Cementerio de Baqi’

De Wiki Shia
Saltar a: navegación, buscar
El cementerio de Baqi’ y la Mezquita del Profeta (PBD)

Baqi’ (البقيع) es el primer y más antiguo cementerio islámico de Medina, donde cuatro Imames Infalibles (P) y muchas otras personalidades entre los Compañeros y los seguidores del Profeta (PBD) están enterrados. Según algunos informes, la tumba de la honorable Señora Fátima al-Zahra (P) está en un lugar desconocido de Baqi’.
Este cementerio es uno de los lugares santos y más importantes en el Mundo Shia. Se ha narrado, que el Profeta Muhammad (PBD) en una de las últimas noches de su vida fue al cementerio de Baqi’ y pidió perdón a Dios para aquellos que estaban enterrados en este cementerio.[1]
Es de hacer resaltar, que anteriormente las tumbas de los Imames (P) y algunas otras tumbas de Baqi’ tenían cúpulas y santuarios. Sin embargo; todo lo construido en Baqi’ fue demolido en el año 1807 tras un ataque por los wahabíes. Pero más tarde, las cúpulas y el santuario de los Imames (P) en Baqi’ fueron reconstruidos por la orden del rey otomano Abd al-Hamid II. No obstante, estos edificios fueron demolidos nuevamente el 8 del mes de Shawwal del año 1344 (hégira lunar), por la orden del Gobernador de Medina en aquel entonces Amir Muhammad, y su padre, 'Abd al-Aziz al Saud.

Historia del Cementerio de Baqi’

Después de la Emigración del Profeta (PBD) a Medina y el crecimiento de su población musulmana, los habitantes de Medina sintieron la necesidad de un cementerio islámico en esta ciudad. Por lo tanto, el Profeta (PBD), con la guía de Gabriel eligió un terreno cerca de Masyid al-Nabi para dedicarlo a este respecto.[2] Después del entierro de algunos de los compañeros del Profeta (PBD) tal como Usman Ibn Maz’un en Baqi’, este cementerio se hizo más conocido entre los habitantes de Medina.[3]
Es de hacer notar, que Abbas Ibn ‘Abd al-Muttalib (tío del Profeta (PBD)), Fátima Bit Asad (madre del Imam Alí) y los Imames Hasan, Sayyad, Baqir y Sadiq (la paz sea con ellos) no fueron enterrados en el cementerio de Baqi’ sino en la casa de Aqil Ibn Abi Talib. Pero más tarde, el cementerio de Baqi’ al irse ampliando, día a día; llegó a abarcar los terrenos y las casas que estaban a su alrededor, incluyendo la casa de Aqil y las tumbas de los cuatro Imames (P). [4] [5] [6]
Actualmente, el cementerio de Baqi’ incluye un área de unos 180.000 metros cuadrados y se encuentra ubicado en el este de la Mezquita del Profeta (PBD) en el centro de Medina. [7]

Las virtudes de Baqi’

Es de hacer mención, que existen varios informes y hadices sobre la jerarquía de este cementerio. El Profeta (PBD) dijo en una narración: "Me han ordenado que pida perdón para las personas enterradas en Baqi’".[8]
Se ha narrado en fuentes fidedignas, que todos los jueves por la noche el Profeta (PBD) salía a Baqi’ y oraba por los difuntos.[9] Muchos eventos históricos durante la vida del Profeta (PBD) como la realización de la oración de la lluvia ocurrieron en el mismo lugar.[10] [11] [12] Además, hubo una Mezquita en la zona de Baqi’ donde la honorable señora Fátima (P) solía rezar.[13] Las virtudes de Baqi’ se han mencionado en las palabras de Ahlul-Bait (P) y los sabios islámicos, tantos shiítas como sunnitas.[14] [15] [16]

Personalidades enterradas en Baqi’

