Malik Ashtar

De WikiShia
(Redirigido desde «Malik al-Ashtar»)
Saltar a: navegación, buscar
Malik Ashtar
Example alt text
Santuario de Malik Ashtar
Descripción Compañero del Imam Alí (P)
Nombre Malik Ibn Haris
Apodo Ashtar
Nacionalidad Yemen, Irak
Fecha de fallecimiento Año 39 de la hégira.
Lugar de martirio Qulzum
Actividades Apoyar al Imam Alí (P); oposición contra el gobierno de Uzman, participación en las batallas del Imam Alí (P).


Malik Ibn Haris (مالک بن حارث) conocido como Malik Ashtar fue uno de los compañeros del Imam Alí (P) y uno de los poderosos líderes de Irak, y de los comandantes del ejército del Imam Alí (P). Participó en varias batallas, como, la batalla de Yamal y la batalla de Siffin. El Imam (P) lo asignó como el Gobernador de Egipto, pero fue martirizado antes de llegar allí. El famoso tratado de Malik al-Ashtar es una carta que el Imam Alí (P) le escribió al asignarlo a la Gobernación de Egipto.

Familia

Según Ibn Abi al-Hadid, su árbol genealógico es el siguiente:

Malik, hijo de Haris Abd Yaqus, hijo de Muslima, hijo de Rabi'a, hijo de Jazima, hijo de Saad, hijo de Malik, hijo de Naja’, hijo de 'Amr, hijo de 'Il-la, hijo de Jalid, hijo de Malik, hijo de Udad.[1]

Su hijo, Ibrahim Ibn Malik era uno de los compañeros de Mujtar Saqafi, quien buscaba la venganza del Imam Husain (P) y de los mártires de Karbalá.[2]

Desde Yemen a Kufa

La fecha de su nacimiento se desconoce, pero según los registros históricos, él creció en Yemen y emigró de Yemen en el año 633 d.C cuando tenía 12 años.[3] Era uno de los líderes de su tribu. Residió en Kufa, donde se estableció y tuvo una gran familia y generación. Participó en la batalla de Yarmuk y perdió uno de sus ojos en esta batalla. Siempre trataba de acompañar al Imam Alí (P); y fue quien mató a Muhammad Ibn Talha en la batalla de Yamal. Todos los historiadores musulmanes lo han elogiado por sus acciones.[4]

Participación en el entierro de Abuzar

Ibn Abi al-Hadid, un sabio sunnita de la Escuela Mu’tazila, narró un Hadiz de Abuzar Gifari que el Profeta (PBD) le dijo:

“Oh Abuzar, tú vivirás en soledad, morirás en soledad, resucitarás sólo y entrarás al Paraíso sólo…Un grupo de creyentes realizarán los rituales de tu fúnebre y te enterrarán”.[5]

Ibn Abi al-Hadid considera este hadiz como un testimonio cierto de la fe y la fidelidad de Malik Ashtar; ya que Malik Ashtar estaba entre el grupo que fue al desierto de Rabaza (el lugar donde Abuzar fue exilado) para enterrarlo, Ibn Abi al-Hadid, concluyó que de acuerdo con este hadiz el Profeta (PBD), ha testimoniado que Malik era de los creyentes.[6]

Exilio a Sham y Hums

Sa'id Ibn ‘Aas, el Gobernador de Kufa durante la época de Uzman, por la orden de Uzman exiló a Malik y a otras 9 personas como Kumeil Ibn Ziad, Sa’sa’a Ibn Suhan y Yundab Ibn Zuhair a Sham (Siria), porque ellos habían criticado al Gobierno Omeya.[7] Tras unos debates entre Mu’awiah, el Gobernador de Sham y Malik, Mu’awiah escribió una carta a Uzman y le pidió que exilase a Malik a otro lugar. Entonces, Malik fue exilado a Hums.[8]
Se ha narrado que Mu’awiah decidió enviar a Malik y a sus compañeros a Hums, porque tenía miedo de que los discursos de Malik atrajesen a la gente de Sham.[9]
Según lo informado por Ibn Shubba, Malik y sus compañeros se quedaron en Hums, hasta que los kufanos derrocaron a Sa'id Ibn 'Aas y enviaron una carta a Malik pidiéndole volver a Kufa.[10]

Gobernación de Kufa

Imam Alí (P): “Que Dios se compadezca de Malik. Fue para mí, como yo fui para el Profeta Muhammad (PBD)”.

