prioridad: aa, calidad: b
sin navbox

Zainab hija de Alí (La paz sea con ella)

De WikiShia
(Redirigido desde «Honorable señora Zainab (P)»)
Saltar a: navegación, buscar
Descendiente del Imam
Zainab hija de Alí (La paz sea con ella)
Zainab Hija de Ali.jpg
Santuario de la honorable señora Zainab (P), Damasco, Siria
Apodo Umme Kulzum • Aqilato Bani-Hashim
Mejor conocido como Zainab al-Kubra (P)
Padre Imam Alí (P)
Madre Fátima (P)
Nacimiento 5 de Yamadul Awwal de 5 o 6 de la Hégira
Lugar de Nacimiento Medina
Residencia MedinaKufaSiria
Esposo(s) Abdul-lah Ibn Ya’far
Hijos Muhammad • Awn • Alí • Abbas • Umme Kulzum
Fallecimiento 15 de Rayab de 63 de la hégira lunar
Lugar de entierro Damasco

Zainab (P) es la hija del Imam Alí (P) y la honorable señora Fátima (P). Nació en Medina en el quinto o sexto año de la hégira. Uno de los principales acontecimientos donde ella estaba presente fue el suceso de Karbalá junto a su hermano el Imam Husain (P) cuando fue martirizado. En el día de Ashura, luego de la guerra, ella fue cautiva junto al grupo de los miembros de Ahlul-Bait (P) y fue llevada a Kufah y luego a Siria. Durante su cautividad mientras protegía a los prisioneros de su familia, dio varios sermones de gran envergadura. Es de todos conocido que la honorable señora Zainab (P) vivificó el movimiento de Ashura con su valentía y su elocuencia ejemplar. Según los registros históricos, ella falleció en el año 63 hégira lunar y fue enterrada en Damasco, donde se encuentra actualmente su santuario.

Familia, Nombre y Apodos

La cúpula del santuario de la Señora Zainab (P), Siria

El padre de Zainab (P) es el Imam Alí (P) y su madre es la honorable señora Fátima (P). [1]

Nombre

Su nombre más conocido es Zainab, el cual tiene dos significados. Uno de sus significados es “el árbol bonito” [2] y el otro es “el ornamento de su padre”. Ya que en árabe “Zain” significa adorno, y “Ab” significa padre.

Según varias narraciones, fue nombrada Zainab por su abuelo el Profeta Muhammad (PBD), nombre que fue enviado por Dios a través del Ángel Gabriel al Noble Mensajero (PBD) en el día del nacimiento de su sagrada nieta. [3]

Cuando nació Zainab, el Profeta (PBD) la abrazó y la besó, luego dijo: “Encomiendo a mi comunidad, a los presentes y los ausentes que honoren a esta niña. Ciertamente ella se parece a Jadiya (P)” [4].

Apodos

La honorable señora Zainab (P) es conocida con varios apodos como:

  • Aqilato Bani Hashim (La prudente de la tribu de Bani Hashim)
  • Alimaton Qairo Mu'al-lama (La sabia a la que nadie ha instruido)
  • Arifa, (la sabia)
  • Muwazaqa (la Confiable)
  • Fazila (la Inteligente)
  • Kamila (la Perfecta)
  • Abida (La que adora)
  • Fasiha (la Elocuente)
  • Na'ibatol Husain (la representante de Husain) [5].

Ella también se ha llamado como Umme Kulzum[6].

Árbol genealógico de Ahlul-Bait (P)
 
 
 
 
 
 
Jadiya (P)
 
 
 
Profeta Muhammad (PBD)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Hazrat Fátima az-Zahra (La Paz sea con ella)
 
 
 
Imam 'Alí (P)
 
 
 
 
Umm al-Banin
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Husain (P)
 
Imam Hassan al-Muytaba (P)
 
Zaynab (P)
 
Umm Kulzum (P)
 
Muhsin
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Abbas
 
Abd Allah
 
Uzman
 
Ya’far
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Hasan al-Musanna
 
Qasim
 
'Abd Allah
 
Fátima
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Muhammad
 
'Awn
 
Ali
 
'Abbas
 
Umm Kulzum
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
'Abd Allah
 
Zaynab
 
Ibrahim
 
 
Al-Hasan
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Muhammad
 
Ibrahim
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Sayyad (P)
 