Entre los inmigrantes, la primera persona que fue enterrada en Baqi’ era ‘Usman Ibn Maz'un, el gran compañero del Profeta (PBD) que falleció en el segundo año de la Hégira.Según los registros históricos, el último compañero del Profeta (PBD) que falleció en Medina y fue enterrado en Baqi’ es Sahl Ibn Saad Sa'idi quien falleció en el año 88 o 91 de la Hégira.[17]
Baqi’ no estaba destinado a un grupo de personas específicas; ya que todas las tribus de Medina enterraban a sus difuntos allí; sin embargo, los shiítas generalmente preferían enterrar a sus difuntos en los lugares cercanos a las tumbas de los cuatro Imames (P).
Cabe mencionar, que hoy en día este cementerio aún se usa para enterrar difuntos; la única excepción, es que no se entierran más difuntos en la parte principal del cementerio donde se encuentran las tumbas de los cuatro Imames (P).

Los cuatro Imames (P) enterrados en Baqi’

Las tumbas de los Imames enterrados en Baqi’

Cuatro de los Imames Infalibles (P), el Imam Hasan (P), el Imam Sayyad (P), el Imam Baqir (P) y el Imam Sadiq (P) están enterrados en este cementerio y, posiblemente, la tumba de la Señora de Fátima (P) también está ahí, aunque se desconoce su ubicación. Al respecto, Mas'udi, uno de los historiadores islámicos, ha mencionado que en el cementerio se encuentra una piedra de mármol sobre la cual fueron escritos los nombres de los cuatro Imames (P) y de la señora Fátima (P). [18]

Los compañeros del Profeta (PBD) y sus Seguidores enterrados en Baqi’

Las hijas del Profeta (PBD), su pequeño infante Ibrahim, sus esposas, y también sus nietos y descendientes como el Imam Hasan (P) y el Imam Sayyad (P) están enterrados en el cementerio de Baqi’.
Los siguientes son algunos de los Compañeros del Profeta (PBD) y los Tabi’in que están enterrados en Baqi’:

Se consideraba una virtud para los musulmanes estar enterrado en el cementerio de Baqi’ cerca de las tumbas de los Imames Infalibles (P). Tal vez y más específicamente, porque el Profeta (PBD) en una de sus últimas noches de vida, fue a Baqi’ y pidió perdón a Dios por las personas enterradas allí.[19]

Los santuarios y las cúpulas en Baqi’

Cementerio de Baqi’ (Antes de la destrucción)

Anteriormente, se habían construido santuarios y cúpulas sobre las tumbas de las grandes personalidades enterradas en Baqi’. Se dice que había una cúpula grande sobre la bendita tumba del Imam Hasan (P). Igualmente la tumba de Abbas, tío del Profeta (PBD) tuvo una de ellas.
Un famoso historiador llamado Ibn Batutah quien visitó el cementerio de Baqi’ en el siglo VIII de la hégira, lo describe así: "La tumba de Malik Ibn Anas tiene una pequeña cúpula, y la tumba de Ibrahim tiene una cúpula de color blanco sobre ella. En una parte del cementerio, se encuentran las tumbas de las esposas del Profeta (PBD), y las tumbas de Abbas y el Imam Hasan (P) tienen grandes cúpulas sobre ellas. También hay una gran cúpula sobre la tumba del tercer califa sunnita y la tumba de Fátima Bint Asad estaba cerca de ella”.[20]
Safdi, ha informado que había una cúpula sobre las tumbas de los cuatro Imames (P) y Abbas, el tío del Profeta (PBD).[21]
Farhad Mirza, un príncipe iraní de la dinastía Qayar (siglos XIX y XX) describe su visita a Baqi’ de la siguiente manera: "Había un santuario sobre las tumbas de los cuatro Imames (P), la tumba de Abbas y la tumba atribuida a la Señora Fátima (P). También había un santuario sobre las tumbas de otras hijas del Profeta (PBD) y otro santuario sobre las tumbas de sus esposas".[22]
Burckhardt, el explorador suizo quien visitó Arabia Saudita en el siglo XIX cuando los wahabíes mantenían el poder en este país, después del primer ataque de los wahabíes a este cementerio informó: “El cementerio de Baqi’ se ha convertido en uno de los cementerios más desagradables del Oriente; aunque se conoce como uno de los lugares santos de Medina donde los peregrinos que realizan el Hayy consideran visitarlo entre los rituales.[23]