Ibn Abi al-Hadid, tomo 15, pág. 98.

Tras el regreso de Malik a Kufa, los líderes de Kufa establecieron un pacto con Malik, y lo eligieron como el Gobernador de la ciudad. Así fue entonces, que Malik Ashtar, encabezó la oración del viernes, asignó a otras personas para realizar otras oraciones, y también postuló a una persona a cargo de la Tesorería.[11]
Sin embargo, después de intercambiarse algunas correspondencias entre Malik y Uzman, Abu Musa al-Ash'ari fue asignado como Gobernador de Kufa.[12]

Asedio de la casa de Uzman

Cuando diferentes grupos de personas se reunieron en Medina para protestar contra Uzman y sus agentes, Malik era quien dirigía a los manifestantes kufanos. Sin embargo, cuando Uzman fue amenazado de muerte por los manifestantes, Malik y Hakim Ibn Yibla abandonaron el asedio. Entonces, Abdul-lah Ibn ‘Udais y sus seguidores egipcios continuaron el asedio e insistieron en la protesta.[13]
Malik no participó en el asesinato de Uzman, y esto se evidencia según los registros históricos. Cuando el Imam Alí (P) envió a Yarir Ibn Abdul-lah Bayali a Sham para hablar con Mu’awiah y él regresó sin ningún logro, Malik dijo al Imam (P): “Ojala me hubieras enviado a mí”. Entonces, Yarir le dijo: “Juro por Dios que si tú hubieras ido, ellos te habrían matado, porque Mu’awiah y la gente de Sham conjeturan que tú estuviste entre los asesinos de Uzman.”[14] Esta historia demuestra que Malik fue acusado de haber participado en el asesinato de Uzman, debido a los rumores difundidos por Mu’awiah, pero él no lo hizo.
Después de la muerte de Uzman, Malik motivó a la gente a jurarle lealtad al Imam Alí (P).[15]


Participación en las batallas del Imam Alí (P)

Batalla de Yamal

En la batalla de Yamal, Malik era el comandante del flanco derecho del ejército del Imam Alí (P).[16] En esta batalla, Malik combatió contra Abdul-lah Ibn Zubair quien llevaba las riendas del camello de Aisha. En este combate, ambos se cayeron a la tierra, pero Malik logró colocarse por encima de Abdul-lah Ibn Zibair. Abdul-lah comenzó a gritar: “¡Matadme junto con Malik!” y en este momento, llegaron sus compañeros y lo rescataron.[17]
Después de la batalla, Malik se acercó a Aisha y le dijo:

“Alabado sea Dios, Quien ayudó a su amigo y derrotó a su enemigo.” Malik continuó recitando esta aleya del Corán: “Y di: «¡Ha venido la Verdad y ha desaparecido la falsedad! ¡En verdad, la falsedad estaba llamada a desaparecer!» (Corán: 17: 81)
Luego, preguntó a Aisha: “¿Cómo te parece lo que Dios hizo contigo?”
Aisha preguntó: "¿Quién eres? Que tu madre lamente por ti!”
Malik Respondió: "Yo soy tu hijo, Ashtar". (Es de hacer notar, que las esposas del Profeta (PBD) se conocen como “madres de los creyentes”; ya que está prohibido casarse con ellas después del fallecimiento del Profeta (PBD)).
Aisha dijo: "Tú mientes. Yo no soy tu madre".
Malik dijo: "Tú eres mi madre, aunque no te guste".
Aisha le preguntó “Eres tú quien iba a matar a mi sobrino (Abdul-lah Ibn Zubair)".
Malik respondió "Si no hubiera sido porque tenía hambre desde hace tres días, ya habría terminado con él.”[18]

Cabe mencionar que Abdul-lah Ibn Zubair fue uno de aquellos que prendieron el fuego de la batalla de Yamal contra el Imam Alí (P).