Alí al-Akbar
 
 
Alí al-Asqar
 
 
Fátima
 
Sukaina
 
Ruqayya
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Baqir (P)
 
 
 
Zayd
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Sadiq (P)
 
 
 
Yahya
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Kazim (P)
 
Muhammad
 
Ali
 
Is-haq
 
Umm Farwa
 
Abd Allah
 
Ismael
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Rida (P)
 
Ma'suama
 
Hamza
 
Is-haq
 
Ahmad
 
Ibrahim
 
Muhammad
 
 
 
 
 
Imam Yawad (P)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Hadi (P)
 
 
Musa
 
 
 
 
Fatima
 
 
 
Amama
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Imam Hasan al-'Askari (P)
 
 
Husain
 
 
 
 
Muhammad
 
 
 
Ya’far
 
 
 
 
 
Imam Mahdi (P)
 
 


Nacimiento y Fallecimiento

Tumba atribuida a La señora Zainab (P) en Egipto

La honorable señora Zainab (P) nació en Medina en el quinto del mes de Yamadul Awwal del año 5 o 6 de la Hégira[7]. El día 15 del mes de Rayab se conmemora su fallecimiento en el año 63 de la hégira lunar, cuando había ido a Siria con su esposo Abdullah Ibn Ya’far. Ella fue enterrada en Siria, pero hay otros dichos que dicen que su tumba está en Medina o en Egipto[8]. El santuario de la honorable señora Zainab (P) está actualmente en Siria.

Infancia

Se ha narrado que un día la niña Zainab preguntó a su Padre, Ali (P): “¡Padre mío! ¿Acaso nos amas? Alí (P) respondió: “¡Como no os amo mientras vosotros sois los frutos de mi corazón!”. La honorable señora Zainab (P) dijo: “En el corazón del creyente no se unen dos amores, el amor por Dios y el amor por sus hijos. En verdad, el amor en el corazón del creyente es exclusivamente por Dios y el cariño y la afección serán para sus hijos”[9].

El afecto por su hermano, el Imam Husain (P)

La honorable señora Zainab (P) amaba mucho a su hermano Husain (P), y desde su niñez siempre estaban juntos. Cuando El Imam (P) no estaba con ella, lo extrañaba; y cuando lo veía se alegraba”[10]. Incluso durante su infancia, cuando lloraba en la cuna, se calmaba al ver al Imam Husain (P) o al escuchar su voz”[11].

Era tanto su amor hacia el (P) que en el día de Ashura, trajo a sus dos hijos Muhammad y Awn ante el Imam Husain (P) y dijo: “Mi abuelo, el Profeta Abraham (P) aceptó el sacrificio que Dios le había enviado. Tú también acepta estos dos sacrificios. Si el Yihad (la lucha sagrada) fuese permitido para las mujeres, yo misma me sacrificaría por ti” [12].

Cónyuge e hijos

Abdullah Ibn Ya’far fue el esposo de la señora Zainab (P). Él tuvo pena de pedir directamente la mano de Zainab (P) a su padre Alí (P). Entonces envió a un hombre ante el Imam Alí (P) y él dijo al Imam: “Oh Amir Al Mu’minin! Usted sabe que el Mensajero de Dios (PBD) amaba mucho a los hijos de Ya’far, hasta que un día miró a ellos y dijo: “Nuestras hijas son para nuestros hijos y nuestros hijos son para nuestras hijas”, por eso le voy a proponer que case a Zainab (P) con Abdullah Ibn Ya’far y que asigne su dote igual a la dote de su madre, que fueron cuatrocientos ochenta dirhams”. El Imam Alí (P) aceptó esta propuesta y Zainab (P) y Abdullah se casaron en el año 17 de la hégira lunar. Tras la súplica que hizo el Imam Alí (P) para Abdullah, el ganó mucho dinero y fue conocido como un hombre generoso.

De este casamiento nacieron cuatro hijos llamados Alí, Awn, Abbas, Muhammad y una hija llamada Umme Kulzum[13].

Características y Virtudes

Conocimiento

Los sermones de la señora Zainab (P) son una prueba ineludible de la elocuencia de su padre el Imam Alí (P). En Kufah y en Siria dio varios sermones en las reuniones de Ibn Ziad y Yazid y en todas las situaciones sus palabras eruditas son pruebas claras que indican la sabiduría y el conocimiento de esta honorable señora (P). Ella incluso ha transmitido varias narraciones de su padre Alí (P) y de su madre Fátima (P) [14]. Además, otra prueba de su conocimiento son las clases que ella había organizado durante el califato de su padre Alí (P) para enseñar y explicar el Sagrado Corán[15].

