prioridad: b, calidad: c
sin enlace
sin categoría
sin ficha
sin navbox
sin redirección
sin referencias

Muhammad Ibn Abi Bakr

De WikiShia
(Redirigido desde «Muhammad Ibn Abu Bakr»)
Saltar a: navegación, buscar
Muhammad Ibn Abi Bakr
Example alt text
Tumba de Muhammad Ibn Abi Bakr en Fustat; Egipto
Descripción Compañero del Imam Alí (P)
Nombre Muhammad
Apodo Abul-Qasim
Fecha de nacimiento Dhul-Qa’da; décimo año de la hégira
Fecha de fallecimiento Safar; Año 38 de la hégira.
Lugar de martirio Egipto
Actividades Apoyar al Imam Alí (P); oposición contra el gobierno de Uzman, participación en las batallas del Imam Alí (P).

Muhammad Ibn Abi Bakr fue uno de los compañeros del Imam Alí (P); quien fue nombrado por él como el Gobernador de Egipto.
Él era el hijo de Abu Bakr, el primer Califa Sunita. Sin embargo, después de la muerte de Abu Bakr, su madre Asma’ Bint ‘Umays se casó con el Imam Alí (P); y por lo tanto Muhammad fue criado en la casa del Imam Alí (P) desde su niñez. El Imam (P) lo amaba y lo consideraba como su propio hijo. Se dice que la posición de Muhammad Ibn Abi Bakr ante el Imam Alí (P) fue como la de Abuzar para el Profeta Muhammad (PBD).
Él fue uno de los destacados oponentes al Califato de Uzman y su forma de Gobierno. Durante el Califato del Imam Alí (P), fue uno de los miembros de las fuerzas de seguridad conocidas como Shurtat al-Jamis. También, fue el comandante de una sección del ejército del Imam Alí (P) en la batalla de Yamal y en la batalla de Siffin. Él es una figura alabada en los hadices y en las fuentes islámicas. Muhammad Ibn Abi Bakr fue martirizado brutalmente por los agentes de Mu’awiya durante la invasión del ejército de Sham a Egipto.

Su nacimiento y genealogía

Muhammad Ibn Abi Bakr nació en el mes de Dhul-Qa'da del décimo año de la hégira, en un pueblo llamado Dul-Hulaifa (18 km de Medina en el camino a La Meca).[1]
Su padre, Abu Bakr Ibn Abi Quhafa, fue el primer Califa Sunita y falleció cuando Muhammad tenía casi dos años. Su madre, Asma’ bint ‘Umays, fue una de las mujeres destacadas de la historia del Islam. Ella estaba casada primero con Ya’far Ibn Abi Talib, y después del martirio de Ya’far se casó con Abu Bakr.[2]

Conyugue e hijos

De acuerdo con la opinión de la mayoría de los historiadores, Muhammad se había casado con la hija de Yazdgerd (el último Rey Iraní de la Dinastía Sasánida). Se ha narrado que la otra hija de Yazdgerd llamada Sharbanu estaba casada con el Imam Husain (P).[3]
Uno de los hijos de Muhammad fue Qasim; quien se convirtió en uno de los Sabios Jurisprudentes de Medina,[4] y fue uno de los compañeros cercanos del Imam Sayyad (P) y del Imam Baqir (P). Qasim tenía una hija llamada Umm Farwa, que se casó con el Imam Muhammad Baqir (P) y se convirtió en la madre del Imam Sadiq (P). En otras palabras, la nieta de Muhammad Ibn Abi Bakr fue la madre del Imam Sadiq (P).[5]

Su educación y crecimiento en la casa del Imam Alí (P)

Después de la muerte de Abu Bakr, su esposa Asma’ se casó con el Imam Alí (P); y por lo tanto Muhammad vino a vivir, ser criado y educado por el Imam (P).[6] Muhammad estaba íntimamente familiarizado con el estilo de vida y el carácter del Imam (P), lo que creó en su corazón el amor por el Imam (P) y la familia del Profeta (PBD). Igualmente, el Imam (P) amaba a Muhammad y lo llamaba "hijo mío".[7] En el libro Nahyul Balaga, se ha narrado un hadiz del Imam Alí (P) en donde dijo: "Él (Muhammad Ibn Abi Bakr) fue uno de mis seres queridos y yo lo he criado como mi propio hijo."[8]