La demolición de los Santuarios en Baqi’

Los santuarios y edificios demolidos por los primeros grupos de los wahabís en el año 1807, fueron reconstruidos por la orden del Rey Otomano Abd al-Hamid II; pero fueron destruidos nuevamente en el año 1926 por la orden del Gobernador de Medina Amir Muhammad, y su padre, Abd al-Aziz al Saud; y no han sido reconstruidos hasta ahora.
Antes de eso, y para evitar las protestas de los musulmanes y sobre todo de los shiítas, Abdul-lah Ibn Suleiman, el Juez Supremo de Arabia Saudita fue a Medina, y escribió una carta oficial a los sheijs sunnitas de Medina, donde les preguntó acerca de su fatwa sobre la construcción de edificios por encima de las tumbas. En respuesta a la carta, aquellos sheijs emitieron una fatwa (donde se dice que se dio bajo fuerza y amenaza) y declararon que está prohibido construir edificios sobre las tumbas. Tras esta fatwa, Baqi’ fue demolido; y esto causó la protesta de los musulmanes.

La reacción de los musulmanes contra la destrucción de Baqi’

Según Sayyed Muhsin Amin, el acto del Rey Saudita en la destrucción de Baqi’ causó la preocupación y la protesta de los oficiales iraníes y de los sabios islámicos. Después de este suceso, una delegación oficial iraní fue a Hiyaz para investigar al respecto. También, se suscitaron reacciones fuertes en India; e incluso una delegación oficial de la India fue a La Meca para expresar su desacuerdo por esta acción. Sin embargo, el Rey Saudita no prestó atención a estas protestas.[24]
Además, algunos sabios islámicos escribieron libros contra el Wahabismo y los alegatos que utilizaban para justificar la destrucción de Baqi’. Por ejemplo, el libro de Kashf al-Irtiab escrito por Sayyed Muhsin Amin es uno de ellos.

Cementerio de Baqi’ después de la destrucción

Hoy en día, Baqi’ está exento de cualquier cúpula o santuario. Las tumbas de Baqi’ solo poseen pedazos de piedra sobre las cuales no hay ningún signo ni inscripción. Aquellos que visitaron Baqi’ después de la segunda orden de los wahabíes, lo han descrito como los escombros de un pueblo destruido por un temblor.
En el año 1954, debido a las protestas de las autoridades religiosas y también a los discursos políticos, Saud Ibn Abd al-Aziz ordenó construir algunos pasajes de cemento a través de Baqi', para que los peregrinos del Hayy pudieran pasar por este cementerio. También durante la regla de Faisal Ibn Abd al-Aziz, una gran puerta fue instalada en la entrada de Baqi’. Tiempo después, fue instalada una cubierta en el oeste de Baqi’ para los soldados y guardias que se encontraban en este cementerio.


