Narración de Manzalat

De Wiki Shia
Saltar a: navegación, buscar
La Narracion de Manzalat en árabe

La narración de Manzalat (en árabe: حدیث المنزلة) es una de las famosas citas del Profeta Muhammad (PBD) aceptada por los sabios de ambas Escuelas Islámicas tanto sunnitas como shiítas, donde se expresa la posición del Imam Alí (P) ante el Profeta del Islam (PBD) y su superioridad a otros compañeros del Profeta (PBD). Desde la perspectiva de los sabios shiítas, esta narración se considera auténtica y Mutawatir (narrada con frecuencia y veracidad por varios narradores). También, es considerada como una de las evidencias que comprueban que el califato en verdad pertenece al Imam Alí (P).
Esta narración se ha oído del Profeta (PBD) en varias ocasiones, y en especial; durante la batalla de Tabuk. La narración de Manzalat se ha trasmitido de diferentes maneras; Sin embargo, la cita más importante es la siguiente:
Dijo el Profeta Muhammad (PBD) al Imam Alí (P): “Tú eres para mí como Aarón para Moisés, salvo que no habrá profeta después de mí.”[1] [2]

Las ocasiones en las cuales se mencionó esta narración

La narración de Manzalat se ha trasmitido del Profeta (PBD) en diferentes tiempos y lugares, y ha sido expresada en diferentes formas. Así, lo vemos en el primer pacto de cofradía (antes de la Emigración a Medina), en el segundo pacto de cofradía (cinco meses después de la Emigración a Medina), en la casa de Ummi Salamah, cuando se eligió tutor para la hija de Hamzah, cuando el Profeta (PBD) por orden divina dictaminó que las personas que tuviesen las puertas de sus casas conectadas directamente con la Mezquita del Profeta deberían clausurarlas a excepción de Alí (P)[3], y durante la batalla de Tabuk.[4]

Aunque esta narración se ha trasmitido en diferentes formas, todas ellas tienen un mismo concepto en común; ya que todas aluden a la posición del Imam Alí (P) ante el Profeta Muhammad (PBD) comparándola con la posición de Aarón ante el Profeta Moisés (P).

Las fuentes de la narración de Manzalat

Esta narración es mencionada en muchos libros de historia y tradición islámica. Algunos escritores shiítas incluso han escrito libros sólo acerca de este tema. Por ejemplo, Mir Hamed Husain (1306 hégira lunar) ha dedicado un tomo de la serie de Aqabatul Anwar a esta narración.
También, Hakim Haskani narra que la narración de Manzalat se ha mencionado en cinco mil libros[5]. De hecho, 88 personas entre los más famosos narradores shiítas y sunnitas han trasmitido y confirmado esta narración,[6] entre ellos: Ibn Teimieh[7], Abdul Haq Dihlavi y Suiuti.[8] La narración de Manzalat es mencionada también en las más famosas fuentes sunnitas como Sahih Bujari[9] [10] y Sahih Muslim.[11] [12]
Ibn Abil Hadid considera que esta narración es aceptada en todas las Escuelas Islámicas.[13]
Ibn Abdul Birr la considera una de las narraciones más auténticas e incuestionables.[14]
Además, otros sabios sunnitas como Hakim Neishaburi[15] y Zahabi[16] confirman la autenticidad de la narración de Manzalat. Incluso, los califas sunnitas como Ma’mun Abasida[17] y Umar Ibn al-Jattab[18] afirmaban que esta narración es una virtud del Imam Alí Ibn Abi Talib (P).
Se ha narrado que Mu’awiah (por el rencor que tuvo en su corazón contra el Imam Alí (la paz sea con él)) ordenó a la gente que lo maldijeran. Pero Saad Ibn Abi Waqqas aun siendo uno de los oponentes del Imam Alí (P) rechazó maldecirlo. Es por ello, que Mu’awiah le preguntó el por qué. A lo que Saad le respondió: por la virtud que tiene Alí (P) ante el Profeta (PBD) y entonces es allí donde le relató la narración de Manzalat. [19]
Hakim Neishaburi afirma que la cadena de escritores de esta narración es fidedigna. Y él transmite esta narración de Ibn Abbas (primo del Profeta (PBD)), donde enuncia que durante la batalla de Tabuk, el Profeta Muhammad (PBD) después de mencionar esta narración pidió a Alí (P) que permaneciera en Medina para proteger la ciudad, ya que se encontraba expuesta al peligro (de los hipócritas). El Profeta (PBD) emprendió la salida a la batalla tranquilo porque sabía que Alí (P) estaba quedando en su lugar como su sucesor y entonces le dijo: “Después de mi, tú serás el Wali (tutor) de todos los hombres y mujeres creyentes.” [20]