Batalla de Siffin

Malik Ashtar fue uno de los comandantes del ejército del Imam Alí (P) en la batalla de Siffin. Él logró avanzar y llegar al campamento de Mu’awiah; pero cuando la victoria del ejército del Imam (P) estaba muy cerca, Mu’awiah utilizó un truco ordenando a sus soldados que pusieran las hojas del Corán sobre las lanzas. En el último momento, cuando la derrota de Mu’awiah era evidente, él invitó a los soldados del Imam (P) a finalizar la batalla con arbitraje. Varios grupos del ejército del Imam (P) (de aproximadamente 20.000 soldados) fueron engañados, se reunieron alrededor del Imam Alí (P) y lo obligaron ordenar a Malik que volviera.
Ellos le dijeron: “Oh Alí! Concilia con el arbitraje del Corán, de lo contrario te mataremos”. El honorable Imam (P) dijo:

“Ellos no dan fe al Corán, y sólo lo usan como pretexto. Esperad un rato ya que la victoria está cerca”.

El Imam (P) los aconsejó, pero ellos no aceptaron, hasta que finalmente el Imam (P) se vio obligado a enviar un emisario ante Malik y pedirle regresar.
Aquel día, Malik estaba en una posición dominante y podía atacar el campamento de Mu’awiah; ya que en la noche anterior, que fue la noche de Harir (لیلة الهریر; Lailat al-Harir), el ejército del Imam (P) había avanzado mucho. Él contestó al emisario del Imam (P): “En este momento no puedo retirarme; ya que espero que Dios nos dé la victoria.”
Yazid Ibn Hani, el emisario del Imam (P) volvió y entregó el mensaje de Malik. En este instante, los manifestantes comenzaron a protestar y dijeron que el Imam (P) ordenó a Malik continuar la batalla. Entonces, el Imam Alí (P) dijo a su emisario: “Di a Malik que vuelva y dile que hay una sedición”.
Yazid Ibn Hani fue ante Malik y le entregó el mensaje. Malik le dijo: “¿Cuál es el problema? ¿Estas hojas del Corán sobre las lanzas? Juro por Dios, que yo sabía que este truco causaría conflicto e hipocresía. ¿Pero acaso es correcto abandonar la lucha mientras estoy cerca de la victoria?"
Yazid Ibn Hani le dijo: “¿Te gustaría alcanzar la victoria aquí y dejar al Príncipe de los creyentes (P) en manos del enemigo? Los manifestantes han dicho, que si Malik no regresa, mataremos a Alí como matamos a Uzman, o lo entregaremos a su enemigo".
Malik respondió: "Glorificado sea Dios. Juro por Él que no acepto que esto suceda". Así, Malik volvió del campo de batalla y debatió con los manifestantes y los reprochó. Malik fue uno de los opositores al arbitraje, pero no tuvo más objeción; ya que el Imam (P) lo había aceptado.[19]

Viaje a Egipto y martirio de Malik

Después de la batalla de Siffin, el Imam Alí (P) asignó a Malik como Gobernador de Egipto.[20] Pero, cuando Mu’awiah se enteró de esta asignación a través de sus espías, pensó que si Malik llega a Egipto, nadie podría enfrentarlo fácilmente. Entonces, Mu’awiah envió una carta a uno de sus contribuyentes, y le escribió que si lograba asesinar a Malik, no le cobraría más impuestos en toda su vida. De ahí, que cuando Malik llegó a la región de Qulzam, aquel hombre le dio la bienvenida y lo invitó a comer. Y es así; que le ofreció una bebida venenosa de miel; envenenándolo de esta manera y martirizándolo.[21]
Ibn Abi al-Hadid escribió en su libro: Malik falleció en el año 39 de la hégira, cuando iba a Egipto por la orden de Alí (P).
Alqama Ibn Qeis Naja'i, uno de los parientes de Malik dice: Después del fallecimiento de Malik, Alí (P) estaba muy triste, incluso se veía como si fuese la única persona afectada por este suceso; ya que nosotros (la tribu de Naja') no estábamos tan tristes como él. Este dolor se vio reflejado varios días en su rostro.[22]

Malik al-Ashtar según palabras de diferentes personas

El Príncipe de los creyentes, Alí (P)

