prioridad: aa, calidad: b
sin ficha
sin navbox

Arbitraje

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

El evento de Arbitraje (en árabe: التَحکیم) es un evento histórico relacionado con la Batalla de Siffin en el cual un representante de cada ejercito fue elegido para decidir acerca del resultado de la batalla. Abu Musa al-Ash'ari fue elegido como representante del ejército de Kufa (ejército del Imam Ali) y Amr Ibn al-As como el del ejército de Siria (ejército de Mu'awiya). El arbitraje fue impuesto al Imam Ali (P) por algunos de los kufanos como una solución para poner fin a las disputas entre las dos partes después de que el ejército de Mu'awiya estaba a punto de ser derrotado. El arbitraje fue el plan de Amr Ibn al-As y Mu'awiya Ibn Abi Sufyan para evitar la inminente derrota del ejército de Siria. El Imam Ali (P) resistió la sugerencia de arbitraje desde el principio. En este arbitraje, Amr Ibn Al-As, el árbitro de Siria, logró engañar a Abu Musa al-Ash'ari, el árbitro de Kufa, al anunciar a Mu'awiyya como el califa, aunque habían acordado un veredicto diferente. El arbitraje no resolvió la disputa y solo logró salvar al ejército de Siria de su inminente derrota.

Antecedentes

En el año 37 de la hégira (657 D.C.), tras las actividades hostiles de Mu'awiya, la Batalla de Siffin comenzó entre el ejército de Kufa bajo el mando del Imam Ali (P) y el de Siria bajo el mando de Mu'awiya. Después de sucesivos días de dura lucha, el ejército de Kufa estaba a punto de derrotar al ejército de Siria, sin embargo, antes de la completa derrota de los sirios, por sugerencia de Amr Ibn Al-As y la propuesta de Mu'awiya, [1] la gente de Siria puso hojas del Corán en las lanzas y coreó el lema: "¡Oh pueblo de Iraq! ¡Que el Libro de Dios sea nuestro árbitro!". [2]

Disturbios y rebelión en el ejército del Imam Ali (P)

Línea de tiempo de la vida del Imam Alí (P)
حرم امام علی1.jpg
Meca
599 Nacimiento
610 La primera persona en creer en la profecía del Profeta (PBD) y en aceptar el Islam
619 Fallecimiento de Abu Talib (padre)
622 Lailat al-Mabit
Medina
622 Emigración a Medina
624/2 Participación en la Batalla de Badr
625/3 Participación en la Batalla de Uhud
626/4 Fallecimiento de Fatima bint Asad (Madre)
627/5 Participación en la Batalla de Ahzab y vencer a Amr ibn Abduwad
628/6 Tratado de Hudaibiya
629/7 Conquista de la Fortaleza de Jaybar en la Batalla de Jaybar
630/8 Participación en la Conquista de La Meca y la demolición de los ídolos que estaban en Masyid al-Haram por la orden del Profeta (PBD)
630/9 Sucesor del Profeta (PBD) en Medina en la Batalla de Tabuk
632/10 Participación en el Hayyat al-Wida' (El Hayy de la despedida)
632/10 Evento de Gadir
632/11 Fallecimiento del Profeta Muhammad (PBD) y su entierro por el Imam Alí (P)
Época de los tres califas sunitas
632/11 Evento de Saqifah Bani Sa'ida y el comienzo del califato de Abu bakr
632/11 Martirio de la Señora Fátima al-Zahra (P)
634/13 Comienzo del califato de Umar Ibn Jattab
644/23 Participación en el consejo de seis miembros
644/23 Comienzo del califato de Uzman Ibn Affan
Califato
655/35 Comienzo de su califato
656/36 Batalla de Yamal
657/37 Batalla de Siffin
657/37 Evento de Arbitraje
658/38 Batalla de Nahrawan
661/40 Martirio

