Sura al-Insan

prioridad: b, calidad: b
De wikishia
Este artículo es una introducción a Sura al-Insan; para leer su texto, veasé texto:Sura al-Insan.
Sura al-Insan
Sura al-Qiyama← →Sura al-Mursalat
سوره انسان..jpg
Número del capítulo 76
Posición en el Corán 29
Revelación
Número de revelación 98
Lugar de revelación Medina
Información
Aleyas 31
Palabras 243
Letras 1089

La Sura Al-Insan (en árabe: سورة الإنسان; literalmente: Ser Humano), también conocida como la Sura al-Dahr (سورة الدهر; literalmente: La Era) es la sura número 76 del Corán. Es una sura mecana y está ubicada en la parte 29 del Sagrado Corán. El contenido de la Sura Al-Insan se trata de la creación y la guía del ser humano, los atributos de las personas virtuosas y las bendiciones que Dios les otorga. También habla de la importancia del Sagrado Corán y de la voluntad de Dios.

Los exégetas, tanto los shiítas como los sunitas sostienen que el octavo versículo de esta sura, conocido como la aleya del It'am, fue revelado en honor del Imam Ali (P), la honorable señora Fátima al-Zahra (P), el Imam Hasan (P) y el Imam Husain (P).Esta aleya se reveló después de que ellos cumplieron sus votos de ayunar durante tres días seguidos, y dieron su iftar a los pobres, huérfanos y cautivos, aunque ellos mismos tenían hambre y necesitaban la comida. Se ha narrado que una de las recompensas por recitar esta sura es tener el honor de acompañar al Profeta (PBD) en el Más Allá.

Introducción

Denominación

Para esta sura se han mencionado cuatro nombres:

  • Al-Insan (en árabe: الإنسان; literalmente: Ser Humano)
  • Al-Dahr (الدهر; literalmente: La Era)
  • Hal Ata (هل أتى) que son las primeras palabras de esta sura[1]
  • Abrar (الأبرار; literalmente: Los virtuosos); porque esta palabra se ha mencionado en el quinto versículo y una gran parte del contenido de esta sura se trata de los atributos de estas personas.[2]

Esta denominación también se debe al hecho de que las primeras tres palabras se han mencionado en la primera aleya de esta Sura.[3]

Orden y lugar de la revelación

Con respecto al orden de la revelación, la sura al-Insan es la nonagésima octava sura que le fue revelada al Profeta Muhammad (PBD).[4] y se encuentra en la parte 29 del Sagrado Corán.[5]
Según Naser Makarem Shirazi, un exégeta shiíta contemporáneo, sostiene que los comentaristas shiítas están de acuerdo en que toda esta sura, o al menos los versículos sobre los virtuosos y sus obras justas, fueron revelados en Medina.[6]
Qurtubi, un exégeta sunitas del séptimo siglo de la hégira, también cree que los eruditos sunitas famosos han considerado que esta sura fue revelada en Medina.[7]
Algunos exégetas sunitas la han considerado como una sura mecana.[8]
Otros sostienen que los primeros versículos de la sura son mecanos y desde el octavo versículo hasta el último fueron revelados en Medina.[9]

Número de versículos y otras particularidades

La Sura Al-Insan tiene 31 versículos, 243 palabras y 1089 letras. Esta sura es una de las suras relativamente cortas, con versículos cortos.[10] Esta sura es uno de los textos escritos alrededor del Zarih del honorable Abbas (P).

Contenido de la Sura

El libro de Tafsir Nemune clasifica el contenido de la Sura Al-Insan en cinco puntos y ejes generales:

  1. la creación del ser humano, la guía y libertad de su voluntad
  2. la recompensa de las personas justas y virtuosas (que en esta sura se refiere en específico a Ahlul-Bait)
  3. Las características de las personas justas y virtuosas que las hacen dignas de recibir las recompensas divinas
  4. La importancia del Corán, la manera de la implementación de sus reglas y el camino de la auto-purificación
  5. El dominio de la voluntad de Dios sobre cualquier cosa[11]
  6. Las bendiciones y recompensas del Paraíso

Alusi, un exégeta sunita, ha citado que esta sura fue revelada en relación a las virtudes de los Cinco Infalibles (P) es decir, los miembros de la familia del Profeta Muhammad (PBD).[12]