Las implicaciones de la narración de Manzalat

Esta narración además de que se considera una virtud para el Imam Alí (P), alude también a su califato y su infalibilidad; ya que en esta narración, el Profeta (PBD) ha establecido para el Imam Alí (P) todas las virtudes y posiciones de Aarón a excepción de la Profecía. Según las aleyas del Sagrado Corán, el Profeta Moisés (P) pidió a Dios que asignase a su hermano Aarón como su ministro para que compartiese en su profecía y lo ayudase en esta misión.[21] Dios aceptó el pedido de Moisés (P) y así Aarón se hizo el sucesor (califa) del Profeta Moisés (P) durante su ausencia. [22]
Si comparáramos la alta posición de Aarón ante el Profeta Moisés (P) con el caso del Imam Alí (P) entenderíamos que el Imam Alí (P) fue el socio del Profeta Muhammad (PBD) en su Wilayat así como Aarón fue el socio del profeta Moisés (P). [23]
En términos de posición, Aarón fue la segunda personalidad de su pueblo (Bani Israel) después del Profeta Moisés (P,) e igualmente Alí (P) fue la segunda personalidad de la comunidad musulmana después del Profeta (PBD).
Aarón fue hermano del Profeta Moisés, y según la narración de hermandad, Alí (P) fue el hermano del Profeta Muhammad (PBD).
Aarón fue la mejor persona del pueblo de Moisés (P,) y Alí fue la mejor persona del pueblo del Profeta Muhammad (PBD).[24]
Aarón fue el sucesor del Profeta Moisés (P) durante su ausencia, y Alí tuvo la misma posición durante la ausencia del Profeta Muhammad (PBD).
Aarón fue el más erudito del pueblo de Moisés (P), y según las narraciones proféticas Alí (P) fue el más erudito de la comunidad del Profeta (PBD). [25]
La obediencia a Aarón fue obligatoria para todo el pueblo del Profeta Moisés (P) incluso para el Profeta Josué que vivía en aquel entonces. Igualmente fue obligatorio para todos los musulmanes obedecer al Imam Alí (P).[26]
Dios fortaleció al Profeta Moisés (P) mediante su hermano Aarón, y fortaleció al Profeta Muhammad (PBD) mediante Alí (P).
Aarón fue infalible de faltas y pecados como también el Imam (P). [27]

Las dudas sobre la narración de Manzalat

1-Algunos sabios sunnitas han cuestionado la autenticidad de las fuentes de la narración de Manzalat. [28]
Alegato:
Desde la perspectiva de los sabios shiítas y la mayoría de los grandes sabios sunnitas, esta narración es considerada auténtica, confirmada e incluso Mutawatir (narrada con frecuencia por varios narradores). Zahabi, uno de los famosos sabios sunnitas ha confirmado la autenticidad de esta narración en su libro “Taljis al-Mustadrak[29]. También, se ha mencionado la narración de Manzalat en las dos fuentes principales sunnitas, Sahih Muslim y Sahih al-Bujari.

2- Algunos sunnitas consideran que esta narración sólo hace referencia al caso específico de la batalla de Tabuk cuando el Profeta (PBD) puso a Alí (P) en su lugar en Medina, y entonces, esta narración no implica que Alí (P) tiene las otras virtudes y posiciones del Profeta (PBD). [30]
Alegatos:
Muchos sabios sunnitas creen que esta narración no se refiere sólo a un suceso específico como la batalla de Tabuk ya que el Profeta Muhammad (PBD) la ha mencionado en varias ocasiones y en diferentes lugares. Ibn Abil Hadid[31] escribe al respecto: “Según esta narración, todas las posiciones del Profeta (PBD) a excepción de la Profecía se establecen para el Imam Alí (P), ya que el Profeta Muhammad (PBD) fue el último Profeta. El Profeta Muhammad (PBD) fue quien eligió los nombres de los hijos de Alí (P) y los nombró Hasan y Husain y dijo al respecto: Yo les elegí nombres parecidos a los nombres de los hijos de Aarón, Shubbar y Shubair.”[32]
Los compañeros del Profeta (PBD) como Yabir Ibn Abdil-lah Ansari han afirmado que esta narración establece varias virtudes y posiciones para el Imam Alí (P). Cuando la gente preguntó a Yabir sobre el sentido de esta narración, respondió que el Profeta (PBD) a través de estas palabras puso a Alí (P) en su lugar como su sucesor durante su vida y después de su fallecimiento, y por lo tanto es obligatorio para todos obedecerlo. [33]

