Barzaj

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

Barzaj (برزخ) (en español: limbo); se conoce con este nombre el mundo que existe entre este mundo y el más allá. El mundo del Barzaj también se conoce como el mundo intermedio y el mundo de la tumba. Cualquier persona, sea creyente o incrédulo ingresará al mundo del Barzaj. Sin embargo, el Barzaj será como el Paraíso para los creyentes, y el Infierno para los incrédulos.

Terminología

“Barzaj” en árabe significa un intervalo o una barrera entre dos cosas;[1] y en la terminología islámica se refiere a la distancia entre la vida de este mundo y el Día de la Resurrección.[2]

Barzaj en el Sagrado Corán

El término “Barzaj” se ha mencionado 3 veces en el Sagrado Corán en diferentes sentidos (Sura Furqan: 53, Sura al-Rahman: 20, Sura Mu'minun: 100), pero sólo en la Sura Mu'minun se ha utilizado en el sentido del limbo:
“Cuando a alguno de ellos le llega la muerte, dice: «¡Señor mío! ¡Hazme regresar; para que pueda actuar rectamente en aquello que dejé descuidado!» ¡Pero no! Eso no son más que palabras que ellos dicen. Y les está aguardando el mundo de barzaj, en el cual estarán hasta que sean devueltos a la vida.”
Según este versículo del Corán, la petición de algunas personas en el momento de su muerte para volver al mundo con el fin de realizar los buenos actos que no hicieron, no será aceptada. Esta aleya declara que ellos van a ingresar a este mundo intermedio hasta el Día de la Resurrección.


Evidencias coránicas que demuestran la existencia del Mundo del Barzaj

Además de la aleya 100 de la Sura Mu'minun que menciona explícitamente el mundo de Barzaj, hay otras aleyas que prueban la existencia del Barzaj (limbo) sin mencionar esta palabra; por ejemplo, los versículos que se refieren a la vida de los mártires después de su muerte:
“Y no creáis en absoluto que aquellos que han sido matados en la senda de Dios están muertos. Sino que están vivos y provistos de todo junto a su Señor.” (Corán: 3: 169)
“Y no digáis de quienes fueron matados en la senda de Dios que están muertos, pues están vivos, aunque vosotros no os deis cuenta.” (Corán: 2: 154)
Por otra parte, el Sagrado Corán afirma que los pecadores como Faraón y sus seguidores sufren el castigo en el limbo hasta el Día de la Resurrección:
“El fuego al que se verán siempre expuestos, mañana y tarde. Pues el Día en que llegue la Última Hora (Dios dirá): «¡Haced entrar a la gente del Faraón en lo más severo del castigo!»” (Corán: 40: 46)
Esta aleya obviamente alude a un castigo para el Faraón antes de los castigos del Día de la Resurrección.[3]

Barzaj en los hadices

En algunos hadices, la palabra “Barzaj” se utiliza para indicar una etapa intermedia entre este mundo y el más allá. Por ejemplo, según un hadiz del Imam Sadiq (P), todos los shiítas (verdaderos) entrarán al Paraíso en la otra vida.[4] Pero el Imam (P) añadió a continuación: "Juro por Dios que temo para vuestra situación en el Barzaj”. Una persona le preguntó sobre el barzaj, y el Imam (P) respondió: “Es la tumba, desde la muerte hasta el Día de la Resurrección”. Sin embargo, el Imam (P) no hizo referencia a la tumba solamente como un lugar físico donde se entierra a una persona, sino a un mundo intermedio que empieza con la muerte. [5]

El Paraíso y el Infierno en el Barzaj

Algunos hadices afirman que el mundo del Barzaj tiene su propio Paraíso e Infierno; en los que las personas serán recompensadas o castigadas por sus actos. El Profeta (PBD) dijo:
"La tumba es o un jardín de los jardines del Paraíso, o un agujero de los agujeros del Infierno".[6]

El interrogatorio en la tumba

Una serie de hadices declaran que tan pronto como las personas entran en la tumba, serán interrogadas, y se les preguntará acerca de sus creencias y acciones.

Forma de la vida en el Barzaj

Tras la muerte, el espíritu del ser humano sale de su cuerpo mundano y se une a un nuevo cuerpo que no es de un tipo de material, pero que posee algunas características de los objetos materiales, como la forma y el tamaño. Con el fin de poder obtener una imagen más clara del cuerpo que se nos proveerá en el Barzaj, los sabios y teóricos lo comparan con las cosas que se ven durante los sueños. Estas cosas, son sin duda, no materiales; no ocupan espacio ni tienen ninguna masa; a pesar de ello, tienen su propio tamaño y forma como los de los objetos materiales.

Notas

  1. Raqib, al-Mufradat; al-Nihaya fi Qarib al-Hadiz, tomo 1, pág. 118
  2. Tafsir Nemune, tomo 14, pág. 315
  3. Tabataba’í, al-Mizan
  4. al-Kafi, tomo 3, pág. 242
  5. Subhani, tomo 4, pág. 238
  6. Irshad al-Qulub, tomo 1, pág. 75

Bibliografía