La honorable señora Zainab (P) se conoce como una de las fuentes auténticas de narraciones, ya que varias personas como Muhammad Ibn Amr, Ata Ibn Sa’ib y Fatima hija de Husain (P) han mencionado narraciones de ella[16]. Las narraciones que ella mencionó de los infalibles (P) son en temas diferentes como: la posición de la Shia, el amor por Ahlul-Bait (P), la historia de Fadak, los derechos de los vecinos y también en el tema de la Profecía divina. Ella también había aprendido de su padre el conocimiento de lo que pasa en el futuro[17].

Adoración

La honorable señora Zainab (P) pasaba todas las noches rezando y adorando a Dios y nunca dejó de realizar la oración de la medianoche. Incluso después del suceso de Ashura, en la noche décima y decimoprimera del mes de Muharram ella realizó la oración de la medianoche. Fatima la hija de Husain (P) dice: “En la noche de Ashura, mi tía Zainab adoró a Dios y rezó durante toda la noche mientras las gotas de las lágrimas caían de sus ojos” [18].
La relación entre la señora Zainab (P) y Dios fue tan íntima que el Imam Husain (P) le dijo en el día de Ashura: “Hermana mía, no me olvides en tus oraciones de la medianoche” [19].

Hiyab y Castidad

La historia hace mención acerca de su Hiyab y su castidad: Cuando la honorable señora Zainab (P) quería ir a la Mezquita del Profeta para visitar la tumba de su abuelo (PBD), el Imam Alí (P) le ordenaba ir por la noche y pedía a Hasan (P) y a Husain (P) que la acompañasen. Entonces el Imam Hasan (P) caminaba más adelante de Zainab (P) y el Imam Husain (P) caminaba en la parte de atrás y así quedaba completamente protegida entre ellos. El Imam Alí (P) les ordenaba apagar las luces alrededor de la tumba del Profeta (PBD) para que nadie pudiese ver a Zainab (P). [20]

Al respecto, Yahia Mazeni mencionó: “Yo fui vecino del Imam Alí (P) en Medina por un largo período, y durante este tiempo nunca vi a Zainab (P) ni oí su voz”[21].

Paciencia y Tolerancia

Es de todos conocido lo que pasó en Karbalá. El trágico suceso y los sacrificios hechos por el Islam nunca serán olvidados por los amantes del Imam Husain (La Paz sea con él). La honorable señora Zainab (P) fue una mujer ejemplar por su paciencia y tolerancia. Ella tuvo que enfrentar la sangrienta tragedia de su hermano Husain (P) y ser fuerte en todo momento. Incluso, al estar junto a él, en su último momento miró al cielo y dijo: “Oh Dios, acepta este sacrificio de la familia del Profeta (PBD)” [22].

Partiendo de esto, un escritor comenta: “Uno de los apodos de la honorable señora Zainab (P) es “Satisfecha con la voluntad de Dios”. Esta señora resistió sola firme como una montaña frente a muchas desdichas y calamidades”. Ella tuvo que soportar todo el dolor junto a sus familiares y no mostrar ni un signo de debilidad ante los enemigos del Islam. [23]

Ella protegió la vida del Imam Sayyad (P) en varias ocasiones, incluso en la reunión de Ibn Ziad, cuando el Imam Sayyad (P) discutió con él y él ordenó matar al Imam (P). En aquel momento, la honorable señora Zainab (P) puso su mano sobre el cuello de su sobrino el Imam Sayyad (P) y dijo: no os permitiré matarlo mientras estoy viva. [24]

Elocuencia

Su elocuencia hizo temblar a los tiranos. La honorable señora Zainab (P) había heredado la elocuencia de sus padres. “Ella hablaba de la misma manera que su padre y daba sermones como si el Imam Alí (P) estuviese hablando” [25]. Los sermones que ella dio en Kufah y en Siria en las reuniones de Ibn Ziad y Yazid, se asemejan mucho a los sermones del Imam Alí (P) y al sermón de Fadak dado por su madre Fatima (P) [26].

