Oración del viernes

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Oración del viernes en Isfahán

La Oración del viernes (en árabe: "صلاة الجمعة") es una oración que consta de dos ciclos, que reemplazan la oración del mediodía del día viernes. Se debe realizar la oración del viernes en forma colectiva y se necesitan por lo menos cinco orantes para realizar la oración del viernes (es decir; un Imam y cuatro orantes). El imam (el que dirige la oración) debe dar dos sermones antes de empezar la oración del viernes. Según las fatwas de la mayoría de los Sabios Islámicos, esta oración es obligatoria definitivamente para cualquier musulmán (a), durante la presencia del Profeta (PBD) o de los Imames infalibles (P), pero durante la época de la ausencia del Imam (como en nuestra época que el Imam Mahdi (P) está oculto) esta oración es una obligación opcional; significa que el orante puede elegir entre realizar la oración del mediodía o la oración del viernes.
En la Sura al-Yum'a, se confirma la importancia de la oración del viernes. También, las narraciones islámicas califican esta oración como “el Hayy de los pobres". La oración del viernes es una de las señales de la unidad de la Sociedad Islámica.

Importancia de la oración del viernes

En la Sura al-Yum'a, Dios ordena claramente a los creyentes asistir a la oración del viernes:

“¡Oh, creyentes! Cuando se convoque a la oración del viernes, apresuraos a acudir al recuerdo de Dios y dejad el comercio. Eso es mejor para vosotros. ¡Si supierais!” (Corán, 62: 9)

También, las narraciones islámicas han mencionado los siguientes efectos y beneficios para la oración del viernes:

  • El perdón de los pecados;[1]
  • La presencia continua en la oración del viernes es como realizar el Hayy para los pobres;[2]
  • Reducción de las dificultades del día de la Resurrección;[3]
  • Grandes recompensas por cada paso hacia el lugar de la oración del viernes;[4]
  • El fuego del infierno está prohibido al cuerpo de los orantes de la oración del viernes; [5]
  • Quien se adelanta en asistir a la oración del viernes, entrará más rápido al paraíso.[6]
  • Quien menosprecia la oración del viernes; ha perdido una bendición de Dios.[7]

Se ha narrado que el Imam Alí (P), durante su Califato, liberaba a algunos de los presos en el día viernes para que puedan participar en la oración del viernes.[8]

Filosofía de la oración del viernes

Oración del viernes en Quds
Oración del viernes en Cairo

En las prácticas del Islam, existen cinco grandes congregaciones:

  • La oración colectiva que se realiza en forma diaria.
  • La oración del viernes que se realiza en forma semanal.
  • La oración del Eid al-Adha, La oración del Eid al-Fitr y la peregrinación del Hayy que se realizan en forma anual.

Teniendo en cuenta las cuestiones políticas y sociales importantes que se mencionan en los sermones de la oración del viernes, esta oración puede tener los siguientes efectos:

  • Informar a la gente sobre las enseñanzas islámicas e importantes asuntos sociales y políticos.
  • La unidad y la solidaridad entre los musulmanes.
  • Renovación del espíritu religioso y la felicidad moral.
  • Cooperación entre los musulmanes para la solución de los problemas de la sociedad.

Obligación de la oración del viernes

Los Sabios Shiítas y Sunitas se han referido a la aleya 9 de la Sura al-Yum'a, a una serie de hadices y al consenso de los Sabios Islámicos para demostrar la obligación de la oración del viernes. Sin embargo; la mayoría de los Sabios Shiítas consideran que la oración del viernes es obligatoria solo durante la presencia del Profeta (PBD) o los Imames infalibles (P).
La oración del viernes no es obligatoria para los siguientes grupos:

  • Mujeres
  • Viajeros
  • Los enfermos y los que no pueden asistir a la oración del viernes, tales como: los ciegos y ancianos.
  • Esclavos
  • Aquellos que están en una distancia mayor de 12 kilómetros del lugar donde se realiza la oración del viernes.
  • Aquellos que no pueden participar en la oración del viernes, debido a un peligro que amenaza su salud o su propiedad.

La oración del viernes durante la época de la ocultación del Imam Mahdi (P)

Oración del viernes en India

Entre los Sabios Islámicos existen tres fatwas diferentes con respecto a la realización de la oración del viernes durante la época de la ocultación del Imam Mahdi (P): prohibición, obligación opcional y obligación definitiva.

Prohibición

Algunos Sabios Shiítas como Sal-lar al-Daylami[9] e Ibn Idris al-Hil-li[10], refiriéndose a una serie de hadices, consideran que la oración del viernes sólo es obligatoria y permitida cuando se lleva a cabo por uno de los Imames infalibles (P) o alguien designado por ellos. [11]

Obligación definitiva

Una minoría de los Sabios Shiítas cree que es suficiente que el Imam (el que dirige la oración del viernes) sea asignado por un Gobernante justo. Por lo tanto, ellos consideran obligatorio realizar la oración del viernes incluso durante la ausencia de los Imames Infalibles (P).

