prioridad: b, calidad: b
sin navbox

Hurr Ibn Yazid al-Riyahi

De WikiShia
(Redirigido desde «Hurr Ibn Yazid Riahi»)
Saltar a: navegación, buscar
compañeros del Imam
Hurr Ibn Yazid al-Riyahi
حرم حر بن یزید ریاحی.jpg
Mausoleo de Hurr Ibn Yazid al-Riyahi en Karbalá
Nombre completo Hurr Ibn Yazid al-Riyahi
Compañero de Imam Husain (P)
linaje Bani Tamim
Residencia Kufa, Irak
Martirio 10 de Muharram de 61 de la hégira
Causa de martirio En Karbalá por el ejercito de Yazid Ibn Mu'awiya
Lugar de entierro Karbalá, Irak
Actividades Apoyar al Imam Husain (P) en Karbalá y alcanzar el martirio

Hurr Ibn Yazid al-Riyahi (árabe: حر بن یزید الریاحي) fue una de las destacadas personalidades de Kufa quien se convirtió en un compañero del Imam Husain (P) en el día de Ashûra y fue martirizado en Karbalá. Era conocido entre los kufanos como un valiente guerrero y por lo tanto, Ubaydul-lah Ibn Ziyad lo había designado como el comandante del ejército que había enviado a Karbalá para confrontar al Imam Husain (P). Sin embargo, al ver la determinación de Ibn Ziyad para asesinar al Imam Husain (P), él se arrepintió en los últimos momentos, abandonó el ejército de Ibn Ziyad y se unió al campamento del Imam Husain (P). El Imam Husain (P) lo perdonó, y entonces Hurr fue al campo de batalla y luchó en defensa del Imam (P) hasta que alcanzó el martirio. Hurr es conocido entre los shiítas como un símbolo de esperanza en el arrepentimiento; ya que la historia de Hurr muestra que las puertas del arrepentimiento siempre están abiertas para todos, aunque fueran pecadores.

Linaje

Hurr, hijo de Yazid, hijo de Nayiya era un miembro del Clan de Banu Riyah; uno de los Clanes de Bani Tamim. Su familia y sus ancestros estaban entre las grandes personalidades árabes, tanto en el período pre-islámico como después de ello.[1]

Hijos, hermanos

Según algunas fuentes, en el día de Ashûra, los hijos de Hurr, su hermano y su sirviente, se unieron a él; y por lo tanto, al campamento del Imam Husain (P) y fueron martirizados en la Batalla de Ashûra. [2]

Su vida antes del evento de Ashûra

Hurr fue uno de los mejores guerreros de Kufa. Durante el Gobierno de Yazid, debido a su disciplina y experiencia militar, fue nombrado como uno de los comandantes del Ejército de Ubaydul-lah Ibn Ziyad para hacer frente al Imam Husain (P).[3]

Ninguna de las fuentes históricas ha informado de su creencia o postura política. Sólo al-Bal'ami, en un informe dudoso, lo ha considerado como un shiíta que disimulaba su fe.[4]

Mando militar del Ejército de Kufa

Después de que Ubaydul-lah Ibn Ziyad fue informado de la partida del Imam Husain (P) hacia Kufa, convocó a Hurr que era el jefe de su Tribu en Kufa y lo designó como comandante de un ejército de casi tres mil soldados, enviando a este ejército para detener al Imam Husain (P).

Según otro informe, Hasin Ibn Numayr Tamimi, uno de los agentes de Ibn Ziyad, fue quien envió a Hurr a esta misión.

En el Suceso de Ashûra

La llamada que Hurr escuchó

Se ha narrado de Hurr diciendo:

Cuando salí desde el Palacio de Ibn Ziyad para hacer frente a Husain Ibn 'Alí (P), oí una misteriosa llamada desde atrás, repitiendo tres veces: "¡Oh Hurr! ¡Te damos las albricias del Paraíso!" Miré hacia atrás, pero no pude ver a nadie, y entonces pensé: "¡Por Dios! esto no puede ser una buena nueva; ¿cómo puede ser una buena nueva mientras que yo estoy en mi camino a una guerra con Husain Ibn 'Alí (P)?"

