quwa", "Dhu Mirra" (ذو مرة, poseedor de fuerza),
  • "Dhi Quwwa" [5] (ذی قوة, poseedor de poder), refiriéndose a su poder de realizar mandamientos divinos.
  • "Muta’" [6] (مطاع, obedecido) refiriéndose a su posición elevada ante Dios y entre otros ángeles.
  • "Ruh al-Qudus" [7] (روح القدس, el Espíritu Santo).

En el nacimiento de Jesús (P)

Según los versículos del Corán, Gabriel tuvo un papel activo en la historia del nacimiento del Profeta Jesús (P). Él dio la buena noticia del nacimiento de Jesús a Maryam (P) (Santa María) apareciéndose a ella en forma de un hombre para soplar en ella el espíritu divino:

“Le dijo (Gabriel): "Soy un enviado de tu Señor para agraciarte con un hijo puro".” (Corán, 19: 19)

Los exégetas del Corán están de acuerdo en que Gabriel contribuyó al nacimiento de Jesús (P) al soplar el "espíritu" divino en Maryam (P). También, Dios fortaleció y ayudó a Jesús (P) con Gabriel en diferentes etapas de su misión Profética:

“Y dimos a Jesús hijo de María las pruebas claras y le fortalecimos con el Espíritu Santo.” (Corán, 2: 87)

Espíritu

Uno de los temas que se discute entre los exégetas del Corán se trata de la relación entre Gabriel y el Espíritu (Ruh). Algunos toman el Espíritu para ser un ángel a cargo de las almas o una criatura superior a los ángeles, y otros exégetas identifican el Espíritu con Gabriel, tomando la palabra "Ruh" (Espíritu) para referirse a su Superioridad a otros ángeles.[8]

Criticar las creencias de los judíos acerca de Gabriel

Según el Corán (2: 97-98), los judíos preguntaron al Profeta Muhammad (PBD) cuál ángel le trasmitía la revelación divina. Cuando oyeron que el ángel era Gabriel, lo tomaron como su enemigo.[9] Ellos consideraron a Gabriel como un ángel que trae dificultades, castigos y guerras para el pueblo judío. El Corán declaró claramente que la hostilidad con Gabriel es igual a la hostilidad con todos los ángeles, e incluso con Dios:

“Di: «Quien sea enemigo de Gabriel (Dios lo será de él)» En verdad, él fue quien trajo (el Corán) a tu corazón, con el permiso de Dios, confirmando lo que él mismo tiene en sus manos y como una guía y buena nueva para los creyentes.» Quien sea enemigo de Dios, de Sus ángeles, de Sus Mensajeros, de Gabriel y del (ángel) Miguel... (sepa que) en verdad, Dios es enemigo de los que no creen. (Corán, 2: 97-98),

La Revelación Divina

Según los hadices, Gabriel reveló los primeros versículos del Corán al Profeta Muhammad (PBD) en la Cueva de Hira. Entonces, el Profeta (PBD) fue a su esposa, Jadiya (P), y le informó sobre la revelación que había recibido.[10] El resto de la historia es, sin embargo, una cuestión de disputa entre shiítas y sunitas.

Según los hadices en fuentes sunitas, el Profeta (PBD) dudaba si se había encontrado con el ángel de la revelación o Satanás. Su esposa le recomendó que fuera a preguntarle a Waraqa Ibn Nawfal, un nazareo que conocía los libros religiosos. Él le aseguró al Profeta (PBD) que a quien vio fue al mismo ángel que llevó la revelación al Profeta Moisés (P). [11]

Esta historia es ampliamente aceptada por los historiadores sunita y sus eruditos de hadices, mientras que contradice los principios de la teología islámica acerca del conocimiento del Profeta (PBD) y su inmunidad al error.[12]

Los eruditos shiítas se han opuesto a tales hadices cuestionando tanto su contenido como sus cadenas de transmisión. Según la doctrina Shi’a, dudar en la autenticidad de la revelación es incompatible con la infalibilidad del Profeta (PBD).[13]

Apoyar al Profeta Muhammad (PBD)

Durante la misión del Profeta (PBD), Gabriel siempre le ayudó. A continuación se mencionan algunos casos en los que el Profeta (PBD) fue ayudado por Gabriel:

