prioridad: a, calidad: b
sin foto
sin categoría
sin ficha
sin navbox

Nayis

De WikiShia
(Redirigido desde «Elementos impuros»)
Saltar a: navegación, buscar

Nayis (en árabe: النجس; literalmente: impuro) es un término en la jurisprudencia islámica que se refiere a las cosas que religiosamente se consideran impuras. De acuerdo con las leyes islámicas, las cosas impuras no se pueden comer, beber o portarlas durante la oración o el Tawaf. Si se impurifica una parte del cuerpo o la ropa de la persona, debe ser purificada antes de realizar la oración. Las cosas que se consideran Nayis se dividen en dos categorías: los elementos impuros cuyas esencias o naturalezas son impuras y no pueden purificarse; y segundo, lo que originalmente es puro pero debido al contacto con impurezas se considera Nayis (Mutanayyis).

Terminología

Nayis (نجس), en la jurisprudencia islámica, se refiere a las cosas que se consideran ritualmente impuras. [1] el antónimo de la palabra Nayis es la palabra tahir (ritualmente puro). El concepto de Tahir (puro) en la jurisprudencia islámica no es un equivalente del término “limpio” ni “higiénico”, ya que es posible que algo que que esté aparentemente limpio se considere ritualmente impuro en el Islam. [2]

Los diez elementos impuros

Según la jurisprudencia islámica. Hay varias cosas que se consideran esencialmente impuras; es decir, no pueden ser puríficadas . La mayoría de los sabios shiítas han considerado que los diez elementos impuros son los siguientes:

  1. La orina
  2. El excremento
  3. El semen
  4. El cadáver
  5. La sangre
  6. El perro
  7. El cerdo
  8. Los líquidos embriagantes
  9. La cerveza
  10. El incrédulo (el que no cree en Dios)

La orina y el excremento

La orina y el excremento del hombre, y de todos los animales de sangre caliente cuya carne es ilícita para comer son impuros. Por lo tanto, la persona debe limpiarse si ha tocado el excremento de los animales como los ratones, los gatos y los animales feroces.

  • Según las leyes prácticas del Islam, la orina y el excremento de los insectos y los animales de sangre fría no se consideran impuros.
  • De acuerdo con las fatwas de la mayoría de los sabios shiítas, el excremento y la orina de las aves no son impuros; ya sea su carne lícita para comer o ilícita; sin embargo; la precaución recomendable es abstenerse de tocar la orina y del excremento de las aves cuya carne es ilícita. [3]

Las escuelas sunitas Shafi'i y Hanafi dicen que las heces de los animales de carne lícita también son impuras. [4]

El semen

El semen del hombre y de los animales de sangre caliente es impuro, siendo su carne lícita o ilícita. [5]
Existe un desacuerdo entre los eruditos sunitas sobre la impureza del semen, ya que los sunitas de la escuelas Shafi'i y Hanbali creen que es puro. [6]

El cadáver

El cadáver de los animales de sangre caliente es impuro, a condición de que haya muerto naturalmente.

  • Según la mayoría de los sabios shiítas, la carne y los cueros importados de los países no musulmanes son impuros salvo que se obtenga certeza de que el animal fue degollado según los ritos islámicos.
  • Algunos sabios consideran puros la carne y el cuero de un animal matado fuera de las leyes islámicas, pero todos consideran prohibido comer tal tipo de carne.
  • Los miembros de un cadáver como las lanas, los pelos y las uñas que no poseen alma son puros.
  • Si se corta una parte de los órganos del cuerpo humano o de los animales vivos, la parte desprendida es impura, aunque sea poca cantidad de carne.[7] [8]

La sangre

La sangre del hombre y de todos los animales de sangre caliente es impura; sin embargo, la sangre de los animales cuya sangre no brota con rapidez (por ejemplo, los peces, las serpientes y los mosquitos) es pura. [9] Las escuelas sunitas como Maliki, Shafi'i y Hanafi creen que todo tipo de sangre (ya sea que ese animal tenga sangre caliente o no) es impuro. [10]

  • Cuando se degüella islámicamente a un animal cuya carne es lícita y su sangre sale regularmente de su cuerpo, aquella sangre que queda en su cuerpo se considera pura;
  • El pus que se encuentra alrededor de una herida o cuando se rasguña una parte de la piel, se considera puro, a condición de que no se haya mezclado con sangre.