Hurr mantuvo este incidente en mente y cuando se unió al campamento del Imam Husain (P), recontó esta historia al Imam (P), y el Imam Husain (P) le dijo: "Ciertamente, usted ha sido dirigido hacia la bondad y a una gran recompensa".[5]

Su encuentro con el Imam Husain (P)

La caravana del Imam Husain (P) se encontró con el ejército de Hurr en su camino hacia Kufa en una zona llamada Di-Husm.[6] Las fuentes históricas han mencionado explícitamente que Hurr había sido enviado, no para iniciar una guerra contra el Imam (P), sino para detenerlo y llevarlo ante Ibn Ziyad. Por eso, los soldados del ejército de Hurr bloquearon la vía de la caravana del Imam (P) y no lo dejaron avanzar hacia Kufa.[7]

Dos hombres de la Tribu de Banu Asad; quienes eran testigos de este evento, narran los detalles de este encuentro de la siguiente manera:

"Cuando la caravana del Imam Husain (P) partió de la región "Sharaf", a mediados del día, vieron desde lejos las banderas y las vanguardias del ejército de Hurr. En este instante, el Imam (P) le preguntó a sus compañeros: "¿Hay un refugio seguro cerca donde podamos evitar un encuentro directo con este ejército?" Los compañeros del Imam (P) respondieron: "Sí, a la izquierda, hay un campamento llamado Di-Husm".

Tomando la dirección del lado izquierdo de la ruta, el Imam (P) se movió hacia Di-Husm y llegó allí antes del ejército del enemigo y entonces, el Imam (P) le ordenó a sus compañeros acampar en el mismo lugar. En horas del mediodía, Hurr y su ejército llegaron al campamento del Imam (P) estando sedientos. A pesar de sus hostiles actividades, la reacción del Imam (P) era amistosa. El Imam Husain (P) le ordenó a sus compañeros que les diesen agua a los soldados del ejército de Hurr e incluso, a sus caballos. Hurr pidió al Imam (P) dirigir la oración del mediodía en forma colectiva y él rezó junto con sus soldados detrás del Imam (P). Luego, Hurr le informó al Imam (P) sobre su misión y que había recibido la orden de evitar que el Imam (P) llegase a Kufa. En respuesta, el Imam Husain (P) hizo hincapié en el hecho de que la gente de Kufa lo había invitado a esta ciudad mediante el envío de numerosas cartas. También, indicó explícitamente que si los Kufanos habían cambiado de opinión, estaba listo para volver a Medina.

Hurr dijo que no sabía nada de dicha correspondencia, y que ni él ni sus subordinados enviaron ninguna carta al Imam (P) y declaró otra vez que tenía la misión de llevar al Imam (P) ante Ibn Ziyad en Kufa.

Cuando el Imam (P) decidió continuar su viaje, Hurr le impidió que tomase la dirección de Kufa y la de Hiyaz. Hurr le sugirió al Imam (P) que tomase una tercera vía, ni a Kufa ni a Hiyaz, hasta que pidiese permiso a Ibn Ziyad a este respecto. Por eso, el Imam Husain (P) y su caravana se vieron obligados a tomar la ruta de Qadisiyya; mientras que el ejército de Hurr los seguía desde atrás.[8]

Aunque Hurr no tenía intención de iniciar una guerra contra el Imam (P), la posibilidad de una confrontación militar con el nieto del Profeta (PBD) le había estado preocupando desde el principio. Por lo tanto, trataba de advertirle al Imam (P) sobre los riesgos de una confrontación militar. Sin embargo, el Imam Husain (P) le respondió recitando un poema, diciendo que no tenía miedo de la muerte y que el martirio por la causa de Dios era un honor.

