prioridad: b, calidad: b
sin ficha
sin navbox

Faraón

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

Faraón (en árabe: فِرعون) o Fir'awn, era el gobernante de Egipto en la época del profeta Moisés (P). El Corán lo presenta como un gobernante tirano, quien había obligado al pueblo de Egipto a que lo adorasen como un dios. Él esclavizó a los descendientes del Profeta Jacob (P) que habían residido en Egipto en la época del Profeta José (P).
Para evitar el nacimiento de Moisés (P), ordenó que los niños varones del pueblo de Bani Israil fueran asesinados inmediatamente después del nacimiento.
Cuando Moisés (P) fue elegido como profeta, Dios le ordenó que hablara con el Faraón para que detuviera su agresión y liberara al pueblo de Bani Israil. Sin embargo, a pesar de todos los argumentos y milagros que Moisés (P) le mostró, el Faraón se negó a aceptar el mensaje de Moisés (P) y lo acusó de ser un mago.
Dios castigó al Faraón y a sus seguidores con varias calamidades, pero ellos continuaron su desobediencia, hasta que finalmente, Dios liberó milagrosamente a los seguidores de Moisés (P) y ahogó al Faraón y sus tropas en el mar.

Denominación

La mayoría de los lexicógrafos consideran la palabra "Fir'awn" como una palabra copta que significa cocodrilo.[1] Sin embargo, algunos estudiosos sostienen que "Faraón" inicialmente significaba palacio real, pero gradualmente se convirtió en un título honorífico para el rey. [2]
"Faraón" era un título para el rey egipcio en la época de Moisés (P). Según otros historiadores, era un título para los reyes de Amalek en Egipto.[3] Sin embargo, la opinión más aceptable es que "Faraón" era un título general para los reyes egipcios de la décima octava dinastía de las veintinueve dinastías del antiguo Egipto. [4]
La palabra "Fir'awn" aparece en el Corán setenta y cuatro veces, todas las cuales se refieren al Faraón de la época de Moisés (P).[5]

Reclamo de divinidad

El Corán presenta a Faraón como un rey tirano, que adoraba a varios dioses además del Dios Único, [6] hasta que él mismo afirmó ser un dios. [7] El versículo de la Sura 79 cita el reclamo del Faraón donde decía: «Yo soy vuestro Señor Supremo». [8] Esta aleya indica que él se consideraba el dios de los egipcios. [9]

Su regla

Según el Corán, el Faraón era un opresor arrogante, que solía dividir al pueblo en varios grupos rivales para fortalecer su propio gobierno. [10] Tenía un ministro llamado Hamán, un grupo de consejeros y un poderoso ejército, [11] en el que confiaba su gobierno. [12]
Faraón encarcelaba o castigaba severamente a aquellos que creían en algo diferente a sus creencias. [13] Por ejemplo, cuando descubrió que su esposa había dado fe en Moisés (P), la torturó hasta que murió. [14]
El Corán describe a Faraón como "el hombre de los clavos" [15], según las narraciones, la razón de esta denominación fue el hecho de que Faraón ordenaba a que clavasen a su oponentes a la tierra y que los dejasen sangrar hasta que murieran. [16]

Su comportamiento con el pueblo de Bani Israil

Los descendientes del Profeta Jacob (P) conocidos como Bani Israil, emigraron de Canaán a Egipto en los tiempos del profeta José (P) quien era el líder de Egipto cuando los habitantes de Canaán sufrían una severa hambruna.[17]
Según el Corán, el Faraón oprimió a los descendientes del Profeta Jacob (P); mató a sus hijos y esclavizó a sus mujeres:

Y (recuerda) cuando dijo Moisés a su pueblo: «Recordad la merced de Dios con vosotros cuando os salvó de la gente del Faraón, que os sometían a un terrible castigo y degollaban a vuestros hijos y dejaban vivas a vuestras mujeres. Y en ello había una prueba inmensa para vosotros, procedente de vuestro Señor.»(Corán, 14: 6)

