prioridad: a, calidad: b
sin navbox

Pecados Graves

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

Los Pecados Graves (en árabe: الكبائر) son los pecados por los cuales se ha prometido el castigo del Infierno en el Corán y en los hadices. En las fuentes islámicas, se han enumerado de 7 a 40 pecados entre los pecados graves, algunos de los cuales se han mencionado en la aleya 31 de la Sura al-Nisa y en la aleya 37 de la Sura al-Shoura.

La persona que ha cometido uno de los pecados graves, si no se arrepiente, se considera una persona injusta. De acuerdo con la Jurisprudencia Islámica, tal persona no puede dirigir la oración colectiva, y su testimonio no es aceptable en el Tribunal Islámico. Aquellos que cometen los pecados graves merecen el castigo en el Más Allá, a menos que reciban el perdón divino o la intercesión del Profeta (PBD) y la de Ahlul-Bait (P).[1]

Definición

El “pecado” (en árabe: الذنب ) se define como el acto de cometer lo que Dios ha prohibido o abandonar lo que Dios ha hecho obligatorio. Los pecados pueden ser actos corporales; tales como romper el ayuno o una creencia incorrecta; tal como el politeísmo (atribuir socios a Dios).

El Corán y las narraciones islámicas son las fuentes a través de las cuales se determinan cuáles actos se consideran pecados, porque en muchos casos, la razón y el intelecto del ser humano no son capaces de verificar y distinguir entre los pecados y los actos permitidos; por lo tanto, Dios nos los ha explicado a los seres humanos por Su conocimiento y sabiduría a través de la revelación y la religión.

Tipos de pecados

Los pecados son de dos tipos: los pecados graves (mayores) y los pecados menores.
Esta clasificación tiene sus raíces en el Corán y en las narraciones. En el versículo 31 de la sura al-Nisa, se dice:

“Si os abstenéis de cometer los pecados graves que os han sido prohibidos, ocultaremos vuestras pequeñas malas acciones y os introduciremos en una morada generosa.” (Corán, 4: 31)

También, el versículo 37 de la sura al-Shoura, dice que los habitantes del Paraíso son aquellos que se abstienen de los pecados mayores y la inmoralidad.

En las fuentes islámicas, existen muchas narraciones de los Imames Infalibles (P) que clasifican los pecados en pecados mayores y menores. También, en el libro al-Kafi, hay un capítulo titulado como Baab al-Kaba'ir (capítulo de los pecados graves) donde se han mencionado 24 narraciones a este respecto.

En la primera y segunda narración de este capítulo, se ha declarado notoriamente que los pecados graves son aquellos pecados por los que Dios castiga con el fuego del infierno. En algunas de estas narraciones (narración. Nº 3 y 8), siete pecados han sido considerados como pecados graves, y en algunos relatos (por ejemplo, Nº 24) diecinueve pecados han sido considerados como pecados graves.

Criterio

Según los estudiosos de la Ética Islámica, cualquier pecado ya sea mayor o menor es feo y grave; ya que es una desobediencia a la orden de Dios. Sin embargo; algunos de los pecados se consideran más graves en comparación con otros pecados.

En las fuentes islámicas se han mencionado los siguientes criterios para los pecados graves:

  • Los pecados calificados explícitamente en el Corán y en las narraciones como pecados graves.
  • Cualquier pecado por el que se ha dado la promesa del castigo del infierno.
  • Cualquier pecado considerado en el Corán y en las narraciones como un pecado mayor que otros pecados.
  • Cualquier pecado que se considere grande por los creyentes y los Imames Infalibles (P).
  • La reincidencia en los pecados menores.
  • Algunos Sabios Islámicos han considerado todos los pecados que tienen una ley penal como pecados graves.[2]

Sin embargo; la gravedad de los pecados graves no es igual en todos los casos. Algunos de ellos como el politeísmo no se perdona fácilmente; y algunos otros pueden ser perdonados con la realización de buenas acciones.

