prioridad: b, calidad: b

Sura al-Fayr

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Este artículo es una introducción a Sura al-Fayr; para leer su texto, veasé texto:Sura al-Fayr.
Sura al-Fayr
Sura al-Ghashiya← →Sura al-Balad
سوره فجر.jpg
Número del capítulo 89
Posición en el Corán 30
Revelación
Número de revelación 10
Lugar de revelación Meca
Información
Aleyas 30
Palabras 139
Letras 584

La Sura al-Fayr (en árabe: سورة الفجر; literalmente: El Alba) es la sura número 89 del Corán. Es una sura mecana que está ubicada en la parte treinta del Sagrado Corán. El término "al-Fayr" significa “amanecer”, por lo que Dios ha jurado en el primer versículo de esta sura. Según algunos hadices y exégetas, esta expresión es una metáfora para referirse al Imam Mahdi (P), el duodécimo Imam infalible.

El contenido de la Sura al-Fayr se trata de la historia del pueblo de 'Aad, del pueblo de Zamud y de Faraón. También habla de su corrupción y rebelión contra Dios, y dice que los seres humanos están sujetos a la prueba divina; pero algunos fallan en esta prueba por haber olvidado las bendiciones de Dios. La Sura al-Fayr también se conoce como la Sura del Imam Husain (P). Según algunos hadices, la expresión de "alma sosegada" en los últimos versículos de esta sura se refiere al Imam Husain (P).
Con respecto a la virtud de esta sura, se ha mencionado en las narraciones que Dios perdonará a quien recite esta Sura durante diez noches continuas. También se ha narrado que si alguien la recita en el resto de los días, una luz estará con él en el Día de la Resurrección. La Sura al-Fayr es uno de los textos escritos sobre el Zarih actual del Imam Husain (P).

Introducción

Denominación

Esta sura fue denominada "Al-Fayr" porque comienza con el juramento de Dios por el amanecer (que en árabe se dice al-Fayr).[1]

Orden y lugar de la revelación

La Sura al-Fayr es una sura revelada en la Meca, y con respecto al orden de la revelación, es la décima sura revelada al Profeta Muhammad (PBD). En el orden de la recopilación del Corán, es la sura número 89 ubicada en la parte treinta del Corán.[2]

Número de versículos y otras particularidades

La Sura al-Fayr tiene 30 versículos, 139 palabras y 584 letras. Esta sura es una de las suras cortas con versículos cortos (Mufassalat) y comienza con cinco juramentos.[3]

Sura del Imam Husain (P)

La Sura al-Fayr ha llegado a ser conocida como la Sura del Imam Husain (P).[4] Según un hadiz del Imam Sadiq (P), la expresión de "alma sosegada" en el versículo 27 de esta sura se refiere al Imam Husain (P).[5] Según algunas interpretaciones, la expresión de "Laial al-'Ashr" (diez noches) en el segundo versículo de esta sura puede referirse a las primeras diez noches del mes de Muharram.[6] La Sura al-Fayr es una de los textos escritos sobre el Zarih actual del Imam Husain (P).

Contenido de la Sura

En la primera parte de esta sura, se encuentran varios juramentos coránicos que no tienen precedentes en su tipo, y estos juramentos son para hacer hincapié y advertir a los tiranos del castigo divino.
En otra parte de esta sura, se refiere a algunas de las tribus rebeldes anteriores, como la gente de 'Aad, Zamud y Faraón, y se menciona que Dios los castigó severamente para que otros pudieran tomar lección de su destino.

La tercera sección de esta sura hace una breve referencia a las pruebas divinas para los seres humanos.
En la última parte de esta sura, se habla del tema de la resurrección y el destino de los pecadores y los incrédulos y declara las razones del fracaso de los incrédulos en este experimento. Al final se hace mención a la gran recompensa de los creyentes que tienen almas sosegadas.[7]

Puntos importantes

  • La riqueza en este mundo no es un signo de la prosperidad
  • En las bendiciones y en las dificultades de este mundo uno debe ser siervo de Dios
  • Dios es quien otorga las bendiciones o las priva
  • Cometer pecados es una señal de la ira de Dios
  • El castigo del Más Allá es una señal de la ira de Dios[8]
  • La vida real y eterna es la vida del más allá
  • Un corazón puro y un alma sosegada son resultados que obtiene el hombre al recordar a Dios
  • La prosperidad y el alma sosegada es la condición de una persona que está complacida con Dios y Dios está complacido con ella.[9]

