prioridad: b, calidad: b
sin navbox

Sura al-Kafirun

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Este artículo es una introducción a Sura al-Kafirun; para leer su texto, veasé texto:Sura al-Kafirun.
Sura al-Kafirun
Sura al-Kawzar← →Sura al-Nasr
سوره کافرون.jpg
Número del capítulo 109
Posición en el Corán Parte 30
Revelación
Número de revelación 18
Lugar de revelación La Meca
Información
Aleyas 6
Palabras 27
Letras 99

La Sura al-Kafirun (en árabe: سوره الکافرون, en español: Los Incrédulos ) es la sura número 109 del Sagrado Corán que fue revelada al Profeta Muhammad (PBD) en La Meca. Esta Sura se reveló cuando los musulmanes todavía constituían una minoría y los politeístas le insistían al Profeta (PBD) que se conciliara con la idolatría, proponiendo que un día todos adoren a Dios y el otro día adoren a los ídolos. Sin embargo, esta Sura rechazó categóricamente esta propuesta.

Denominaciones

Al-Kafirun (los incrédulos); la sura fue denominada de esta manera; ya que sus discursos van dirigidos a los incrédulos.

Al-Yahd; الجهد ” (El rechazo): La razón que dio origen a esta denominación es que esta sura rechaza la idolatría.

Las cuatro “Qul”

Un cartel con 4 suras que inician con la palabra “ Qul

En el Sagrado Corán, hay 5 suras que inician con la palabra “Qul; قل” (¡di!). Estas suras son:

  1. la Sura al-Yinn (72),
  2. la Sura al-Kafirun (109),
  3. la Sura al-Ijlas (112),
  4. la Sura al-Falaq (113),
  5. la Sura al-Naas (114).

A excepción de la Sura al-Yinn (72) el resto de estas suras se conocen como Las Cuatro Qul.

Según los hadices, la recitación de estas cuatro suras juntas tiene muchos beneficios para nuestro bien y para nuestra protección. El Profeta (PBD) ha recomendado recitar estas suras para diferentes actos y ocasiones como por ejemplo al inicio del viaje,[1] y para protección de la propiedad y de los hijos.[2]También, es recomendable recitarlas antes de dormir[3] y en el día viernes. [4]

Contenido de la Sura

En esta sura, se le ordena al Profeta (PBD) que les declare a los incrédulos la separación de su religión, y les informe que jamás va a adorar lo que ellos adoran, ni ellos (estando incrédulos) adorarán Lo que él adora. La sura repite dos veces: “No adoro lo que adoráis”, como énfasis, que decepcionará a los oponentes por completo y también dice dos veces: “Vosotros no adoráis lo que yo adoro”, como prueba de su impertinencia.

Virtudes y recompensas

Respecto a las virtudes de esta sura, se han relatado innumerables dichos que demuestran la importancia de su contenido.
Se ha trasmitido que el Profeta (PBD) dijo: “Quien recite la Sura al-Kâfirun es como si recitara la cuarta parte del Corán, la persona queda alejada de los rebeldes demonios, se purifica del politeísmo, y estará a salvo del gran temor (en el Día de la Resurrección)”.[5]

Se ha relatado, que un hombre se acercó al Profeta (PBD) y le dijo: “Mensajero de Dios, he venido para que me enseñes algo que pueda leer antes de dormir”. El Profeta (PBD) le dijo: “Lee la Sura al-Kafirun y luego duérmete, por cierto que (esta sura) es un repudio al politeísmo”.[6]

En una narración, el Imam Sadiq (P) dijo: “Mi padre solía decir que la Sura al-Kafirun es un cuarto del Corán, y cuando terminaba de recitarla, decía: ¡Adoro a Allah Único! ¡Adoro a Allah Único!”.[7]


Notas

  1. Mayma’ al-Bayan, tomo 9, pág. 839
  2. Mustadrak al-Wasa’il, tomo 4, págs. 370-389
  3. Biharul Anwar, tomo 73, pág. 208
  4. Biharul Anwar, tomo 87, pág. 62
  5. Tafsir Nemune, tomo 27, pág. 381
  6. Tafsir Nemune, tomo 27, pág. 381
  7. Tafsir Nemune, tomo 27, pág. 382

Bibliografía

  • Jorramshahi, Baha al-Din, Daneshnameh Qor'an, Teherán, 1377 hégira solar.