prioridad: b, calidad: b
sin navbox

Prosternación

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Musulmanes que realizan sayda en la Oración colectiva

La Prosternación (en árabe: السجدة) o Suyud (en árabe: السجود) es un acto de adoración en el Islam que consiste en colocar la frente, las manos, las rodias y los pies a la tierra en señal de señal de adoración, sumisión y respeto a Dios. En la cultura islámica se cuenta como uno de los cultos más virtuosos y es obligatorio para los musulmanes postrarse ante Dios dos veces en cada ciclo de las oraciones diarias.

Significado

La palabra árabe "Sayda" (سجده) significa literalmente ser humilde o inclinarse,[1] y en el Islam se refiere Al acto de la prosternación en la tierra con la frente junto con otras seis partes del cuerpo.[2]

En la cultura islámica, la Prosternación se conoce como un símbolo de la humildad ante Dios. Además de numerosos hadices, hay 92 versículos del Corán que hablan acerca de la prosternación y una Sura del Corán es llamada "Sura al-Sayda”. Según algunos hadices, la prosternación es la mejor posición para que una persona esté cerca de Dios.[3]

De acuerdo con las leyes prácticas del Islam, está prohibido prosternarse a alguien a excepción de Dios. Incluso está prohibido prosternarse para los Profetas y los Imames. Sin embargo, no hay inconveniente si una persona se prosterna en los santuarios de los Imames con la intención de agradecer a Dios.

Prosternación en la oración

Todas las oraciones obligatorias y recomendables requieren de dos prosternaciones en cada ciclo (rak'a) después de la Inclinación. Estas dos prosternaciones son partes esenciales de la oración sin las cuales la oración queda inválida. Según las leyes prácticas del Islam, la oración será anulada si el orante abandona las dos prosternaciones o añade dos prosternaciones adicionales (por ejemplo realizar cuatro prosternaciones en lugar de dos), ya sea voluntaria o por olvido. Sin embargo, si el orante por descuido abandona o añade una sola prosternación, la oración no se invalida.

Es obligatorio poner siete partes del cuerpo sobre el suelo en el momento de la prosternación:

  • la frente,
  • las palmas de las manos,
  • las rodillas,
  • las puntas de los dedos gordos de los pies.

Si el orante intencionalmente no pone una de aquellas partes sobre el suelo, la oración será anulada. El orante debe poner su frente sobre el suelo durante la prosternación; si no lo hiciera, ya sea intencional o por olvido, su oración será anulada; pero no hay inconveniente si por descuido se olvida de poner las otras partes (como las palmas de las manos) sobre el suelo.

El Zikr que se debe recitar en la prosternación

Durante la prosternación, se debe decir tres veces “subhána-l-lâh” (Glorificado sea Dios) o una vez “subhána rabbial a’-la wa bihamdih” (Glorificado y Alabado sea mi Altísimo Señor).

Los actos recomendables de la prosternación

Es recomendable hacer los actos siguientes en la prosternación:

  1. Decir “al-lâhu akbar” luego de la inclinación antes de realizar la prosternación. También es recomendable decir “al-lâhu akbar” antes y después de cada prosternación.
  2. Antes de realizar la prosternación, los varones deben poner primero sus manos sobre la tierra y las mujeres deben poner primero sus rodillas sobre la tierra.
  3. Cuando la frente del orante está sobre la tierra, su nariz también debe tocar la tierra.
  4. En el momento de la prosternación, es recomendable juntar los dedos de las manos y colocar las manos al lado de los oídos.
  5. Hacer súplicas en la prosternación e implorar nuestras peticiones a Dios.
  6. Luego de la prosternación, es recomendable sentarse de una manera sencilla, poniendo el peso del cuerpo en la rodilla izquierda y colocando el dorso del pie derecho sobre la palma del pie izquierdo.
  7. Luego de la primera prosternación y antes de realizar la segunda, es recomendable pedir perdón a Dios diciendo: “Astagfirul-lâha rabbi wa atubu ilaih” (Me arrepiento y pido perdón a Dios).
  8. Es recomendable prolongar la prosternación alabando a Dios y diciendo el Zikr. También es recomendable saludar al Profeta Muhammad (PBD) durante la prosternación, diciendo: “al-láhumma sal-li 'ala muhammadin wa âali muhammad”
  9. Colocar las manos sobre las rodillas luego de levantarse de la prosternación. [4] [5]

