Sara

De wikishia

Sara (en árabe: ساره) fue la primera esposa del Profeta Abraham (P) y la madre del profeta Isaac (P). Su historia se ha mencionado es algunas suras del Corán donde se dice que los ángeles le dieron la buena noticia del nacimiento de un niño llamado Is-haq (Isaac) a la edad de 90 años. Sara se considera entre las mujeres virtuosas y santas, porque los ángeles le hablaron. También se dice que ella acompaña a la honorable señora Fátima (P) junto con otras mujeres paradisiacas.
Años antes del nacimiento de Isaac, Sara ofreció a Abraham que se casara con su sirvienta Agar para tener hijos de ella. El Sheij Saduq ha mencionado narraciones que se refieren a los celos de Sara tras el nacimiento de Ismael. Sin embargo, algunos investigadores contemporáneos han puesto en duda la autenticidad de tales hadices.

Vida

Algunos historiadores creen que Sara era hija del tío paterno de Abraham, Haran Ibn Yahur, y por lo tanto fue prima de Abraham (P).[1] Sin embargo, en algunas narraciones de fuentes shiítas, Sara es considerada la hija de un profeta llamado Lahey quien fue esposo de la tía materna de Ibrahim.[2]
Ibn Qutaybah Dinwari, un historiador sunita del siglo III, citó de la Torá que Sara fue hermana del profeta Lot (P).[3] Sara, junto con Lot, creyeron en Abraham y se hicieron monoteístas,[4] y luego ella se casó con Ibrahim (P).[5] Sara es presentada como una de las mujeres ricas de su época, quien tenía muchas tierras agrícolas y ganado y le dio todas sus propiedades a Ibrahim.[6]

Emigración a Egipto

Después de la invitación de Abraham al monoteísmo en Babilonia, pocas personas creyeron en él, y por esta razón, Abraham emigró a Sham junto con Sara y Lot, pero con la expansión del hambre y la enfermedad en esta región, Sara y su esposo Abraham (P) emigraron a Egipto.[7] Según algunos informes históricos, el rey de Egipto deseaba obtener a Sara a cualquier precio.[8] Cuando se encontró con Abraham y Sara, les preguntó sobre su relación. Se dice que Abraham la presentó como su hermana,[9] porque sabía que si presentaba a Sara como su esposa, el rey ordenaría su asesinato para poseer a Sara.[10] A pesar de esto, el rey de Egipto trató de acercarse a Sara, pero su mano se secó de tal manera que no pudo extenderla más hacia ella.[11]El rey se dio cuenta de que este suceso fue la consecuencia de su codicia hacia Sara y le pidió a ella que orara para que su mano se sanara y la dejaría ir. Pero después de que Sara oró y la mano del rey se sanó, él intentó acercarse a ella nuevamente, y otra vez su mano se quedó inmovil.[12] Después de eso, el rey se arrepintió y para compensarle a ella, le regaló su sirvienta llamada Agar.[13]

Algunos eruditos shiítas consideran cuestionables algunas partes de esta historia, ya que según la creencia Shia, los profetas son infalibles y no pueden decir mentiras. Según Allama Tabatabai, el hecho de que Abraham presentó a Sara como su hermana no es compatible con la posición de la profecía y es una de las contradicciones de la Torá actual, que se ha incluido en las fuentes históricas y hadices sunitas.[14]
Además, según la narración mencionada en el libro de al-Kafi, Abraham presentó a Sara como su esposa en este su encuentro con el rey del Egipto, y cada vez que la mano del rey se inmobilizaba, era debido a la súplica de Abraham.[15]

Las buenas nuevas de un niño a los 90 años

Según las fuentes históricas, los ángeles le dieron a Sara la buena noticia del nacimiento de un niño cuando tenía 90 años.[16] Según el Corán, los ángeles que habían descendido para la aniquilación del pueblo de Lot (P), le dieron esta noticia a Sara. El Corán narra esta historia en las siguientes aleya:[17]

Y, ciertamente, Nuestros Mensajeros vinieron a Abraham con la buena nueva. Dijeron: «Paz.» Dijo él: «Paz» y no tardó en traer un ternero asado. Y cuando vio que las manos de ellos no lo tocaban, pensó que eran enemigos y sintió miedo. Ellos dijeron: «No temas. Hemos sido enviados al pueblo de Lot.» Y su mujer, que estaba de pie (al lado), se rió y entonces le dimos la buena nueva (del nacimiento) de Isaac y, después de Isaac, de (su hijo) Jacob. Dijo ella: “¡Ay de mí! ¿Cómo voy a tener un hijo, siendo ya vieja y mi marido un anciano? ¡Ciertamente, eso sería en verdad algo asombroso!” (Los ángeles) respondieron: “¿Te asombras de que Dios decrete lo que Él quiera? ¡La gracia de Dios y Sus bendiciones sean sobre vosotros, Oh gente de esta casa! ¡Ciertamente, Él es digno de toda alabanza, sublime!”[18]

