Without prioridad, calidad: b
sin ficha
sin navbox

Eva

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Una vieja imagen de un mausoleo atribuido a Eva,Yeda, Arabia, año 1918.

Eva (en árabe: حوا) o Ḥawwā fue la primera mujer creada por Dios, la esposa de Adán (P), y la madre de todos los seres humanos. Su nombre se ha mencionado en fuentes judías y cristianas, pero en el Corán, se menciona sólo como la "esposa de Adán". Sin embargo, el nombre "Hawwa" aparece en fuentes islámicas, tales como la exégesis del Corán, la historia y los hadices que hablan sobre la creación de Adán, el Árbol Prohibido, su Caída a la Tierra y su vida después de la caída.

Etimología

En el Antiguo Testamento, el nombre de Eva aparece en hebreo como "Ḥawwāh". En la traducción griega de la Biblia, aparece como "Eva" y en latín como "Heva". En árabe, aparece como "Hawwa" y en idiomas occidentales como "Eva". Con respecto a la raíz de la palabra árabe Hawwa (حوا) existen diferentes opiniones. Según los lexicólogos, "Hawwa" es un nombre propio que no se ha derivado de otros términos y su significado es "la esposa de Adán".[1]

Eva en la tradición judía

La Creación de Eva

Hay dos narraciones sobre la creación del ser humano en el Antiguo Testamento. En la primera narración, el ser humano fue creado como hombre y mujer, y en la segunda narración, el hombre fue creado primero, y luego la mujer. Los estudiosos creen que las dos narraciones se refieren a dos ediciones del texto de la Torá.

Según los relatos judíos más antiguos, después de la creación del hombre, Dios creó animales terrestres y aves. Adán dio nombres a cada una de estas criaturas, pero no pudo encontrar entre ellos un buen compañero. Así, Dios indujo un estado de profundo sueño en Adán, escogió una de sus costillas, creó a una mujer de ella y la presentó a Adán.

La Caída de Adán y Eva desde el Cielo

Según el Antiguo Testamento, Adán y su esposa estaban desnudos en el Paraíso, sin sentirse avergonzados. Una serpiente engañó a la mujer y la tentó a comer el fruto del Árbol del Conocimiento de lo Correcto y lo Incorrecto, del cual fueron prohibidos por Dios. La mujer comió la fruta y también dio de comer a Adán. Así, ellos llegaron a distinguir entre el bien y el mal y se dieron cuenta de que estaban desnudos. Cuando Dios interrogó a Adán por su desobediencia, acusó a su esposa, y ella acusó a la serpiente. Así, Dios castigó a Adán, a la mujer y a la serpiente por lo que habían cometido. A la mujer se le dijo: "Se intensificarán los dolores de tu embarazo y serás apasionada de tu marido, y estarás bajo su control". Luego, Adán y Eva fueron expulsados del Paraíso antes de que comiesen del fruto del Árbol de la Vida Eterna.

La vida de Eva después de la caída

En los apéndices del Antiguo Testamento, hay varios relatos sobre la vida de Eva después de su caída del Paraíso. Por ejemplo, se ha relatado que Adán y Eva estaban buscando comida después de que fueron expulsados del Edén y no pudieron encontrar nada como lo que tenían en el Paraíso de Edén. Así, trataron de arrepentirse. Para mostrar su remordimiento y arrepentimiento, Adán decidió sumergirse hasta el cuello en el río Jordán durante 40 días y le dijo a Eva que se sumergiera en el Tigris durante 37 días. Sin embargo, Iblis (el diablo) apareció como un ángel a Eva en el día 18 y la engañó diciendo que Dios había aceptado su arrepentimiento. Así, ella salió del río antes de lo planeado. Adán la reprendió por romper su promesa, y Eva se dio cuenta de que había sido engañada otra vez. Eva aceptó sus dos errores, dejó a Adán y se fue al Oeste mientras estaba embarazada. Cuando estaba dando a luz al bebé, sentía mucho dolor. Le pidió ayuda a Dios y luego, los ángeles la ayudaron con su parto. Ella dio a luz a Caín y entonces Adán llevó a su esposa e hijo al Este, donde Eva dio a luz a Abel (Habil).