Aquel sermón tan elocuente en Kufah sorprendió a los presentes; la gente comenzó a darse cuenta de lo que habían hecho y un anciano dijo mientras lloraba: “Que mis padres sean sacrificados por ellos (Ahlul-Bait), ya que sus ancianos, sus mujeres, sus niños y su generación son los mejores y los más altos” [27].

La honorable señora Zainab (P) en el suceso de Karbalá

El santuario de la honorable Señora Zainab (P) En Siria

En aquella tarde de Ashura, cuando la honorable señora Zainab (P) vio al Imam Husain (P) cayendo en la tierra mientras los enemigos lo habían rodeado para matarlo, ella salió de la carpa y dijo a Umar Ibn Saad “¡Oh hijo de Saad! ¿Cómo puedes ver a Aba-Abdil-lah siendo asesinado?” [28] Él no respondió nada, y entonces Zainab (P) gritó: “¡Ay de mi por mi hermano, por mi señor, por Ahlul-Bait! Ojala el cielo cayese sobre la tierra y las montañas quedasen totalmente allanadas como desiertos” [29]. Ella se acercó al cuerpo de su hermano, miró al cielo y dijo: “Oh Dios, acepta este sacrificio de nosotros” [30]. Tras estas palabras, la honorable señora Zainab (P) empezó la segunda etapa del movimiento de Ashura.

El movimiento de Ashura no se terminó después del martirio del Imam Husain (P), sino que continuó bajo la conducta de la honorable señora Zainab (P). Ella se había encargado de dar continuidad y dirección a este movimiento por su hermano Husain (P).

La noche decimoprimera del mes de Muharram, fue una noche muy difícil para la señora Zainab (P), ella la pasó en luto, llena de lágrimas y gemidos. Sin embargo; en aquella noche, ella cuidaba de los huérfanos, lloraba, y adoraba a Dios sin faltar a la oración de la medianoche.

Su comportamiento durante el martirio de su hermano (P)

Cuando la honorable señora Zainab llegó al lado del cuerpo de su hermano Husain (P), se orientó hacia Medina y dijo gimiendo: “Oh Muhammad! Tus hijas han sido cautivas, y aquellos cuerpos sangrientos sobre la tierra son tus nietos. Y éste es el Husain (P) cuya cabeza fue degollada de atrás y su turbante y camisa fueron robados” [31].

El discurso y los gemidos de Zainab (P) impresionaron a cualquiera e hicieron llorar a todos aquellos que la oyeron, ya fueran amigos o enemigos. [32]

La honorable señora Zainab (P) en Kufah

Después del suceso de Ashura, los cautivos de la familia del Imam Husain (P) fueron llevados a Kufah, y fueron expuestos por las calles en una forma muy humillante. Aquel día, en la entrada de la ciudad, la honorable señora Zainab (P) dio un sermón impresionante. Bushr Ibn Juzaim Asadi dijo sobre este sermón: “Aquel día, yo vi a Zainab hablando, y juro por Dios que no había visto a nadie tan elocuente como ella. Ella hablaba como si su padre Alí estuviera hablando. Ella gritó a la gente “¡Silencio!” y con este grito, toda la gente hizo silencio e incluso las campanas de los camellos pararon de sonar” [33].

El sermón de la honorable señora Zainab (P) puso un gran entusiasmo entre la gente de Kufah. Y quedó marcado en la historia, que después de este sermón la gente despertó sus conciencias y estuvo tan impresionada que algunos se mordían las puntas de sus dedos.

Cuando los soldados de Ibn Ziad sintieron que este sermón podía estimular un levantamiento entre la gente, llevaron a los cautivos de Ahlul-Bait (P) a Darul-Imara, al palacio del gobernador de Kufah, Ubaidul-lah Ibn Ziad para evitar de esta manera cualquier posibilidad de manifestaciones de protesta entre la gente. [34]

La honorable señora Zainab (P) entró en el palacio con varios de los cautivos y en ese lugar tuvo un debate con Ibn Ziad. [35]

Las palabras de la honorable señora Zainab (P) escandalizaron a las tribu de los Omeyas y tuvieron una gran influencia entre la gente; y por el temor de una revuelta entre ellos Ibn Ziad ordenó encarcelar a los cautivos; incluyendo a la honorable señora Zaynab (P).

