Batalla de Siffin

De Wiki Shia
(Redirigido desde «Guerra de Siffin»)
Saltar a: navegación, buscar
Batalla de Siffin
Example alt text
Fecha Mes de Safar
del año 37 de la hégira
Lugar Región de Siffin, entre Irak y Siria
Resultado Arbitraje
Oponentes Musulmanes de Irak | Ejercito de Sham
Comandantes el Imam Alí (P) | Mu’awiya
Perdidas 25.000 mártires del ejército del Imam (P) y 45.000 asesinados del ejército de Mu’awiya.

La batalla de Siffin (árabe: معركة صفين) fue una batalla que tuvo lugar entre el Imam Alí (P) y Mu’awiya Ibn Abi Sufyan, en el mes de Safar del año 37 de la hégira (657 D.C.) en una zona llamada Siffín. Esta batalla terminó sin ningún resultado; ya que durante la batalla, cuando el ejército de Mu’awiya estaba a punto de ser derrotado, los soldados de Mu’awiya clavaron las hojas del Corán en las lanzas y de esta manera lograron engañar a algunos soldados del Imam (P) alentándolos a retirarse del combate. Finalmente, las dos partes acordaron dejar el combate y recurrir a un arbitraje.
Vale destacar, que en la batalla de Siffin, Ammar Ibn Yasir y Juzayma Ibn Sabit, dos figuras destacadas de los compañeros del Profeta (PBD) fueron martirizadas por el ejército de Mu’awiya.

Motivos y orígenes de la guerra

Los motivos que dieron lugar a la batalla de Siffin se remontan al tiempo cuando el Imam Alí (P) alcanzó la posición del Califato, ya que quería remover a Mu’awiya de la Gobernación de Sham y nombrar a Abdul-lah Ibn Abbas en su lugar. El Imam Alí (P) le escribió una carta a Mu’awiya, pidiéndole que fuese a Medina junto con las nobles personalidades de Siria. Sin embargo, Mu’awiya no aceptó el Califato del Imam (P) y declaró que iba a comenzar un levantamiento por la venganza de la sangre de Uzman Ibn Affan.
El Imam Alí (P) negó cualquier implicación en el asesinato de Uzman, y en una de sus cartas le escribió a Mu'awiya:

“Usted piensa que puede abstenerse de jurarme lealtad acusándome de asesinar a 'Uzman. Todo el mundo sabe que yo no lo he matado y por lo tanto, no merezco ninguna represalia. Los herederos de Uzman están mejor posicionados que usted para pedir su venganza. Tu estabas entre las personas que desobedecieron a Uzman, y cuando él pidió tu ayuda, no le prestaste ayuda hasta que lo mataron.”[1]

Es de hacer notar; que Mu'awiya no respondió a esta carta. [2]

Movilización del ejército

Después de la batalla de Yamal, el Imam Alí (P) estableció la sede de su Gobierno en Kufa y trató de convencer a Mu’awiya de que aceptase su Califato.[3] Cuando el Imam Alí (P) se dio cuenta de que Mu’awiya no iba a obedecerlo y de que las nobles personalidades de Kufa estaban listas para apoyar al Imam (P) en la guerra contra Mu’awiya, pronunció un sermón público invitando a la gente al Yihad (lucha sagrada) contra el ejército de Sham.
El Imam Alí (P) le escribió una carta a Abdul-lah Ibn Abbas para que invitase a la gente de Basora para asistir a la batalla. También, le escribió una carta a Mijnaf Ibn Sulaym, Gobernador de Isfahán, y lo convocó para unirse a su ejército. [4]
Por otro lado, Mu’awiya había obtenido el apoyo de algunas figuras árabes tale como: 'Amr Ibn ‘As, Ubayd Allah Ibn Umar, ' Abd al-Rahman Ibn Jalid Ibn Walid, Abdul-lah Ibn 'Amr Ibn ‘As, Marwan Ibn Hakam, Dahhak Ibn Qays, Busr Ibn Artat y Shurahbil Ibn Simt. [5]

