Jums

De Wiki Shia
Saltar a: navegación, buscar
Islam
کتیبه مسجد.png

El Jums (الخمس; el Quinto) es un impuesto islámico que deben cancelar los musulmanes y consiste en el pago de una quinta parte de algunos bienes y propiedades bajo ciertas condiciones. Es una de las diez obligaciones divinas del Islam, y se ha mencionado en el versículo 41 de la Sura al-Anfal. También, se han explicado las reglas acerca del Jums en más de 110 hadices islámicos.
El Jums es una de las principales fuentes de financiación de las actividades islámicas; y principalmente se utiliza para difundir la religión en la Sociedad Islámica y en todo el mundo.


El Jums en el Corán

El versículo 41 de la Sura al-Anfal considera el Jums como uno de los signos de la fe:

“Y sabed que, de los bienes que obtengáis de cualquier cosa, una quinta parte pertenece a Dios, al Mensajero y a su familia, a los huérfanos, a los necesitados y a los viajeros, si creéis en Dios y en lo que Nosotros hicimos descender para Nuestro siervo”.

La revelación de este versículo demuestra mejor el estado notable del Jums; ya que este versículo fue revelado después de la batalla de Badr, y menciona a los musulmanes que participaron en esta batalla que el pago del Jums es una condición necesaria para demostrar la fe en Dios.
Según los sunitas, esta aleya se refiere solo al botín y a lo que se obtiene en una guerra. Ellos interpretan la palabra árabe “Qanima; غنیمه” utilizada en esta aleya como el botín de la guerra.
Según la Jurisprudencia Shiíta, el Jums no se limita sólo al botín de la guerra; ya que el término Qanima; غنیمه” significa, literalmente, cualquier beneficio recibido, tanto de lo que se obtiene a través del trabajo, como lo que se obtiene del botín de la guerra. Raqib Isfaháni escribe en el libro Al-Mufradat al-Qur’an que la palabra "Qanima" se aplica para denotar cualquier cosa adquirida.

El Jums en los hadices

En los libros Wasa'il al-Shi’a y Mustadrak al-Wasa'il se han mencionado alrededor de 110 hadices con respecto a las reglas acerca del Jums. De acuerdo con estos hadices, el pago del Jums trae consigo muchos beneficios, algunos de los cuales son los siguientes:

  • La persona que paga el Jums tendrá una descendencia pura.[1]
  • El pago del Jums fortalece la fe.[2]
  • El pago del Jums es una asistencia para la religión. [3]
  • El Jums purifica los ingresos y las propiedades. [4]
  • El Jums es un medio que protege la reputación de los musulmanes contra la amenaza de los enemigos. [5]
  • El Jums elimina la pobreza de los descendientes de Ahlul-Bait (P). [6]
  • Es una expiación por los pecados y una buena acción que será reservada para el día del juicio. [7]
  • El pago del Jums garantiza la entrada al Paraíso. [8]
  • Los Imames Infalibles (P) suplican por aquellos que pagan el Jums. [9]
  • El Jums es la llave de la fuente del sustento. [10]

La historia del Jums en la Tradición Islámica

La mayoría de los Sabios Islámicos creen que la legislación del Jums se produjo en el segundo año de la Hégira, durante la batalla de Badr; ya que después de esta batalla, surgieron algunos desacuerdos entre los guerreros musulmanes acerca de cómo dividir los botines de la guerra. Antes del Islam, los árabes dedicaban una cuarta parte de los botines al comandante del ejército.[11]
Según la primera aleya de la Sura al-Anfal, todo el Anfal (es decir; botines y ganancias del Gobierno Islámico) pertenecen a Dios y a Su Mensajero (PBD). Luego, el versículo del Jums permitió a los musulmanes que se apropiasen de los botines colocados en la guerra después de pagar una quinta parte de ellos. Según Tabari, la primera vez que el Profeta (PBD) dedujo el Jums de los botines de la guerra fue después de la batalla Bani Qaynuqa’.

Reglas acerca del Jums

Propiedades sobre las cuales se debe pagar el Jums

Es obligatorio pagar el quinto sobre los siete bienes siguientes:

  • Por la ganancia y los beneficios del trabajo:

Si una persona obtiene una ganancia por medio de la agricultura, el comercio, la industria o el salario que recibe por su trabajo, debe pagar el quinto del superávit anual que le queda; luego de deducir todo lo necesario para satisfacer las expensas propias suyas y de su familia por el curso de un año. Es decir; se cancela un quinto de lo que excede una vez cubiertos los gastos anuales de su propia vida, de su familia y de quienes dependen de él económicamente.

  • Por los Minerales:

Es obligatorio pagar el quinto sobre todo mineral que se extrae de las minas tales como: oro, plata, hierro, plomo, cobre, carbón mineral, petróleo, azufre, piedra turquesa y otros tipos de metales y minerales.

  • Por los Tesoros:

Si una persona encuentra un tesoro en una tierra que no le pertenece a nadie, y el dueño del tesoro es desconocido, la persona puede apropiarse de él, pero deberá pagar el quinto correspondiente.

  • Por la propiedad lícita mezclada con alguna propiedad ilícita:

Si una propiedad lícita se mezcla con otra ilícita de manera que no sea posible distinguir la lícita de la ilícita una de la otra, ni conocer a su dueño o saber cuánta es la cantidad ilícita, se debe pagar el quinto de toda esta propiedad; y el resto se considerará lícita.