Según las fuentes judías, Eva vio en un sueño que la mano de Caín estaba manchada con la sangre de Abel. Le contó a Adán sobre su sueño. Así, decidieron separar a los dos hermanos. Ellos asignaron a Abel con la agricultura, y a Caín con el pastoreo.[2]

Eva en la tradición cristiana

El Nuevo Testamento se ha referido a Eva como la primera mujer sólo en dos casos. Una vez, como una advertencia para los cristianos, hace mención a que Eva era engañada por Satanás, y en otra ocasión, después de hacer mención a la creación de Eva hace hincapié en que ella fue engañada por el diablo y luego llega a concluir que una mujer no puede ser maestra, ni debe dominar a su esposo, y que puede ser librada de sus pecados a condición de que sea fiel, piadosa y dé a luz.[3]

Eva en la tradición islámica

Aunque la palabra, "Hawwa", no aparece en el Corán, las aleyas coránicas han hecho mención a ella como la “esposa de Adán”.[4] Sin embargo, "Hawwa" se menciona en hadices, así como en fuentes de la historia y la exégesis del Corán. [5] [6]

Creación de Adán y Eva en el Corán

El Corán ha enfatizado que Adán fue creado de la tierra, y luego dice que su esposa fue creada de la misma alma:

“Y (recuerda) cuando tu Señor dijo a los ángeles: «En verdad, crearé a un ser humano de barro seco procedente de un lodo negro y maloliente.” (Corán, 15: 28)
“Él es Quien os creó a partir de una sola alma, de la que hizo a su pareja para que viviese tranquilo con ella.” (Corán, 7: 189)

En las fuentes islámicas hay algunos hadices que dicen que Dios creó a Eva de una de las costillas de Adán,[7] y hay otros que dicen que Eva fue creada a partir de la tierra restante de la cual fue creado Adán.[8]

La caída de Adán y Eva desde el punto de vista del Corán

Según el Corán, por la voluntad de Dios, Adán y su esposa residían en el Paraíso y se les permitió gozar de todos los alimentos paradisíacos, excepto el fruto de un árbol determinado. Sin embargo, el diablo los engañó, y así comieron el fruto del Árbol Prohibido. Después de cometer esta desobediencia, sus partes pudendas fueron inmediatamente evidentes para ellos, y trataron de cubrir esas partes con hojas de los árboles del Paraíso. Entonces le pidieron a Dios que los perdonara. Dios les dijo que tenían que bajar a la Tierra y vivir allí hasta que murieran y resucitaran de ella.[9]

El papel de Eva en la desobediencia de Adán

En el Corán no hay ninguna aleya que culpa a Eva por la desobediencia de Adán. La mayoría de los relatos que condenan a Eva existen en el Antiguo Testamento,[10] donde se dice que la serpiente engañó a Eva, y ella engañó a Adán. Pero según el Corán, ambos fueron engañados por el diablo. Incluso según el versículo 120 de la Sura Taha, el diablo habló directamente con Adán y trató de tentarlo.
A pesar de que Eva es acusada en la tradición judío-cristiana de ser engañada (por el diablo) y de extraviar a Adán, el Corán introduce a ambos como culpables iguales.[11]

Después de la caída

Después de que Adán y Eva comieron el Fruto Prohibido y desobedecieron el mandamiento divino, fueron expulsados del Paraíso. Adán cayó en la India y Eva cayó en Yeda. Cuando se arrepintieron, se encontraron en la tierra de Arafat. Entonces Eva menstruó por primera vez y se bañó en el agua de Zamzam. Se ha narrado que de sus 20 embarazos, Eva dio a luz a 40 hijos. Ella murió un año después de Adán.[12]