Con respecto a algunas de las expresiones de la Sura al-Fayr, se han proporcionado interpretaciones y comentarios, que se mencionan a continuación:

Significado de los términos de Al-Fayr, Al-Shaf y Al-Watr

Algunos exegetas sostienen que "Fayr" significa cualquier luz que brilla en la oscuridad. Por lo tanto, el resplandor del Islam y la luz pura de Muhammad (PBD) en la oscuridad de la era de la ignorancia es uno de los ejemplos (Fayr). También como se menciona en algunas narraciones se refiere al resplandor del amanecer de la Manifestación del Imam Mahdi (P) cuando el mundo se hunda en la oscuridad.[10] Con respecto a los términos "Shaf'" y "Watar" (el par y el impar) en esta sura, se han citado varias interpretaciones, entre ellas se destacan las siguientes:

Significado de las diez noches

En el segundo versículo de la Sura al-Fayr, Dios jura por Laial al-Ashr (las diez noches). Existen varias posibilidades en cuanto a la interpretación de Laial al- Ashr: Entre estas posibilidades se destacan las primeras diez noches del mes de Dhu al-Hiyya, las primeras diez noches del mes de Muharram y las últimas diez noches del mes de Ramadán.[12]

  • Según Fajr Razi, un exégeta sunita, jurar por las diez noches indica la grandeza y la virtud estas noches, en las que se enfatiza la adoración a Dios.[13]
  • Allama Tabatabai en su libro Al-Mizan, al referirse a las posibilidades mencionadas, ha considerado el significado de Laial al-Ashar como las primeras diez noches de Dhu al-Hiyya.[14]
  • Según una narración narrada por Yabir ibn Yazid Yu'fi del Imam Muhammad Baqir (P), la expresión de Laial al-Ashar se refiere a diez Imames infalibles (P).[15]
  • Algunos exégetas sostienen que el significado de las diez noches no es solo para referirse a las noches sino también para los días.[16]

Las bendiciones de Dios como una prueba divina

En los versículos 15-16 de la Sura al-Fayr se afirma que Dios prueba al ser humano a veces con abundantes bendiciones y a veces con carencia en el sustento; Pero el hombre olvida esta tradición divina, y cuando tiene riqueza y bienestar en este mundo, piensa que está cerca de Dios, y cuando está en la pobreza, se desespera y piensa que Dios lo ha humillado.[17]

Versículos destacados

El versículo 22 de esta sura es sobre el dominio y la presencia de Dios Todopoderoso en el Día del Juicio y los versículos 27-28 sobre el alma sosegada.

Aleya de Mayi'

وَجَآءَ رَبُّكَ وَ ٱلمَلَكُ صَفًّا صَفًّا
(Y vendrá la orden de tu Señor y los ángeles estarán en línea).

El versículo 22 de Sura al-Fayr se conoce como Aleya de Mayi'.[18] Mayi' en arabe significa llegada, y según la teología shiíta, los atributos de las criaturas, como ir, llegar y venir, no se pueden atribuir de la misma manera a Dios sino que deben tener otros significados implícitos. Por lo tanto, los exegetas han interpretado este versículo en el sentido de la llegada del mandato de Dios.[19]

Aleyas del alma sosegada

Según las narraciones, los dos versículos 29 y 30 que son las aleyas finales de la Sura al-Fayr, se refieren al Imam Husain (P) y por esta razón la Sura al-Fayr se conoce como la Sura del Imam Husain (P).[20] También se afirma en las narraciones que el alma sosegada es el alma que cree en el Profeta (PBD) y su familia y también se dice que este versiculo es sobre el Imam Ali (P) y quien confía en su Wilayat.[21]

Virtudes y recompensas

Con respecto a la virtud de recitar la Sura al-Fayr se ha mencionado en un hadiz del Profeta (PBD):

A Quien la recite en las diez noches (las primeras diez noches de Dhu al-Hiyyah), Dios le perdonará sus pecados, y para quien la recite en otros días, esta sura le será una luz en el día de la resurrección.[22]

Y en un hadiz del Imam Sadiq (P) se narra:

Reciten la Sura al-Fayr en cada oración obligatoria y recomendable, que esta es la Sura de Husain ibn Ali (P). Quien la recite estará con Husain ibn Ali (P) en el Día de la Resurrección, y en el Paraíso estarán en el mismo rango.”[23]