Lista de los pecados graves

  • El politeísmo (atribuir socios a Dios);[3]
  • Perder la esperanza en la misericordia de Dios; [4]
  • Indiferencia y sentimiento de seguridad con respecto al castigo de Dios; [5]
  • Molestar a los padres; [6]
  • Matar a una persona inocente; [7]
  • Usurpar los bienes de los huérfanos; [8]
  • Escapar del Yihad (lucha sagrada); [9]
  • Usura; [10]
  • Magia; [11]
  • Adulterio; [12]
  • Sodomía;
  • Masturbación;
  • Todas las relaciones sexuales prohibidas (sin penetración);
  • Difamación (acusar a los demás de cometer relaciones prohibidas sin presentar suficientes evidencias); [13]
  • Mentira;
  • Falsa atribución a Dios, al Profeta (PBD) y a los Imames Infalibles (P);
  • El chisme;
  • Abstenerse de pagar el Azaque; [14]
  • Beber (bebidas alcohólicas); [15]
  • El abandono de la oración;[16]
  • Romper la promesa; [17]
  • Cortar las relaciones familiares; [18]
  • El robo;
  • Ocultar un testimonio (o abstenerse de dar un testimonio verdadero ante la justicia);
  • Dar un testimonio falso;
  • Juegos de azar;
  • Comer carne del perro, cerdo o de los animales que no se han sacrificado islámicamente;
  • Defraudar en el comercio;
  • Inmigración a un lugar donde no es posible realizar deberes religiosos;
  • Ayudar al opresor en sus actos injustos;
  • Confiar en la ayuda y el apoyo de los opresores;
  • Violar los derechos de la gente;
  • El despilfarro;
  • Traicionar a la persona que nos ha confiado;
  • La murmuración;
  • Dedicarse a gozos prohibidos;
  • Menospreciar el Hayy;
  • La reincidencia en los pecados menores;
  • La envidia;

Circunstancias en las que los pecados menores se consideran como los pecados mayores

Según el Sagrado Corán y los hadices, bajo las siguientes condiciones, los pecados menores se consideran como los pecados mayores:

  • La reincidencia en los pecados menores: [19]
    El Sagrado Corán dice acerca de las personas justas: “Y aquellos que, cuando cometen un pecado o son injustos consigo mismos, recuerdan a Dios y buscan el perdón por sus pecados, pues ¿Quién perdona los pecados sino Dios? y no reinciden en lo que hicieron mal ahora que lo saben.” (Corán, 3: 135) Para interpretar esta aleya, el Imam Baqir (P) dijo: "Aquí, la reincidencia significa que una persona comete un pecado y no pide perdón a Dios, y no piensa en el arrepentimiento."
  • La indiferencia hacia los pecados menores:
    El Imam al-Askari (P) dijo: “Es uno de los pecados imperdonables que una persona subestime un pecado” [20]. El Imam 'Alí (P) dijo a este respecto: “El peor de los pecados es aquel que se ha subestimado por la persona (y se comete con indiferencia)”.[21]
  • Expresar felicidad al cometer un pecado:
    Disfrutar de un pecado y mostrar felicidad al cometerlo se encuentran entre los factores que hacen mayor el castigo del pecado. El Imam Alí (P) dijo: "Aquel que disfruta el momento de cometer un pecado, Dios le hará sufrir la humillación en lugar del placer." También, el Imam Sayyad (P) dijo: " Abstente de la alegría al cometer un pecado; ya que esta alegría es mayor que cometer ese pecado". [22]
  • Llegar a estar orgulloso por la tolerancia de Dios:
    Una de las cuestiones que hace que los pecados menores sean considerados como los grandes es que el pecador se enorgullezca por el plazo concedido por Dios, pensando que no será castigado. El Sagrado Corán dice a este respecto: “Que no piensen los que niegan la verdad que la tolerancia de permitirles seguir con vida significa un bien para ellos. Por el contrario, es para que aumenten sus pecados y luego sufran un castigo humillante.” (Corán, 3: 178)
  • Cometer pecados abiertamente:
    Cometer abiertamente los pecados menores resulta en que estos pecados sean considerados como pecados graves.[23]
  • Pecados cometidos por personalidades:
    Los pecados de aquellos que tienen ciertas posiciones en la sociedad no son iguales a los pecados de la gente común e incluso sus pecados menores podrían ser considerados tan grandes como los pecados mayores; debido a que sus pecados tienen dos dimensiones: una dimensión personal y una dimensión social. En cuanto a su aspecto social, los pecados de las personalidades y las personas destacadas en la sociedad, pueden proporcionar los motivos de la desviación social y la debilidad de la fe de la gente común. El Profeta (PBD) dijo: "La gente común de mi comunidad no se reforma salvo que se reformen las élites de mi comunidad." Alguien preguntó, "¿Quiénes son las élites?" El Profeta (PBD) respondió, "Son cuatro grupos: los dirigentes, los sabios, los fieles y los comerciantes.”