La semejanza entre la historia de Alí (P) y Aarón

Aarón fue el sucesor (califa) del Profeta Moisés (P), pero la gente se engañó por el Samaritano y adoró al becerro. Aarón no tuvo ningún ayudante en aquel entonces y así se vio forzado a tener paciencia frente a este suceso.
Al Imam Alí (P) le pasó casi la misma historia, ya que después del fallecimiento del Profeta Muhammad (PBD), a pesar de haber varias evidencias (como la narración de Manzalat) que establecían el califato para él (P), la gente dejó a Alí (P) y eligió a otras personas en su lugar.

Notas

  1. أنتَ مِنّی بِمَنزلةِ هارونَ مِنْ مُوسی، اِلّاأنـّه لانَبی بَعدی
  2. San’ani, Al-Musannaf, tomo 5, págs. 5 y 4-5-406;Bujari, Al-Tarij Al-Kabir, tomo 7, pág. 301; Jatib Bagdadi, Tarij Bagdadi, tomo 4, págs. 465-642; Beihaqi, Al-Sunan Al-Kubra, tomo 13, págs. 275-276; Muttaqi, Kanz Al-Ummal, tomo 11, pág. 599
  3. Ibn Maqazeli Manaqib, págs. 255-257
  4. Ibn Hanbal, al-Musnad, tomo 1, pág. 277 y tomo 3, pág. 417; Bujari, Sahih al-Bujari, tomo 5, pág. 129; Muslim, Sahih, tomo 2, págs. 1870-1871, Tirmizi, Sunan, tomo 5, pág. 638, Nasa’ii, Sunan, págs. 50-60, Hakim Neishaburi, Mustadrak, tomo 3, págs. 133-134; Tabari, Al-Riaz, tomo 3, págs. 117-119
  5. Muhaddis Mash-hur, tomo 1, pág. 195
  6. Huseini Milani, tomo 17, págs. 23-28
  7. Munhay al-Sunnah al-Nabawiah, tomo 7, pág. 326
  8. Mir Hamid Husain, tomo 2, págs. 204-206
  9. حَدَّثَنِی مُحَمَّدُ بْنُ بَشَّارٍ، حَدَّثَنَا غُنْدَرٌ، حَدَّثَنَا شُعْبَةُ، عَنْ سَعْدٍ، قَالَ: سَمِعْتُ إِبْرَاهِیمَ بْنَ سَعْدٍ، عَنْ أَبِیهِ، قَالَ: قَالَ النَّبِی صَلَّی اللهُ عَلَیهِ وَسَلَّمَ لِعَلِی: «‌أَمَا تَرْضَی أَنْ تَکونَ مِنِّی بِمَنْزِلَةِ هَارُونَ، مِنْ مُوسَی‌»
  10. tomo 4, pág. 208 y tomo 5, pág. 129
  11. حَدَّثَنَا یحْیی بْنُ یحْیی التَّمِیمِی وَأَبُو جَعْفَرٍ مُحَمَّدُ بْنُ الصَّبَّاحِ وَعُبَیدُ اللَّهِ الْقَوَارِیرِی وَسُرَیجُ بْنُ یونُسَ کلُّهُمْ عَنْ یوسُفَ الْمَاجِشُونِ - وَاللَّفْظُ لاِبْنِ الصَّبَّاحِ - حَدَّثَنَا یوسُفُ أَبُو سَلَمَةَ الْمَاجِشُونُ حَدَّثَنَا مُحَمَّدُ بْنُ الْمُنْکدِرِ عَنْ سَعِیدِ بْنِ الْمُسَیبِ عَنْ عَامِرِ بْنِ سَعْدِ بْنِ أَبِی وَقَّاصٍ عَنْ أَبِیهِ قَالَ قَالَ رَسُولُ اللَّهِ -صلی الله علیه وسلم- لِعَلِی «‌أَنْتَ مِنِّی بِمَنْزِلَةِ هَارُونَ مِنْ مُوسَی إِلاَّ أَنَّهُ لاَ نَبِی بَعْدِی ». قَالَ سَعِیدٌ فَأَحْبَبْتُ أَنْ أُشَافِهَ بِهَا سَعْدًا فَلَقِیتُ سَعْدًا فَحَدَّثْتُهُ بِمَا حَدَّثَنِی عَامِرٌ فَقَالَ أَنَا سَمِعْتُه‍. فَقُلْتُ آنْتَ سَمِعْتَهُ فَوَضَعَ إِصْبَعَیهِ عَلَی أُذُنَیهِ فَقَالَ نَعَمْ وَإِلاَّ فَاسْتَکتَا.
  12. tomo 7, pág. 119
  13. Ibn Abil Hadid, tomo 13, pág. 211
  14. Ibn Abdul Birr, tomo 3, pág. 1097
  15. Mustadrak, tomo 3, pág. 134
  16. Ibíd
  17. Ibn Abd Rabbeh, tomo 5, págs. 357-358
  18. Tarij Bagdadi, tomo 8, pág. 498
  19. Ibn Asir, Usd al-Qabbah, tomo 4, págs. 104-105
  20. Ibn Hanbal, Musnad, tomo 1, pág. 545; Hakim Neishaburi, tomo 3, pág. 134
  21. Corán: 20: 29-36
  22. Corán: 7: 142
  23. Mir Hamed Husain, tomo 2, págs. 86-88
  24. Ibíd, tomo 2, págs. 104-110
  25. Kanz al-Ummal, tomo 11, pág. 614
  26. Mir Hamid Husain, tomo 2, págs. 88-93
  27. Ibíd, tomo 2, págs. 100-104
  28. Amedi, pág. 167
  29. Hakim Nesishaburi, Mustadrak, tomo 3, pág. 134
  30. Ibn Teimieh, Menhay al-Sunnah, tomo 7, pág. 322
  31. Ibn Abil Hadid, tomo 13, pág. 211
  32. Ibn Hanbal. Musnad, tomo 1, pág. 158; Biharul Anwar, tomo 101, págs. 110-112
  33. Ibn Babiwaih, Ma’ani al-Ajbar, pág. 74