Personalidad y Creencias

La mayoría de las fuentes de la historia del Islam han enaltecido a Muhammad por su honestidad, rectitud y nobleza. Según un hadiz, a pesar de que Muhammad Ibn Abi Bakr no era de Ahlul-Bait (P), era una persona noble como ellos, y era la persona más pura y noble entre los miembros de su familia. Se ha informado del Imam Alí (P) que dijo: "¡Que Allah tenga misericordia con Muhammad! Él se esforzó tanto como pudo y cumplió con su deber". [9]
La posición que tenía Muhammad en el corazón del Imam Alí (P) era semejante a la de Abuzar en el corazón del Profeta Muhammad (PBD). Él era uno de los discípulos más cercanos de Imam Alí (P).[10]
Con respecto a los tres primeros Califas Sunitas (incluyendo Abu Bakr), Muhammad creía que ellos habían usurpado el derecho y la posición del Imam Alí (P). Creía que Uzman se había apartado de las leyes de Dios y de la Sunna del Profeta (PBD).[11] Consideraba al Imam Alí (P) como la primera persona en aceptar el Islam y lo apoyó durante toda su vida, y al mismo tiempo, creía que Mu’awiya y los Omeyas usurparon el Califato a través de la mentira, el engaño y la fuerza. Por lo tanto, consideraba que la batalla de Siffin contra Mu’awiya fue una lucha sagrada en el camino de Dios, entre las fuerzas de la verdad y la falsedad. [12]

Actividades políticas

Durante el Califato de Uzman

La presencia de Muhammad Ibn Abi Bakr en las actividades políticas y militares se inició desde el Califato de Uzman. Aunque algunos historiadores occidentales[13] lo han considerado como uno de los que planearon el asesinato de Umar Ibn Jattab, pero este punto de vista parece no ser correcto, teniendo en cuenta que él sólo tenía trece años en aquel entonces. Además, este hecho no se ha mencionado en ninguna de las fuentes de la historia del Islam.
Después de llegar a la edad adulta, Muhammad Ibn Abi Bakr participó en las batallas contra los no-musulmanes durante el Califato de Uzman. La oposición de Muhammad contra Uzman se inició en una de estas batallas, conocida como la batalla de Suwara, en la que 'Uzman nombró a Abdul-lah Ibn Sad Ibn Abi Sarh como el comandante de las fuerzas navales; mientras que el Profeta (PBD) había excomulgado a esta persona y lo expulsó de Hiyaz, e incluso también, el Corán[14] había confirmado su incredulidad. Muhammad criticó a Uzman por la designación de tal persona como el comandante de las fuerzas musulmanas.[15]
Por otra parte, hacia el final del Califato de Uzman, Muhammad lo criticó por sus políticas y actividades, tales como: dejar la Sunna del Profeta (PBD), la indiferencia hacia las conductas ilícitas de sus Gobernadores y subordinados en diferentes partes de los territorios islámicos y no observar la justicia con respecto a los compañeros del Profeta (PBD). 'Uzman había dado a sus parientes como Marwan Ibn Hakam, las posiciones gubernamentales importantes, pero había ignorado a los destacados compañeros del Profeta (PBD) en los asuntos gubernamentales.[16]

Su presencia en el levantamiento contra Uzman

Muhammad Ibn Abi Bakr participó en el asedio de 40 días de la casa de Uzman. En cuanto al papel de Muhammad en el asesinato de Uzman, se han expresado por los historiadores diferentes puntos de vista:

  • Algunos creen que junto con algunas otras personas, él entró en la casa de Uzman y le dio el primer golpe, pero no lo mató hasta que Sawran Ibn Humran y 'Amr Ibn Humaq lo mataron.[17]
  • Otra opinión es que Muhammad entró junto con otras trece personas y después de que debatió con él criticándolo con respecto a la corrupción de sus gobernadores, le ordenó a uno de los presentes asesinarlo.[18]
  • La opinión más aceptada es que a pesar de que Muhammad tuvo una participación activa en el levantamiento contra Uzman, no participó en su asesinato. Más bien, Uzman fue asesinado por otras personas después de que Muhammad salió de su casa.[19]

Las evidencias históricas confirman el tercer punto de vista.[20]

Durante el Califato del Imam Alí (P)

Durante el Califato del Imam Alí (P), Muhammad fue uno de los miembros de las fuerzas de seguridad conocidas como Shurtat al-Jamis.[21]

Su participación en la batalla de Yamal

Muhammad creía que los oponentes del Imam Alí (P) utilizaban el lema de la venganza por la muerte de 'Uzman como una excusa para romper sus pactos y perseguir sus agendas políticas. Él decía acerca de ellos: "Juro por Dios que nadie mató a Uzman, excepto ellos."[22]
Cuando la batalla estaba a punto de comenzar, el Imam (P) designó a Muhammad como el comandante de la infantería. Durante la batalla, Muhammad mostró gran valentía; mató a Sawr Ibn 'Adi, uno de los comandantes del ejército de Yamal.[23] Después de la guerra, se comportó con amabilidad con los soldados del ejército derrotado. Por la orden del Imam (P), protegió a su hermana Aisha; quien era una de los líderes del ejército del enemigo.[24] A pesar de que ella tuvo un papel destacado en prender el fuego de la guerra, el Imam (P) la dejó libre y ordenó enviarla a Medina con mucho respeto, en compañía de cuarenta mujeres.[25]

