prioridad: b, calidad: b
sin navbox

Juan

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Juan
مقام حضرت یحیی.jpg

Monumento del profeta Juan (P), Damasco, Mezquita de los Omeyas
Nombre en el Corán: Yahyā
Nombre en la Biblia: Juan
Lugar de nacimiento: Palestina
Lugar de entierro: Damasco
Nombre de su comunidad: Bani Israel
Parientes conocidos: Zacarías, María (P)
Repeticiones en el Corán: cinco veces en cuatro capítulos del Corán

Yahyā Ibn Zakariyyā (P) (en árabe: یحیی بن زکریا , en español: Juan hijo de Zacarías) también conocido como Juan el bautista fue un profeta que fue enviado al pueblo de Bani Israel. Fue designado como profeta cuando era niño. El Corán ha mencionado la historia del nacimiento de Juan (P) como un evento milagroso ya que él fue concebido a pesar de la vejez de su padre y que su madre era estéril. Juan (P) era conocido por su ascetismo y su abundante llanto cuando adoraba a Dios. En las narraciones shiítas, el martirio del Imam Husain (P) es comparado con el trágico martirio del Profeta Juan (P), ya que a él también le cortaron la cabeza. En otros hadices, el imamato del Imam Yawad (P), el Imam Hadi (P) y el Imam Mahdi (P) es comparado con la profecía del Profeta Juan (P) ya que todos ellos alcanzaron esta posición desde su infancia.
En la Mezquita de los Omeyas en Damasco, hay un monumento conocido como la tumba de Juan.

Nacimiento

El Profeta Zacarías (P), el padre de Juan (P), no tuvo hijos hasta su vejez. Él fue el tutor de la señora María (P) desde su niñez. María vivía en un cuarto del templo de Jerusalén donde se dedicaba a rezar y adorar a Dios. Según las aleyas del Corán, ella había llegado a una posición tan íntima con Dios que recibía frutas del Paraíso. Un día, cuando Zacarías entró en el cuarto de María, vio a la señora María (P) y las bendiciones celestiales que Dios le había otorgado, y aquí fue donde él le pidió a Dios que le otorgara un hijo. El Corán ha mencionado esta historia de la siguiente manera:

“Siempre que Zacarías entraba a visitarla a su oratorio, encontraba junto a ella provisiones. Decía: «Oh María ¿De dónde te viene esto?» Ella decía: «De Dios.» En verdad, Dios provee sin medida a quien Él quiere. Allí mismo rogó Zacarías a su Señor. Dijo: «¡Señor mío, otórgame una descendencia buena, que venga de Ti! ¡En verdad, Tú [siempre] escuchas la súplica!» Entonces, los ángeles le llamaron mientras él permanecía en pie rezando en su oratorio: «Dios te da la buena nueva de [el nacimiento de] Juan como confirmador de una palabra que viene de Dios. Será eminente y casto y un profeta de entre los justos.” (Corán, 3: 37-39)

En su súplica, Zacarías mencionó su falta de herederos y el temor de que su progenie se cortase después de su muerte. En respuesta, Dios le dio las albricias de que tendría un hijo llamado Juan, a pesar de que era viejo y su esposa era estéril. La madre de Juan (P), Isabel era la tía materna de María, y su milagroso embarazo fue simultáneo con el de María (P). [1]

Su nombre

Algunos sostienen que la palabra Juan es derivada de la raíz árabe: (ح-ی-ی) que significa (vida). Se dice que él fue llamado así porque Dios le quitó la esterilidad a Isabel y de alguna manera la revivió; otros han dicho que fue porque Dios revivió la fe con su profecía. Nadie fue nombrado así antes que él.[2]
Entre los cristianos, Juan es conocido con el apodo “bautista”, ya que creen que él bautizó al Profeta Jesús (P).[3]

Profecía

Juan (P) fue designado como profeta cuando era niño. Una de sus virtudes según el sagrado Corán, era el hecho de que él era un confirmador de Jesús (P).[4] Juan (P) seguía y promovía la religión de Moisés (P), pero cuando Jesús (P) se convirtió en profeta, lo siguió y predicó su mensaje. Según las fuentes históricas, Juan (P) era seis meses mayor que Jesús (P) y fue la primera persona en confirmar y creer en la profecía de Jesús (P). Debido a su piedad y castidad, influyó en muchas personas para creer en Jesús (P).[5]

Martirio

Según una narración del Imam Sayyad (P), un rey del pueblo de Bani Israel se enamoró de una de sus parientes cercanas y a pesar de que fue prohibido para él casarse con ella, le propuso matrimonio. Juan (P) se opuso a esta decisión, y su oposición condujo a la hostilidad de la mujer y su madre hacia él. Como resultado, la madre de la mujer incitó a su hija a pedir la cabeza de Juan (P) como condición para el matrimonio. El rey israelita aceptó esta condición y decapitó a Juan (P) y envió su cabeza en una bandeja dorada a la mujer. [6]