La estrategia de Mu'awiya al clavar las hojas del Corán sobre las lanzas fue muy eficiente contra el ejército de Kufa; ya que creó una división entre los soldados. Algunos de los soldados del ejercito de kufa decían que no estaban dispuestos a luchar contra aquellos que se someten ante el Corán; mientras tanto, el Imam Alí (P) se oponía a ellos y les decía que esto era un truco anunciado por las tropas de Mu'awiya para cesar la guerra y evitar su derrota.
Había una división dentro del ejército del Imam 'Ali (P). Algunos de ellos dijeron que el enemigo ha aceptado el arbitraje del Corán y, por lo tanto, no tenían derecho a luchar contra ellos. El Imam (P) se opuso a sus puntos de vista y les dijo que esto era solo un engaño. Sin embargo, bajo la presión de algunas personas en su ejército, incluido Ash'az Ibn Qays y su tribu, el Imam (P) escribió una carta a Mu'awiya y aceptó el arbitraje con la calificación de que Mu'awiya no era un seguidor del Corán. [3]
Qunduzi, un historiador del siglo XIII, cita en su libro Yanabi al-Mawda: Cuando el ejército de Mu'awiya puso el Corán sobre las lanzas en la batalla de Siffin con el pretexto de que estaban satisfechos con el arbitraje del Corán; El Imam Ali (P) dijo a los que le insistían aceptar la propuesta de Mu'awiya: “Yo soy el Corán hablante”.[4]

Elección de los Árbitros

El pueblo de Siria eligió a Amr Ibn al-As como su representante y árbitro. Ash'az Ibn Qays y algunos otros sugirieron a Abu Musa al-Ash'ari como árbitro de Kufa. Pero el Imam Ali (P) sugirió a Abd Allah Ibn al-Abbas o Malik al-Ashtar. Las sugerencias del Imam Ali (P) fueron rechazadas por Ash'az y sus amigos; rechazaron a Malik al-Ashtar con el pretexto de que estaba a favor de la guerra, y rechazaron a Ibn Abbas con el argumento de que Amr Ibn Al-As es de la tribu de Mudar, por lo que la otra parte debería ser de Yemen. [5]

Condiciones del arbitraje

Cuando fueron seleccionados los representantes de los dos ejércitos, Mu'awiya envió a Amr Ibn 'As, Abu al-A'war al-Sulami y algunos otros para negociar sobre el arbitraje y sus condiciones ante el Imam 'Ali (P). Según al-Ya'qubi (historiador shiíta), cuando hubo un desacuerdo entre los representantes de las dos partes sobre si el nombre del Imam 'Ali (P) debía escribirse con el título, Amir al-Mu'minin, en el tratado de paz, Ash'az estuvo de acuerdo con la eliminación del título, pero Malik al-Ashtar se opuso fuertemente a él. [6]
La fecha del arbitraje se pospuso hasta el final del mes de Ramadán (8 meses después de las negociaciones) y se acordó que las dos partes se reunieran en la ciudad de Dumat al-Yandal para anunciar el resultado de las negociaciones. [7]
Las clausulas del tratado fueron las siguientes:

  • Ambas partes deben consentir el arbitraje sobre la base del Corán con respecto a los asuntos en disputa.
  • 'Ali y sus seguidores eligieron a Abu Musa al-Ash'ari como su árbitro, y Mu'awiya y sus seguidores eligieron a' Amr Ibn al-'As como su árbitro.
  • Si no se puede apelar al Corán para resolver algunos asuntos en disputa, entonces se debe consultar la Sunna del Profeta (PBD).
  • Los árbitros no deben empeorar las disputas y no deben seguir sus caprichos.
  • Las vidas, propiedades y familias de ambos árbitros son protegidas siempre que no traspasen los límites de la justicia.
  • Si uno de los árbitros muere antes del arbitraje, entonces su grupo afiliado debe elegir un árbitro justo en su lugar.
  • Si uno de los líderes muere antes del arbitraje, sus seguidores pueden elegir a otra persona en su lugar.
  • Si los árbitros no realizan sus deberes, serán rechazados por la gente.
  • Durante el periodo en que se está redactando el tratado de arbitraje, la vida, las propiedades y las familias de las personas deben ser respetadas y protegidas.
  • Durante el tratado de paz, ninguna parte puede usar armas contra la otra y las carreteras deben mantenerse seguras; Esto se aplica tanto a quienes estuvieron presentes en el evento como a quienes estuvieron ausentes.
  • Cada árbitro tiene que residir en algún lugar entre Irak y Siria, y nadie debe estar con ellos excepto aquellos que los mismos árbitros quieran.
  • Si ambos árbitros no emiten veredictos sobre la base del Corán y la Sunna, los musulmanes tendrán derecho de continuar la guerra, y todos sus compromisos mutuos serán abolidos. [8]