Notas

  1. Halabi, Sirah Halabi, tomo. 3, Pág. 343.
  2. Hatam Umar Taha, Pág. 21.
  3. Ibn Sa’ad, tomo. 1, Pág. 115.
  4. Ibn Shubbah, tomo. 1, Pág. 127.
  5. Ibn Nayyar, Pág. 153; Mas’udi, tomo. 3, Pág. 297.
  6. Ibn Sa’ad, tomo. 5, Pág. 83.
  7. Abdul Aziz Ka’ka, tomo. 3, Pág. 461.
  8. Mufid, tomo. 1, Pág. 181; Samhudi, tomo. , Pág. 77.
  9. Ibn Quliwaih, Pág. 529.
  10. Furat al-Kufi, Pág. 200.
  11. Muttaqi Hindi, tomo. 8, Pág. 436.
  12. Kulaini, tomo. 3, Pág. 460; Tusi, tomo. 3, Pág. 129; Samhudi, tomo. 3, Pág. 6.
  13. Saduq, tomo. 2, Pág. 577.
  14. Ibn Kasir, tomo. 8, Pág. 228.
  15. Ibn Barray, tomo. 1, Pág. 283; Muhaqqiq Hil-li, tomo. 1, Pág. 210.
  16. Sharbaini, tomo. 1, Pág. 512; Bahuti, tomo. 2, Pág. 601; Ibn al-Hay, tomo. 1, Pág. 265.
  17. Ibn Asir, Usd al-Qābbah, tomo. 2, Pág. 320; Ibn Qutaibah, Pág. 341; Ibn Abdu al-Birr, al-Isti’āb, tomo. 2, Pág. 665.
  18. Muruy al-Zahab, tomo. 3, Pág. 297.
  19. Halabi, Sirah Halabi, tomo. 3, Pág. 343.
  20. Safar Nameh, Ibn Batutah, tomo. 1, Pág. 128.
  21. Al-Wafi bi al-Wafiyāt, tomo. 4, Pág. 103, tomo. 11, Pág. 127.
  22. Safar Nemeh, Farhad Mirza Mu’tamad al-Daulah, Pág. 170-173, 190.
  23. Burckhardt, Págs. 222-226
  24. Kashf al-Irtiāb, Pág. 60.

Bibliografía

  • A. J. Wensinck, Mohammed, Cities of Arabia, New York, 1928.
  • Abbasi, Ahmad Ibn Abdul Hamid, ‘Umdah al-Ajbār fi Madinah al-Mujtār, Damasco, 1951.
  • Abdul Quddus Ansari, Asar al-Madinah al-Munawwarah, Damasco, 1934.
  • Abdul Salam Nadawi, Tārij al-Haramain al-Sharifain, 1932.
  • Amin, Muhsin, Kashf al-Irtiyāb, Teherán, 1347 hégira solar.
  • Batnuni, Muhammad Labib, al-Rihlah al-Hiyāziyah, Cairo, 1329 hégira lunar.
  • Caetani, Annali dell' Islam, Milano, 1905-1926.
  • Dahlawi, Abdul Haq, Yazab al-Qulūb ila Diyār al-Mahbūb, Kanpur, 1893.
  • Farahani, Muhammad Husain, Safar Nameh, Teherán, 1362 hégira solar.
  • Farhad Mirza Qayar, Safar Nameh, Teherán, 1366 hégira solar.
  • Halabi, Ali Ibn Ibrahim al-Sirah al-Halabiyah, Beirut.
  • Ibn Abd al-Birr, al-Isti’āb fi Mahrifah al-Sahāba, Beirut, 1992.
  • Ibn Asir, Abu al-Hasan Ali Ibn Muhammad, Usd al-Qābbah fi Ma’rifah al-Sahāba, Beirut, 1989.
  • Ibn Batutah, Safar Nameh, Teherán, 1361 hégira solar.
  • Ibn Nayar, Ajbār Madinah al-Rasūl, Meca, 1948.
  • Ibn Qutaibah; Abu Muhammad Abdullah Ibn Muslim, al-Ma’ārif, Cairo, 1992.
  • Ibn Yubair, Rihlah Ibn Yubair, 1907.
  • Leone, Pilgrimage to el-Medinah and Meccah, London, 1855.
  • Maraqi , Abu Bakar Ibn Husain, Madinah, 1955.
  • Mas’udi, Ali Ibn Husain, Muruy al-Zahab wa Ma’ādin al-Yauhar, Cairo, 1964-1965.
  • R. F. Burton, Burckhardt, Travels in Arabia, London, 1829.
  • Safadi, Jalil, Kitāb al-Wāfi bi al-Wafiyāt, Wiesbaden, 1962-1988.
  • Samhudi, Ali Ibn Abdullah, Wafā al-Wafā, Cairo, 1908.
  • Yusuf Abd al-Razak, Ma’ālim Dar al-Hiyrah, Cairo.