  • La paciencia del Profeta fue expandida y su corazón fue purificado por Gabriel y Miguel.[14]
  • Gabriel enseñó al Profeta (PBD) cómo realizar la ablución y la oración.[15]
  • Gabriel acompañó al Profeta (PBD) en su Mi’ray (ascensión a los cielos), y lo guió a lo largo de su viaje hasta llegar a un punto donde no tuvo permiso para pasar, es decir, en Sidart al-Muntaha (el Último Árbol de Lote). [16]
  • Gabriel dejó que el Profeta (PBD) se enterase de la conspiración de los politeístas para matarlo antes de su migración.[17]; Ibn Hisham, tomo 2, págs. 333
  • En la Batalla de Badr, Gabriel y miles de otros ángeles descendieron y ayudaron al Profeta (PBD) y a sus compañeros.[18]
  • Gabriel siempre descendía al Profeta (PBD) con humildad y cuando iba a salir, siempre le pedía permiso. El lugar donde Gabriel apareció al Profeta (PBD) en el Masyid al-Nabi se llama "Maqam Yibril" (Altar de Gabriel). [19]
  • El Profeta (PBD) revisaba el Corán con Gabriel una vez al año en el mes de Ramadán. [20]
  • Se dice que Gabriel descendió al Profeta (PBD) 60,000 veces durante su vida.[21]

Apariencia de Gabriel

De acuerdo con los hadices, Gabriel aparecía a veces al Profeta (PBD) en su verdadero rostro, a veces como un joven apuesto, y a veces invisible.[22]

Su cara real

Según las fuentes sunitas y shiítas, el Profeta (PBD) vio a Gabriel en su rostro real dos veces:[23]
Una vez en el "Horizonte Altísimo" (al-Ufuq al-A'la) cuando el Profeta (P) le pidió que mostrara su verdadera cara:

“y, ciertamente, él le vio en el claro horizonte” (Corán, 81: 23)

Una vez más en el Mi’ray cerca de Sidrat al-Muntaha (el Árbol de Lote más alto):

“Y, ciertamente, él lo vio en otra ocasión, junto al Loto del Límite,” (Corán, 53: 14)

También se dice que en una ocasión, el Profeta (PBD) vio a Gabriel sentado en Kursi (el Trono) entre el cielo y la Tierra, y entonces se le revelaron los versículos de Sura al-Muddassir.[24] Sobre la apariencia real de Gabriel, se dice que tiene 600 alas decoradas con perlas, cuya extensión es como el Este y el Oeste del cosmos.[25]

Su cara humana

El Profeta (PBD) dijo que Gabriel generalmente se le apareció con la cara de un joven guapo.[26]
Según algunos hadices sunitas, Gabriel se apareció una vez a los compañeros del Profeta (PBD) en forma de un hombre para enseñarles las doctrinas del Islam, llevando una ropa verde y un turbante de seda.[27]

Apoyar a los Imames (P)

De acuerdo con los hadices, los Imames Infalibles (P) fueron apoyados y asistido por Gabriel. Se ha narrado que Gabriel presenciaba en las reuniones del Imam Alí (P) y a veces aparecía en forma de un ser humano para hacerle preguntas. También, hay hadices que dicen que Gabriel ayudaba a Fátima al-Zahra (P) en sus tareas. El libro de Mus-haf al-Fátima es una recopilación de los secretos y conocimientos que Gabriel reveló a la honorable señora Fátima (P). [28]

En las Historias de los Profetas (P)

Gabriel es una figura destacada en las historias de los profetas (P), ya que él era el maestro y defensor de todos los Profetas desde Adán (P) hasta Jesús (P). Él enseñó la agricultura, la forja del hierro y los rituales del Hayy a Adán (P).Le enseñó a Noé (P) cómo construir un barco. Le enseñó a David (P) cómo hacer armaduras. Rescató a Abraham (P) del fuego de Nemrod y salvó a Ismael (P) de ser sacrificado. Ayudó a José (P) cuando fue arrojado en un pozo de agua por sus hermanos, y ayudó a Moisés (P) en su conflicto con el ejército de Faraón derribándolos en el Mar Rojo.

En la tradición judía y cristiana

La palabra hebrea Gabrīēl, que se pronuncia en griego como Gabriel, significa literalmente "hombre de Dios" o "héroe de Dios". Gabriel se menciona 4 veces en la Biblia.

Dos veces en el Libro de Daniel, donde se dice que Gabriel apareció al Profeta Daniel (P), en forma de un ser humano, para decirle la interpretación de su sueño. La aparición de Gabriel se acompaña con un rapto con el cual Daniel (P) se desmayó y cayó inconsciente.

