prioridad: a, calidad: b
sin navbox

Hipócrita

De WikiShia
(Redirigido desde «Hipócritas»)
Saltar a: navegación, buscar

Hipócrita o Munafiq (en árabe: المنافق) es una persona que no ha creído verdaderamente en el Islam pero que pretende ser un creyente. El fenómeno de la hipocresía (nifaq) apareció desde los inicios de la historia islámica especialmente después de que el Profeta (PBD) emigró a Medina y ganó el poder allí, porque los incrédulos encontraron en su interés mundano pretender ser musulmanes.
"Hipócrita" es uno de los conceptos que se han repetido en el Corán varias veces. Las Suras al-Munafiqun, al-Tawba, y al-Nisa' mencionan algunas de las características de los hipócritas.
Según informes históricos, el Profeta (PBD) solía tolerar a los hipócritas pero al mismo tiempo rechazaba sus malas obras. Por ejemplo, la Mezquita al-Zirar, que se había convertido en una base para los hipócritas, fue destruida por orden del Profeta.

Definición

Un hipócrita (munafiq) es una persona que oculta su incredulidad y finge ser un creyente.[1] Según Mutahhari, un creyente se adhiere al Islam en su corazón, palabras y acciones; un incrédulo rechaza el Islam en su corazón, palabras y acciones; y un hipócrita rechaza el Islam en su corazón pero finge ser musulmán con sus palabras y acciones.[2]

Orígenes de la hipocresía en el Islam

El tema de la hipocresía en el Islam surgió entre algunos de los compañeros del Profeta (PBD) desde la Meca pero apareció mayormente después de la migración del Profeta (PBD) a Medina. En La Meca, los musulmanes eran débiles y sus oponentes no temían expresar su oposición y enemistad hacia ellos. Sin embargo, en Medina, los musulmanes estaban en una posición de poder, y sus oponentes no encontraron interés en expresar abiertamente su hostilidad. Por lo tanto, fingieron haber abrazado el Islam cuando en realidad eran incrédulos.[3]

Hipócritas en la época del Profeta (PBD)

Aunque las fuentes históricas y los hadices enumeran a varios hipócritas en la época del Profeta (PBD), muchos de ellos (especialmente los líderes de la hipocresía) quedaron desconocidos para la gente, y es por lo tanto que en algunas corrientes islámicas, estas personas se consideran entre los cercanos compañeros del Profeta (PBD). Al-Maqrizi nombra a algunos de los hipócritas de las tribus Aws y Jazray y menciona sus hostilidades hacia el Islam y el Profeta (PBD). Abd Allah Ibn Ubayy fue uno de esos hipócritas, que amenazó con expulsar a los inmigrantes de Medina. Abd Allah Ibn 'Uyayna fue otro hipócrita, que animó a sus camaradas para que asesinaran al Profeta (PBD).[4]

La gente de 'Aqaba

La gente de 'Aqaba también se cuenta entre los hipócritas. Estas personas eran un grupo entre los Compañeros del Profeta (PBD) que conspiraron para asesinar al Profeta (PBD) en el camino de regreso de la Batalla de Tabuk, pero no lograron llevar a cabo su plan.[5] Basado en un hadiz del Imam Sadiq (P), eran doce hombres, y ocho de ellos eran de Quraish.[6] El Sheij al-Saduq sostiene, sobre la base de otro hadiz, que doce de ellos eran de los omeyas y cinco de otras tribus.[7]

Al respecto, se ha narrado que cuando el Profeta (PBD) regresaba a Medina, un grupo de los hipócritas planearon asesinarlo en el camino. Ellos trataron de asustar al camello del Profeta (PBD) cuando iba camino en un estrecho desfiladero, con el fin de dejar caer al Profeta (PBD) de los acantilados. Sin embargo, Dios informó al Profeta (PBD) sobre esta trama, y entonces Huzaifah y Ammar Ibn Yasir acompañaron al Profeta (PBD) para resguardarlo. Los hipócritas que trataron de asesinar al Profeta (PBD) se habían cubierto los rostros.[8] Pero el Profeta (PBD) los conocía y le dijo sus nombres a Huzaifah y Ammar.