El comienzo de la batalla

Los dos ejércitos se enfrentaron en las fronteras del Imperio Bizantino, en el norte de Irak y Siria. El Imam Alí (P) envió a Malik al-Ashtar hacia el ejército de Mu’awiya y le recomendó que no iniciase la guerra bajo ninguna condición. Cuando Malik al-Ashtar regresó a su campamento, el ejército de Sham comenzó sus ataques. Sin embargo, estos ataques fueron repelidos por los soldados del Imam (P) y muy pronto, el ejército de Sham se retiró. [6]
Los enfrentamientos esporádicos entre tropas de Mu’awiya y fuerzas del Imam Alí (P) persistieron hasta el mes de Muharram. Simultáneamente, las negociaciones entre los representantes de Imam Alí (P) y Mu'awiya continuaban. Sin embargo, en estas negociaciones, Mu’awiya sugirió asesinar a 'Ammar Ibn Yasir, 'Adi Ibn Hatam y Malik al-Ashtar como su principal condición para llegar a un acuerdo con el Imam (P). Él sostenía que estas personas estaban involucradas en el asesinato de Uzman.
El primer día de Safar, ocurrió una violenta guerra entre los dos ejércitos. Cada día uno de los comandantes del Imam Alí (P) asumía el liderazgo de las tropas en la primera línea. El primer día le tocó el turno a Malik al-Ashtar, el segundo día a Hashim Ibn Utba, el tercer día a 'Ammar Ibn Yasir, el cuarto día a Muhammad Ibn Hanafiyya y el quinto día a Abdul-lah Ibn Abbas. Ellos estaban como encargados de la comandancia del ejército. [7]

Asedio del Éufrates

Las tropas de Mu’awiya acamparon entre el ejército del Imam Alí (P) y a orillas del Éufrates, y no permitieron que los soldados del Imam (P) tomasen agua del río. El Imam (P) envió a dos emisarios llamados Musayib Ibn Rabi’ y Sa’sa’a Ibn Sowhan al campamento de Mu’awiya, y le dijeron: “Tus soldados no nos dejan tomar agua. Si nosotros hubiéramos acampado en vuestro lugar, no os habríamos evitado tomar agua.” [8]
Mu’awiya se enojó al escuchar el mensaje del Imam (P), y dijo: “Alí no tiene ninguna porción en esta agua. Juro por Dios que nunca le voy a permitir a Alí y a sus seguidores beber del agua del Éufrates; salvo que nos superen por la fuerza de las espadas.” [9]
Finalmente, tras un ataque ejecutado por las tropas del Imam (P), el ejército del Imam Alí (P) logró conquistar las orillas del Éufrates. Sin embargo, después de conquistar las fuentes de agua, el Imam (P) ordenó que el uso del agua quedara libre para todos, y las dos partes, incluso los soldados de Mu’awiya podían tomar agua del río. [10]

Lailat al-Harir

Lailat al-Harir (Noche de ladrido) fue una noche de la batalla de Siffin, donde ocurrió un enfrentamiento muy sangriento entre las dos partes. "Harir" significa el ladrido de un perro debido a la frialdad. Aquella noche, los soldados de Mu’awiya gemían como los perros que ladran en la frialdad. La guerra se tornó muy intensa y muchas personas de los dos ejércitos terminaron asesinadas. Se ha narrado, que el Imam Alí (P) se montó en el caballo del Profeta Muhammad (PBD) llevando la espada de Zul-Faqar, y con cada golpe de espada pronunciaba la frase “Allahu Akbar” (Dios es grande) matando a varios guerreros del ejército de Mu’awiya. Durante el combate, su espada se encorvó varias veces debido a los golpes tan fuertes, pero el Imam (P) la erguía nuevamente con sus rodillas. [11]
Un historiador llamado Ibn Miskawaih escribe al respecto: “Aquella noche, las dos partes lucharon tan fuertemente que se rompieron las lanzas y se agotaron las flechas.”[12]
Aquella noche, el ejército de Mu’awiya estaba a punto de ser derrotado. Sin embargo, en este instante Ash’az Ibn Qays pronunció un discurso para el ejército del Imam (P) y los alentó a que abandonasen el combate. [13]

Clavar hojas del Corán en las puntas de las lanzas

La guerra estaba en su apogeo, y Mu’awiya estaba a punto de ser derrotado cuando las tropas de Sham, por la propuesta de ‘Amr Ibn ‘As[14], depusieron las armas y clavaron hojas del Corán en las puntas de sus lanzas, diciendo que debían cesar la lucha y someterse ante el dictamen del Corán. Esta estrategia fue muy eficiente contra el ejército del Imam (P); ya que creó una división entre los soldados. Algunos de ellos decían que no estaban dispuestos a luchar contra aquellos que se someten ante el Corán; mientras tanto, el Imam Alí (P) se oponía a ellos y les decía que esto era un truco anunciado por las tropas de Mu’awiya para cesar la guerra y evitar su derrota.

