prioridad: a, calidad: b
sin navbox

Gente del Libro

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

La gente del Libro o Ahl al-Kitab (en árabe: أهل الکتاب ) son los seguidores de las religiones celestiales cuyos profetas trajeron un libro divino o una escritura destinada a guiar a los seres humanos. Las instancias obvias de la gente del libro en la cultura islámica son los judíos y cristianos. Los seguidores del zoroastrismo y Sabi'un (mandeos) también son considerados por algunos estudiosos islámicos como Gente del libro.

En muchas secciones de la jurisprudencia islámica, como la pureza, la oración, el yihad, el matrimonio, la caza y los alimentos, se discuten diferentes aspectos sobre las reglas relacionadas con la gente del Libro.

Denominación

La denominación original de la Gente del Libro se remonta al Corán[1] y a los hadices.[2] La noción de la Gente del Libro ha aparecido 31 veces en el Corán. En la mayoría de los casos, se ha usado para diferenciar entre ellos y los politeístas. Esta noción ha ocurrido en el Corán con diferentes expresiones tales como:

  • "Ahl al-Kitab",
  • "Al-lazin-a ataynahum al-kitab" ( الذین آتیناهم الکتاب, aquellos a quienes hemos dado el libro),
  • "Al-lazin-a utu l-kitab" (الذین اوتو الکتاب, los que recibieron el libro).

clasificaciones de la gente del libro

Basado en los hadices y los versículos del Corán, los estudiosos musulmanes consideraban que el concepto de "Gente del Libro" incluye a los judíos, los cristianos y a los zoroastrianos. Luego incluyeron a los seguidores de otras religiones, como los Sabi'un (sabeos). [3]

Judíos

Son los seguidores del Profeta Moisés (P), y su escritura o libro divino se menciona en el Corán como la Torá. Hay varios versículos en el Corán que hablan de Moisés (P), su libro y los judíos. En estos versículos, Moisés (P) es considerado como un mensajero de Dios y un archiprofeta, y Kalim Allah (aquel que habla con Dios), pero como implican los versículos coránicos, partes de la Torá que eran contrarias a los deseos de los judíos (como las noticias de la aparición del profeta del Islam) fueron eliminadas o distorsionadas. [4]

Cristianos

Son los seguidores del profeta Jesús (P) y su libro divino se menciona en el Corán como Injil (Evangelio). El cristianismo es, de hecho, una versión más completa del judaísmo, por lo que el Evangelio se ocupa principalmente de cuestiones éticas y sociales, y difiere de la Torá en las decisiones jurisprudenciales. En varios versículos del Corán, el Evangelio se menciona como un libro revelado para guiar a la gente a la felicidad, y en su comparación entre los judíos y los cristianos, admira a los seguidores de Jesús (P) quienes tuvieron buenos caracteres. [5]

Zoroastrianos

Los zoroastrianos han sido mencionados en el Corán junto con los judíos, los cristianos y los sabeos, y por lo tanto, pueden incluirse en la Gente del Libro. Sin embargo, hay dudas sobre su creencia en la unidad de Dios y su libro divino, ya que no hay mención de su libro en el Corán. Sin embargo, los estudiosos shiítas contemporáneos apelan al verso coránico que dice: “Ciertamente, los que han llegado a creer (en esta escritura divina), los que siguen el judaísmo, los sabeos, los cristianos y los zoroastrianos, (por un lado,) y los que están empeñados en atribuir divinidad a algo distinto a Dios, (por el otro,) --ciertamente, Dios decidirá entre ellos el Día de la Resurrección: pues, en verdad, Dios es testigo de todas las cosas.” (Corán 22:17) para demostrar que los zoroastrianos deben ser tratados como Gente del Libro.

Sabi'un (sabeos)

Los Sabi'un Tienen diferentes libros y escrituras y creen que el profeta Juan (P) les transmitió estos libros hace 2000 años en su forma actual. Ellos creen que estos libros fueron trasmitidos por los profetas anteriores, Adán (P), Noé (P) y Set (P). El Corán se ha dirigido a ellos junto con los judíos y los cristianos como personas del Libro y creyentes en Dios. Sin embargo, hay dudas sobre si los Sabi'un de hoy, que también se llaman Muqassila y mandeos quienes viven en el suroeste de Irán y en el sureste de Irak, son los mismos que se mencionan en el Corán.

Gente del Libro y el Islam

Aunque el Corán ha introducido al Islam como el camino hacia la prosperidad y la perfección para todo el mundo y ha invitado enfáticamente a la gente del Libro a aceptar el Islam, no los obliga a aceptarlo. Hay dos versículos coránicos según los cuales la única religión para Dios es el Islam.