El sermón de la honorable señora Zainab (P), las palabras del Imam Sayyad (P), Umme Kulzum y Fatima hija de Husain (P) en Kufah y también las protestas de Abdullah Ibn Afif Azdi y Zeid Ibn Arqam alentaron a los habitantes de Kufah a levantarse contra la opresión de los Omeyas. Tras estos levantamientos, la gente de Iraq se había arrepentido y quería compensar la gran deshonra de matar al Imam Husain (P); por eso, se unieron al ejército de Mujtar para luchar contra los Omeyas.

La caravana de los cautivos en Siria

Luego del suceso de Karbalá, Yazid ordenó a Ibn Ziad que mandase a los cautivos de Ahlul-Bait (P) y las cabezas de los mártires a Siria, y es entonces cuando la caravana de los cautivos se marcha a Siria. [36]

El gobierno de Yazid quedó muy fortalecido cuando los cautivos llegaron a Siria, donde la gente odiaba a Ahlul-Bait (P) debido a las propagandas hechas por la tribu de Abu-Sufian (Los Omeyas). Cuando los cautivos entraron a la ciudad, los habitantes de Damasco se habían puesto vestidos nuevos y habían adornado las calles para celebrar su victoria. La gente tocaba música y toda la ciudad fue llena de alegría y júbilo. [37]

Sin embargo, a pesar de los acontecimientos, los cautivos de Ahlul-Bait (P) cambiaron la situación en su favor muy pronto. Los sermones dados por la honorable señora Zainab (P) y el Imam Zainul-Abidin (P) escandalizaron a los Omeyas y dejaron en claro sus crímenes ante la gente. Tras esto, el odio de la gente de Siria por Ahlul-Bait (P) se convirtió en amor, y esto suscitó en indignación pública, llevando al pueblo a alzarse en contra el gobierno de los Omeyas. Con esto, Yazid vio que el asesinato del Imam Husain (P) en vez de fortalecer su posición, había debilitado su legitimidad y su gobierno.

En el palacio de Yazid

Yazid organizó una gran fiesta donde había invitado a muchas personalidades, como los ministros y los comandantes del ejército para celebrar su victoria. [38] En la presencia de los prisioneros, Yazid empezó a cantar poemas blasfemos y también trató de interpretar el Sagrado Corán en su propio favor. [39]

Yazid insultó la bendita cabeza del Imam Husain (P) con un palo de madera, y manifestó el rencor que tuvo en su corazón por el Profeta Muhammad (PBD) y el Islam. Incluso, festejando recitó poemas con este contenido:

“Ojala los líderes de mi tribu que fueron matados en la batalla de Badr, estuviesen vivos y vieran que la tribu de Jazraj fue vencida por nuestras espadas. Ojalá ellos gritasen de alegría: “¡Oh Yazid, Muy bien hecho!”. Nosotros matamos a los líderes de Bani-Hashim por la venganza de nuestra derrota en la batalla de Badr. Los hijos de Hashim jugaron con la gobernación; pero en verdad nunca llegó ninguna revelación ni oráculo divino” [40]. Él continuó: “Juro por mis ancestros que me voy a vengar de los hijos de Ahmad”.

De repente, Zainab (P) se levantó del rincón de la sala y se opuso a las palabras de Yazid y lo enfrentó con un sermón elocuente que dio en voz alta. El sermón de la señora Zainab (P) en el palacio verde de Yazid comprobó la verdad y la inocencia del Imam Husain (P) y manifestó la falsedad de los hechos de Yazid. Este sermón lógico impresionó a todos los presentes en la reunión, y Yazid se vio forzado a disimular y ser amable con los cautivos, y se abstuvo de cualquier reacción dura. [41]

Luego de esto, Yazid preguntó a sus ministros cómo tratar con los cautivos. Algunos dijeron “haz con ellos lo mismo que hiciste con sus mártires”. Pero Nu'man Ibn Bashir le aconsejó tener un comportamiento moderado con ellos. [42]

Tras los sermones encarecedores de la honorable señora Zainab (P), Yazid se vio forzado a echarle la culpa del asesinato del Imam Husain (P) a Ibn Ziad, para así poder absolverse a sí mismo de este crimen tan grave. [43]

Los cautivos le dijeron a Yazid: déjanos lamentarnos por nuestros mártires. Yazid les dijo: hagan lo que deseen. La familia de Ahlul-Bait vistieron sus túnicas negras, también vinieron las mujeres de Bani-Hashim y de Quraish e incluso una de las esposas de Yazid para lamentarse y presentar sus condolencias. Los cautivos de Ahlul-Bait (P) lamentaron y lloraron por sus mártires tres días en los escombros de Damasco. [44] Por fin, los cautivos de Ahlul-Bait (P) regresaron a Medina con respeto y honor. [45]