Cuando el Imam Alí (P) decidió enviar a Malik a Egipto, escribió una carta a los egipcios y lo describió de esta manera:

“Acabo de enviaros a un siervo de los siervos de Dios, quien no se duerme en los días de miedo ni teme de los enemigos, y es como el fuego para los villanos. Él es Malik Ibn Haris de la tribu de Mizhay. Escuchadlo bien y obedeced sus mandatos, porque es una espada de las espadas de Dios. Es fuerte y agudo. Si os pide mover, moveos, y si os pide quedar, entonces quedaos; porque si hace algo o evita algo, es por mi orden. Yo sé que él es un hombre sincero y es resistente contra vuestro enemigo.[23]

Cuando el Imam Alí (P) se enteró de que Malik fue martirizado, dijo:

“Que Dios se compadezca de Malik. Fue para mí, como yo fui para el Profeta Muhammad (PBD)”.[24]

Mu’awiah

Cuando Mu’awiah se enteró del martirio de Malik, dijo a la gente:

"Alí (P) tenía dos manos, una de ellas, se separó de él en la batalla de Siffin y era ‘Ammar Ibn Yasir, y la otra era Malik y fue separada hoy de él".[25]

Ibn Abi al-Hadid

Ibn Abi al-Hadid escribe:

Él era un caballero valiente, jefe de su tribu y uno de las grandes personalidades de la Shia, quien era persistente en su amor por el Imam Alí (P).[26] "Malik unía la clemencia con el rigor. Era riguroso cuando debía, y era blando cuando correspondía."[27]

Notas

  1. Ibn Abi al-Hadid, tomo 15, pág. 98
  2. al-Amin, tomo 2, pág. 200
  3. al-Muhayir, pág. 33
  4. Amini, págs. 39-40
  5. Tafsir Qomi, tomo 1, pág. 295
  6. Ibn Abi al-Hadid, tomo 15, págs. 99-100
  7. al-Amin, tomo 9, pág. 40
  8. Ibn Abi al-Hadid, tomo 2, págs. 130-133
  9. Ibn Shubba, tomo 3, págs. 1141-1142
  10. Ibn Shubba, tomo 3, pág. 1142
  11. Muhayir, pág. 62
  12. Belazari, tomo 5, págs. 535-536
  13. Tabari, Tarij, tomo 3, pág. 411; al-Amin, tomo 9, pág. 41
  14. al-Amin, tomo 4, pág. 75
  15. al-Amin, tomo 9, pág. 41
  16. Muhayir, pág. 83
  17. Muhayir, pág. 84
  18. al-Mufid, al-Yamal, pág. 370
  19. al-Amin, tomo 9, pág. 39
  20. al-Amin, tomo 9, pág. 38
  21. al-Amin, tomo 9, págs. 38-39
  22. al-Saqafi, al-Qarat, tomo 1, págs. 265-266
  23. Amini, pág. 40
  24. Ibn Abi al-Hadid, tomo 15, pág. 98
  25. Amini, pág. 40; al-Saqafi, tomo 1, pág. 262
  26. Ibn Abi al-Hadid, tomo 15, pág. 98
  27. Ibn Abi al-Hadid, tomo 15, pág. 102

Bibliografía

  • Sagrado Corán.
  • Nahyul Balaga.
  • al-Amin, Sayyed Muhsin, A’yan al-Shi’a, Beirut, 1983.
  • al-Mufid, al-Yamal wa al-Nusra li Sayyed al-’Itra, Qom, 1413 hégira lunar.
  • al-Muhayir, Yafar, Malik Ashtar, Beirut, 1432 hégira lunar.
  • al-Saqafi al-Kufi, Ibrahim, al-Qarat.
  • Amini, Muhammad Hadi, A’lam Nahyul Balaga, Teherán, 1359 hégira solar.
  • Belazari, Ahmad, Ansab al-Ashraf, Cairo, 1959.
  • Ibn Abi al-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, 1959.
  • Ibn Shubba, Tarij al-Madina al-Munawara, Qom, 1410.
  • Tabari, Muhammad Ibn Yarir, Tarij al-Tabari, Beirut.