prioridad: c, calidad: b
sin navbox

Profeta Salih (P)

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Profeta Salih (P)
Grave of HUD & SALEH .jpg

la tumba atribuida al Profeta Salih (P), Wadi al-Salam, Nayaf
Nombre en el Corán: صالح
Lugar de entierro: Cementerio de Wadi al-Salam
Nombre de su comunidad: Pueblo de Zamud
Parientes conocidos: Profeta Noé (P)(abuelo)
Edad: 280
Repeticiones en el Corán: 9

Ṣāliḥ (en árabe: صالح) era hijo de Sam y nieto del Profeta Noé (P). Fue el tercer profeta árabe cuyo nombre se ha mencionado en diferentes suras del Corán; mientras, no hay mención de él en la Torá. Salih (P) fue enviado a predicar entre el Pueblo de Zamud y vivió 280 años. Su tumba se encuentra en el cementerio de Wadi al-Salam en Nayaf, Irak. Según las fuentes históricas, Salih (P) fue elegido profeta a la edad de 16 años e invitó a su pueblo al monoteísmo hasta la edad de 120 años. La camella de Salih, el cual salió de las piedras de una montaña fue el milagro de este Profeta para su pueblo, pero a ellos, no les importó su invitación y mataron a su camella.

Vida

Salih (P) hijo de Sam Ibn Noé (P) fue uno de los profetas árabes.[1] Fue enviado al pueblo de Zamud,[2] las tribus que vivían en el norte de Medina y adoraban ídolos antes de Salih (P).[3]
En el Corán, el nombre de Salih (P) se ha mencionado 9 veces.[4] Sin embargo, no hay ninguna mención de él en el antiguo testamento que está disponible hoy en día.[5]
Salih (P) vivió 280 años y su tumba se encuentra en el cementerio de Wadi al-Salam en Nayaf, Irak.[6]

Gente de Zamud

Salih (P) fue elegido para ser profeta a la edad de 16 años. Invitó a su pueblo al monoteísmo hasta los 120 años, pero ellos lo negaron. Salih (P), como una señal de su profecía les dijo desafiando: "Yo le pido una cosa a sus ídolos y ustedes también pueden hacer una solicitud a mi Dios, (a ver cuál petición será cumplida) para que la verdad sea revelada".
Salih (P) mencionó su solicitud a los ídolos pero no recibió respuesta. Los adoradores de ídolos le dijeron a Salih (P), "Pídele a tu Dios que saque una camella del interior de la montaña".
Tras la petición del Pueblo de Zamud al Profeta Salih, salió una camella desde el interior de la montaña de manera milagrosa. Sin embargo, los paganos de la gente de Zamud mataron la camella y luego, les llegó un castigo por su desobediencia a Dios.[7] La gente de Zamud vivieron después de la gente de 'Ad, el pueblo del Profeta Hud (P).[8]

(Salih les dijo a su pueblo): Y recordad como os hizo herederos de (la tribu de) 'Ad y os ha establecido firmemente en la tierra, de forma que (podéis) construir castillos en sus llanuras y excaváis casas en las montañas: recordad, pues, las bendiciones de Dios y no obréis mal en la tierra sembrando la corrupción. (7: 74)

Basado en algunos comentarios, la gente de Zamud había hecho 70 ídolos para adorar.[9]

Camella de Salih

La Camella de Salih (P) fue el milagro de este profeta. La camella salió milagrosamente de las rocas de una montaña como lo pidieron los incrédulos. Salih (P) había dedicado el agua del arroyo en su región un día a su pueblo y un día a la camella y la gente podía usar su leche,[10] también se les prohibió lastimar la camella.

Y A (la tribu de) Zamud (enviamos a) su hermano Salih. Dijo: ¡Pueblo mío! Adorad sólo a Dios: no tenéis más deidad que Él. Os ha llegado ahora una prueba clara de vuestro Sustentador. Esta camella de Dios será para vosotros una señal: dejadla, pues, que pazca libre en la tierra de Dios y no le hagáis daño, porque os sobrevendría un castigo doloroso. (7: 73)

Sin embargo, después de un tiempo, algunas personas mataron la camella y otras personas apreciaron la acción. Como resultado, Dios castigó al pueblo de Zamud y eliminó a todos los incrédulos.[11]

Los dignatarios de entre su gente, que se mostraban altivos frente a los débiles, dijeron a los que creían de su gente: ¿Sabéis (de verdad) que Salih ha sido enviado por su Sustentador? Respondieron: Ciertamente, creemos en el mensaje que ha traído. (Pero) los arrogantes dijeron: ¡Nosotros nos negamos a creer en lo que vosotros creéis! Y luego sacrificaron cruelmente a la camella, desacatando con desdén el mandamiento de su Sustentador, y dijeron: ¡Salih! ¡Haz que caiga sobre nosotros ese (castigo) con el que nos has amenazado, si eres en verdad un emisario de Dios! Entonces les sorprendió un terremoto: y quedaron muertos en el suelo, en sus propias casas. (7: 74-78)

Notas

  1. Quṭb al-Dīn al-Rāwandī, Qiṣaṣ al-anbīyāʾ, pág. 279.
  2. ver: Corán, 7: 73-74
  3. Būturābī, “Ṣāliḥ”, pág. 253
  4. Būturābī, “Ṣāliḥ”, pág. 254.
  5. Ṭabāṭabāyī, al-Mīzān, vol. 10, pág. 318
  6. Būturābī, “Ṣāliḥ”, pág. 254
  7. ver: Corán, 11:61, 67
  8. Ṭabāṭabāyī, al-Mīzān, vol. 10, pág. 318.
  9. Fayḍ Kāshānī, Tafsīr al-Ṣāfī, vol. 2, pág. 213.
  10. Ṭūsī, al-Tibyān, vol. 9, pág. 454
  11. Yaza’eri, Dāstān payāmbarān, p. 173.

Bibliografía

  • Būturābī, Jadīja. 1390 S. Ṣāliḥ. Dāʾirat al-Maʿārif Tashayyuʿ 10: 253-254.
  • Fayḍ al-Kāshānī, Muḥsin, Tafsīr al-Ṣāfī. Qom: al-Hādī, 1416 H.
  • Yaza’eri, Niʿmat Allāh. Dāstān payāmbarān. Teherán: Intishārāt Hād, 1380 S.
  • Quṭb al-Dīn al-Rāwandī, Sa'īd Ibn Hibat Allāh. Qiṣaṣ al-anbīyā' . Editado por ʿAbd al-Ḥalīm Ḥillī. Qom: Maktabat al-ʿAllāma al-Majlisī.
  • Ṭabāṭabāyī, Sayyid Muḥammad Ḥusayn. Al-Mīzān fī tafsīr al-Qur'ān. Quinta edición. Qom: Ismāʿīlīyān, 1412 H.
  • Ṭabrisī, Faḍl Ibn al-Ḥasan, Mayma' al-bayān. Beirut: Aʿlamī, 1415 H.
  • Ṭūsī, Muḥammad Ibn al-Ḥasan, Al-Tibyān fī tafsīr al-Qur'ān. Beirut: Dār Iḥyāʾ al-Turāth al-ʿArabī.