Similitud entre el martirio del Imam Husain (P) y el martirio de Juan (P)

En los hadices se informa que los cielos y la tierra lloraron sangre cuando Juan (P) fue asesinado y otra vez cuando el Imam Husain (P) alcanzó el martirio. [7]
El Imam Sayyad (P) narra que en el camino a Karbala, el Imam Husain (P) recordaba la historia del martirio del Profeta Juan (P) en cualquier parada, y un día dijo:

Una de las cosas que muestran la inferioridad de este mundo es el hecho de que la cabeza del Profeta Juan (P) fue llevada como regalo a un rebelde del pueblo de Bani Israel.[8]

Características morales

Entre las características de Juan (P), cinco se mencionan específicamente:

  • Creer en Jesús (P),
  • Liderazgo en conocimiento y práctica,
  • Ser un profeta devoto,
  • Ascetismo,
  • Nobleza [9]

Acerca de su ascetismo y piedad, se menciona que lloraba mucho por el temor ante Dios y usaba ropas simples y rusticas. Se dice que cada vez que Zacarías (P) estaba predicando y Juan (P) estaba entre la audiencia, no mencionaba nada sobre el fuego del infierno o el Paraíso, ya que recordar el paraíso y el infierno hacía que Juan (P) llorara mucho.[10] Se dice que el Imam Ali (P) dijo:

Juan (P) lloraba mucho pero no se reía, pero Jesús (P) se reía y lloraba, y la actitud de Jesús fue mejor que la de Juan (P). [11]

Juan (P) en los libros celestiales

En el Corán

El nombre de Juan (P) aparece cinco veces en cuatro capítulos del Corán. La historia de su nacimiento, y algunas de sus virtudes se han mencionado en estas aleyas. En la Sura Maryam, Dios dice acerca de él:

¡La paz sobre él el día en que nació, el día en que muera y el día en que sea devuelto a la vida! (Corán, 19: 15)

Al referirse a este versículo, se dice que el Imam Rida (P) dijo que Juan (P) estará a salvo en tres estaciones en las que hay temor para toda la humanidad: el nacimiento, la muerte y la resurrección. [12]

Juan (P) en los Evangelios

Hay varias historias sobre Juan (P) (o Juan el Bautista) en los Evangelios, que tienen muchos puntos en común con los versículos del Corán a este respecto. La historia de las buenas nuevas del nacimiento de Juan (P) a Zacarías (P) se ha mencionado en el Evangelio de Lucas con detalles. [13] En el evangelio se menciona que, Juan (P) se hizo conocido como el Bautista. Él predicaba la religión de Dios y mucha gente se reunía de diferentes ciudades para escuchar sus sermones.[14] Hablaba contra los clérigos hipócritas y otras figuras impías.[15] Sin embargo, la misión más importante de Juan (P), como se registra en los Evangelios, fue afirmar a Jesús (P) y su religión.[16]
Un día, después de un debate entre un defensor de Jesús (P) y discípulos de Juan (P) sobre si Juan (P) era mejor o Jesús (P), los discípulos de Juan (P) fueron a él y Juan les dijo:

"Cualquier cosa es determinada por Dios. Mi obligación es allanar el camino para que la gente se refiera a Jesús (P). Ustedes mismos son testigos de que he dicho explícitamente que no soy el Mesías, pero he sido enviado a allanar el camino para él. En la ceremonia de la boda, la novia acude al novio y sus amigos comparten su alegría y deleite con él." [17]

Juan (P) en los Hadices

El Imam Yawad (P) alcanzó el Imamato durante su infancia, cuando tenía 8 años de edad; y por tal razón algunos shiítas pensaban que cómo era posible que un niño alcanzase la posición del Imamato. Al respecto, hay una narración donde uno de los compañeros del Imam Yawad (P) llamado Alí Ibn Asbat relata:

Fui ante el Imam Yawad (P) al principio de su Imamato, cuando el Imam (P) aún era muy joven. Lo miré con curiosidad para recordar bien su apariencia y poder describírsela a la gente de mi Tribu en Egipto. Cuando estaba pensado en la corta edad del Imam (P), el Imam Yawad (P) se dirigió a mí como si hubiera leído mi mente, y me dijo:

Oh Alí Ibn Asbat! El asunto del Imamato es como el asunto de la Profecía ante Dios. Dios a veces dice: “Le otorgamos la sabiduría desde niño” y otras veces dice acerca del ser humano “hasta que al alcanzar la edad adulta y alcanzar la madurez a los cuarenta años”. Por lo tanto, Dios puede otorgarle la sabiduría al ser humano durante su infancia, así como puede dársela durante su madurez.[18]

La profecía de Juan (P) en su infancia es una evidencia que se usa para demostrar la posibilidad de alcanzar la posición del Imamato en la infancia. [19]