No pasó mucho tiempo hasta que cuatro jinetes de los seguidores del Imam Husain (P) llegaron de Kufa. Ellos le informaron al Imam (P) sobre la tensa situación en Kufa, el martirio de Qais Ibn Musahhar al-Saydawi (emisario del Imam en Kufa) y la preparación de un gran ejército para enfrentar al Imam (P).[9]

El segundo día del mes de Muharram, cuando la caravana del Imam (P) y el ejército de Hurr habían llegado a un pueblo llamado Naynawa, Hurr recibió una carta de Ibn Ziyad, donde le ordenaba que aumentase la presión sobre el Imam (P) y sus compañeros, y que los rodease en un desierto sin agua y plantas.[10] Hurr vino ante el Imam Husain (P) y le leyó la carta de Ibn Ziyad. El Imam (P) le dijo: "Pues déjanos acampar en Naynawa o Qadiriyya ".

Estando atrapado en un dilema, Hurr detuvo la caravana del Imam (P) y rechazó su sugerencia para acampar en el pueblo de Naynawa. Al no tener ninguna otra vía, la caravana del Imam (P) acampó en la tierra de Karbalá cerca del Éufrates. [11]

Uno de los acompañantes del Imam Husain (P) llamado Zuhair Ibn Qain le dijo al Imam (P): "¡Oh hijo del Mensajero de Dios! Ahora la lucha contra este grupo (Hurr y sus soldados) es más fácil para nosotros que luchar contra todos aquellos que vendrán más tarde. Juro por mi propia alma que nosotros no tendremos capacidad para enfrentarnos con los que vienen más tarde". El Imam (P) respondió: "Tienes razón Zuhair. Pero, yo no voy a ser quien inicie la guerra".

El Imam (P) preguntó entonces: ¿Cuál es el nombre de esta zona?

La gente le respondió: "Karbalá"

El Imam (P) dijo: "Esta es la tierra donde matarán a nuestros hombres y donde se derramará nuestra sangre."

Arrepentimiento de Hurr en el Día de Ashûra

Aunque Hurr bloqueó la vía de la caravana del Imam (P), su comportamiento con el Imam (P) fue respetuoso. Incluso una vez, se refirió a la posición reverenciada de la madre del Imam Husain (P), la honorable Señora Fátima al-Zahra (P).[12]
Al respecto, se ha narrado que cuando Hurr bloqueó la vía del Imam (P) y le dijo que tenía la orden de que no abandonase al Imam (P) hasta llevarlo a Kufa ante Ibn Ziyad, el Imam Husain (P) le dijo: "¡Que tu madre te lamente! ¿Qué quieres de nosotros?"

Hurr respondió, "Si alguien además de usted me hubiese dicho esas palabras, le hubiera respondido lo mismo (insultando a su madre), pero no puedo hacerlo con usted, porque su madre es Fátima (P)." Esto demuestra que Hurr respetaba al Imam (P) y a la familia del Profeta Muhammad (PBD).

En el día de Ashûra, cuando el ejército del enemigo estaba a punto de atacar la caravana del Imam (P), Umar Ibn Saad designó a Hurr Ibn Yazid al-Riyahi como el comandante de los soldados de Banu Tamim y Banu Hamdan.

Cuando Hurr se dio cuenta de que los kufanos estaban determinados a luchar y matar al Imam Husain (P), fue ante Umar Ibn Saad y le preguntó: "¿Realmente quieres luchar con este hombre (Imam Husain (P))?"

Umar respondió: "Sí, por Dios voy a empezar una guerra donde vamos a cortar sus cabezas y sus brazos." Hurr le dijo: "¿Por qué no aceptas las sugerencias del Imam Husain (P)?" Umar Ibn Saad respondió: "Si hubiera sido por mí, yo habría aceptado; sin embargo, el comandante (Ibn Ziyad) no aceptó".

Entonces, Hurr se alejó del ejército de 'Umar Ibn Saad y poco a poco, se acercó al campamento del Imam (P). Uno de sus compañeros, llamado Muhayir Ibn Aws le preguntó a Hurr: "¿Quieres atacar?" Hurr no respondió y permaneció en silencio; mientras que todo su cuerpo temblaba. Muhayir, pensando que Hurr tenía miedo a la guerra, dijo: "Juro por Dios que nunca te había visto en este estado, en ninguna guerra. Si alguien me pregunta quién es el hombre más valiente de Kufa, no dudaría en mencionar tu nombre. Pero ahora, ¿qué te ha pasado?"