En cuanto a la razón por la cual Faraón mataba a los niños de Bani Israil, se ha narrado una historia según la cual Faraón tuvo un sueño extraño, por lo que pidió a los sacerdotes que interpretasen su sueño. Los sacerdotes declararon que el sueño indicaba el nacimiento de un niño entre el pueblo de Bani Israil que aniquilaría al Faraón y a sus seguidores cuando creciera. Por lo tanto, para evitar esto, el Faraón ordenó que mataran a los niños varones que nacieran en el pueblo de Bani Israil.
Según algunos hadices del Imam Baqir (P) y el Imam Sadiq (P), el pueblo de Bani Israil esperaba el nacimiento de Moisés (P), quien, según la profecía de José (P), debía vencer al Faraón. La noticia de esta predicción llegó al Faraón, y un año los sacerdotes y magos de su corte le informaron que el hijo prometido nacería muy pronto. Por lo tanto, Faraón ordenó el asesinato de todos los niños varones del pueblo de Bani Israil inmediatamente después del nacimiento.[18]

Niño Moisés en el palacio del Faraón

Cuando Moisés (P) nació, para evitar el asesinato del bebe por las fuerzas del Faraón, Dios inspiró a su madre a ponerlo en una cuna y arrojarlo al río:

Y revelamos a la madre de Moisés: «¡Amamántale! y cuando temas por él, ponle en el río y no temas ni estés triste. En verdad, Nosotros te lo devolveremos y le haremos uno de los Mensajeros.» (28: 7)

Así, el agua llevó a Moisés al palacio de Faraón, quien lo sacó del río. Cuando la esposa del Faraón vio al bebé, le dijo al Faraón: "No lo mates; tal vez nos beneficie o lo adoptaremos como un hijo" [19].

Y la mujer del Faraón dijo: «Será un motivo de alegría para mí y para ti. No le matéis, puede que nos sea útil o que lo adoptemos como hijo.» (28: 9)

Algunos exegetas han comentado que este versículo indica que Faraón y su esposa no tuvieron hijos.[20]
En su juventud, Moisés (P) una vez se encontró con un hombre copto (de la tribu del Faraón) que luchaba con un hombre de Bani Israil. Moisés (P) se apresuró a ayudar al hombre y golpeó al copto, y el hombre murió de inmediato. Después de este incidente, Moisés (P) huyó de Egipto hacia Madián para escapar del castigo del Faraón.

Su reacción a la Profecía de Moisés (P)

A su regreso a Egipto, Moisés (P) fue elegido por Dios como profeta, recibió una serie de "señales" y se encargó de ir ante el Faraón, para invitarlo al camino de Dios, que según el Corán el faraón se había rebelado contra Dios. [21]
Junto con su hermano Aarón, quien también fue elegido por Dios como profeta, Moisés (P) fue ante el Faraón y se presentó como el mensajero de Dios [22]. Ellos le dijeron al Faraón que temiera a Dios [23] y que liberara al pueblo de Bani Israil. [24] Sin embargo, el Faraón se burló de ellos y los amenazó con encarcelamiento. [25]
Para demostrar su veracidad, Moisés (P) les enseñó sus milagros,[26] incluyendo la transformación de su bastón en serpiente, [27].Pero el Faraón y sus cortesanos continuaron negando su profecía y lo acusaron de ser un mago. [28]
Posteriormente, el Faraón convocó a los más grandes magos de Egipto [29] para exhibir una obra de brujería en presencia de personas en el día de la reunión. Sin embargo, cuando Moisés (P) presentó su milagro, los magos se dieron cuenta de que esto no era una obra humana, por lo que creyeron en Dios y en Moisés (P) como su profeta. El Faraón se enfureció con los magos, los acusó de ser los discípulos de Moisés (P) que habían conspirado contra él, y los amenazó con cortarles las manos y los pies. Sin embargo, los magos persistieron en su fe [30] y dijeron: "Nunca te preferiremos a ti ante que las pruebas manifiestas que nos han llegado y Aquel que nos originó. Decide lo que quieras. Tú solo puedes decidir sobre la vida de este mundo." [31]
Faraón ordenó matar a los hijos de los que siguieron a Moisés (P) y esclavizó a sus mujeres. [32] Incluso decidió matar a Moisés (P), [33] una decisión a la que algunos cortesanos se opusieron, especialmente el creyente de la familia del Faraón, que había ocultado su fe: [34]

“Y un hombre creyente de la gente del Faraón que ocultaba su fe dijo: «¿Vais a matar a un hombre por decir: Mi señor es Dios, y que ha venido a vosotros con las pruebas claras procedentes de vuestro Señor?» «Y si es mentiroso, su mentirá recaerá sobre él y si es sincero sufriréis algunas de las cosas con que os amenaza. En verdad, Dios no guía a quien es inmoderado, mentiroso.»” (Corán, 40: 28)

El Faraón también le ordenó a Hamán que construyera una torre, a la que pudiera ascender y ver al Dios de Moisés. [35]