En la batalla de Siffin

Muhammad había sido nombrado por el Imam 'Alí (P) como el Gobernador de Egipto. Sin embargo, antes de su partida a Egipto participó en la batalla de Siffin contra Mu’awiya. En un hadiz del Imam Sadiq (P), se ha informado que en la batalla de Siffin, cinco hombres de Quraish acompañaron al Imam (P), y uno de ellos fue Muhammad Ibn Abi Bakr.[26] De acuerdo con algunos informes, Muhammad fue nombrado por el Imam (P) como el comandante de la infantería o del flanco izquierdo de su ejército.[27]

Gobernación de Egipto

En el mes de Ramadán del año 36 de la hégira, el Imam Alí (P) designó a Muhammad como el Gobernador de Egipto. La mayoría de las fuentes sostienen que Muhammad fue enviado a Egipto antes de Malik al-Ashtar. Según los registros históricos, Qays Ibn Saad fue el primer Gobernador de Egipto durante el Califato del Imam Alí (P). Sin embargo; él salió de Egipto con el fin de acompañar al Imam (P) en la batalla de Siffin. Después de Siffín, Muhammad Ibn Abu Bakr se convirtió en el Gobernador de Egipto, pero más tarde debido a la caótica situación de este país, el Imam (P) envió a Malik al-Ashtar a Egipto para mantener la situación bajo control.[28] Sin embargo; antes de que Malik llegase a Egipto, fue asesinado por la orden de Mu’awiya.

Sus dificultades en Egipto

El primer problema con el que se encontró Muhammad Ibn Abi Bakr en Egipto fue aquella situación donde los árabes acusaban al Imam Alí (P) del asesinato de Uzman y se negaban a jurarle lealtad a él (P). A su llegada a Egipto, Muhammad les escribió una carta y les ordenó aceptar su regla o salir de Egipto, lo que fue rechazado por ellos. Al principio, ellos tenían miedo de entrar en conflicto con Muhammad, pero más tarde, cuando la situación se hizo más inestable, se rebelaron. Una serie de guerras se produjeron entre ellos y el ejército de Muhammad. Finalmente, Muhammad llegó a la conclusión de que no podía derrotarlos, por lo que firmó un tratado de paz con ellos. [29]
Después de que la situación se complicó y Muhammad no pudo mantener todo bajo su control, el Imam 'Alí (P) decidió reemplazar a Muhammad con alguien más poderoso y experimentado, es decir, Malik al-Ashtar. Muhammad Ibn Abu Bakr se sintió triste porque había sido sustituido y, al conocer esto, el Imam ‘Alí (P) le escribió esta carta:

"Creo entender que te sientas triste y agraviado, porque te convoqué y envié a Malik en tu lugar como Gobernador de Egipto. No hice este cambio porque hayas sido débil e ineficiente ni he querido transformarte en más enérgico y fuerte; sino que lo hice para que cambies de ambiente. Te enviaré a un lugar en donde el trabajo es más sencillo y en donde te encontrarás más a gusto."[30]

La invasión del ejército de Mu’awiya a Egipto

Después de la batalla de Siffin, Mu’awiya decidió invadir Egipto. Él le escribió una carta a los jefes de los oponentes del Imam (P) en Egipto invitándolos a unirse a él, y así logró reclutar a diez mil soldados. [31]Mu’awiya le había prometido darle la Gobernación de Egipto a su Ministro ‘Amr Ibn ‘As. 'Amr se trasladó a Egipto con un gran ejército. Kanana Ibn Bushr, uno de los agentes del Imam (P) fue a luchar contra él con 2000 soldados, pero fue derrotado y asesinado. Por otro lado, en Egipto, la gente abandonó a Muhammad Ibn Abu Bakr y así, el comandante del ejército de Mu’awiya lo encontró fácilmente y ordenó decapitarlo. De esta manera, Egipto salió del control del Imam (P).

Su martirio

Hay diferentes puntos de vista sobre cómo Muhammad Ibn Abu Bakr fue martirizado. La mayoría de las fuentes sostienen que cuando su ejército fue derrotado por el ejército de Mu’awiya, sus compañeros lo abandonaron y huyeron. Muhammad buscó refugio en los escombros de un edificio arruinado, donde fue encontrado y asesinado por los mercenarios de Mu’awiya. Los soldados de Mu’awiya, después de matar a Muhammad Ibn Abu Bakr, pusieron su cuerpo en el vientre de un burro muerto y lo quemaron.[32]
Es de hacer notar; que algunas fuentes históricas han dicho que 'Amr Ibn ‘As fue quien capturó y mató a Muhammad Ibn Abu Bakr.[33]
La fecha de su martirio fue el mes de Safar del año 38 de la hégira (658 D.C.)[34] Cuando la noticia de su martirio llegó al Imam 'Alí (P), el Imam (P) lloró y dijo: "Él era un siervo justo de Allah y un hijo justo para nosotros."[35]
También, se ha informado que después del martirio de Muhammad, su madre, Asma’ murió como resultado de duelo por su hijo.[36]
En cuanto al lugar del entierro de Muhammad, se dice que fue enterrado en Egipto, en las afueras de la ciudad Fustat en una Mezquita llamada Zimam.[37]