El perro y el cerdo

En el Islam, el perro y el cerdo se consideran ritualmente impuros, incluso sus pelos, sus zarpas, y todos los líquidos de sus cuerpos son impuros. [11] Los sunitas de la escuela Maliki creen que todos los animales, incluidos perros y cerdos, son puros, y la escuela Hanafi cree que solo los cerdos son impuros. [12]

  • La impureza del perro y del cerdo se transmite al cuerpo humano cuando alguna parte de estos animales tiene contacto con el hombre a través de la humedad.
  • Las manos y las ropas de una persona que mantiene perros en su casa o la persona que come carne de cerdo se consideran puras, a menos que haya certeza acerca de su impureza.
  • Está permitido en el Islam mantener perros en casa para propósitos razonables, por ejemplo para cazar, para proteger una finca o manada, para buscar y seguir algo o para salvar la vida de alguien, pero no es permisible dejar el perro en casa como animal domesticado o para uso de diversión, sin ninguno de los propósitos dichos en la cuestión anterior.

Los líquidos embriagantes

El vino y todas las bebidas embriagantes son impuros, pero las cosas embriagantes que en esencia no son líquidas como las drogas y las hierbas son puras, aunque se mezclen con agua; no obstante, está prohibido tomarlas. [13] [14]

  • El alcohol médico e industrial se considera puro a condición de que no haya certeza de que si proviene de las cosas embriagantes o no. La misma ley es aplicable para los perfumes y las medicinas que están mezclados con el alcohol. [15]
  • Cuando el zumo de uva fermenta en forma inmediata se impurifica y es ilícito tomarlo; en cambio, si se hierve por el fuego o el calor no se impurifica pero está prohibido beberlo. [16]

La cerveza

La bebida alcohólica que proviene de la cebada es ilícita e impura como el vino, pero la bebida que se hace con la cebada para beneficios médicos la cual no es embriagante y se conoce como la cerveza sin alcohol es pura y lícita para tomar. [17]

El incrédulo

A una persona que no cree en Dios ni en los Profetas se le denomina incrédulo en la jurisprudencia islámica . Según la mayoría de los sabios, los incrédulos son impuros. El incrédulo desde el punto de vista islámica, incluye las siguientes categorías:

  • Ateos (que creen que Dios no existe);
  • Politeístas (que creen que Dios tiene algún socio o compañero);
  • Quienes rechazan una creencia esencial del Islam como la creencia en el más allá;
  • Quienes rechazan la profecía del Profeta Muhammad (PBD) (el Profeta del Islam);
  • Quien maldice a los imames infalibles o tiene enemistad hacia ellos, como los Nasibies;
  • Qulat (que creen que uno de los imames infalibles es Dios o que Dios ha encarnado en su cuerpo;
  • Seguidores de las religiones falsas e idólatras [18]

Es de hacer notar que la mayoría de los sabios shiítas como Sayyed Ali Jameneí, Makarem Shirazi, Sistani, Wahid Jurasani, Nuri Hamadani y Tabrizi consideran que la Gente del Libro (cristianos, judíos y Zoroastros) son puros.