Los castigos divinos sobre el pueblo del Faraón

Según el Corán, cuando los coptos, a quienes el Corán se refiere como “la gente del Faraón” se negaron a creer en Moisés (P), Dios los afligió con hambre durante varios años, pero en vez de arrepentirse, cada vez que les llegaba algo bueno, decían: "Esto es lo que merecemos", y cada vez que les caía una calamidad, o una enfermedad, las consideraban la culpa de Moisés y los que estaban con él. [36]
Dios también los afligió con varias calamidades como inundaciones, saltamontes, piojos, ranas y la transformación del agua del Nilo en sangre. Estas calamidades se describen en el Corán como "signos distintos" [37] ya que aparecieron uno tras otro. Muchas veces, el pueblo del Faraón fue ante Moisés (P) y le pidió que rezara a su Señor para que eliminara la calamidad, y a cambio le prometieron a Moisés que liberarían al pueblo de Bani Israil. Sin embargo, cuando Moisés (P) oró y se eliminó la calamidad, rompieron su promesa. [38]

Ahogamiento en el mar

Como el Faraón y su pueblo rechazaron a Moisés (P) y se negaron a liberar a Bani Israil, Dios le ordenó a Moisés (P) que saliera de Egipto durante la noche con el pueblo de Bani Israil, y le prometió que aniquilaría al Faraón y sus tropas. [39] Moisés (P) obedeció el mandato de Dios, y cuando llegó al mar con su pueblo, golpeó el mar con su bastón como Dios le había ordenado, por lo que el mar se dividió y lo atravesaron. Sin embargo, cuando el Faraón y sus tropas los siguieron dentro del mar, el agua los ahogó. [40]
El Corán informa que cuando el Faraón se estaba ahogando, gritó: "Creo que no hay dios excepto Aquel en Quien creen los hijos de Jacob, y yo soy uno de los que se someten a Él" [41], pero Dios le dijo: "¿Qué? ¿Ahora, cuando has sido desobediente hasta ahora y estabas entre los corruptores? Hoy salvaremos tu cuerpo a fin de que seas un signo para los que vengan después de ti, a pesar de que la mayoría de las personas no prestan atención a Nuestros signos”. [42]

En la Biblia y la Torá

El Antiguo Testamento, informa la historia del genocidio de los niños hebreos, el nacimiento de Moisés, la historia de su madre cuando lo dejó en el río, y la derrota de los magos, pero no ha mencionado la sumisión de los magos ante Dios después de que vieron los milagros de Moisés. También menciona la historia de las calamidades con las que se vieron afectados los coptos.[43]
Según la Biblia, dos faraones eran los reyes contemporáneos con Moisés (P): uno era el que estuvo vivo hasta la fuga de Moisés (P) a Madián, y el otro fue el "Faraón de los Éxodos ", que gobernaba en Egipto después de que Moisés (P) fue elegido como profeta.[44]
La Torá menciona la historia del ahogamiento del Faraón y sus tropas, pero no menciona nada sobre su profesión de fe mientras se estaba ahogando o sobre la preservación de su cuerpo.[45]

Faraón en fuentes históricas

La momia de Ramsés II

Hay desacuerdo entre los historiadores sobre qué Faraón era contemporáneo con Moisés (P). Los siguientes faraones egipcios han sido sugeridos como el rey de Egipto en la época de Moisés:

  • Amosis I (1575-1550 a. C.)[46]
  • Amenofis I, también conocido como Amenhotep (1575-1550 a. C.)[47]
  • Tutmosis III (1490 - 1436 a. C.) y su hijo Amenhotep II (1436 - 1413 a. C.)[48]
  • Ajenatón y Tutankhamun (1327-1348 a. C.)[49]
  • Ramsés II (1290-1224 a. C.) y Merenptah (1224 - 1214 a. C.). [50]