Hurr dijo: "Realmente me veo en un dilema entre el paraíso y el infierno. Juro por Dios, si me rompen en pedazos y luego me queman, aun no voy a preferir nada al paraíso." Al decir esto, Hurr dirigió su caballo hacia el campamento del Imam Husain (P).

Se ha informado que se encontró con el Imam (P) mientras que se sentía lleno de tristeza y pesar. Él le pidió perdón al Imam (P) diciéndole que nunca había imaginado que la situación terminaría en una guerra real.

El Imam Husain (P) le pidió a Dios perdón por él, y le dijo: "Ciertamente, eres Hurr (libre) en este mundo y en el más allá." [13] [14]

En otro informe, se ha relatado que Hurr entró en el campamento del Imam Husain (P) mientras llevaba su escudo de guerra boca abajo, y dijo: "¡Oh hijo del Mensajero de Allah! ¡Que mi alma sea sacrificada por usted! Yo soy quien evitó que usted volviera a su ciudad natal y os obligué a acampar en esta tierra. Nunca había imaginado que (los kufanos) rechazarían sus sugerencias e iniciarían la guerra. Juro por Dios, si hubiera sabido que la situación terminaría así; yo nunca me habría involucrado en ella. Ahora, me arrepiento ante Dios por lo que he hecho. ¿Acaso será aceptado mi arrepentimiento? "

El Imam (P) respondió: "Sí, Dios acepta su arrepentimiento."

Su discurso dirigiéndose al ejército de Ibn Ziyad

Después de su arrepentimiento, Hurr se volvió hacia el ejército de Ibn Ziyad y trató de aconsejarlos diciéndoles: "¡Oh gente! ¿No eran suficientes las sugerencias dadas por Husain (P) para dejar la guerra?" ‘Umar Ibn Saad, el comandante del ejército de Ibn Ziyad le respondió: "Estoy ansioso por luchar contra Husain (P). Hasta si tuviera más opciones, haría eso."

Entonces, Hurr se dirigió al ejército y dijo: "¡Oh gente de Kufa! ¡Que sus madres lloren por ustedes! Ustedes han convocado al Imam (P) invitándolo a unirse a ustedes, entonces. ¿Por qué se han unido de todos lados en su contra? ¿Por qué le impiden vivir en la tierra de Dios y le prohíben beber el agua del Éufrates, en el cual toda nación; Judíos, Cristianos, y Zoroastrianos beben? ¿Cómo permiten que los cerdos y los perros beban libremente de esta agua, y le prohíben a la Gente de la Casa del Profeta (PBD) beber de ella? ellos tienen tanta sed a tal punto que han perdido su energía. ¿De esta pésima manera van a respetar ustedes los derechos de la familia del Profeta Muhammad (PBD)? ¡Que Dios no sacie la sed de ustedes en el día de la Resurrección!"

En este punto, los arqueros del ejército de Umar Ibn Saad empezaron a lanzarle flechas y entonces, Hurr volvió al campamento del Imam (P).


Su Martirio

Mausoleo de Hurr
Tumba de Hurr ibn Yazid al-Riyahi

No hubo mucho tiempo entre el arrepentimiento de Hurr y su martirio. De acuerdo con un informe, Hurr le pidió al Imam (P) que le diera el permiso para ser el primer guerrero en dirigirse al campo de batalla y alcanzar el martirio; ya que él había sido el primero en enfrentarse al Imam (P).[15]

Poco después de unirse al campamento del Imam (P), Hurr fue al campo de batalla y fue martirizado después de varias rondas de combate. Luchó con valentía recitando epopeyas y en el combate, su caballo fue fuertemente herido, entonces dejó el caballo y luchó de pie, hasta matar a cuarenta y un guerreros del enemigo, luego fue rodeado por los soldados del enemigo y todos ellos juntos lo atacaron y lo asesinaron.[16]

Según otro informe, Hurr Ibn Yazid al-Riyahi fue a luchar después de Habib Ibn Muzahir. Él fue junto a Zuhayr Ibn Qian y ellos hicieron un acuerdo de que si el enemigo rodeaba a alguno de ellos, el otro lo ayudaría. Según este informe, Hurr fue martirizado antes de Zuhayr.