Otros elementos

Según algunos sabios, las siguientes cosas también se consideran impuras:

  • El sudor de un animal que se alimenta del excremento humano. [19]
  • El sudor de la persona bajo el estado de eyaculación prohibida, como el adulterio, la sodomía o la masturbación, no se considera impuro; sin embargo, según la precaución obligatoria no puede rezar mientras su cuerpo y sus ropas están empapados con ese sudor. [20]
  • Los sunitas creen que el vómito es impuro. [21]

Los medios por los cuales se transmite la impureza

Cuando un objeto puro tiene contacto con algo impuro se impurifica, a condición de que uno de ellos esté húmedo; pero si ambos están secos o la humedad es tan insignificante que no se puede trasmitir la impureza, el objeto impuro no impurifica el otro, (excepto en caso de que un objeto tenga contacto con el cadáver humano antes de su baño completo fúnebre, en este caso, según la precaución obligatoria, hay que abstenerse de tocar el cadáver aunque esté seco). [22]

  • Si se duda de que un objeto puro haya tenido contacto con lo impuro, el objeto puro no se considera impuro.

Vías para comprobar la impureza

Hay tres vías para comprobar la impureza de un objeto:

  • a) Que uno mismo obtenga la certeza de la impureza de algo, pero la duda y el juicio personal (sin certeza) no son suficientes. Por ejemplo, está permitido comer en los restaurantes sobre los cuales la persona tiene conjetura de que están impuros, salvo que la persona obtenga certeza acerca de ello.
  • b) Que la persona que sostiene un objeto (ya sea el dueño, el vendedor o el ayudante) confirme que este objeto es impuro.
  • c) Que dos personas justas, o incluso que una persona justa lo confirme. [23]

Reglas acerca de las impurezas

  • Está prohibido comer y beber lo impuro; también está prohibido dar de comer o dar de beber una impureza (como las bebidas embriagantes) a otra persona.
  • Está prohibido impurificar las líneas escritas y las hojas del Corán. En caso de que el Corán sea impurificado se debe lavar inmediatamente; así como también está prohibido impurificar la portada del Corán.
  • El agua que se usa para la ablución y el baño completo debe ser pura (tahir).
  • Está prohibido impurificar las mezquitas, en tal caso es obligatorio purificarlas inmediatamente.
  • No es confirmado por la religión tener precaución excesiva en la cuestión de la pureza y la impureza. La precaución excesiva que causa escrúpulos no es permisible.
  • Es recomendable que además de la observación de las leyes de la impureza y la pureza, la persona observe la limpieza y la higiene de su cuerpo, de su ropa, de su casa, de su vehículo y de todo el ambiente que le rodea. El Profeta (la paz sea con él y con su familia) y los Imames infalibles (la paz sea con ellos) observaban las normas de higiene y recomendaban a la gente observar la limpieza. [24]

Cosas que purifican

Hay once modos que purifican lo impurificado, entre ellos, los más comunes son los siguientes:

  • Mediante el agua
  • Mediante la tierra
  • Mediante el sol

Cómo purificar un recipiente impuro

  • El agua pura y absoluta purifica lo impuro a condición de que no se mezcle mientras se está lavando lo impuro, y que no cambie su color, su olor o su sabor por la impureza, y que la impureza desaparezca por el lavado. Por ejemplo si el objeto impurificado contiene sangre debe lavarse hasta que desaparezca toda la sangre. [25]
  • El agua que sale del grifo que está conectado con agua Kur se considera como agua kur y corriente, por lo tanto, se purifican los objetos impuros con agua del grifo tan pronto como se elimina la impureza.
  • Si la planta del pie del hombre o la suela de los calzados se impurifica debido a haber pisado sobre un suelo impuro, se purifica caminando sobre la tierra pura y seca.
  • El sol purifica la tierra y los techos con algunas condiciones. [26]

