prioridad: aa, calidad: c
sin enlace
sin categoría
sin navbox
sin redirección
sin referencias

Conocimiento de lo oculto

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

El conocimiento de lo oculto (árabe: العلم الغیب) es un tipo de conocimiento divino que no se obtiene por medios habituales. Este tipo de conocimiento es inaccesible a los seres humanos normales, pero según las fuentes islámicas, algunos seres humanos pueden poseer tal conocimiento si Dios lo quiere. Según la Doctrina Shi’a, el conocimiento de lo oculto es exclusivo de Dios, pero por algunas razones, también es otorgado a algunos seres humanos. Sin embargo, algunos tipos de tal conocimiento son necesariamente exclusivos de Dios y no pueden ser compartidos con los seres humanos, tales como el conocimiento de Dios acerca de Su propia Esencia. De hecho, es imposible que los seres humanos posean tal tipo de conocimiento.
Según las fuentes islámicas, los Profetas (P) (o al menos algunos de ellos), el Profeta Muhammad (PBD), los Imames Infalibles (P) y algunas personas justas pueden poseer el conocimiento de lo oculto. Sin embargo, el alcance de tal conocimiento que poseen puede variar, y el grado más alto de este conocimiento es accesible sólo al Profeta (PBD) y a los Imames Infalibles (P).

Las diferentes clases de lo oculto

Se puede clasificar lo oculto en dos tipos:

  1. Lo que se revela a través del aprendizaje, la reflexión y el ejercicio intelectual.
  2. Lo que sólo se puede conocer con el permiso de Dios o por quien Dios lo permita.

Este último es a su vez es de dos tipos:

  • Lo que puede ser revelado por los Profetas y los Mensajeros de Dios (P), a través de los milagros, las enseñanzas religiosas y otra información de lo invisible.
  • Lo que pertenece exclusivamente a Dios y nadie más lo puede saber. Un ejemplo de este conocimiento son las características de la Esencia de Dios.[1]

La posibilidad de obtener el conocimiento de lo oculto

De acuerdo con la Doctrina Islámica, Dios puede permitir que algunas personas sepan lo que ha pasado antes o lo que va a suceder en el futuro. Al respecto, hay un versículo coránico que dice:

“Él conoce lo que hay ante ellos y lo que hay tras ellos; mientras que ellos no abarcan nada de Su conocimiento, excepto lo que Él quiera (enseñarles).” (Corán, 2: 255)

Avicena argumenta: que así como es posible que los seres humanos vean o conozcan algunas cosas del pasado o del futuro en sus sueños, también es posible que posean ese conocimiento cuando están despiertos.

El conocimiento de lo oculto por los Profetas (P)

Una capacidad requerida para que una persona sea un Profeta (P) es poseer el conocimiento de algunas verdades que están ocultas a las demás personas. Dios Le revela a los Profetas (P) algunas verdades sobre el pasado o el futuro, a las cuales ningún ser humano normal tiene acceso.[2]
Por ejemplo, el Corán se ha referido al conocimiento de Jesucristo (P) sobre algunas cosas ocultas, donde Jesús (P) dice a sus compañeros:

“Y os informaré de lo que coméis y de lo que guardáis en vuestras casas (sin haberlo visto). En verdad, en ello hay una señal (de que yo soy un Profeta) para vosotros, si es que sois creyentes.” (Corán, 3: 49)

También, hay una aleya que confirma el hecho de que Dios puede otorgar el conocimiento de lo oculto a ciertas personas:

“Él es el Conocedor de lo oculto a los sentidos, y nadie accede a Su ocultación; excepto aquel de los Mensajeros con quién Él se complace, y entonces, Él le pone guardianes por delante y por detrás.” (Corán, 72: 26 -27)

También, la aleya 179 de la Sura Ale-‘Imran muestra que todos los Profetas (P) poseían el conocimiento de lo invisible:

“No es propio de la sabiduría de Dios revelaros el conocimiento oculto. Sin embargo, Dios elige entre Sus Mensajeros a quien Le place (para revelárselo).” (Corán, 3: 179)

El conocimiento de lo oculto para el Profeta (PBD)

Entre los Profetas (P), el Profeta del Islam (PBD) poseía el más amplio alcance del conocimiento de lo oculto. Por la voluntad de Dios, él tenía el suficiente conocimiento de cualquier cosa que necesitaba para cumplir su misión profética. El sagrado Corán ha afirmado este hecho en varias aleyas, por ejemplo en una aleya dice:

“Esto es parte de las noticias del mundo oculto a los sentidos que Nosotros hemos revelado para ti. Ni tú; ni tu pueblo las conocíais antes de esto. Así pues ¡Sé paciente! En verdad, el final es para quienes son temerosos.” (Corán, 11: 49)

El conocimiento de lo oculto para los Imames (P)

Según las creencias de la Escuela Shia, los Imames Infalibles (P) deben tener un conocimiento amplio e ilimitado. Si los Imames (P) no tuvieran tal conocimiento, no serían capaces de lograr los objetivos de Dios para aclarar y proteger las leyes de la religión.[3] Por lo tanto, se requiere que el Imam (P) tenga un conocimiento completo de todo lo que necesita para aclarar y proteger la religión.[4] Dado que este conocimiento es muy amplio y no puede ser adquirido por las capacidades humanas normales, es necesario que el Imam (P) tenga el conocimiento de lo oculto.[5]

La opinión de la Escuela Shia sobre el conocimiento de los Imames (P)

