prioridad: c, calidad: c
sin enlace
sin foto
sin navbox
sin redirección
sin referencias

Yamkaran

De WikiShia
(Redirigido desde «Mezquita de Yamkaran»)
Saltar a: navegación, buscar
Mezquita de Yamkaran en Qom

La Mezquita de Yamkaran está ubicada en la periferia de Qom y es un lugar de peregrinación popular para los musulmanes shiítas. Según los informes, el Imam Mahdi (P), el duodécimo Imam infalible, se le apareció una vez a uno de los shiítas locales y le indicó construir esta Mezquita. La Mezquita de Yamkaran es visitada durante todas las semanas por miles o millones de peregrinos, y especialmente; todos los martes por la noche grandes multitudes de peregrinos se reúnen en Yamkaran para rezar y suplicar en esta Mezquita. La Mezquita está ubicada a seis kilómetros al Este de Qom, y ha sido durante mucho tiempo un lugar sagrado para los shiítas.

Historia

Según los informes, en el año 393 de la hégira, uno de los shiítas locales llamado Hasan ibn Muslih Yamkarani, quien fue conocido como un hombre justo, de recta conducta y noble carácter, recibió la orden de construir la Mezquita de Yamkaran durante el encuentro que tuvo con el Imam Mahdi (P) y el Profeta Jidr (P). Hasan Ibn Muslih narra la historia de la siguiente manera:

La vieja imagen de Mezquita de Yamkaran
En la decimoséptima noche del mes de Ramadán del año 393 de la hégira (1003 D.C.) unos hombres desconocidos llamaron a la puerta de mi casa y me despertaron. Ellos me dijeron “¡Oh Hasan! El Imam de tu época (P) te ha convocado y quiere verte”.
Después de oír esta llamada, me levanté inmediatamente para estar listo, y les dije: ‘Por favor, permítanme ponerme la ropa’, y estando sorprendido y confundido en la oscuridad total, cogí una ropa para ponerme y luego oí una voz que decía: “Hasan no te la pongas, porque no te pertenece”. Finalmente, tuve la oportunidad de vestirme en la oscuridad con mi propia camisa y pantalones. Entonces, empecé a buscar la llave para abrir la puerta, cuando de nuevo me dijeron que no la buscase porque la puerta ya estaba abierta.
Cuando finalmente salí, vi a un grupo de personas justas y piadosas, y les ofrecí mis saludos. Ellos correspondieron a mis saludos, y me hablaron amablemente y con agradecimiento. Luego, me llevaron a un lugar donde más tarde se construyó la Mezquita de Yamkaran. Cuando llegamos al lugar, miré cuidadosamente y vi un asiento cubierto con alfombras finas y hermosos cojines. Un joven de unos treinta años, con grandeza y dignidad especial estaba sentado como en un trono apoyando su espalda contra los cojines, y además de él vi a un anciano que sostenía un libro en sus manos y le leía al joven. Había más de sesenta personas, algunos de ellos vestidos de blanco, otros vestidos de verde, quienes habían rodeado el asiento y estaban ocupados en ofrecer oraciones y alabanzas a Dios Todopoderoso. De repente, se me ocurrió que este joven era el Imam Mahdi (P) y el anciano con hermosas características que se encontraba junto él era el Profeta Jidr (P).
El Imam (P) me llamó con mi nombre, y me dijo: “Esta es una tierra sagrada y Dios la ha escogido de entre todas las tierras otorgándole distinción y dignidad. Dígale a su dueño que no la labre y que no explote esta tierra.”
Le dije al Imam (P): “Pero, yo necesito alguna prueba que demuestre la veracidad de mi declaración para que la gente acepte lo que digo, de lo contrario será muy difícil convencerlos”.
El Imam (P) le contestó: “Usted haga lo que le hemos encomendado y nosotros vamos a dar a conocer algunos signos especiales para que esto sea posible. Vaya a ver al Sayyed Abul Hasan (uno de los Clérigos de Qom) y dígale que construya una Mezquita en esta tierra. También, compre la cabra que está en el rebaño de Ya’far Kashani, tráigala aquí, degüéllela y reparta su carne entre los pobres y enfermos. Cada enfermo que coma de la carne de esta cabra será curado por Dios.”
Seguidamente, el Imam (P) me dio la instrucción de realizar una oración especial en esta Mezquita.
Por la mañana siguiente, fui al mismo lugar y vi que los límites de la tierra de la Mezquita estaban señalados con unas cadenas. Luego, fui a Qom a visitar al Sayyed Abul Hasan. Tan pronto como llamé a la puerta de su casa, su compañero nos preguntó, ¿viene usted del pueblo de Yamkaran?
Le dije que sí.
El hombre nos dijo: “El Sayyed lo ha estado esperando desde el amanecer”. Entonces, me presenté ante el Sayyed Abul Hasan y él me honró mucho, y dijo: “Anoche vi a una persona en mi sueño quien me dijo: “Un hombre llamado Hasan Ibn Muslih vendrá de Yamkaran ante ti. Acepta sus palabras y ten confianza en él.”
Yo le conté al Sayyed lo que me había pasado durante la noche anterior, y luego fuimos juntos al pueblo de Yamkaran. En el camino, nos encontramos con el rebaño de Ya’far Kashani y de repente una cabra corrió hacia nosotros. Al ver esta cabra, Ya’far, el pastor del rebaño, nos dijo jurando por Dios que esta cabra no era una de las suyas y que nunca la había visto. Ellos llevaron la cabra a la tierra de la Mezquita y la degollaron tal y como lo habían encomendado; así fue que repartieron su carne entre los pobres y enfermos. Tal y como se prometió, cada uno de los enfermos que comió de aquella carne sanó. Después de estos eventos, el Sayyed Abul Hasan construyó una Mezquita con un techo de madera en este lugar.[1]

