prioridad: b, calidad: b
sin ficha
sin navbox

Asiya

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

Asiya (en árabe: آسیة) fue la esposa del Faraón quien jugó un papel importante en salvar a Moisés (P) del río Nilo cuando era un bebé. Ella es admirada en el Corán y los hadices en algunas narraciones en mencionada entre las mujeres del Paraíso quienes descendieron ante Jadiya (P) esposa del Profeta Muhammad (PBD) en el momento de su parto cuando iba a dar a luz a Fátima al-Zahra (P).
Asiya dio fe en la (P) profecía de Moisés a pesar de que disimulaba su fe delante del Faraón. Se ha narrado que cuando Faraón se dio cuenta de su fe, la torturó hasta que murió.

Linaje y familia

Asiya era la hija de Muzahim Ibn 'Ubayd y la esposa del Faraón. [1] Según algunas fuentes, ella era del pueblo de Bani Israil. [2]

En el Corán

Asiya, con la expresión de "la esposa del Faraón", se ha mencionado dos veces en el Corán. Según el versículo 9 de la Sura 28, cuando el niño Moisés (P) fue sacado del río, Asiya estaba allí y le insistió al Faraón que no lo matara y que lo mantuviera como un hijo adoptivo: [3]

“Y la mujer del Faraón dijo: «Será un motivo de alegría para mí y para ti. No le matéis, puede que nos sea útil o que lo adoptemos como hijo.» Pero ellos no eran conscientes.” (Corán, 28: 9)

Además, Asiya es admirada en el versículo 11 de la Sura 66 como una creyente en Dios a pesar de su convivencia con el Faraón, en contraste con las esposas de Noé (P) y Lot (P), que eran infieles a pesar de su compañerismo con los profetas. [4] Según este último versículo, Asiya le pidió a Dios que le diera una casa en el paraíso y la salvara del Faraón y de la gente cruel: [5]

“Dios pone un ejemplo para los que no creen: La mujer de Noé y la mujer de Lot. Ambas estuvieron bajo la tutela de dos de Nuestros siervos justos y ambas les traicionaron y su relación con ellos no les benefició en nada ante Dios y se les dijo a ambas: «¡Entrad en el Fuego con los que entran en él!». Y Dios pone un ejemplo para quienes son creyentes: La mujer del Faraón cuando dijo: «¡Señor mío! Constrúyeme una morada junto a Ti en el Jardín y sálvame del Faraón y sus obras y sálvame de la gente opresora.» Y María hija de Imrán, quien protegió la castidad de su vientre, así que, insuflamos en él de Nuestro Espíritu y confirmó las palabras de su Señor y Sus Escrituras y fue de las obedientes. (Corán, 66: 10-12)

En estas aleyas Asiya es mencionada como una mujer ejemplar para las creyentes, junto con Santa María (P).

Fe de Asiya

Según algunas aleyas del Corán, aunque Asiya vivía en el palacio del Faraón, creía en Dios. Cuando vio el milagro del bastón de Moisés (P) (convirtiéndose en una serpiente), creyó en él. Ella disimulaba su fe ante el Faraón, y cuando él se enteró de su fe le pidió que dejara la adoración a Dios, pero ella se negó a hacerlo. [6] El Faraón la torturó y ordenó que le clavasen los brazos y las piernas y que pusieran su cuerpo bajo el sol y también colocaron una piedra gigante en su cabeza. Finalmente ella murió a causa de todas estas torturas. [7]

La práctica de Taqiyya

La práctica de Taqiyya significa que un creyente disimule su fe ante los enemigos con el fin de proteger su vida. La historia de Asiya, y su convivencia con el Faraón es un ejemplo de la práctica de Taqiyya.

En las narraciones

En algunos hadices, Asiya se ha considerado entre las personas que nunca fue infiel ni politeísta antes de la aparición del Islam. [8]
Algunos hadices se han referido a Asiya como una de las cuatro mujeres más virtuosas del mundo junto con Santa María (P), Jadiya (P) y Fátima al-Zahra (P). [9] Sin embargo, el hecho de que sean superiores a todas las mujeres del mundo no contradice la creencia de que una de ellas (es decir, la señora Fátima) sea aún más superior que las demás. [10] [11]
Algunos eruditos sunitas se han referido a un hadiz del Profeta Muhammad (PBD) para mostrar la superioridad de Fátima (P) sobre otras mujeres. Según el hadiz donde el Profeta (PBD) dice "Fátima es parte de mi cuerpo", Al-Alusi, un erudito sunita argumenta que dado que Fátima (P) es parte del ser del Profeta (PBD), y dado que el Profeta (PBD) es el siervo más superior y virtuoso ante Dios, entonces Fátima (P) también es la más superior y la más virtuosa que todas las mujeres del universo. [12]

Su presencia en el parto de Jadiya (P)