Ella quedó embarazada después de un tiempo y dio a luz a Isaac.[19] Esta historia se ha mencionado en dos Suras del Sagrado Corán.[20]
Antes de quedar embarazada, Sara le había propuesto a Abraham que se casara con su sirvienta Agar, ya que hasta aquella edad, aun no tenía hijos de Abraham y pensaba que era estéril. Después de eso, nació Ismael, el hijo de Abraham y Agar.[21]

Fallecimiento

Sara, la esposa de Abraham (P) falleció en Hebrón a la edad de 127 años.[22] Abraham compró un lugar en Hebrón y enterró a Sara allí.[23] Más tarde, Abraham, Isaac y Jacob fueron sepultados en el mismo lugar.[24] Hoy en día, el lugar mencionado es conocido como el Santuario de Ibrahim y está ubicado en la ciudad de Hebrón al sur de Jerusalén.[25]

Sus Atributos

Según un hadiz atribuido al Imam Alí (P), Sara tiene el título de Muhaddiza porque los ángeles le hablaron y le dieron la buena noticia del nacimiento de Isaac.[26] Muhaddiza es un término árabe que significa “La que recibe el mensaje de los ángeles”. Según la narración mencionada, la honorable señora Fátima (P), Santa María (P) y la madre de Musa (P) también tienen el título de Muhaddiza debido a la comunicación que tenían con los ángeles.[27] Los shiítas creen que los ángeles no solo hablaban con los profetas; también han hablado con los Imames (P), con la honorable señora Fátima (P), entre otros.[28] Los versículos del Sagrado Corán, incluidos los versículos 42 y 45 de la Sura Ale-Imran se han considerado como prueba de esta creencia ya que hablan de la comunicación de los ángeles con María (P).[29]

Es de hacer notar que en algunas narraciones se ha hablado de los celos de Sara tras el nacimiento de Ismael, y la paciencia de Ibrahim al respecto.[30] Sin embargo, algunos estudiosos contemporáneos han considerado que estas narraciones no son auténticas en términos de pruebas y evidencias.[31] De acuerdo con lo que dice la Torá, Sara le pidió a Abraham que desalojara a Agar e Ismael de su casa, pero Abraham no estaba contento con la petición de Sara.[32] Sin embargo, después de que Dios le pidió que lo hiciera, hizo la voluntad de Dios.[33]

En algunas narraciones se ha dicho que en el mundo del Barzaj, la tutela y crianza de los niños shiítas que mueren se les otorga a Sara e Ibrahim para educarlos y luego entregarlos a sus padres.[34]

Notas

  1. Tabarsi, Mayma al-Bayan, 1372, vol.5, p.273; Abul-Fatuh Razi, Ruz al-Yanan, 1408 H, volumen 10, página 304.
  2. Kulaini, al-Kafi, 1407 H, vol.8, p.370; Rawandi, Qasses al-Anbia (P), 1409 H, página 106.
  3. Ibn Qutiba, Al-Maarif, 1992, página 31.
  4. Tabari, Tarij al-Umm y al-Muluk, 1387 H, vol.1, p.245.
  5. Tabari, Tarij al-Umm y al-Muluk, 1387 H, vol.1, p.245.
  6. Kulaini, Al-Kafi, 1407 H, vol.8, p.370.
  7. Daqs, Conociendo a las mujeres coránicas, 2009, págs. 110 y 111.
  8. Ibn Kasir, al-Bidaiya wa al-Nahaiya, 1407 H, volumen 1, página 150.
  9. Ibn Asir, al-kamal fi al-tarij, 1385 H, vol.1, p.101.
  10. Ibn Asir, al-kamal fi al-tarij, 1385 H, vol.1, p.101.
  11. Ibn Asir, al-kamal fi al-tarij, 1385 H, vol.1, p.101.
  12. Ibn Asir, al-kamal fi al-tarij, 1385 H, vol.1, p.101.
  13. Moqdisi, Al Bad’ wa al-Tarij, Escuela de Cultura Al-Diniyeh, volumen 3, página 52.
  14. Al-lameh Tabatabai, Al-Mizan, 1417 H, Vol.7, págs. 226-229.
  15. Al-lameh Tabatabai, Al-Mizan, 1417 H, Vol.7, págs. 231-232.
  16. Daqs, Conociendo a las mujeres coránicas, 2009, pp. 116-116.
  17. Daqs, Conociendo a las mujeres coránicas, 2009, pp. 116-116.
  18. Ver: Corán, 11: 69-73.
  19. Tabari, Tarij al-Umm wa al-Muluk, 1375, volumen 1, páginas 248-249.
  20. Ver: Sura Hud, versículos 71-73; Sura Dhariyat, versículos 29 y 30.
  21. Moqdisi, Al Bad’ wa al-Tarij, Escuela de Cultura Al-Diniyeh, volumen 3, página 53.
  22. Ibn Jaldun, Diwan al-Mubatada wa al-Jabar, 1408 H, vol.2, p.43.
  23. Ibn Jaldun, Diwan al-Mubatada wa al-Jabar, 1408 H, vol.2, p.43.
  24. Moqdisi, Al Bad’ wa al-Tarij, Escuela de Cultura Al-Diniyeh, volumen 3, páginas 52-53.
  25. Hosseini Yalali, Tumbas de Ahlul-Bait e Historia, 1415 H., página 254.
  26. Ashur, Enciclopedia de Ahlul-Bait, 1427 H, vol.7, p.24.
  27. Ashur, Enciclopedia de Ahlul-Bait, 1427 H, vol.7, p.24.
  28. Amini, Mushaf Fatemi, 1382, p.60.
  29. Amini, Mushaf Fatemi, 1382, págs. 61-60.
  30. Sheij Saduq, Al-Jisal, 1403 H, página 307; Sheij Saduq, Ma’ani al-Ajbar, 1361, página 128; Qomi, Tafsir al-Qami, 1363 H, vol.1, p.60.
  31. Ver: Tahami, “Sara, la esposa de Abraham (P) en el Corán y los hadices”.
  32. Biblia, Libro de Génesis, Capítulo 21, Versículos 9-15.
  33. Biblia, Libro de Génesis, Capítulo 21, Versículos 9-15.
  34. Sheij Saduq, Man La Yahuruhu Al-Faqih, 1413 H, Vol. 3, página 490; Al-lameh Maylisi, Bihar al-Anwar, 1403 H, vol.5, p.293.