Puntos Importantes

  • La importancia de seguir la religión de Dios
  • La recompensa de seguir la religión de Dios
  • El ser humano (en su instinto) es naturalmente guiado hacia la religión de Dios
  • El castigo final de los incrédulos
  • Los seres humanos son dotados de medios para distinguir la verdad desde el nacimiento
  • El amor de los incrédulos por este mundo es la causa por la que no siguen el Islam
  • Los virtuosos disfrutan de los manantiales del Paraíso
  • La Orientación existencial y legislativa de los seres humanos hacia la verdad
  • Los incrédulos no pueden vencer la voluntad de Dios
  • Los atributos de los siervos justos de Dios
  • Las bendiciones del Paraíso para los siervos de Dios[13]

Particularidades de los virtuosos

En la Sura Al- Insan (aleyas 7-11), se describen cinco particularidades sobre los virtuosos, que son las siguientes:

  • Cumplen sus votos
  • Temen el Día en que el castigo alcanzará a todos
  • Dan de caridad y aunque necesitan su comida, la dan a los pobres, a los huérfanos y a los cautivos
  • Hacen sus obras solo por la complacencia de Dios y no esperan ninguna recompensa o agradecimiento de nadie
  • Temerán a su Señor en el Día del Juicio.[14]

Aleyas destacadas

Aleya de It'am

La aleya de It'am es el octavo versículo de la Sura al-Insan y generalmente viene acompañado con 5 aleyas de esta Sura, desde la aleya 5 hasta la aleya 9. Según el ayatolá Makarem Shirazi, los eruditos shiítas están de acuerdo en que estos cinco versículos fueron revelados cuando el Imam 'Ali (P), la señora Fátima al-Zahra (P), el Imam Hasan (P), el Imam Husain (P) ayunaron durante tres días consecutivos para cumplir con el pacto que habían realizado con Dios por la sanación del Imam Hasan (P) y el Imam Husain (P).[15] Se ha narrado que estas personas durante estos tres días, en el momento de romper el ayuno (Iftar), a pesar de que estaban hambrientos, dieron su comida a los necesitados y rompieron el ayuno con agua.[16]

Según las narraciones, este sacrificio fue mencionado en esta aleya como un acto de caridad ejemplar para los creyentes verdaderos.[17].
El ayatolá Makarem Shirazi, refiriéndose a un hadiz trasmitido por Ibn Abbas sobre este evento y la virtud del Ahlul-Bait (P) menciona que no solo lo shiítas, sino que por lo menos 34 narradores sunitas han confirmado la autenticidad de esta narración[18] y la consideran Mutawatir.[19]

Ayat al-Ahkam

Es de hacer notar que el séptimo versículo de la Sura Al-Insan también se considera entre las aleyas de las leyes islámicas (Ayat al-Ahkam),[20] ya que se refiere al hecho de que es obligatorio cumplir los votos.[21]

Virtudes y características

En los hadices se ha declarado que la recompensa de recitar la Sura Al-Insan es el Paraíso[22] y que la persona quien la recite acompañará al Profeta Muhammad (PBD) en el Más Allá.[23]
Se ha narrado que el Imam Rida (P) recitaba todos los lunes y jueves la Sura Al-Fatiha y la Sura Al-Insan en el primer ciclo de la oración del alba, y en el segundo ciclo recitaba la Sura al-Qashiyah después de la Sura Al-Fatiha. Se ha narrado que el Imam decía que Dios protegería a la persona que realice esta instrucción.[24]
Con respecto a los efectos de la recitación de esta sura, se dice que la lectura de esta sura es útil para fortalecer los nervios y evitar la ansiedad,[25] y si uno persiste en recitar la sura al-Insan, si su alma es débil, obtendrá fuerza espiritual.[26]