“Ciertamente, la única religión verdadera ante Dios es la auto sumisión del hombre a Él; y aquellos a quienes fue dada la revelación con anterioridad sólo discreparon sobre este punto, después de haberles llegado el conocimiento acerca de ello, por envidias mutuas. En cuanto a aquel que niega la verdad de los mensajes divinos --¡ciertamente, Dios es rápido en ajustar cuentas!”(Corán, 3: 19)
“Pues quien busque una religión que no sea la sumisión a Dios, no le será aceptada y en la Otra Vida será de los perdedores.” (Corán, 3: 85)

Hay discusiones exegéticas sobre la compatibilidad de estos versículos con los que se refieren a las buenas características de la Gente del Libro. Los eruditos musulmanes han adoptado dos enfoques para estos dos versículos:
Algunos de ellos han apelado a esos dos versículos para mostrar que la gente del Libro solo son respetadas en este mundo y que generalmente son de entre los que sufren en el más allá. También han interpretado los versículos que hablan de la prosperidad de la gente del Libro refiriéndose a aquellos que se convierten al Islam.
Otros han interpretado que el "Islam" en esos dos versículos del Corán se refiere al monoteísmo o a la religión abrahámica en general como fue presentado por el Profeta Abraham (P). Su evidencia es el versículo coránico según el cual Abraham (P) se ha referido a todos los monoteístas como musulmanes:

“Y esforzaos por Dios con un esfuerzo verdadero por Él! Él os ha elegido y no ha puesto en la religión, la creencia de vuestro padre Abraham, ninguna dificultad para vosotros. Él os ha llamado musulmanes anteriormente y en éste…” (Corán, 22: 78)

Cabe mencionar que todos los estudiosos musulmanes están de acuerdo en que, al menos en este mundo, el Islam trata a la gente del Libro en forma pacífica. Incluso los lugares sagrados de la Gente del Libro son respetados por el Corán. Por ejemplo, hay un versículo del Corán en el cual se mencionan lugares de adoración de la Gente del Libro junto con mezquitas y se enfatiza que todos estos lugares son lugares para recordar a Dios.

Leyes prácticas acerca de la gente del libro

Pureza

Hay diferencia de opinión entre los sabios musulmanes sobre la pureza de la Gente del Libro:

  • Algunos de ellos sostienen que los cuerpos de la Gente del Libro que no creen en el Islam son impuros al igual que los de los politeístas.
  • Otros creen que los cuerpos de la Gente del Libro son puros. [6]

El trato del gobierno islámico con la gente del Libro

El gobierno islámico le da a la gente del libro la opción de convertirse al Islam o de comprometerse con las condiciones del Islam acerca de los seguidores de otras religiones. Si no aceptan ninguno, será obligatorio para los musulmanes luchar contra ellos si se cumplen las condiciones del Yihad.

Matrimonio con la gente del libro

Una mujer musulmana no puede casarse con un no-musulmán. Según la mayoría de los sabios jurisprudentes contemporáneos, está permitido para los hombres musulmanes casarse temporalmente con mujeres judías y cristianas, pero el matrimonio permanente con ellas está prohibido.

Derechos de una mujer de la gente del libro que está casada con un hombre musulmán

Una mujer cristiana o judía, que se ha casado con un hombre musulmán, disfruta de los mismos derechos que disfruta una esposa musulmana, excepto el derecho a la herencia.

Animal sacrificado por personas de la Gente del Libro

Según la mayoría de los juristas, está prohibido comer un animal que sea sacrificado por la gente del libro, incluso si mencionaron el nombre de Dios en el momento del sacrificio. [7]

Notas

  1. Corán, 98: 6
  2. Hurr al-'Amili, Wasa'il al-Shi'a, tomo 15, p. 126.
  3. Najafi, Jawahir al-kalam, tomo 21, p. 228; Tabataba'i, Riyaḍ al-masa'il, tomo 7, p. 468-469; Bahrani, al-Hada'iq al-naḍira, tomo 24, p. 18
  4. Ref. Corán, 98: 6; 4:46; 5:13; 6:91
  5. Ref. Corán, 5:81; 4:75.
  6. Najafi, Jawahir al-kalam, tomo 6, p. 41-42.
  7. Najafi, Jawahir al-kalam, tomo 36, p. 80.

Bibliografía

  • Sagrado Corán'.
  • Bahrani, Yusuf, Al-Hada'iq al-naḍira fi ahkam al-'itrat al-tahira. Beirut: Dar al-Aḍwa', 1985.
  • Hurr al-'Amili, Muhammad Ibn al-Hasan, Wasa'il al-Shi'a. Qom: Mu'assisat Al al-Bayt li-Ihya' al-Turas, 1414 h.
  • Najafi, Muhammad Hasan, Jawahir al-kalam. Editado por Mahmud Quchani. Teherán: 1394 h.
  • Tabataba'i,'Ali. Riyaḍ al-masa'il. Qom: Mu'assisat al-Nashr al-Islami, 1420 h.