Referencias

  1. Ibn ‘Asakir, A’lamu Nisa, págs. 189-190
  2. Yabran Mas’ud, Al-Ra’id, Astan Quds Razavi, Mash-had, 1376 hégira solar, tomo 1, pág. 924
  3. Baqir Sharif Al-Qurashi, As-Saiieda Zainab, pág. 39; Hasan Ilahi, Zainab Kubra Aquilatu Bani Hashim, Afarine, Teheran, 1375 hégira solar, pág. 29
  4. Abul-Qasim Dibayi, Zainabul Kubra Batalatul Hurriah, Al-Balaq, Beirut, 1417 hégira lunar, pág. 15; Saiied Nurud-Din Yaza’eri, Jasa’isu Zainabiah, pág. 44
  5. Saiied Nurud-Din Yaza’eri, Jasa’isu Zainabiah, págs. 52-53
  6. Ibíd, pág. 48
  7. Mahal-lati, Zabihul-lah, Raiahinu Shari’at, tomo 3, pág. 33
  8. Qazwini, Muhammad Kazim, Zainabu Kubra Minal Mahd ilal Lahd, pág. 434
  9. Manaqib, Jarazmi, tomo 1, pág. 122; Raiahinu Shari’at, tomo 3, pág. 54
  10. Raiahinu Shari’at, tomo 3, pág. 41
  11. Ya’far Al-Naqdi, Zainabu Kubra Bintul-Imam, pág. 95
  12. Muhammadi Ishtihardi, Muhammad, Zainab Foruqe Tabnake Kowthar, págs. 38-39
  13. Ibn Asakir, A’lamu Nisa, pág. 190; Raiahinu Shari’at, tomo 3, pág. 41
  14. Ibn Asakir, A’lamu Nisa, pág. 189
  15. Tabari, Dala’elul-Imamat, tomo 3; Zabihul-lah Mahal-lati, Raiahinu Shari’at, pág. 57
  16. Ibn Abil-Hadid, Comentario de Nahyul-Balaqah, tomo 16, pág. 210; Wasa’ilu Shia, tomo 1, págs. 13-14
  17. Zabihul-lah Mahal-lati, Raiahinu Shari’at, tomo 3, págs. 56 y 73
  18. Sadeqi Ardestani, Ahmad, pág. 106
  19. Zabihul-lah Mahal-lati, Raiahinu Shari’at, tomo 3, pág. 62
  20. Dastqeib, Saiied Abdul Husein, pág. 19
  21. Muhammadi Ishtihardi, Muhammad, Zainab Foruqe Tabnake Kowthar, pág. 99
  22. Saiied Ali Naqi Feizul Islam, Jatune Do-Sara, pág. 185
  23. Saiied Nuruddin Yaza’eri, pág. 24
  24. Maylisi, Muhammad Baqir, Biharul Anwar, tomo 45, pág. 117
  25. Beheshti, Ahmad, pág. 51
  26. Arfa’, Saiied Kazim, pág. 88
  27. Saiied Ibn Tawus, Al-Luhuf, pág. 179
  28. Nazari Munfarid, Ali, pág. 371
  29. Feizul Islam, Ali Naqi, pág. 185
  30. Ibíd. pág. 185
  31. Abu Mujannaf, pág. 259; Maylisi, Muhammad Baqir Biharul-Anwar, tomo 45, pág. 59
  32. Tabari, Muhammad ibn Yarir, Tarijul Umam wall Muluk, tomo 5, págs. 248-349; Abu Mujannaf, pág. 259; Maylisi, Muhammad Baqir, Biharul-Anwar, tomo 45, pág. 59
  33. Sadeqi Ardestani, Ahmad, pág. 246
  34. Ibíd. pág. 246
  35. Abu Mujannaf, págs. 299-300; Shaij Mufid, al-Irshad, pág. 353
  36. Hashemi Neyad, pág. 326
  37. Muhammadi Ishtihardi, págs. 327-328
  38. Hashemi Neyad, pág. 330
  39. Muhammadi Ishtihardi, pág. 248
  40. Abi Mujannaf, págs. 306-307; Saiied Ibn Tawus, pág. 313
  41. Saiied Ibn Tawus, pág. 221; Maylisi, tomo 45, pág. 135
  42. Saiied Ibn Tawus, pág. 221; Maylisi, tomo 45, pág. 135
  43. Shaij Mufid, al-Irshad, pág. 358
  44. Abu Mujannaf, pág. 311; Shaij Abbas Qumi, pág. 265
  45. Ibn ‘Asakir, A’lamu Nisa, pág. 191