Véase también

Notas

  1. Tureihi, p. 375; Raqib Isfahani, p. 632
  2. Mehran, Dirasat al-Tarijiya, p. 121
  3. Tabarsi, p. 22
  4. Mehran, Dirasat al-Tarijiya, p. 121
  5. Sha’rani, p. 253
  6. Referirse al Corán 7: 127
  7. Tabataba’i, al-Mīzān, tomo. 8, p. 222
  8. Referirse al Corán 79:24
  9. Tabataba’i, al-Mīzān, tomo. 8, p. 223
  10. Referirse al Corán 28: 4, Tabataba’i, al-Mīzān, tomo. 16, p. 8
  11. Markaz farhang wa ma’ārif Qur’ān. Dāyerat al-ma’ārif qur’ān karīm, tomo. 6, p. 470.
  12. Referirse al Corán 26:57, y 28:39
  13. Tabataba’i, al-Mīzān, tomo. 8, p. 229
  14. Tabataba’i, al-Mīzān, tomo. 19, p. 346
  15. Referirse al Corán 38:12
  16. Sabziwārī, Irshād al-adhhān, pág. 458
  17. Sha’rani, p. 21
  18. Qomi, Tafsir Qomi, tomo 2, p. 135; Sheij Saduq, Kamal al-Din, tomo 1, p. 147
  19. Referirse al Corán 28: 9
  20. Tabataba’i, tomo 16, p. 12
  21. Referirse al Corán 28: 29-32, y 20: 24,42-48, y 79:17
  22. Referirse al Corán 7: 104 y 20:47 y 26:16
  23. Referirse al Corán 79: 18,19
  24. Referirse al Corán 7: 105, y 20:47, 26:17
  25. Referirse al Corán 26: 25-29
  26. Referirse al Corán 7: 106, y 26:31
  27. Referirse al Corán 7: 105-108, y 26: 30-33
  28. Referirse al Corán 7: 109, y 10:76
  29. Referirse al Corán 7: 109-112, y 20: 58-60
  30. Referirse al Corán 7: 109-112, y 20: 58-60
  31. Referirse al Corán 20:72
  32. Referirse al Corán 7: 127
  33. Referirse al Corán 40:26
  34. Referirse al Corán 40: 28,29
  35. Referirse al Corán 28:38
  36. Referirse al Corán 7: 130,131
  37. Referirse al Corán 7: 133
  38. Referirse al Corán 7: 134,135
  39. Referirse al Corán 44: 23,24
  40. Referirse al Corán 7: 136
  41. Referirse al Corán 10:90
  42. Referirse al Corán 10: 91-92
  43. Qanbari, p. 82
  44. Jeirul-lahu, p. 22
  45. Qanbari, p. 84-85
  46. H. R. Hall,The Ancient History of the Near Ecst, London, 1963, p. 406-409.
  47. Dastyaran, p. 51-53
  48. E.Unger, Unger's Bible Dictionary, 1970 ,p.332-333
  49. Fruid, p.18
  50. Qarashi, tomo 5, p. 164

Bibliografía

  • Sagrado Corán.
  • Froid, Sigmund, Moisés y el monoteísmo, traducido por Qasim Khatami, 1348 S.
  • H. R. Hall,The Ancient History of the Near Ecst, London, 1963.
  • Jairul-lahi, Seyyed Abbas y otros, "Un estudio comparativo sobre el faraón en el Corán y el Antiguo Testamento", en el Journal Elahuyat Tatbiqi, No. 11, primavera y verano de 1393 S.
  • Mehran, Mohammad, Estudios históricos del Sagrado Corán, Beirut, Dar Al-Nahda Al-Arabiya, II, 1988.
  • Qanbari, Bakhshali y Ghanbari, Zohreh, "Estudio comparativo de la posición de Moisés (P) en el Corán y la Torá", Journal de Elahiyat, No. 5, invierno de 1387 S.
  • Qarashi, Ali Akbar, Diccionario del Corán, Teherán, 1371 S.
  • Qomi, Ali Ibn Ibrahim, Tafsir Qomi, Dar Al-Kitab, 1367 S.
  • Raqib Isfahani, Hussein Ibn Muhammad, Mufradat al-Qur’an, Beirut, Dar Al-Qalam, , 1412 H.
  • Sabziwari Najafi, Mohammad Ibn Habibul-lah, Irshad al-Azhan para la interpretación del Corán, Beirut, Al Dar Al-Ta'rif, 1419 H.
  • Sha'rani, Abolhassan y Gharib, Mohammad, Enciclopedia de las palabras del Sagrado Corán, Teherán, Islamia, 1386 S.
  • Sheij Sadiq, Muhammad ibn Ali, Kamal al-Din, Teherán, Islamia, segunda edición, 1395 S.
  • Tabarsi, Fazl Ibn Hassan, Mayma 'al-Bayan fi Tafsir al-Quran, Teherán, Nasser Khosrow, 1372 S.
  • Tabataba’i, Sayyid Muhammad Hussein, Al-Mizan Fi Tafsir Al-Quran, Qom, 1417 H.