  • Por las joyas extraídas del mar mediante el buceo:

Si una persona obtiene por el buceo algunas joyas como perlas, desde el fondo del mar, debe pagar su quinto a condición de que su valor no sea menos de 3.5 gramos de oro.

  • Por el botín de guerra:

Si los musulmanes luchasen contra los infieles por la orden de un Imam Infalible (P), y consiguiesen botines en la guerra, deberán pagar su quinto antes de dividirlos.

  • Por la tierra que un no-musulmán que vive bajo protección de un Gobierno Islámico compra a un musulmán.

Usos del Quinto

En el versículo del Jums, el Jums se debe dirigir a lo siguiente:

  • Dios.
  • El Profeta (PBD).
  • Los parientes y descendientes del Profeta (PBD).
  • Los huérfanos.
  • Los indigentes y necesitados.
  • Aquellos que están en problemas financieros durante el viaje.

Según las narraciones islámicas, el término Zul-Qurba (ذی القربی) que se ha aplicado en esta aleya se refiere a Ahlul-Bait (P). [12]

Las dos partes del Quinto

El Quinto se debe dividir en dos partes: una parte se llama la cuota del Imam Infalible (P) que se da a un Muytahid para que sea usada en beneficio público de la Comunidad Islámica (i.e. establecer Escuelas); y la otra parte del Quinto se llama la cuota de los descendientes del Profeta (PBD) que con el permiso de un Muytahid, se dedica a los descendientes del Profeta (PBD) que son necesitados (i.e. huérfanos, pobres).
Una parte de la cuota del Imam (P) se puede usar para la construcción de Mezquitas, Centros Islámicos, Hospitales y Escuelas, a condición de que el Muytahid lo hubiera permitido. Sin embargo; la parte que pertenece a los descendientes del Profeta (PBD) se debe dar sólo a ellos, y no puede ser gastado para otros fines.

Cálculo y pago del Jums

Pagar el Quinto al final del año fiscal

Se debe calcular y pagar el quinto de la ganancia recibida al final de cada año fiscal. El año fiscal de cada persona comienza a partir de su primer cobro. Por ejemplo, si una persona comienza un trabajo (como una actividad comercial, industrial, agricultura, etc.), la primera vez que gana dinero será considerado el inicio de su año fiscal. Después de un año a partir de entonces, esta persona debe pagar el quinto de su exceso de ganancia (es decir; de lo que le ha quedado después de un año).
Está permitido que la persona pague el quinto de su propiedad a mitad del año fiscal o incluso tan pronto como gana algo. También, se puede posponer el pago del quinto hasta el final del año fiscal con el fin de poder calcular y deducir los posibles gastos del año.

El Quinto por el préstamo y la herencia

Si una persona recibe algo como préstamo, no necesita pagar su quinto. Del mismo modo, el quinto no es obligatorio por la herencia recibida.

El Quinto del salario

El salario que se paga por un trabajo o servicio (i.e. transporte, socio comercial) es considerado como ganancia del trabajo, y la persona que lo recibe debe pagar el quinto de lo que exceden sus gastos anuales.

El Quinto y los impuestos gubernamentales

Los impuestos gubernamentales son iguales que otros costos de vida y no se utilizan para los mismos propósitos por los cuales se utiliza el quinto; por lo tanto, no se pueden reemplazar con el quinto aunque se rija por un Gobierno Islámico.

El Jums durante la época de la Ocultación del Imam Mahdi (P)

Según la Jurisprudencia Shiíta, durante la época de la ocultación del Imam Mahdi (P), el Jums se debe usar en casos por los cuales el Imam (P) lo utilizaría si estuviera presente. Estos casos incluyen el establecimiento de Escuelas y Seminarios Islámicos, la propagación del Islam, la construcción de Mezquitas, ayudar a los pobres y cualquier caridad o buena acción que sea en beneficio público.[13]

El Jums en el Sunismo

Según la Jurisprudencia Sunita, el Jums se debe pagar solo por los botines de la guerra. Los Sabios Sunitas están de acuerdo con los shiítas con respecto de la obligación del Jums, lo que se demuestra en el versículo 41 de la Sura al-Anfal y se ha explicado en muchos hadices auténticos. También, algunos Sabios Sunitas creen que el pago de Jums por el tesoro es obligatorio en algunas condiciones. [14]

Notas

  1. Kulaini, al-Kafi, tomo 1, pág. 547
  2. Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a, tomo 9, pág. 538
  3. Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a, tomo 9, pág. 538
  4. Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a, tomo 9, pág. 484
  5. Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a, tomo 9, pág. 538
  6. Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a, tomo 9, pág. 514
  7. Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a, tomo 9, pág. 538
  8. Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a, tomo 9, pág. 538
  9. Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a, tomo 9, pág. 538
  10. Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a, tomo 9, pág. 538
  11. al-’Ain, tomo 2, pág. 133
  12. Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a, tomo 9, Capítulo: Jums
  13. Boruyerdi, al-Musnad, pág. 330
  14. Ibn Rushd, Bidayat al-Muytahid, tomo 1, págs. 313-314

Bibliografía

  • Sagrado Corán
  • Boruyerdi, Mortaza, al-Musnad fi Sharh ‘Urwa al-Wuzqa, Qom, 1421 hégira lunar.
  • Hurr ‘Ameili, Mohammad, Wasa’il al-Shi’a, Qom, 1409 hégira lunar.
  • Ibn Rushd, Bidayat al-Muytahid, Beirut, 1415 hégira lunar.
  • Jalil Ibn Ahmad, al-’Ain, Qom, 1409.
  • Kulaini, Mohammad, al-Kafi, Teherán, 1407 hégira lunar.