Bibliografía

  • Abu Mujannaf, Waq’atut-Taff, edición comentada por Hadi Yusefi Qarawi, Asemblea Mundial de Ahlul-Bait, Qom, 1427 hégira lunar.
  • Al-Naqdi, Ya’far, Zainabu Kubra Bintul Imam, Maktaba Al-Haidariah, Nayaf, 1361 hégira.
  • Al-Qarshi, Baqir Sharif, As-Saiieda Zainab, Darul Ma’arif, Beirut, 1419 hégira lunar.
  • Arfa’, Saiied Kazim, Hazrate Zainab, Nashr Qadir, Teherán, 1377 hégira solar.
  • Beheshti, Ahmad, Zanane Namdar dar Qur’an wa Hadiz, Sazman Tabliqa Islami, Teherán, 1368 hégira solar.
  • Dastqeib, Saiied Abdul Husein, Zendegani Hazrate Zainab, Kaveh, Teherán.
  • Dibayi, Abul-Qasim, Zainabul Kubra Batalatul Hurriah, Al-Balaq, Beirut, 1417 hégira lunar.
  • Elahi, Hasan, Zainabe Kubra Aqileie Bani Hashem, Afarine, Teherán, 1375 hégira solar.
  • Feizul Islam, Saiied Ali Naqi, Jatune Do-Sara, Teherán, 1366 hégira solar.
  • Hashemi Neyad, Saiied Abdul Karim, Darsi ke Hosein be Ensanha Amujt, Mash-had, 1369 hégira solar.
  • Ibn Abil Hadid, Sharh Nahyul Balaga, Darul Kutubil Ilmiiah, Beirut, 1418 hégira lunar.
  • Ibn Asakir, A’lamu Nisa, Comentado por Muhammad Abdurrahim, Darul Fikr, Beirut, 2004.
  • Jarazmi, Manaqib.
  • Mahal-lati, Zabihul-lah, Raiahinu Shari’at, Darul Kutubil Islamiah, Teherán.
  • Muhaddiz Nuri, Mustadrakul Wasa’il, Alul-Bait, Qom, 1407 hégira lunar.
  • Muhammadi Ishtihardi, Muhammad, Hazrate Zainab Foruqe Tabane Kawthar.
  • Muhammadi Rei Shahri y otros, La Enciclopedia de Imam Husain, tomo 10, Traducción al Persa por Muhammad Muradi, Darul-Hadiz, Qom, 1388 hégira solar.
  • Maylisi, Muhammad Baqir, Biharul Anwar, Fundación Al-Wafa, Beirut, 1983.
  • Nzari Munfarid, Ali, Qissatu Karbala, Sorur, Qom, 1384 hégira solar.
  • Qazwini, Muhammad Kazim, Zainabul Kubra minal Mahd ilal Lahd, Darul Qari, Beirut, 2006.
  • Qommi, Sheij Abbas, Nafasul Mahmum, Liberaría Islamia, Teherán, 1368 hégira solar.
  • Saiied Ibn Tawus, Al-Luhuf, Traducido por Aqiqi, Nawide Islam, Qom, 1378 hégira solar.
  • Shahidi, Ya’far, Zendeganie Fateme Zahra, Nashr Farhange Eslami, Teherán, 1363 hégira solar.
  • Sheij Mufid, Al-Irshad, Saiid Ibn Yarir, Qom, 1428 hégira lunar.
  • Tabari, Muhammad Ibn Yarir, Tarijul Umam wal Muluk, Matba’atu Istiqama, Cairo, 1358 hégira.
  • Yabran Mas’ud, Al-Ra’id, Traduccuion al Persa por Reza Anzabi, Astan Quds Razavi, Mash-had, 1376 hégira solar.
  • Yaza’eri, Saiied Nuruddin, Al-Jasa’isatu Zainabiah, Maktaba Al-Haidariah, Qom, 1383 hégira solar.