Obligación opcional

La mayoría de los Sabios Shiítas consideran que la oración del viernes es una obligación opcional durante la época de la ocultación del Imam Mahdi (P). Esto significa que el orante puede elegir entre realizar la oración del mediodía o la oración del viernes.[12]

Lugar de realización de la oración del viernes

La oración del viernes se realiza generalmente en la Mezquita principal de cada ciudad.

Historia

Oración del viernes en Bahréin

La oración del viernes llegó a ser obligatoria 12 años después de la aparición del Islam. En aquel entonces, el Profeta (PBD) no podía realizar la oración del viernes en La Meca, pero escribió una carta a Mus'ab Ibn Umayr y le ordenó dirigir la oración del viernes en Medina.[13] Según otro informe, la primera oración del viernes se llevó a cabo en Medina por As’ad Ibn Zurara. Después de que el Profeta (PBD) emigró a Medina, dirigió en persona la oración del viernes en esta ciudad. [14]
Es de hacer notar; que después del fallecimiento del Profeta (PBD), durante la época de los Califas Omeyas y Abasíes, la oración del viernes se realizaba por el Califa o sus Representantes, y su sermón se daba en el nombre del Califa y siempre contenía algunas súplicas por él. [15]

Cómo realizar la oración del viernes

La oración del viernes consta de dos ciclos como la oración del alba, pero tiene dos imploraciones (Qunut), una en el primer ciclo antes de la inclinación y otra en el segundo ciclo después de la inclinación. Es recomendable que el Imam recite la Sura al-Yum‘a (El Viernes) en el primer ciclo luego de recitar la Sura al-Fatiha, y que también recite la Sura al-Munafiqun (Los hipócritas) en el segundo ciclo luego de recitar la sura Fatiha.

Sermones

El imam (el que dirige la oración) debe dar dos sermones antes de empezar la oración del viernes. Cada sermón debe contener los siguientes asuntos:

El imam debe pedir perdón para los creyentes y las creyentes; así como para sí mismo; y debe mencionar en el segundo sermón el nombre de cada uno de los Imames infalibles (P).
Según las fatwas de los Sabios Islámicos, el imam debe dar los dos sermones después del Azan del mediodía. También, debe dar los sermones mientras está de pie y tiene que subir el tono de su voz para que todos puedan ir, y hablar de una manera comprensible para la gente.

Escuchar los sermones

Oración del viernes en Bangladesh

Las personas deben evitar cualquier acción que les impida escuchar los sermones. Deben mantener el silencio y escuchar los sermones. No está permitido para los orates hablar durante los sermones.
El Imam Alí (P) dice:

“Los participantes de la oración del viernes son de tres clases:
Algunas personas asisten a la oración del viernes antes de la llegada del Imam y mantienen el silencio mientras que escuchan los sermones. La participación de estas personas en la oración del viernes es una expiación de los pecados de diez días.
Otras personas participan en la oración del viernes y hablan entre sí. El único beneficio que han ganado de la oración del viernes es solamente su charla, los unos con los otros.
Algunas personas participan en la oración del viernes y comienzan a rezar (en forma individual) mientras que el Imam está dando los sermones. Ellos en realidad actúan en contra de la Sunnah”.[16]

Notas

  1. Biharul Anwar, tomo 86, pág. 197
  2. Wasa’il Shi’a, tomo 5, pág. 5
  3. Man la Yahzuruhul Faqih, tomo 1, pág. 427
  4. Mustadrak al-Wasa’il, tomo 2, pág. 504
  5. Man la Yahzuruhul Faqih, tomo 1, pág. 247
  6. Wasa’il al-Shi’a, tomo 5, pág. 70
  7. Wasa’il al-Shi’a, tomo 5, pág. 7
  8. Mustadrak al-Wasa’il, tomo 6, pág. 27
  9. Reza Neyad, pág. 77
  10. al-Sara’ir, tomo 1, pág. 304
  11. Ahmad Jansari, tomo 1, pág. 524
  12. Tazkirat al-Fiqaha, tomo 4, pág. 27
  13. al-Mu’yam al-Kabir, tomo 17, pág. 267
  14. Muruy al-Zahab, tomo 3, pág. 19
  15. Ya’qubi, tomo 2, 11285-368
  16. Biharul Anwar, tomo 86, pág. 198

Bibliografía

  • Ahmad Jansari, Yami’ al-Madarik, Teherán, 1355 hégira solar.
  • Ibn Idris Hil-li, al-Sara’ir, Qom, 1410 hégira lunar.
  • Mas’udi, Muruy al-Zahab, Beirut.
  • Nuri, Husain, Mustadrak al-Wasa’il, Qom, 1407 hégira lunar.
  • Sheij Saduq, Man la Yahzuruhul Faqih, Qom, 1404 hégira lunar.