Su encuentro con Satanás

Según algunas narraciones, un día el Profeta Juan se encontró con Satanás que tenía una cara horrible y llevaba consigo algunos instrumentos raros. Juan le preguntó por qué llevaba aquellos instrumentos y Satanás le respondió que cada uno de ellos era para engañar y atrapar a los seres humanos. Juan le preguntó “¿Has logrado alguna vez engañarme?” Satanás respondió, “No, pero tú tienes un hábito que me gusta; el hecho de que comes bastante hace que no puedas realizar la oración perfectamente.”
Juan dijo entonces: “Juro que desde hoy no me saciaré de comida.” Y satanás respondió: “Yo también juro que desde hoy no daré ningún consejo a nadie”.[20]

Monumento del profeta Juan (P), Damasco, Mezquita de los Omeyas

Mandeanos

Los mandeanos (Sabi'in) son personas del pueblo aramea que se conocen como seguidores de Juan (P). Los mandeanos son monoteístas. Tienen su propia escritura, lenguaje y escritura, y se ha mencionado en el Corán como gente del Libro (Ahl al-Kitab). [21]

Lugar de sepulcro

La tumba más famosa que se atribuye al Profeta Juan (P) está en la Mezquita de los Omeyas en Damasco, que se dice que es el lugar donde fue enterrado el cuerpo sin cabeza de Juan (P), y se cree que su cabeza fue enterrada en una mezquita en el barrio de Zabdani en Damasco. Según otros informes, la cabeza de Juan (P) fue enterrada en una tumba ubicada en la mezquita Juan en las cercanías de Palestina donde los cristianos también han construido una iglesia llamada Iglesia de San Juan.[22]

Notas

  1. Shabistarī, Aʿlām al-Qurʾān, pág. 397
  2. Jazāʾirī, Qiṣaṣ al-anbīyāʾ, pág. 561
  3. Ash’ari, p. 348
  4. Ver: Sura Ale ‘Imran, aleya 39
  5. Maylesi, Biḥār al-anwār, vol. 14, p. 169; Makārim Shīrāzī, Tafsīr Nemune, vol. 2, p. 535
  6. Ibn Shahrāshūb, Manāqib Āl Abī Ṭālib, vol. 4, p. 85
  7. Qomi, Tafsīr al-Qummī, vol. 2, p. 291; Ibn Qūlawayh, Kāmil al-zīyārāt, pág. 79
  8. Ibn Shahr Ashub, Manaqib Ale Abi Talib, tomo 4, página 92; Bihar al-Anwar, tomo 45, página 89.
  9. Makārim Shīrāzī, Tafsīr Nemune, vol. 2, p. 535
  10. Ibn Fahd al-Ḥillī, ʿUddat al-dāʿī, pág. 119
  11. Jazāʾirī, Qiṣaṣ al-anbīyāʾ, pág. 567
  12. Jazāʾirī, Qiṣaṣ al-anbīyāʾ, pág. 562
  13. Lucas, 1: 5-25
  14. Mateo, 3: 1-6
  15. Mateo, 3: 7
  16. Mateo, 3: 11-17
  17. Juan, 3: 27-30
  18. Kulaynī, al-Kāfī, vol. 1, p. 384; Makārim Shīrāzī, Tafsīr Nemune, vol. 13, p. 28
  19. Maylesi, Biḥār al-anwār, vol. 3, p. 69
  20. Jazāʾirī, Qiṣaṣ al-anbīyāʾ, pág. 563
  21. ver: Tabataba’i, al-Mīzān, vol. 14, p. 358
  22. Ramin Neyad, Mazar Hazrat Yahya

Bibliografía

  • Ibn Fahd al-Ḥillī, Aḥmad, Uddat al-dāʿī wa najāḥ al-sāʿī. Dār al-Kutub al-Islāmī, 1407 H.
  • Ibn Qūlawayh, Jaʿfar, Kāmil al-zīyārāt. Editado por ʿAbd al-Ḥusayn Amīnī. Najaf, 1356 S.
  • Ibn Shahrāshūb, Muḥammad Ibn Alī, Manāqib Āl Abī Ṭālib. Qom: ʿAllāma, 1379 S.
  • Jazāʾirī, Niʿmat Allāh. Qiṣaṣ al-anbīyāʾ. Teherán: Intishārāt Hādī, 1380 S.
  • Kulaynī, Muḥammad Ibn Yaʿqūb, Al-Kāfī. Teherán: Dār al-Kutub al-Islāmīyya, 1407 H.
  • Maylesi, Muḥammad Bāqir, Biḥār al-Anwār. Teherán: Islāmīyya, 1389 H.
  • Makārim Shīrāzī, Nāṣer. Tafsīr Nemune. Teherán: Dār al-Kutub al-Islāmīyya, 1374 S.
  • Qomī, ʿAlī Ibn Ibrāhīm, Tafsīr al-Qummī. Editado por Mūsawī Jazāʾirī. Tercera edicion. Qom: Dār al-Kitāb, 1404 H.
  • Tabataba’i, Muḥammad Ḥusayn. Al-Mīzān fī tafsīr al-Qurʾān. Traducido por Mūsawī Hamidānī. Qom: 1374 S.