Los actos desaconsejables en la prosternación

Es desaconsejable recitar suras coránicas durante la prosternación. También es desaconsejable soplar sobre el lugar donde se pone la frente tratando de quitar el polvo de ello.

Las cosas sobre las cuales está correcto hacer la prosternación

  • En la prosternación, hay que poner la frente sobre la tierra o sobre las cosas que crecen en la tierra, por ejemplo: maderas, hojas de árboles, etc. No es correcto realizar la prosternación sobre las cosas comestibles y cosas que sirven para vestirse.[6] Tampoco es correcta la prosternación sobre los metales (como el oro); pero no hay inconveniente si se prosterna sobre las piedras minerales como mármol o sobre piedras negras y blancas o incluso sobre la piedra de ágata.[7]
  • Según las fatwas de los sabios shiítas, no es correcto prosternarse sobre las hojas comestibles
  • Está permitido realizar la prosternación sobre las cosas que crecen en la tierra a condición de que no sean comestibles para el hombre.
  • Es permisible realizar la prosternación sobre el papel.[8]

La mejor sustancia para realizar la prosternación

La mejor sustancia para realizar la prosternación es la tierra; especialmente, la tierra del santuario del Imam Husain (P) que se denomina Turbat (تربت).
En las fuentes de hadices shiítas, hay muchas narraciones de los Imames Infalibles (P) donde se han mencionado numerosas virtudes sobre realizar la prosternación en la tierra del santuario del Imam Husain (P).[9]

Cuando no se encuentra nada para la prosternación

Si no se encuentra algo sobre lo que sea correcto prosternarse, o si se encuentra algo pero no se puede poner la frente sobre ello por su frío o su calor, debe prosternarse sobre la tela (ropa) de lino o de algodón; de no ser posible, puede hacer la prosternación sobre la alfombra que es de lana; si tampoco es posible prosternarse sobre estas cosas, deberá hacerse sobre los minerales y los metales; de no ser posible ninguna de las vías mencionadas, se puede realizar la prosternación sobre el dorso se la mano.

Las aleyas que requieren prosternación obligatoria

Si alguien recita o escucha una de las cuatro aleyas que requieren una prosternación deberá inmediatamente realizar una prosternación. También, hay que realizar una prosternación cuando se oye involuntariamente una de estas aleyas.
Las aleyas que requieren prosternación obligatoria aparecen en 4 suras:

  1. La Sura 32, Saydah,
  2. La Sura 41, Fussilat,
  3. La Sura 53, Al-Naym,
  4. La Sura 96, Al-'Alaq,

El Zikr de la prosternación obligatoria del Corán

En la prosternación del Corán es suficiente prosternarse y no es obligatorio pronunciar el Zikr (alabanza y glorificación a Dios). Sin embargo, es recomendable pronunciar un Zikr, especialmente lo siguiente:

“La ilaha il-lal lahu haqqan haqqa, la ilaha il-lal lahu imanan wa tasdiqa, la ilaha il-lal lahu ubudiiatan wa riqqa, sayadtu laka ya rabbi ta'abbudan va riqqa, la mustankifan wa la mustakbira, bal ana abdun za'ifun ja'ifun mustayir”

La prosternación de agradecimiento

La prosternación de agradecimiento es uno de los actos recomendables después de la oración, que se realiza poniendo la frente sobre la tierra con la intención de agradecer a Dios. No obstante, es mejor agradecer a Dios oralmente, pronunciando una vez, tres veces o cien veces shukran lil-lâh (Gracias a Dios). También es recomendable hacer la prosternación de agradecimiento cuando se obtiene una merced o se aleja una calamidad.[10]