De acuerdo con la Doctrina Shia, al igual que los Profetas (P), los Imames infalibles (P) reciben el conocimiento de lo oculto por parte de Dios.[6] En las fuentes islámicas, hay narraciones que mencionan que los Imames (P) predijeron algunas cosas que iban a ocurrir en el futuro o informaron acerca de algunas cosas ocultas que habían ocurrido en el pasado. Parte de esto, se puede encontrar en los sermones de Nahy al-Balaga, como la predicción del Imam Alí (P) acerca de la destrucción de Kufa[7] y el ataque de Abd al-Malik Marwan a Kufa, su predicción acerca del derramamiento de sangre por Hayyay Ibn Yusuf Saqafi [8], la información que dio sobre los eventos futuros de Basora [9], noticias sobre el Gobierno de los cuatro hijos de Marwan y la predicción de la invasión de los Mongoles y sus crímenes. [10]
Algunas extensiones del conocimiento especial del Imam (P) son las siguientes:

  • El conocimiento sobre el significado y el simbolismo del Corán.
  • El conocimiento sobre otras Sagradas Escrituras y Libros Celestiales.
  • El conocimiento acerca de lo que ha sucedido o va a suceder en el futuro.
  • El conocimiento sobre las muertes y catástrofes.
  • El conocimiento acerca de los asuntos mundanos y posteriores.
  • El conocimiento del Imam (P) acerca de su propia vida y la manera de su martirio.
  • El conocimiento acerca de los misterios divinos.
  • El conocimiento acerca de las leyes de Dios.[11]

Las formas de acceso al conocimiento de lo oculto por los Imames (P)

Según las fuentes shiítas, el Imam (P) tiene diferentes formas de acceso al conocimiento de lo oculto, incluyendo las siguientes:
Según un hadiz del Imam Rida (P), los Imames Infalibles (P) han recibido su conocimiento del Profeta Muhammad (PBD), y el Profeta (PBD) lo recibió a su vez de Gabriel.[12] También, hay un hadiz del Imam Baqir (P) donde se dice que los Imames (P) poseen el mismo conocimiento que Dios Les ha otorgado a Sus ángeles y Profetas (P). [13]
Los Imames (P) recibían el conocimiento del Profeta (PBD) de diferentes maneras:
1- Enseñanzas normales. Por ejemplo, el Imam Alí (P) escuchaba las palabras del Profeta (PBD) y aprendía sus enseñanzas.[14]
2- A veces, los Imames (P) recibían las enseñanzas del Profeta (PBD) de maneras no normales. Al respecto, se puede mencionar el conocimiento que el Profeta (PBD) le dio al Imam Alí (P) en las últimas horas de su vida. Según algunos hadices, en esos momentos el Imam (P) recibió del Profeta (PBD) un gran conocimiento acerca de todo lo que había ocurrido en el pasado o iba a ocurrir en el futuro. Este conocimiento fue uno de los patrimonios del Imamato y fue transferida de cada Imam a su Sucesor.[15]
Según los hadices, una parte de este conocimiento fue recopilada en algunos libros y escrituras que solo estaban a la disposición de los Imames (P). Entre estos libros, se destacan los siguientes:

Es de hacer notar; que además de las maneras antes mencionadas, los Imames (P) accedían del conocimiento de lo oculto a través de la Revelación y hablando con los ángeles. Al respecto, Hassan Ibn Yahya al-Mada'ini le preguntó al Imam Sadiq (P) sobre cómo los Imames (P) pueden responder todas las preguntas que se les hacen, y él respondió: “A veces se revela la respuesta, a veces se oye de un ángel, y a veces ocurren ambos.”[19]

El conocimiento de lo oculto para otras personas

El conocimiento de lo oculto no se limita a los Profetas y a los Imames Infalibles (P). Algunas otras personas pueden tener grados de tal conocimiento. Al respecto, hay aleyas en el Corán que se refieren a algunas de esas personas:

Notas

  1. Yawadi Amoli, tomo 3, pág. 415
  2. Tusi, al-Tibyan, tomo 2, pág. 459
  3. Muzaffar, pág. 16
  4. Mufid, pág. 39
  5. Sharif Murtaza, tomo 2, pág. 15
  6. Jarrazi, tomo 2, pág. 46
  7. Nahy al-Balaga, sermón 101
  8. Nahy al-Balaga, sermón 116
  9. Nahy al-Balaga, sermón 102
  10. Nahy al-Balaga, sermón 128
  11. Muzaffr, pág. 12
  12. Kuleini, tomo 1, pág. 256
  13. Kuleini, tomo 1, pág. 255
  14. Jarrazi, tomo 2, pág. 46
  15. Sheij Saduq, al-Jisal, pág. 663
  16. Kuleini, tomo 1, pág. 275
  17. Kuleini, tomo 1, pág. 240
  18. Maylisi, Biharul Anwar, tomo 26, pág. 18
  19. Maylisi, Biharul Anwar, tomo 26, pág. 57
  20. Sura Ale ‘Imran, aleya 45
  21. Sura Hud, aleyas 69-73
  22. Sura Qasas, aleya 7
  23. Sura Kahf, aleya 65
  24. Sura Naml, aleya 40

Bibliografía

  • Jarrazim Mohsen, Bidayat al-Ma’arif, Qom, 1420 hégira lunar.
  • Kulaini, Muhammad Ibn Ya’qub, al-Kafi, 1407 hégira lunar.
  • Maylisi, Muhammad Baqir, Bihar al-Anwar, Beirut, 1404 hégira lunar.
  • Sharif Murtaza, Ali, al-Shafi fi al-Imamah, Teheran, 1410 hégira lunar.
  • Sheij Mufid, Awa’il al-Maqalat, Qom, 1413 hégira lunar.
  • Sheij Saduq, al-Jisal, Qom, 1403 hégira lunar.
  • Sheij Tusi, al-Tibyan fi Tafsir al-Qur’an, Beirut.
  • Yawadi Amoli, Abdullah, Adab Fanaye Moqarraban, Qom, 1388 hégira solar.