Según un hadiz del Imam Sadiq (P), cuando nació Fátima (P), las mujeres de Quraysh dejaron a Jadiya (P) sola. Entonces, Dios envió a cuatro mujeres del paraíso para ayudar a Jadiya (P) en aquel momento, entre ellas María (P) y Asiya.
En algunas narraciones, a Asiya se le conoce como compañera de Jadiya (P) en el Paraíso. [13] Según otro hadiz. Se ha narrado que después de que Jadiya (P) falleció, su hija Fátima (P) añoraba constantemente a su madre. Entonces, el Profeta (PBD) le mostró el lugar de Jadiya (P) en el Paraíso junto con María (P) y Asiya. [14]

Como una mujer ejemplar

El Sagrado Corán se ha referido a Asiya como una mujer ejemplar para los creyentes. La historia de la vida de Asiya demuestra que es posible para una mujer mantener su fe y seguir el camino correcto a pesar de que esté en compañía de un hombre pecador e injusto. Los estudiosos musulmanes se refieren a la historia de Asiya para demostrar que el mal comportamiento del esposo no debe justificar ese mismo comportamiento por parte de la esposa, ya que cualquier persona es responsable de sus propios actos, aquel que se comporte mal, recibirá los castigos correspondientes en el más allá, y aquel que soporta las dificultades y no cae en pecados, tiene sus recompensas ante Dios.

Véase también

Notas

  1. Ibn al-Asir, al-Kāmil fī al-tārīj, tomo. 1, p. 169
  2. Ibn Kasir, al-Bidāya wa al-nihāya, tomo. 1, p. 239
  3. Qummī, Tafsīr Qummī, tomo. 2, p. 135
  4. Ṭabāṭabāʾī, al-Mīzān, tomo. 19, p. 344
  5. Corán, 66:11
  6. Ibn al-Jawzī, al-Muntaẓam, tomo. 1, p. 346
  7. Tabarsi, Majmaʿ al-bayān, tomo. 10, p. 739
  8. kaskānī, Shawāhid al-tanzīl, tomo. 2, p. 304; Maylisi, Biḥār al-anwār, tomo. 89, p. 296
  9. Suyūṭī, al-Durr al-manthūr, tomo. 3, p. 23
  10. Ṭabāṭabāʾī, al-Mīzān, tomo. 3, p. 215
  11. Suyūṭī, al-Durr al-manthūr, tomo. 3, p. 23
  12. Ālūsī, Rūḥ al-maʿānī, tomo. 2, p. 149-150
  13. Ṣadūq, al-Amālī, p. 593-594; Maylisi, Biḥār al-anwār, tomo. 16, p.80-81
  14. Ṭūsī, al-Amālī, pág. 175

Bibliografía

  • Sagrado Corán.
  • Ālūsī, Sayyid Maḥmūd, Rūḥ al-maʿānī fī tafsīr al-Qurʾān al-ʿaẓīm. Editado por ʿAlī ʿAbd al-Bārī ʿAṭīyya. Beirut: Dār al-Kutub al-ʿIlmīyya, 1415 H.
  • Ḥaskānī, ʿUbayd Allāh Ibn BdAbd Allāh, Shawāhid al-tanzīl li-qawāʿid al-tanzīl. Editado por Muḥammad Bāqir Maḥmūdī. Teherán: Majmaʿ Iḥyāʾ al-Thiqāfat al-Islāmī, 1411 H.
  • Ibn al-Asir, ʿAlī Ibn Abī al-Karam. Al-Kāmil fī al-tārīj. Beirut: Dār al-Ṣādir, 1385 H.
  • Ibn Kasir al-Dimashqī, Ismāʿīl Ibn ʿUmar. Al-Bidāya wa al-nihāya. Beirut: Dār al-Fikr, 1986.
  • Kāshānī, Mullā Fatḥ Allāh, Julāṣat al-Manhaj. Editado por Abū al-Ḥasan Shaʿrānī. Teherán: Intishārāt-i Islāmīyyah, 1373 H.
  • Maylisi, Muḥammad Bāqir, Biḥār al-anwār al-jāmiʿa li-durar ajbār al-aʾimmat al-aṭhār. Beirut: Dār Iḥyāʾ al-Turāth al-ʿArabī, 1403 H.
  • Qummī, ʿAlī Ibn Ibrāhīm, Tafsīr al-Qummī. Editado por Ṭayyib Mūsawī Jazāʾrī. Qom: Dār al-Kitāb, 1404 H.
  • Ṣadūq, Muḥammad Ibn ʿAlī, Al-Amālī. Teherán: Kitābchī, 1376 S.
  • Suyūṭī, ʿAbd al-Raḥmān Ibn Abī Bakr, Al-Durr al-manthūr fī tafsīr al-maʾthūr. Qom: Maktabaṭ Āyat Allāh al-Marʿashī, 1404 H.
  • Tabarsi, Faḍl Ibn al-Ḥasan, Majmaʿ al-bayān fī tafsīr al-Qurʾān. Tercera edicion. Teherán: Naṣir Jusraw, 1372 S.
  • Ṭabāṭabāʾī, Sayyid Muḥammad Ḥusayn, Al-Mīzān fī tafsīr al-Qurʾān. Qom: Daftar-i Intishārāt-i Islāmī, 1374 S.
  • Ṭūsī, Muḥammad Ibn Ḥasan, Al-Amālī. Qom: Dār al-Thiqāfa, 1414 H.