Arbitraje

Tras el truco de ‘Amr Ibn ‘As al clavar las hojas del Corán sobre las lanzas, un caos surgió en el ejército de Kufa, y finalmente el Imam Alí (P) se vio forzado a dejar la guerra y recurrir a un arbitraje, a pesar de que sabía que Mu’awiya no iba a estar adherente al dictamen del Corán. [15]
Los sirios eligieron a ‘Amr Ibn ‘As como su árbitro, y a pesar de que el Imam (P) había propuesto a Malik Ashtar o Ibn Abbas, los kufanos, por la propuesta de Ash’az Ibn Qays, se opusieron al Imam (P) y designaron a Abu Musa Ash’ari como árbitro.[16]
Los dos árbitros decidieron que 'Amr Ibn ‘As anunciase la remoción de Mu’awiya del poder, a condición de que Abu Musa Ashari anunciase la remoción de Alí Ibn Abi Talib (P) del poder, dejando la elección del Califa a un consejo.
Cuando los dos árbitros iban a anunciar el resultado del arbitraje, Amr Ibn 'As le pidió a Abu Musa que se adelantase en anunciar su decisión, así Abu Musa anunció la remoción del Imam Alí (P) del Califato, pero cuando llegó el turno de 'Amr Ibn 'As, a pesar de lo acordado en sus negociaciones con Abu Musa, en lugar de anunciar la remoción de Mu'awiya, lo nombró como el Califa. Después de esto, hubo una disputa entre los dos árbitros y ellos se maldijeron el uno al otro. [17]

Resultados de la guerra

Por lo que ocurrió en el arbitraje, los dos ejércitos se retiraron y detuvieron la batalla, y de esta manera Mu’awiya Ibn Abu Sufyan pudo escapar de la inevitable derrota. Luego de esta guerra, el Imam Alí (P) trató de movilizar a la gente para preparar otro ejército con el fin de repeler la amenaza de Mu’awiya en Siria, pero la gente de Kufa y Hiyaz no cumplió con las órdenes del Imam (P). Por otra parte, un grupo de los soldados del Imam (P) se separaron de él y empezaron un levantamiento. Este grupo llegó a ser conocido como “los Jariyitas” (الخوارج), es decir, aquellos que han abandonado la fe. El levantamiento de este grupo dio lugar a la batalla de Nahrawan, una guerra entre los Jariyitas y el ejército del Imam Alí (P). Es de hacer notar; que después de la derrota de los Jariyitas en esta batalla, el Imam Alí (P) fue martirizado en la Mezquita de Kufa por un miembro de este grupo, llamado Abdurrahman Ibn Mulyam Muradi.

El número de víctimas

En las fuentes históricas, hay diferentes informes sobre el número de víctimas de esta guerra. Según algunos historiadores, 70.000 personas fueron asesinadas desde ambos lados; 45.000 de las cuales eran del ejército de Mu’awiya y 25.000 de las cuales eran del ejército del Imam Alí (P). [18]
Entre los mártires del ejército del Imam Alí (P) estaban 25 personas de los compañeros del Profeta Muhammad (PBD) que habían luchado en la batalla de Badr, junto con el Profeta (PBD), incluyendo a:

Notas

  1. Ibn Abi al-Hadid, tomo 3, págs. 89
  2. Belazari, tomo 2, págs. 211
  3. Ibn A’sam, al-Futuh, tomo 2, págs. 275
  4. Ibn Muzaham, págs. 115
  5. Ibn Asir, tomo 3, págs. 436
  6. Ya’fariyan, 276
  7. Belazari, tomo 2, págs. 305
  8. Ibn A’sam, al-Futuh, tomo 3, págs. 605
  9. Ibn A’sam, al-Futuh, tomo 3, págs. 7
  10. Ibn A’sam, al-Futuh, tomo 3, págs. págs. 12-13
  11. Hawadis al-Aiyam, pág. 63
  12. Tajarib al-Umam, tomo 1, págs. 535
  13. Ibn Muzaham, págs. págs. 480-481
  14. Ibn Abi al-Hadid, tomo 2, págs. 210
  15. Ibn Muzaham, págs. 490
  16. Ibn A’sam, al-Futuh, tomo 4, págs. págs. 197-198
  17. Ibn Muzaham, págs. 545
  18. Ibn Muzaham, págs. págs. 475 y 558; Belazari, págs. 97
  19. Ibn Yowzi, tomo 5, págs. 120

Bibliografía

  • Belazari, Ansab al-Ashraf, Beirut.
  • Ibn A'sam, al-Futuh, Beirut, 1411 hégira lunar.
  • Ibn Abi al-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, Beirut.
  • Ibn Asir, al-Kamil fi al-Tarij, Beirut. 1408 hégira lunar.
  • Ibn Asir, Usd al-Qabbah, Beirut.
  • Ibn Miskiwaih, Abi Ali, Tayarub al-Umam, Teheran, 1379 hégira solar.
  • Ibn Muzaham, Nasr, Waq’a al-Siffin, Qom, 1403 hégira lunar.
  • Ibn Yowzi, al-Muntazam fi al-Tarij, Beirut.
  • Ya’fariyan, Tarij Jilafa, Qom.