Características de los hipócritas

En el Corán y los hadices, se han mencionado una serie de características para los hipócritas, que incluyen las siguientes:

  • Mentir
  • Jurar falsamente para desviar a la gente
  • Buena apariencia y buenos dichos (a pesar de sus malas intenciones).
  • Rechazar la verdad
  • Burlarse de la verdad
  • Cometer pecados
  • Orgullo y arrogancia
  • Tener agendas ocultas,
  • Pureza exterior e impureza interior,
  • Malicia hacia los creyentes y codicia.[9] [10]

El comportamiento del Profeta con los hipócritas

Las fuentes históricas muestran que el Profeta (PBD) trataba de tolerar a los hipócritas tanto como fuera posible, aunque estaba consciente de su infidelidad oculta.[11] El Profeta (PBD) mantenía sus actividades bajo vigilancia y contrarrestó sus conspiraciones y acciones malvadas. En algunos casos raros, el Profeta (PBD) tomó medidas severas contra ellos, como cuando destruyó la mezquita fundada por ellos (Mezquita de Zirar).[12]

En el Corán

En el Corán existen muchas aleyas que hablan de los hipócritas, algunas de las cuales son las siguientes:

  • Cuando los hipócritas vienen a ti, dicen: «Damos testimonio de que, en verdad, tú eres el Mensajero de Dios.» Y Dios sabe que tú eres Su Mensajero y Dios da testimonio de que, en verdad, los hipócritas son unos mentirosos. (63: 1)
  • Los hipócritas tratan de engañar a Dios pero es Él Quien les engaña. Cuando se levantan para la oración lo hacen con pereza, para que la gente les vea, y recuerdan muy poco a Dios. (4; 142)
  • Dios ha prometido a los hipócritas y a las hipócritas y a los que no creen, el fuego del Infierno, en el que estarán eternamente. Eso es suficiente para ellos y Dios les maldice. Tendrán un castigo permanente. (9: 68)

El lugar de los hipócritas en el fuego del infierno

Según el Corán (4: 145) los hipócritas estarán en el abismo más bajo del Fuego del Infierno.[13] El ayatolá Makarem Shirazi sostiene que en el Corán la hipocresía es peor que la incredulidad y que los hipócritas son las criaturas más lejanas de Dios. [14]

Notas

  1. Tureihi, Mayma al Bahrain, 1416 H, vol. 5, p. 241
  2. Motahari, colección de obras, 1390, vol. 25, p. 206
  3. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1995, vol. 24, p. 146
  4. Maqrizi, Imta 'al-Asma’, 1420 H, vol. 14, págs. 343-364
  5. Maqrizi, Imta 'al-Asma’, 1420 H, vol. 2, p. 74
  6. Tabarsi Mayma al-Bayan, 1372 S, vol. 5, p. 79
  7. Sheij Saduq, Al-jesal, 1362 S, vol. 2, p. 398
  8. al-Bidayah wa al-Nihayah, tomo 5
  9. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1995, vol. 24, pág.164
  10. Mesbah Yazdi, "Ética Islámica", pág. 4
  11. Danesh, "El Mensajero de Dios (PBD) y su estrategia contra la línea de la hipocresía", p. 23
  12. Ya’farian, Historia política del Islam, 2001, p. 650; Danesh, "El Mensajero de Dios (PBD) y su estrategia contra la línea de la hipocresía", págs. 21-22
  13. Makarem, al-Amsal fi tafsir, 1421 H, vol. 3, p. 505
  14. Makarem, al-Amsal fi tafsir, 1421 H, vol. 3, p. 504

Bibliografía

  • Danesh, Mohammad Qadir, El Mensajero de Dios (PBD) y su estrategia contra la línea de la hipocresía, revista Ma’refat, No. 129, 2008.
  • Ibn Kasir, al-Bidaya wa al-Nihaya, Beirut, Dar al-Fikr, 1398 H.
  • Makarem Shirazi, Nasser y un grupo de escritores, Tafsir Nemune, Teherán, Biblioteca Islámica, 1995.
  • Makarem Shirazi, Nasser, al-amsal fi Tafsir, Qom, Escuela del Imam Ali Ibn Abi Talib (P), primera edición, 1421 H.
  • Maqrizi, Ahmad Ibn Ali, Imta' al-Asma', investigación de Muhammad Abdul Hamid Al-Nasimi, Beirut, Dar al-Kitab al-Almiyeh, 1420 h / 1999
  • Mesbah Yazdi, Mohammad Taqi, ética islámica, revista Ma’refat, No. 4, 1993.
  • Motahari, Morteza, Colección de obras, Teherán, Publicaciones Sadra, 2011.
  • Sheij Saduq, Mohammad Ibn Ali, Al-Jesal, corrección: Ali Akbar Qaffari, Qom, 1983.
  • Tabarsi, Fadl Ibn Hassan, Mayma al-Bayan fi Tafsir al-Quran, Introducción: Mohammad Javad Balaqi, Naser Josrow, Teherán, 1993.
  • Tabatabai, Sayyid Muhammad Hussein, Al-Mizan Fi Tafsir al-Quran, Qom, Publicaciones islámicas, 1417 H.
  • Tabatabai, Seyyed Mohammad Hussein, traducción de Tafsir al-Mizan, Qom, Oficina de Publicaciones Islámicas, capítulo 5, 1995.
  • Turaihi, Fajreddin, Mayma al-Bahrain, investigación de Seyyed Ahmad Hosseini, Teherán, 1416 H.
  • Ya’farian, Rasul, Historia política del Islam, Qom, Dalil, 2001.