Bibliografía

  • El Sagrado Corán
  • Amedi, Ali, Al-Imamah min Abkar al-Afkar, Beirut, 1992.
  • Bagdadi, Tarij Bagdadi.
  • Beihaqi, Ahmad, Al-Sunan Al-Kubra, Beirut, 2003.
  • Bujari, Muhammad Ibn Ismael, Sahih Al-Bujari, Estambul, 1981.
  • Hakim Neishaburi, Muhammad, Al-Mustadrak ala al-Sahihain, Beirut.
  • Haskani, Ubeidul-lah, Shawahid al-Tanzil. Teherán, 1990.
  • Ibn Abd Rabbeh, Al-Aqd Al-Farid, Beirut, 1983.
  • Ibn Abdul Birr, Al-Isti’ab, Beirut, 1983.
  • Ibn Abil Hadid, Sharh Nahyul Balaga, Cairo, 1947.
  • Ibn Asir, Usd al-Qabbah, Cairo, 1973.
  • Ibn Babiwaih, Ma’ani al-Ajbar, Qom, 1361 hégira solar.
  • Ibn Hanbal, Ahmad, al-Musnad, Beirut, 1993.
  • Ibn Teimieh, Minhay al-Sunnah, Riad, 1986.
  • Kuleini, al-Kafi.
  • Maylisi, Muhammad Baqir, Biharul Anwar.
  • Mir Hamid Husain, ‘Abaqat al-Anwar, Mash.had, 1383 hégira solar.
  • Muslim, Ibn Hayyay, Sahih al-Muslim, Estambul, 1992.
  • Muttaqi, Ali, Kanz Al-Ummal, Beirut, 1989.
  • Nasa’ii, Ahmad, Tahzib Jasa’is al-Imam Ali, Beirut, 1986.
  • Suiuti, Abdurrahman, Tarij al-Julafa, Qom, 1370 hégira solar.
  • Tabari, Ahmad, Al-Riaz, Beirut, 2984.
  • Tirmizi, Muhammad, Sunan, Beirut.