Su correspondencia con el Imam Alí (P)

Durante el Gobierno de Muhammad en Egipto, se intercambiaron varias cartas entre él y el Imam Alí (P). Dos de estas cartas se han registrado en el libro Nahyul Balaga. Estas cartas abarcan diferentes temas, incluyendo las leyes prácticas del Islam, la ética y la política. [38]

Notas

  1. Ibn Abd al-Birr, tomo 3, pág. 366
  2. Shustari, Mayalis al-Mu’minin, tomo 1, pág. 277; Ibn Asir, Usd al-Qabbah, tomo 4, pág. 326
  3. A’yan al-Shi’a, tomo 8, pág. 446
  4. Mas’udi, Tanbih al-Ashraf, pág. 264
  5. Ibn Abi al-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, tomo 3, pág. 190
  6. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 1, pág. 538
  7. Mamaqani, Tanqih al-Maqal, tomo 2, pág. 58
  8. Nahyul Balaga, sermón 67
  9. Tabari, tomo 4, pág. 83
  10. Hirz al-Din, Maraqid al-Ma’arif, tomo 2, pág. 246
  11. Ibn Abi al-Hadid, tomo 2, pág. 92
  12. Ibn Abi al-Hadid, tomo 2, pág. 92
  13. Wilferd Madelung, The succession to Muhammad, pág. 101
  14. Sura al-An’am, aleya 93
  15. Husaini, Meshkat, pág. 63
  16. Tabari, Tarij, tomo 3, pág. 405
  17. Ibn Kasir, al-Bidaya wa al-Nihaya, tomo 7, pág. 188
  18. Tabari, Tarij, tomo 3, pág. 405
  19. Tabari, Tarij, tomo 3, pág. 415; Ibn Shubbe, Tarij Madina al-Munawarah, tomo 4, pág. 1288
  20. Husaini, Meshkat, págs. 65-66
  21. Ju’i, Mu’yam al-Riyal, tomo 14, pág. 230
  22. Sheij Mufid, al-Yamal, pág. 239
  23. Ibn A’sam, al-Futuh, pág. 434
  24. Ibn Asir, al-Kamil, tomo 4, pág. 11
  25. Ibn Asir, al-Kamil, tomo 4, pág. 9
  26. Qamus al-Riyal, tomo 9, pág. 18
  27. ’Asqalani, Tahzib, tomo 9, pág. 70
  28. Husaini, Meshkat, pág. 68
  29. Kunduri, pág. 51
  30. Nahyl Balaga, carta 34
  31. Suyuti, tomo 1, pág. 584
  32. Qurtubi, al-Isti’ab, tomo 3, pág. 423; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 2, pág. 403
  33. ’Asqalani, Tahzib, tomo 9, pág. 70
  34. Qurtubi, tomo 3, pág. 422
  35. Shushtari, Mayalis al-Mu’minin, tomo 1, pág. 278
  36. Ibn Abi al-Hadid, tomo 6, pág. 88
  37. Zarkali, al-A’lam, tomo 6, pág. 220
  38. Saqafi, al-Qarat, tomo 1, pág. 227

Bibliografía

  • Hirz al-Din, Muhammad, Maraqid al-Ma’arif, Qom, 1371 hégira solar.
  • Ibn Abi al-Hadid, Sharh Nahyul Balaga, Teherán, 1368 hégira solar.
  • Ibn Kasir, Ismael, al-Bidaya wa al-Nihaya, Beirut, 1986.
  • Ju’i, Abul Qasim, Mu’yam Riyal Hadiz, Nayaf, 1398 hégira lunar.
  • Mas’udi, Abul Hasan, Tanbih al-Ashraf, Teherán, 1349 hégira solar.
  • Saqafi, Ibrahim, al-Qarat, Teherán, 1395 hégira lunar.
  • Shushtari, Nurullah, Mayalis al-Mu’minin, Teherán.
  • Suyuti, Abdurrahman, Husn al-Muhazara fi Tarij Misr, Cairo.
  • Tustari, Muhammad, Qamus al-Riyal, 1410 hégira lunar.
  • Wilferd Madelung, The succession to Muhammad, Traduccion Persa, 1377 hégira solar.