Lugar de entierro

Tumba atribuida a Eva en Yeda

Hay un desacuerdo sobre dónde fue enterrada Eva. Algunas personas creen que Yeda[13] fue donde ella fue enterrada, y, dicen, es por eso que el lugar se llamaba "Yeda" (que en árabe significa: abuela). Parece que el primer "Mausoleo de Eva" fue construido por los iraníes.[14] Sin embargo, fue destruido por el gobierno saudita.
Hay otros informes históricos que dicen que Eva fue enterrada en una cueva del Monte Abu Qubays en La Meca.[15]

Notas

  1. Fairuz Abadi, al-Qamus al-Muhit, término: Hawwa. Zubaiadi, Tayul ‘Arus: Hawwa. Ibnu Manzur, Lisan al-Arab: Hawwa.
  2. Kohan, Ganyineh-I az Talmud, tomo 1, pág. 183.
  3. Danesh Nameh Meyar-e Kitab-e Moqaddas, término: Hawwa.
  4. Sura al-Bagara, aleya 35
  5. Ibn Sa’ad, al-Tabaqat al-Kubra, tomo 1, pág. 3940.
  6. Ibn Babawaih, ‘Ilal al-Sharai’, tomo 1, pág. 2. Maylisi. Biharul Anwar, tomo 11, pág. 100-101.
  7. Ibn Maye, Sunan Ibn Maye, tomo 1, pág. 175. Qomi, Tafsir al-Qomi, Sura al-Nisa’; Ibn Babawaih,‘Ilal al-Sharai’, tomo 2, pág. 471.
  8. ‘Ayashi, Kitab al-Tafsir, Surah al-Nisa’; Ibn Babawaih, al-Amali, tomo 1, pág. 259-260. Tabarsi, Tafsir Mayma’ al-Bayan Surah al-Nisa’
  9. Sura al-Bagara, aleya 35-38; Sura al-A’raf, aleyas 19-25
  10. Tabatabai, Tafsir al-Mizan, tomo 1, pág. 140.
  11. Danesh Nameh-e Yahane Islam
  12. Ibn Hisham, Kitab al-Tijan fi Muluk, tomo 1, pág. 14-26. Ibn Qutaibah, al-Ma’arif, tomo 1, pág. 15. Maylisi, Biharul Anwar, tomo 11, pág. 99-122.
  13. Ibn Qutaibah, pág. 15. Ibn Faqih, pág. 268. Tabari, tomo 1, pág. 121-122.
  14. Ibn Muyawir, bag. 1, pág. 47-48.
  15. Tabari, tomo 1, pág. 161-162.

Bibliografía

  • Ayashi, Muhammad bin Masud, Kitab al-Tafsir, Qom, 1380-1381 S.
  • Bujari, Muhammad bin Ismail, Sahih al-Bujari, Istanbul, 1981.
  • Fairuz Abadi, Muhammad bin Ya'qub, al-Qamus al-Muhit, Bairut, 2005.
  • Fajr Razi, Muhammad bin Umar, al-Tafsir al-Kabir, Cairo, 2003.
  • Ibn Babawaih, Ilal al-Sharai', Nayaf, 1385-1386 H.
  • Ibn Babawaih, Ma'ani al-Ajbar, Qom, 1361 S.
  • Ibn Faqih, Qayat al-Amani , Cairo, 1968.
  • Ibn Hanbal, Musnad Ahmad bin Hanbal, Bairut, Daru Sadir.
  • Ibn Hayar Asqalani, Fathul Bari: Sarh Sahih al-Bujari, Beirut.
  • Ibn Hisham, Kitab al-Tijan fi Muluk Himyar, Sana, 1979.
  • Ibn Manzur, Lisan al-Arab.
  • Ibn Maye, Sunan Ibn Maye, Cairo, 1954.
  • Ibn Muyawir, Sifat Balad al-Yaman wa Makkah, Leiden, 1951-1954.
  • Ibn Qutaibah, al-Ma'arif, Cairo, 1960.
  • Ibn Sa’ad, al-Tabaqat al-Kubra, Bairut.
  • Kohan, Abraham, Qanyineh-I az Talmud, Teherán, 1382 S.
  • Tabatabai, Muhammad Hosein, Tafsir al-Mizan.