Es de hacer notar; que esta historia se ha narrado en las fuentes auténticas, y los Sabios Islámicos le han dado mucha importancia a esta Mezquita. Entre las fuentes que han mencionado esta historia se destacan las siguientes:

Expansión de la Mezquita

Celebración del nacimiento del Imam Mahdi (P) en la Mezquita de Yamkaran

Después de la Revolución Islámica en Irán, la Mezquita de Yamkaran experimentó una gran expansión y el área de la Mezquita se amplió a 55.000 metros cuadrados.[2] De hecho, la nueva construcción de la Mezquita consta de tres entradas principales en tres lados. La Mezquita está rodeada con un gran patio y el muro del patio está adornado con azulejos tradicionales de la arquitectura persa. La Mezquita tiene unos minaretes de 60 metros de altura y también una gran cúpula cubierta con azulejos verdes.

Pozo de Peticiones

En la parte trasera de la Mezquita hay un pozo conocido como el "Pozo de Peticiones". Según una creencia común, algunos peregrinos escriben sus peticiones en un papel y la arrojan en el pozo con la esperanza de que sea recibida por el Imam Mahdi (P). Sin embargo, esta creencia no tiene bases aceptables en las fuentes islámicas.

Virtudes de la Mezquita de Yamkaran

Según algunos informes, el Príncipe de los Creyentes el Imam ‘Alí (P), en su época, antes de que la ciudad de Qom fuese conocida; es decir, doscientos cincuenta y tres años antes de la construcción de la Mezquita de Yamkaran, anunció la existencia de ésta.

Se ha narrado que el Imam Alí (P) le informó a Hudhaifah Ibn Yaman, uno de los benévolos discípulos del Profeta Muhammad (PBD) diciendo:

“¡Oh, hijo de Yaman!, el Restaurador (P), descendiente del Profeta Muhammad (PBD), al comienzo de su aparición saldrá de una ciudad llamada Qom y convocará a la gente hacia la verdad. Todos en el naciente y el poniente (ocaso) le escucharán, y será renovada la religión del Islam. ¡Oh, hijo de Yaman!, esta tierra es sagrada y está purificada de toda impureza. Su bandera (la del Imam Mahdi -P-) será izada en la cima de una montaña blanca, cercana a la Mezquita que será llamada Yamkaran. Él aparecerá junto a uno de los minaretes de la Mezquita” [3]

Cómo realizar la oración de la Mezquita de Yamkaran

Mezquita de Yamkaran

En la Mezquita de Yamkaran se realizan 2 oraciones de 2 ciclos. Según la historia narrada por Hasan Ibn Muslih, el Imam (P) describió la forma de realizar estas oraciones como sigue:

1- La primera oración se ofrece para honrar a la Mezquita y se debe realizar de la misma manera de la oración del alba con las siguientes diferencias: En cada ciclo, se debe recitar en primer lugar la Sura Al-Fatiha, y seguidamente en cada ciclo se recitará siete veces la Sura Al-Ijlas.

Asimismo, durante la inclinación se debe repetir siete veces el Dhikr, es decir, la frase que dice:

“subhána rabbi al-'azimi wa bi Hamdih” (Glorificado y Alabado sea mi Altísimo Señor).

Igualmente, debe repetirse siete veces el Dhikr de la postración que dice:

“subhánarabbial 'a-la wabi Hamdih” (Glorificado y Alabado sea mi Altísimo Señor).

2- La Segunda oración se ofrece para honrar al Imam Mahdi (P). Esta oración se debe realizar de la misma manera de la oración del alba con las siguientes diferencias:

En cada ciclo, mientras se recita la Sura al-Fatiha, al llegar al versículo: “iyaka na‘budu wa iyaka nasta‘in (Solamente a Ti adoramos y solamente a Ti pedimos ayuda), hay que repetir este versículo 100 veces y luego terminar el resto de la Sura al-Fatiha. Después se debe recitar Sura al-Ijlas sólo una vez. Durante la inclinación (ruku) y la postración (suyud), el Dhikr debe ser recitado siete veces (como en la primera oración).
Después de finalizar la oración se debe recitar una vez la frase “la ilaha ila allah” (no hay más dios que Allah). Después de recitar el Tasbih de Fátima Al-Zahra (P) hay que hacer una prosternación y durante esta posición decir cien veces el Salawat:

“al-lâhumma sal-li alâ Muhammad wa âli Muhammad”
(¡Dios mío¡ ¡Bendice a Muhammad y a la familia de Muhammad!)

Se ha narrado, que cualquier persona que haya ofrecido estas oraciones en esta Mezquita equivaldrá a haberlas realizado en la Kaaba”.

Notas

  1. Naym al-Saqib, pag. pag. 383-388
  2. Zandiye, pag. 78
  3. “Anwar Al-Musha‘sha‘în”, tomo 2, pág. 190-194.

Bibliografía

  • Biblioteca Islámica Ahlul Bait (P), Principales ziarat en Irán, Octubre de 2012, www.biab.org.
  • Nuri, Husein, al-Naym al-Saqib, Qom, 1412 hégira lunar.
  • Zandiye, Hasan, Masyed Yamkaran, Qom, 1375 hégira solar.