Arrepentimiento

La acción de arrepentirse por los pecados difiere según el tipo del pecado cometido. Algunos pecados, como el adulterio, son violación de los derechos de Dios; y algunos otros tales como el robo, además de violar los derechos de Dios violan los derechos de las personas.
La acción de arrepentirse por los pecados que violan los derechos de Dios es sin embargo; la determinación de abandonar el pecado y decidir seriamente no volver a repetirlo. Algunos de estos pecados (tales como perder las oraciones obligatorias, romper voluntariamente los ayunos del mes de Ramadán, etc.) requieren también de realizar una compensación o dar alguna expiación.
Para arrepentirse por los pecados que violan los derechos de los demás, además de pedir perdón a Dios, hay que restaurar los derechos de esas personas; salvo que ellos renuncien a sus derechos y perdonen a la persona que violó su derecho.
Si una persona muere sin arrepentirse y compensar sus pecados o sin que haya sufrido en este mundo las consecuencias de su pecado, merecerá el castigo de Dios en el Más Allá, salvo que Dios la perdone por Su misericordia. La Intercesión de los Profetas e Imames (P) es una forma de la misericordia de Dios. En un hadiz, se ha narrado del Profeta (PBD) que dijo: “He reservado mi intercesión para aquellos de mi comunidad que hayan cometido pecados mayores. Sin embargo; aquellos que hacen el bien (aquellos que abandonan los grandes pecados) no recibirán ningún castigo.”[24]

Excomulgar a los pecadores

Según las enseñanzas del Shiísmo, si una persona comete un pecado grave, no será excomulgada, a pesar de que se considere un pecador.
Los Jariyitas consideran a cualquier persona que comete un gran pecado como un incrédulo y un no-musulmán. Fue por lo tanto que después de la batalla de Siffin, cuando el Imam Alí (P) aceptó el arbitraje, ellos lo consideraron un incrédulo (pensando que el Imam (P) cometió un pecado al aceptar el arbitraje) y decidieron martirizarlo.

Reglas jurisprudenciales acerca de los que cometen pecados mayores

De acuerdo con la Jurisprudencia Shia, si un creyente comete un gran pecado, se considera una persona injusta y no será calificada para realizar los actos que requieren de la justicia u ocupar los puestos importantes (por ejemplo, dirigir la oración colectiva o dar testimonio ante el Tribunal); salvo que se arrepienta y compense sus pecados.
Es de hacer notar; que en el Islam hay algunas leyes penales que se deben ejecutar por algunos grandes pecados como el adulterio, el robo, el beber (bebidas alcohólicas), etc.[25]


Notas

  1. Gonahane Kabire, tomo 1, pág. 11
  2. Gonahane Kabire, tomo 1, pág. 27
  3. Sura al-Ma’ida, aleya: 72
  4. Sura Yusof, aleya: 87
  5. Sura al-A’raf, aleya: 99
  6. Sura Maryam, aleya: 32
  7. Sura al-Nisa’, aleya: 93
  8. Sura al-Nisa’, aleya: 10
  9. Sura al-Anfal, aleya: 16
  10. Sura al-Bagara, aleya: 275
  11. Sura al-Bagara, aleya: 103
  12. Sura al-Furgan, aleya: 68
  13. Sura al-Nur, aleya: 23
  14. Sura al-Bagara, aleya: 283
  15. Sura al-Ma’ida, aleya: 90
  16. Biharul Anwar, tomo 47, pág. 17
  17. Sura al-Raad, aleya: 25
  18. Sura al-Raad, aleya: 25
  19. Biharul Anwar, tomo 8, pág. 352
  20. Biharul Anwar, tomo 50, pág. 250
  21. Kalimat al-Taqwa, tomo 2, pág. 294
  22. Biharul Anwar, tomo 75, pág. 159
  23. ’Uyun al-Hikam wa al-Mawa’iz, pág. 95
  24. Man la Yahzuruhul Faqih, tomo 3, pág. 574
  25. Yawahir al-Kalam, tomo 41, pág. 448

Bibliografía

  • Sagrado Corán.
  • Dastgueib, Abdul Husain, Gonahane Kabire, Daftare Entesharate Eslami
  • Maylisi, Muhammad Baqir, Biharul Anwar, Dar al-Kutub Islami, Teheran.
  • Nayafi, Muhammad Hasan, Yawahir al-Kalam, Dar Ehya’ al-Turas, Beirut.
  • Qara’ati, Mohsen, Gonah Shenasi, Darshaii az Qur’an.
  • Wasiti, 'Uyun al-Hikam wa al-Mawa'iz, Darul-Hadiz.