prioridad: b, calidad: b
sin navbox

Sadaqa

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Islam
کتیبه مسجد.png

Sadaqa (en árabe: الصدقة, en español; caridad) se refiere a cualquier bien o cosa que se da para ganar la complacencia de Dios, como lo donado a personas pobres y necesitadas. De acuerdo con las Doctrinas Islámicas, una de las maneras más recomendadas para gastar el dinero es darlo como Sadaqa o limosna. Según el Sagrado Corán, hay dos clases de Sadaqa: la obligatoria y la recomendable. Las aleyas coránicas han especificado los casos en que se deben usar las limosnas. De acuerdo con los hadices, el pago de Sadaqa no conduce a una disminución en la riqueza de la persona; sino por el contrario conduce a su aumento.

Significado

La caridad o Sadaqa es la propiedad gastada en la senda de Dios. El término "Sadaqa" generalmente se refiere al pago de dinero por la complacencia de Dios, como una acción recomendable; mientras que el término “Azaque” se utiliza para el dinero dado como un deber obligatorio.[1]

Importancia

De acuerdo con el Corán (9: 104), el mismo Dios es el que recibe la limosna:

“¿Acaso no saben que Dios es Quien acepta el arrepentimiento de Sus siervos y Quien toma la limosna y que Dios es el Perdonador, el Misericordiosísimo con los creyentes?”

En el libro Tafsir Nemune se ha mencionado acerca de la exégesis de esta aleya: "Este verso muestra la importancia de dar Sadaqa como un mandamiento islámico; y al mismo tiempo anima a todos los musulmanes para dar la Sadaqa y el Azaque a las personas necesitadas con mucho respeto; ya que en verdad la Sadaqa será recibida por Dios.”[2]
Según un hadiz del Imam Sayyad (P) “La Sadaqa es recibida por Dios antes de que sea recibida por las manos de la persona necesitada”.[3]

Tipos de Sadaqa

La Sadaqa puede ser de dos tipos:

  1. La Sadaqa Obligatoria: En este tipo de Sadaqa, bajo algunas condiciones, la persona tiene la obligación de dar una parte específica de su propiedad a personas necesitadas. El Azaque es un tipo de Sadaqa obligatoria.
  2. La Sadaqa Recomendable: En este tipo de Sadaqa no exige ninguna cantidad en específico, y la persona puede dar cualquier cantidad de su dinero a cualquier persona necesitada con la intención de ganar la complacencia de Dios.[4]

Condiciones y Protocolos de la Sadaqa

Según el Corán y las narraciones islámicas, la Sadaqa tiene los siguientes protocolos y condiciones:

  • La limosna que se paga debe ser de los bienes lícitos y de buena calidad:
    “¡Oh, los que creéis! Dad en caridad de las cosas buenas que obtuvisteis y de lo que hicimos salir de la tierra para vosotros y no escojáis lo malo para repartir, cuando vosotros mismos no lo aceptaríais a no ser con los ojos cerrados. Y sabed que Dios todo lo posee, es digno de alabanza.” (Corán, 2: 267)
  • Es mejor pagar la Sadaqa en secreto.
    “Si hacéis caridad abiertamente, eso está bien, pero si la ocultáis y dais a los necesitados, eso es mejor para vosotros y servirá de compensación por algunas de vuestras malas acciones. Y Dios está informado de lo que hacéis.” (Corán, 2: 271)
  • El pago de la limosna no debe ir acompañada con reproches y ofensas:
    ”¡Oh, los que creéis! No arruinéis vuestros actos de caridad con reproches y ofensas, como el que gasta sus riquezas por ostentación ante la gente pero no cree en Dios ni en el Último Día. Ese es semejante a una roca sobre la que hay tierra. Cae sobre ella un aguacero y la deja desnuda. No podrán beneficiarse de nada de lo que obtuvieron. Y Dios no guía a la gente que no cree.” (Corán, 2: 264)
  • El que paga la limosna debe purificar su intención sinceramente para complacer a Dios:
    “el ejemplo de aquellos que gastan su riqueza en la senda de Dios es como el de una semilla que produce siete espigas, en cada una de las cuales hay cien granos. Así incrementa Dios los bienes de quien Él quiere. La bondad de Dios todo lo alcanza, Él todo lo sabe.” (Corán, 2: 265)
  • Según el Corán, la limosna debe ser de los bienes que amamos; y no debe ser de las cosas que queremos desechar:
    “No obtendréis la virtud hasta que no gastéis en caridad de aquello que amáis. Y cualquier cosa que gastéis Dios lo sabrá.” (Corán, 3: 92)
  • La persona que paga Sadaqa no debe considerarse a sí misma como el verdadero propietario de la Sadaqa, sino que debe considerarse como un intermediario entre Dios y Su siervo.