Notas

  1. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, volumen 25, página 327.
  2. Jorramshahi, Enciclopedia del Corán y Estudios Coránicos, 1998, volumen 2, página 1260.
  3. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, volumen 25, página 327.
  4. Ma’rifat, enseñanza de las ciencias coránicas, 1992, volumen 1, página 168.
  5. Jorramshahi, Enciclopedia del Corán y Estudios Coránicos, 1998, volumen 2, página 1260.
  6. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, volumen 25, página 328.
  7. Qurtubi, Al-Yame al-Ahkam Al-Quran, 1985, volumen 19, página 117.
  8. Za’labi, Al-Kashf y Al-Bayan, 1422 H, tomo 10, página 92; Fajr Razi, Al-Tafsir Al-Kabir, 1420 H, volumen 30, página 739.
  9. Fajr Razi, Al-Tafsir Al-Kabir, vol. 6, pág. 398.
  10. Jorramshahi, Enciclopedia del Corán y Estudios Coránicos, 1998, volumen 2, página 1260.
  11. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, volumen 25, página 327.
  12. Al-Alusi, Shahab al-Din, Tafsir Ruh al-Ma’ani, volumen 15, págs. 170-174.
  13. Jamehgar, Mohammad, Estructura de los capítulos del Sagrado Corán, Nur al-Zaqalain, Qom, Nashra, 2013.
  14. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, volumen 25, páginas 351-355.
  15. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, volumen 25, página 345.
  16. Zamajshari, Al-Kash-shaf, 1415 H, volumen 4, página 670; Fajr Razi, Al-Tafsir Al-Kabir, 1420 H, volumen 30, página 746; Tabarsi, Mayma’ al-Bayan, 1372, volumen 10, página 612; Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, volumen 25, página 343.
  17. Ver: Tabarsi, Mayma’ al-Bayan, 1372, volumen 10, páginas 611 y 612.
  18. Ver: Amini, Al-Qadir, 1416 H, vol.3, pp.155-161.
  19. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, volumen 25, página 345.
  20. Irvani, Durus Tamhidiya, 1423 H, tomo 1, página 451.
  21. Irvani, Durus Tamhidiya, 1423 H, tomo 1, página 451.
  22. Tabarsi, Mayma’ al-Bayan, 1372, volumen 10, página 206.
  23. Sheij Saduq, Zawab al-A’mal, 1406 H, página 121.
  24. Sheij Saduq, Man la Yahzuruhul Faqih, vol. 1, págs. 307-308.
  25. Bahrani, Al-Burhan, 1416 H, volumen 5, página 543.
  26. Bahrani, Al-Burhan, 1416 H, volumen 5, página 543.

Bibliografía

  • Bahrani, Seyyed Hashem, Al-Burhan Fi Tafsir Al-Quran, investigación: Al-Ba'za, Teherán, primera edición, 1416 H.
  • Fajr Razi, Muhammad, Al-Tafsir al-Kabir (Mafatih al-Qayb), Beirut, Dar Al-Ihya Al-Turaz Al-Arabi, tercera edición, 1420 H.
  • Irvani, Baqir, Durus Tamhidiya (la interpretación de los versículos sobre las leyes prácticas), Qom, Dar al-Fiqh, 1423 H.
  • Jamehgar, Mohammad, Estructura de los capítulos del Sagrado Corán, Nur al-Zaqalain, Qom, Nashra, 2013.
  • Jorramshahi, Bahauddin, Enciclopedia del Corán y Estudios Coránicos, Teherán: Dustan-Nahid, 1998.
  • Makarem Shirazi, Nasser, Tafsir Nemune, Teherán, 10ª edición, 1992.
  • Marefat, Mohammad Hadi, Enseñanza de las ciencias coránicas, Qom, primera edición, 1992.
  • Qurtubi, Mohammad Ibn Mohammad, Al-Yame al-Ahkam Al-Quran, Teherán, Naser Josrow, primera edición, 1985.
  • Sheij Saduq, Muhammad bin Ali, Zawab al-A’mal, Qom, Dar al-Sharif al-Radi, segunda edición, 1406 H.
  • Sheij Saduq, Muhammad ibn Ali, Man la Yahzuruhul Faqih, Qom.
  • Tabarsi, Fazl Ibn Hassan, Mayma' al-Bayan fi Tafsir al-Quran, investigación de Mohammad Yavad Balaqi, Teherán, Nasser Josrow, tercera edición, 1993.
  • Za'labi, Ahmad Ibn Muhammad, Al-Kashf y Al-Bayan, Beirut, Dar Al-Ihya Al-Turaz Al-Arabi, primera edición, 1422 H.
  • Zamajshari, Yarul-lah, Al-Kash-shaf, Qom: Nashr al-Balaqah, 1415 H.