Notas

  1. Enciclopedia del Corán y estudios coránicos. 1998, volumen 2, página 1263.
  2. Ma’refat, enseñanza de las ciencias coránicas, 1992, volumen 1, página 166.
  3. Enciclopedia del Corán y estudios coránicos, 1998, vol. 2, págs. 1263-1264.
  4. Muhaddizi, Farhangue Ashura, 2009, p. 251.
  5. Maylisi, Bihar Al-Anwar, 1403 H, volumen 24, página 93.
  6. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1374, volumen 26, página 439.
  7. Enciclopedia del Corán y estudios coránicos, 1998, vol. 2, págs. 1263-1264.
  8. Jamegar, Estructura de los capítulos del Sagrado Corán, Instituto Cultural Nur al-Zaqalain, Qom, 2013.
  9. Véase: Qara’ati, Tafsir Nur, Sura al-Fayr.
  10. Bahrani, Al-Burhan, 1416 H, volumen 5, página 650.
  11. Bahrani, Al-Burhan, 1416 H, volumen 5, página 650.
  12. Tabatabai, Al-Mizan, 1390 H, volumen 20, página 279; Meybodi, Kashf al-Asrar, 1992, volumen 10, página 479.
  13. Fajr Razi, Mafatih al-Qayb, 1420 H, volumen 31, página 149.
  14. Tabatabai, Al-Mizan, 1390 H, volumen 20, página 279.
  15. Ibn Shahr Ashub, Manaqib, 1379 H, volumen 1, página 281.
  16. Meibodi, Kashf al-Asrar, 1992, volumen 10, página 479.
  17. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, volumen 26, página 462.
  18. Diccionario de Ciencias Coránicas, 2015, volumen 1, página 102.
  19. Tabatabai, Al-Mizan, 1390 H, volumen 20, página 284.
  20. Maylisi, Bihar Al-Anwar, 1403 H, volumen 24, página 93.
  21. Bahrani, Al-Burhan, 1416 H, volumen 5, páginas 657-658.
  22. Tabarsi, Mayma’ al-Bayan, 1372, volumen 10, página 730.
  23. Tabarsi, Mayma’ al-Bayan, 1372, volumen 10, página 730.

Bibliografía

  • Bahrani, Sayyid Hashim, Al-Burhan Fi Tafsir Al-Quran, Investigación sobre estudios islámicos, Teherán, Fundación Ba'za, primera edición, 1416 H.
  • Daftar Tabliqat Islami, Diccionario de Ciencias Coránicas, Qom, Instituto de Investigación de Ciencias y Cultura Islámicas, 2015.
  • Enciclopedia del Corán y Estudios Coránicos, Volumen 2, por Bahauddin Jorramshahi, Teherán, Dustan-Nahid, 1998.
  • Fajr Razi, Muhammad, Mafatih al-Qayb, Beirut, Dar Al-Ahya Al-Turaz Al-Arabi, 1420 H.
  • Ibn Shahr Ashub, Muhammad Ibn Ali, Manaqib Al-Abi Talib (P), Qom, Al-lama, 1379 H.
  • Jamehgar, Mohammad, Estructura de los capítulos del Sagrado Corán, Nur al-Zaqalain, Qom, Nashra, 2013.
  • Ma’rifat, Mohammad Hadi, Enseñanza de las ciencias coránicas, Sazmane Tabliqate Eslami, primera edición, 1992.
  • Makarem Shirazi, Naser y un grupo de escritores, Tafsir Nemune, Dar al-Kitab al-Islamiyya, 1992.
  • Maylisi, Mohammad Baqir, Bihar Al-Anwar, editado por un grupo de eruditos, Beirut, Dar Al-Ihya Al-Turaz Al-Arabi, segunda edición, 1403.
  • Meybodi, Ahmad Ibn Abi Sa'd, Kashf al-Asrar y 'Uddat al-Abrar, investigación: Ali Asqar Hekmat, Teherán, Amirkabir, 1992.
  • Mohaddesi, Yavad, Farhangue Ashura, Qom, Ma’ruf, 13ª edición, 2009.
  • Tabarsi, Fazl Ibn Hassan, Mayma' al-Bayan fi Tafsir al-Quran, con introducción de Mohammad Yavad Balaqi, Tehran, Nasser Josrow, tercera edición, 1993.
  • Tabatabai, Seyyed Mohammad Husain, Al-Mizan Fi Tafsir Al-Quran, Beirut, 1390 H.