Los compañeros del Imam Husain (P) fueron y trajeron su cuerpo a la carpa del Imam (P) y él (P) miró a Hurr, limpió la sangre de su cabeza y dijo, "Tú eres Hurr (libre) como te nombró tu madre. Tú eres libre en este mundo y en el otro." Luego, el Imam (P) cubrió la herida de su frente con un pedazo de tela.

Un evento milagroso

Se ha narrado que en el siglo XVI de la hégira, la tumba de Hurr fue exhumada por Shah Ismael Safavi, uno de los Reyes Iraníes de la Dinastía Safaviada. Tras la exhumación, ellos vieron un cuerpo sano e intacto que llevaba una ropa manchada de sangre y sus heridas aún estaban frescas. Tenía una herida de espada en la cabeza y un pedazo de tela fue fijado sobre ella. Como se ha informado en las fuentes históricas, el Rey ordenó desatar esta tela y reemplazarla por otra. Sin embargo, cuando la quitaron, la herida comenzó a sangrar, y a pesar de que la habían cubierto con otro pedazo de tela, el flujo de sangre no se detenía. Finalmente, le pusieron el mismo pedazo de tela que pertenecía al Imam Husain (P) y entonces la sangre se detuvo. Se ha narrado que el Rey tomó una pequeña parte de esa tela y ordenó construir un Mausoleo sobre la tumba de Hurr.[17]

Su entierro

De acuerdo con Sayyed Muhsin al-Amin, cuando los miembros de la Tribu de Banu Asad estaban enterrando los cuerpos de los mártires de Karbalá, algunos miembros de la Tribu de Hurr no permitieron que ellos enterrasen su cuerpo en la fosa común en Karbalá junto con el resto de los mártires.[18] Ellos llevaron el cuerpo de Hurr y lo enterraron en Nawawis, un pueblo a 7 kilómetros de Karbalá.[19] Actualmente, existe un Mausoleo sobre la tumba de Hurr.

Referencias

  1. Samavi, pág. 203
  2. Kashifi, págs. 281-282
  3. Tabari, tomo 5, págs. 402-403
  4. Bal’ami. tomo 4, pág. 704
  5. Musir al-Ahzan, pág. 44; Nafas al-Mahmum, pág. 231
  6. Beelazari, tomo 2, pág. 472
  7. Dinewari, págs. 249-250
  8. Belazari, tomo 2, págs. 472-473; Mufid, tomo 2, págs. 78-80
  9. Ajtab Jarazm, tomo 1, págs. 331-333
  10. Dinewari, pág. 251; Tabari, tomo 5, págs. 408-409
  11. Mufid, tomo 2, pág. 84
  12. Mufid, tomo 2, págs. 100-101
  13. Belazari, tomo 2, págs. 475-479
  14. Tabari, tomo 5, pág. 422-428
  15. Ibn A’sam, tomo 5, pág. 101
  16. Tabari, tomo 5, págs. 428-429; Mufid, tomo 2, pág. 102-104
  17. Yaza’eri, Anwar al-Un’maniyah, pág. 265
  18. Amin, tomo 1, pág. 613
  19. Ibn Kalbi, tomo 1, pág. 216

Bibliografía

  • Ajtab Jarazm, Maqtal al-Husain, Qom, 1381 hégira solar.
  • Belazari, Ahmad, Ansab al-Ashraf, Damasco, 2000.
  • Dinewari, Ahmad, Ajbar al-Tiwal, Cairo, 1959.
  • Ibn Kalbi, Yumhara al-Nasab, tomo 1, Beirut, 1986.
  • Samawi, Muhammad, Absar al-'Ain fi Ansar al-Husain, Qom, 1377 hégira solar.
  • Sheij Mufid, al-Irshad, Qom, 1413 hégira lunar.
  • Tabari, Muhammad Ibn Yarir, Tarij, Beirut, 1967.