Notas

  1. Mishkīnī Ardibīlī, Musṭalaḥāt al-fiqh, pág. 530; Qadīrī, al-Qāmūs al-jāmiʿ, pág. 575
  2. Mishkīnī Ardibīlī, Musṭalaḥāt al-fiqh, pág. 530
  3. Tawḍīḥ al-Masa’il, número 84
  4. Yaziri, al-Fiqh ʿalā al-madhāhib al-arbaʿa, tomo 1, p. 74
  5. Tawḍīḥ al-Masa’il, número 87
  6. Yaziri, al-Fiqh ʿalā al-madhāhib al-arbaʿa, tomo 1, p. 75
  7. Tawḍīḥ al-Masa’il, número 88
  8. Tawḍīḥ al-Masa’il, tomo 1, p. 461, 570
  9. Tawḍīḥ al-masail, Número 96
  10. Yaziri, al-Fiqh ʿalā al-madhāhib al-arbaʿa, tomo 1, p. 73
  11. Tawḍīḥ al-Masa’il, número 105.
  12. Yaziri, al-Fiqh ʿalā al-madhāhib al-arbaʿa, tomo 1, p. 72
  13. Jomeini, Tawḍīḥ al-masāʾil, tomo 1, p. 80
  14. Tawḍīḥ al-Masa’il, tomo 1, p. 81
  15. Tawḍīḥ al-Masa’il, número 112
  16. Yazdī al-Ṭabāṭabāyī, al-ʿUrwa al-wuzqā, tomo 1, p. 55
  17. Tawḍīḥ al-Masa’il, número 115
  18. Rāshidī, Risala-yi tawḍīḥ al-masāʾil, pág. 71-73
  19. Tawḍīḥ al-Masa’il, número 120
  20. Tawḍīḥ al-Masa’il, número 116
  21. Yaziri, al-Fiqh ʿalā al-madhāhib al-arbaʿa, tomo 1, p. 76
  22. Yazdī al-Ṭabāṭabāyī, al-ʿUrwa al-wuzqā, tomo 1, p. 55
  23. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, p. 44
  24. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, p. 45-46
  25. Yaziri, ʿAbd al-Raḥman, al-Fiqh ʿala madhāhib al-jamsa, tomo 1 p.24
  26. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, p. 56-58

Bibliografía

  • Hāʾirī Bayārujmandī, Yūsuf. Madārik al-ʿurwa. Najaf: Nuʿmān, 1381 H.
  • Ḥakīm al-Ṭabāṭabāyī, Sayyīd Muḥsīn, Mustamsak al-ʿurwa. Beirut: Dār Ihyāʾ al-Turāz al-ʿArabī, 1384 H.
  • Makarem Shirazi, Naser, Leyes prácticas del Islam, Madrisa Amir al-Mu’minin, Qom, 1399 S.
  • Mishkīnī Ardibīlī, ʿAlī. Musṭalaḥāt al-fiqh wa muʿẓam ʿanāwīnih al-mawḍūʿīyya. Qom: Nashr al-Hādī, 1419 H.
  • Qadīrī, Abdullah Ibn ʿĪsā Ibrāhīm, Al-Qāmūs al-jāmiʿ li-musṭalāḥāt al-fiqhīyya. Beirut: 1418 H.
  • Rāshidī, Laṭīf y Saʿīd. Risala-yi tawḍīḥ al-masāʾil. Teherán: Payām-i ʿAdālat, 1386 S.
  • Tawḍīḥ al-masāʾil. Editado por Banī Hāshimī. Tercera edicion. Qom: Daftar-i Intishārāt-i Islāmī, 1385 S.
  • Ṭurayḥī, Fajr al-Dīn Ibn Muḥammad, Majmaʿ al-baḥrayn. Editado por Sayyid Aḥmad Ḥusaynī. Tercera edicion. Teherán: Murtaḍawī, 1375 S.
  • Yazdī al-Ṭabāṭabāyī, Sayyid Muḥammad Kāẓim, Al-ʿUrwa al-wuzqā. Teherán: al-Maktaba al-lIlmīyya al-Islāmīyya.
  • Yaziri Abdurrahman. Al-Fiqh ʿalā al-madhāhib al-arbaʿa. Beirut: Dār al-Zaqalayn, 1419 H.