Prosternación de descuido (Sahw)

La prosternación de descuido se debe realizar después de la oración en las siguientes circunstancias:

  • Hablar por descuido durante la oración, es decir, pronunciar equivocadamente una palabra indebida durante la oración.
  • Realizar una salutación final indebida. Por ejemplo, recitar una salutación final en el segundo ciclo de una oración de cuatro ciclos.
  • Olvidar realizar una prosternación.
  • Olvidar realizar un testimonio.
  • Si el orante inadvertidamente se sienta donde debía estar de pie, o se levanta donde debía estar sentado.
  • Cuando el orante duda si ha realizado 4 ó 5 ciclos.

La manera de realizar la prosternación de descuido

La prosternación de descuido se debe realizar inmediatamente después de la salutación final de la oración, de modo que el orante después de poner la intención de ella, se prosterna y pronuncia las frases siguientes:

“bismil-lâh wa bil-lâh, Assalâmu ‘alaika aiyuhan-nabi wa rahmatul-lâhi wa barakâtuh”
(En el Nombre de Dios y por Dios. La paz y bendiciones de Dios sean contigo oh Profeta)

Luego debe levantar la cabeza, sentarse, debe repetir otra vez esta prosternación. Después de realizar la segunda postración, debe sentarse y recitar el testimonio y la salutación final de la oración. Según la precaución obligatoria, debe recitar sólo las frases obligatorias del testimonio y sólo la última frase de la salutación.[11]

Prosternación ante Adán (P) y el Profeta José (P)

Según los versículos del Corán, después de la creación de Adán (P), los ángeles se prosternaron ante él por la orden de Dios. La opinión de los eruditos islámicos respecto a la prosternación de los ángeles coincide en que no fue una prosternación para adorar o mostrar devoción hacia él, ya que sería considerado como asociación a Dios.
También, en el Corán hay versículos que dicen que los hermanos del Profeta José (P) realizaron una prosternación para él. Según los exegetas shiítas, estas prosternaciones eran una señal de respeto y honor, y no fueron realizadas para adorar a alguien fuera de Dios.

Notas

  1. Raqib, al-Mufradat, pág. 396; Lisan al-‘Arab, tomo 3, pág. 204
  2. Tahrir al-Ahkam, tomo 1, pág. 253
  3. Nahyul Fasaha, tomo 1, pág. 461
  4. Yahawir al-Kalam, tomo 1, pág. 169-189
  5. al-”Urwa al-Wuzqa, tomo 2, pág. 573-575
  6. Yawahir al-Kalam, tomo 8, pág. 411-412
  7. Makarem Shirazi, Leyes prácticas del Islam
  8. Yawahir al-Kalam, tomo 8, pág. 430-432
  9. Wasa’il al-Shi’a, tomo 5, pág. 366; Tabarsi, Ihtiyay, tomo 2, pág. 489
  10. Ref. ‘Urwa al-Wuzqa, tomo 2, pág. 584-585
  11. Makarem Shirazi, Leyes prácticas del Islam

Bibliografía

  • Al-lama Hil-li, Tahrir al-Ahkam, Qom, 1420 H.
  • Makarem Shirazi, Naser, Leyes prácticas del Islam.
  • Nayafi, Muhammad Hasan, Yawahir al-Kalam, Beirut.
  • Raqib Isfahani, al-Mufradat, Damasco, Dar al-Qalam, 1412 H.
  • Sheij Hurr Ameli, Muhammad, Wasa'il al-Shi'a, Qom, 1409 H.
  • Tabarsi, Ahmad, al-Ihtiyay, Nahr Mortazam Mash-had, 1403 H.
  • Yazdi, Muhammad Kazim, al-'Urwa al-Wizqa, Qom, Isma’iliyan, 1419 H.