Consejos del Imam Ali (P) y sus compañeros

El Imam Ali (P) envió a 400 personas con Abu Musa al-Ash'ari bajo el mando de Shurayh Ibn Hani; y 'Abd Allah Ibn al-'Abbas. Además, le dio muchos consejos a Abu Musa, informándole sobre el malvado personaje de Mu'awiya. [9]
Shurayh advirtió a Abu Musa por su falta de prudencia. Le dijo que si el resultado del arbitraje es el califato del Imam 'Ali (P), la gente de Siria estaría a salvo, pero si Mu'awiya domina sobre Iraq, la gente de Iraq estaría en peligro de la opresión de Mu'awiya. [10] Shurayh le dijo:

"¡Oh, Abu Musa! Te enfrentas al peor rival. ¡No decepciones a la gente de Irak! ¡Nunca autorices a Siria en esta disputa y nunca te pongas de su lado! No dejes que 'Amr te engañe! Él tiene varios trucos en su mano y los ha cubrido todos con adornos. ¡Así que no consideres a Mu'awiya como un líder inigualable e impecable!" [11]

También Ahnaf Ibn Qays tomó la mano de Abu Musa y le dijo:

"¡Oh, Abu Musa! Ten en cuenta la importancia de esta tarea y sus consecuencias. Si destruyes Iraq, nunca más habrá Iraq".

Incluso sugirió a Abu Musa que no comenzara nada en sus encuentros con 'Amr Ibn 'As antes de que él lo hiciera, incluso en saludarse. [12]

Resultado

Las negociaciones de Abu Musa al-Ash'ari llevaron al arbitraje de que ambos gobernantes, Mu'awiya y 'Ali (P), deberían ser destituidos del poder. 'Amr Ibn Al-'As fingió que aceptaba esta decisión. Sin embargo, para ejecutar su truco, le pidió a Abu Musa que anunciara el resultado del arbitraje antes que él. Abd Allah Ibn al-Abbas hizo muchos esfuerzos para que Amr Ibn Al-As anunciara el resultado del arbitraje antes que Abu Musa al-Ash'ari, pero Abu Musa no tomó en serio las advertencias de Ibn al-Abbas, diciéndole que él y Amr Ibn al-As habían llegado a un acuerdo, y que no habría ningún problema. [13]
Abu Musa subió al púlpito y dijo:

"¡Oh gente! Para que los musulmanes vivan en paz y unidad, 'Amr Ibn Al-'As y yo hemos acordado despedir a Mu'awiya y a ' Ali del califato para que una asamblea de los musulmanes pueda elegir el próximo califa. Así que como representante de la gente de Hiyaz e Irak, por la presente, despido a 'Ali del califato, así como saco este anillo de mi dedo ". [14]

Entonces Amr Ibn al-As subió al púlpito y dijo:

"Escucharon lo que dijo Abu Musa. Tenía derecho de despedir a 'Ali y lo hizo. Estoy de acuerdo con él en eso. Pero cuando pongo este anillo en mi dedo, le asigno el califato a Mu'awiya, porque se merece este puesto y busca venganza por el asesinato de 'Uzman.”

La reunión se convirtió en una agitación. Abu Musa estaba muy molesto con Amr Ibn al-As y le dijo: "Me engañaste y eres vicioso. Eres como un perro que ladra si lo golpean y ladra si lo dejan solo" [15]. Amr Ibn al-As respondió: "y tú eres como un burro que lleva libros" [16]. [17]
El arbitraje de estas dos personas no se basó en el Corán ni en la Sunna del Profeta (PBD). En lugar de hacer las paces, dio lugar a una mayor hostilidad entre Irak y Siria. [18] El resultado más importante para la gente de Siria fue que le dieron a Mu'awiya el título de Amir al-Mu'minin desde entonces.