En otra parte del Libro de Daniel, se narra que Gabriel descendió a Daniel (P) cuando estaba orando y le reveló algunos secretos. En este relato, Gabriel no es mencionado como un ángel; más bien como un ser celestial que lleva el mensaje de Dios.

En el Evangelio de Lucas, Gabriel es mencionado dos veces. Una vez es mencionado como el ángel que dio al Profeta Zacarías (P) la buena noticia de que tendría un hijo llamado Juan. También es mencionado como el ángel que le dio a María (P) la buena noticia del nacimiento de Jesús (P).

Gabriel es una figura prominentemente en la Torá donde es mencionado como uno de los ángeles más cercanos a Dios. En la traducción e interpretación aramea de la Torá, Gabriel tiene más papeles que desempeñar. Por ejemplo, se dice que él guió al Profeta José (P) durante su niñez, y que asistió al entierro del Profeta Moisés (P). Además, es considerado como uno de los ángeles que descendió al Profeta Abraham (P) para anunciarle la noticia del castigo que iba a caer sobre el pueblo de Lot.

Notas

  1. Ya’fari, págs. 100-102
  2. Ibn Sayyede, tomo 7, págs. 407; Zubeidi, tomo 10, págs. 248
  3. Sura al-Shu’ara, Aleya 193
  4. Sura al-Takwir, Aleya 19
  5. Sura al-Takwir, Aleya 20
  6. Sura al-Takwir, Aleya 21
  7. Sura al-Nahl, Aleya 102
  8. Tusi, Tibyan, tomo 6, págs. 359-360; Fajr Razi, tomo 21, págs. 36-39
  9. Ibn Saad, tomo 1, págs. 175-176
  10. ’Ameli, tomo 1, págs. 223
  11. Ibn Hisham, tomo 1, págs. 155-157; Ibn Saad, tomo 1, págs. 194-195
  12. Ameli, tomo 1, págs. 220-223; Subhani, tomo 1, págs. 188-190
  13. Ibn Shahr Ashub, tomo 1, págs. 43; Nahy al-Balaga, sermón 192; Maylisi, tomo 17, págs. 309-310
  14. Ibn Hanbal, tomo 3, págs. 149
  15. Ibn Hisham, tomo 1, págs. 161
  16. Ibn Babiwaih, tomo 1, págs. 277
  17. Tabari, Tarij, tomo 1, págs. 372
  18. Ibn Saad, tomo 2, págs. 16
  19. Kuleini, tomo 4, págs. 432
  20. Ibn Hanbal, tomo 1, págs. 276
  21. Ibn Shahr Ashub, tomo 1, págs. 41
  22. Farhangname Olum Qor’an, tomo 1, págs. 1899
  23. Ibn Hanbal. tomo 1, págs. 395; Tabarsi, tomo 1, págs. 362
  24. Ibn Hanbal, tomo 3, págs. 377; Bujari, tomo 1, págs. 4
  25. Ibn Hanbal, tomo 1, págs. 407; Bujari, tomo 4, págs. 83-84
  26. Ibn Saad, tomo 4, págs. 250
  27. Ibn hisham, tomo 3, págs. 716
  28. Kuleini, tomo 1, págs. 241

Bibliografía

  • Sagrado Corán
  • Fajr Razi, Muhammad Ibn Umar, al-Tafsir al-Kabir, Cairo.
  • Ibn Babiwaih, al-Tawhid, Qom, 1387 hégira solar.
  • Ibn Hanbal, Ahmad, Musnad Ahmad, Hanbal, Estambul, 1982.
  • Ibn Hayar ‘Asqalani, Fath al-Bari, Beirut.
  • Ibn Hisham, al-Sira al-Nabawiyah, Cairo, 1963.
  • Ibn Kasri, Tafsir al-Qur’an al-’Azim, Beirut, 1412 hégira lunar.
  • Ibn Sayyede, al-Muhkam wa al-Muhit al-A’zam, Beirut, 2000.
  • Ibn Shahr Ashub, Manaqib Ale Abi Talib, Nayaf, 1956.
  • Sayyed Ibn Tavus, al-Yaqin, Qom, 1413 hégira lunar.
  • Sheij Tusi, Muhammad Ibn Hasan, al-Tebyan Fi Tafsir al-Qur’an, Beirut.
  • Subhani, Ya’far, Foruq Abadiyat, Qom, 1351 hégira lunar.
  • Tabarsi, Ahmad Ibn Ali, al-Ihtiyay, Nayaf, 1966.
  • Zubeidi, Murtaza, Tay al-’Arus, Dar al-Fikr, Beirut, 1414 hégira lunar.