Bibliografía

  • Ibn Asir, Ali Ibn Abi al-Karam, al-Kamil fi al-Tarij, Beirut, Dar Sadir, 1385 H.
  • Ibn Jaldun, Abd al-Rahman ibn Muhammad, Diwan al-Mubtada wa al-Jabar fi Tarij al-Arab, investigación: Jalil Shahada, Beirut, Dar al-Fikr, 1988 d. C.
  • Ibn Kasir, Ismail Ibn Umar, Al-Bidayah wa Al-Nahiyah, Beirut, Dar al-Fikr, 1986.
  • Ibn Qutiba, Al-Ma'arif, Abdullah Ibn Muslim, El Cairo, 1992.
  • Ibn Habib, Muhammad Ibn Habib Ibn Hashemi, Al-Muhabbar, Beirut, Dar al-Afaq al-Yadida.
  • Abul Futuh Razi, Hossein Ibn Ali, Ruz al-Yinan y Ruh al-Yinan en Tafsir al-Qur'an, Mashhad, Astan Quds Razavi, 1408 H.
  • Tehami, Fatemeh y Azam Farjami, “Sara, la esposa de Abraham (PBD) en el Corán y los hadices”, en la revista de Sahifa Mobin, Teherán, Vol. 43, otoño 2007.
  • Hosseini Ameli, Abdul Sahib, Los profetas: Hayatuhum Qasasuhum, Beirut, Al-Alami, 2002.
  • Hosseini Yalali, Mohammad Hossein, Tumbas de Ahlul-Bait e Historia, Beirut, Al-Alami, 1995.
  • Daqs, Fuad Hamdo, Conociendo a las mujeres coránicas, traducido por Fatemeh Heydari, Teherán, Mashaar, 2009.
  • Ravandi, Qutbuddin, Qasses al-Anbiya (P), revisado por Qolamreza Irfanian Yazdi, Mashhad, 1409 H.
  • Sheij Saduq, Muhammad Ibn Ali, al-Jisal, editado por Ali Akbar Qafari, Qom, 1403 H.
  • Sheij Saduq, Muhammad Ibn Ali, Ma'ani Al-Ajbar, Qom, 1361 S.
  • Sheij Saduq, Muhammad Ibn Ali, Man La Yahuruhu al-Faqih, corregido por Ali Akbar Qafari, Qom, 1413 H.
  • Tabari, Muhammad Ibn Yarir, Tarij Umam wa Al-Muluk, Investigación: Muhammad Abulfazl Ibrahim, Beirut, 1967.
  • Ashur, Ali, Enciclopedia de Ahlul-Bait, Beirut, 2006.
  • Tabatabai, Seyyed Mohammad Hossein, Al-Mizan fi Tafsir al-Qur'an, Qom, quinta edición, 1417 H.
  • Maylisi, Mohammad Baqir, Bihar al-Anwar, Beirut, 1403 H.
  • Qomi, Ali Ibn Ibrahim, Tafsir al-Qomi, por los esfuerzos de Seyyed Taib Musavi Al-Jazayari, Qom, Dar al-Katab, 1363.
  • Kulaini, Muhammad Ibn Yaqub, al-Kafi, editado por Ali Akbar Qafari, Teherán, Dar al-Kitab al-Islamiya, 1407 H.
  • Masudi, Ali Ibn Hossein, Moruy Al-Dhahab, Qom, 1409 H.
  • Moqdisi, Mohammad Ibn Tahir, Al Bad’ wa al-Tarij, Bur sa'id, Escuela Al-Saqafa Al-Diniya.