¿Quiénes pueden recibir y usar la Sadaqa?

“En verdad, las limosnas son para los pobres y los necesitados, para los encargados de recaudarlas y para aquellos (no-musulmanes) cuyos corazones se quiere atraer (al Islam), para liberar esclavos, para los endeudados, para la causa de Dios y para el viajero. Es una disposición obligatoria procedente de Dios y Dios todo lo conoce, es sabio.”

Corán, 9: 60

El Imam Hadi (P) alcanzó el Imamato a partir del año 220 de la hégira. Su Imamato fue aceptado por la mayoría de los shiítas; a excepción de unos pocos, quienes por un corto período de tiempo siguieron a Musa Ibn Muhammad (conocido como Musa al-Mubarqa’) y después de un período, aceptaron el Imamato del Imam Hadi (P); debido al hecho de que Musa al-Mubarqa' rechazó su creencia y confirmó el Imamato del Imam Hadi (P). [5]
Según el Corán, la Sadaqa se debe usar en los siguientes ocho casos:

  1. Los pobres.
  2. Los necesitados.
  3. Los encargados de realizar la gestión del azaque y las personas que lo recogen.
  4. Para atraer a otras personas al Islam.
  5. Para liberar a los esclavos.
  6. Para ayudar a la gente que tiene deudas.
  7. Cualquier cosa en el camino de la complacencia de Dios.
  8. Para ayudar a los viajeros insolventes.[6]

Cómo dar la Sadaqa

Dios ha prohibido dar la Sadaqa de las dos formas siguientes:

  1. Pagar la Sadaqa para ser visto por la gente. Este tipo de Sadaqa es inválido.
  2. Pagar la Sadaqa con reproches y ofensas. Este tipo de Sadaqa no tiene ningún valor ni recompensa.[7]

Por otro lado, hay dos maneras de dar Sadaqa que son admiradas en el Corán:

  1. Pagar la Sadaqa en secreto: La persona que paga la Sadaqa en secreto, será inmune a la pretensión y en cambio, la persona necesitada no se siente humillada. Puesto que el Islam siempre hace hincapié en las intenciones puras para Dios, una acción que se realiza más sinceramente por el bien de Dios es más virtuosa. Por lo tanto, Dios prefiere la Sadaqa en secreto que en público:
    “Si hacéis caridad abiertamente, eso está bien, pero si la ocultáis y dais a los necesitados, eso es mejor para vosotros y servirá de compensación por algunas de vuestras malas acciones.” (Corán, 2: 271)
  2. La Sadaqa en público: Este tipo de Sadaqa es admirada; siempre y cuando sea un estímulo para que otras personas den la Sadaqa y ayuden a los pobres de la sociedad a superar su desesperación. [8]

Cantidad de Sadaqa

La Sadaqa se debe pagar en una cantidad moderada sin ningún despilfarro o exceso. La cantidad mínima de Sadaqa depende de la capacidad financiera de cada persona. De acuerdo con algunos hadices, incluso un vaso de agua puede dar dado como Sadaqa.[9]

Efectos y beneficios de la Sadaqa

En los hadices islámicos se han mencionado muchos beneficios y bendiciones para la Sadaqa; entre ellos se destacan:

Alejar las catástrofes y las terribles clases de muerte

El Imam Baqir (P) dijo:
"El pago de Sadaqa repele de la persona sesenta tipos de catástrofes; así como una muerte terrible. Una persona que da Sadaqa nunca va a fallecerse con una muerte terrible. " [10]

Alargar la vida

El Profeta (PBD) dijo:
"La Sadaqa y la visita a los familiares da vida a las ciudades y alarga las longevidades. " [11]

Curar las enfermedades

Se ha mencionado en un hadiz:
"Curad a vuestros familiares enfermos, mediante el pago de Sadaqa.” [12]
También, hay otro hadiz que recomienda que el paciente dé Sadaqa con su propia mano.

Eliminación de la pobreza

Leemos en un hadiz del Imam Baqir (P): "Beneficiar a los demás y dar Sadaqa eliminan la pobreza. "[13]

Eliminación de los contratiempos

Se ha narrado del Profeta (PBD) que dijo:
"Cada mañana, da una cantidad de Sadaqa para eliminar las maldades y los contratiempos de ese día y cada atardecer da una cantidad de Sadaqa para eliminar las maldades y los contratiempos de esa noche."[14]

Una ayuda para cruzar el Puente de Sirat

El Imam Sadiq (P) dijo:
"Busqué una manera para cruzar el Puente de Sirat y la encontré en la Sadaqa." [15]

Una garantía para entrar al Paraíso

El Imam Alí (P) dijo:
"Yo garantizo el Paraíso para seis grupos de personas: un hombre que dedica algo de su propiedad para dar de caridad, pero muere antes de pagarlo; una persona que visita a un paciente, los guerreros musulmanes que van al Yihad, la persona que realiza los ritos del Hayy, la persona que va a la oración del viernes y la persona que asiste a un funeral. Si estas personas mueren antes de volver a casa, el Paraíso será garantizado para ellos. [16]


Notas

  1. Mufradat, tomo 1, pág. 278
  2. Tafsir Nemune, tomo 8, pág. 123
  3. ’Ayyashi, tomo 2, pág. 108
  4. Tabataba’i, al-Mizan, tomo 2, pág. 40
  5. Ash’ari Qomi, al-Maqalat wa al-Firaq, pág. 99
  6. Tafsir Nemne, tomo 8, pág. 5
  7. Ref. Tabataba’i, al-Mizan, tomo 2, pág. 601
  8. Ref. Tabataba’i, al-Mizan, tomo 2, pág. 610
  9. Tayyeb, Tafsir Atyab al-Bayan, tomo 1, pág. 230
  10. Ref. Tabataba’i, al-Mizan, tomo 2, pág. 420
  11. Ref. Tabataba’i, al-Mizan, tomo 2, págs. 420 y 433
  12. Ref. Tabataba’i, al-Mizan, tomo 2, págs. 420 y 433
  13. Ref. Tabataba’i, al-Mizan, tomo 2, págs. 420 y 433
  14. Yawadi Amoli, Mafatih al-Hayat, pág. 552
  15. Yawadi Amoli, Mafatih al-Hayat, pág. 556
  16. Yawadi Amoli, Mafatih al-Hayat, pág. 556

Bibliografía

  • Sagrado Corán.
  • ‘Ayyashi, Muhammad. Tafsir ‘Ayyashi. Teherán, 1380 hégira solar.
  • Hurr ‘Ameli, Wasa’il al-Shi’a. Qom: 1409 hégira lunar.
  • Makarem Shirazi, Naser. Tafsir Nemune. Teherán: 1380 hégira solar.
  • Raqib Isfahani, Husain. Mufradat Alfaz Qur’an. Beirut: 1412 hégira lunar.
  • Tabataba’i, Sayyed Muhammad Husain. al-Mizan. Qom: 1374 hégira solar.
  • Tayyeb, Sayyed Abdul Husain. Tafsir Atyab al-Bayan. Teheran: 1378 hégira solar.
  • Yawadi Amoli. Mafatih al-Hayat. Qom: 1391 hégira solar.