Formación de Jawariy

Después de la tregua para el arbitraje, otro grupo del ejército de Kufa se separó del Imam (P) coreando el lema "no hay veredicto excepto de Dios", y por lo tanto expresaron su voluntad de continuar la batalla y consideraron que el arbitraje equivale a incredulidad y apostasía, y le pidieron al Imam (P) que se arrepintiera ante Dios por aceptar el arbitraje. Sin embargo, el Imam (P) se refirió al versículo coránico que decía: "cumplan con sus pactos", [19] y así se negó a violar su acuerdo con Mu'awiya. Cuando el Imam 'Ali (P) regresó a Kufa y Mu'awiya regresó a Siria, los opositores al arbitraje abandonaron al Imam' Ali (P) y residieron en la aldea, Harura', cerca de Kufa, [20] y así, formaron un grupo llamado Jawariy o Jariyitas, un término que se refiere a aquellos que han abandonado la fe. El levantamiento de este grupo dio lugar a la batalla de Nahrawan, una guerra entre los Jariyitas y el ejército del Imam Alí (P).

Notas

  1. Ibn Abī al-Ḥadīd, Sharḥ Nahj al-balāqa, tomo 2, p. 210
  2. Nasr Ibn Muzāḥim, Waqʿat siffīn, pág. 478
  3. Nasr Ibn Muzāḥim, Waqʿat siffīn, pág. 490
  4. Qunduzi, Yanabi al-Mawadda, tomo 1, p24
  5. Ibn A’zam, al-Futūḥ, tomo 3, p. 163-165
  6. Yaʿqūbī, Tārīj al-Yaʿqūbī, tomo 2, p. 189
  7. Ver: Shahīdī, Tārīj-i taḥlīlī-yi Islām, pág. 142
  8. Tabari, Tārīj al-umam wa al-mulūk, tomo 3, p. 103-104
  9. Abū Saʿd, Nazr al-durr, tomo 1, p. 421
  10. Nasr Ibn Muzāḥim, Waqʿat siffīn, pág. 534
  11. Nasr Ibn Muzāḥim, Waqʿat siffīn, pág. 534-535
  12. Nasr Ibn Muzāḥim, Waqʿat siffīn, pág. 536-537
  13. Ver: Ibn Abī al-Ḥadīd, Sharḥ Nahj al-balāqa, tomo 2, p. 255
  14. Ibn Abī al-Ḥadīd, Sharḥ Nahj al-balāqa, tomo 2, p. 256
  15. Refiriéndose al verso del Corán: فَمَثَلُهُ كَمَثَلِ الْكَلْبِ إِنْ تَحْمِلْ عَلَيْهِ يَلْهَثْ أَوْ تَتْرُكْهُ يَلْهَثْ Corán 7: 176
  16. Refiriéndose al verso del Corán: كَمَثَلِ الْحِمَارِ يَحْمِلُ أَسْفَارًا Corán 62: 5
  17. Ibn Abī al-Ḥadīd, Sharḥ Nahj al-balāqa, tomo 2, p. 256
  18. Nasr Ibn Muzāḥim, Waqʿat siffīn, pág. 545
  19. refiriéndose al Corán, 5: 1
  20. Nasr Ibn Muzāḥim, Waqʿat siffīn, pág. 513-514; Ṭabarī, Tārīj al-umam wa al-mulūk, tomo 5, p. 63, 72, 78

Bibliografía

  • Abū Saʿd, Mansūr Ibn al-Ḥusayn al-Ābī. Min nazr al-durr. Damasco: Wizārat al-Ziqāfa.
  • Ibn A’zam, Ahmad. Al-Futūḥ. Editado por ʿAlī Shīrī. Beirut: Dār al-Aḍwāʾ, 1411 H.
  • Ibn Abī al-Ḥadīd, ʿAbd al-Ḥamīd Ibn Hibat Allāh. Sharḥ Nahj al-balāqa. Editado por Muḥammad Abū al-Faḍl Ibrāhīm. El Cairo: Dār Iḥyāʾ al-Kutub al-ʿArabīyya, 1385 H.
  • Nasr Ibn Muzāḥim al-Minqarī. Waqʿat siffīn. El Cairo: Muʾassisat al-ʿArabīyya al-Ḥadīza, 1382 H.
  • Shahīdī, Sayyid Ya’farr. Tārīj-i taḥlīlī-yi Islām. Teherán: Markaz Nashr Dānishgāhī, 1390 S.
  • Tabari, Muḥammad Ibn Jarīr, Tārīj al-umam wa al-mulūk. Beirut: Muʾassisat al-Aʿlamī li-l-Maṭbūʿāt, 1403 H.
  • Yaʿqūbī, Aḥmad Ibn Abī Yaʿqūb, Tārīj al-Yaʿqūbī. Beirut: Dār al-Sādir.