prioridad: c, calidad: c
sin enlace
sin categoría
sin navbox
sin redirección
sin referencias

Zikr Yunusiya

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Súplica
مسجد جامع خرمشهر.jpg

El Zikr Yunusiya (en árabe: ذکر الیونسیه) es la súplica que hizo el Profeta Jonás (P) para salvarse del estómago de la ballena. Esta súplica se ha mencionado en la sura al-Anbiya’, versículo 87 y se recita en el primer ciclo de la oración de Qufayla. Se ha narrado del Profeta Muhammad (P) que esta súplica es el gran nombre de Dios y, si alguien invoca a Dios con esta súplica, Dios le contestará. Los maestros de la ética y el misticismo han enfatizado sobre los efectos de la pronunciación y la repetición de esta súplica especialmente en la prosternación. Este Zikr se recita con las siguientes palabras:

لَّا إِلَهَ إِلَّا أَنتَ سُبْحَانَكَ إِنِّي كُنتُ مِنَ الظَّالِمِينَ

Lā ilāha il-la anta subhānaka inni kuntu minaz zalimin

«¡No hay más Dios que Tú! ¡Gloria a Ti! ¡En verdad, he sido de los injustos!»

En el Corán

Como se menciona en el Corán[1] y los hadices, el Profeta Jonás (P) (Yunus) invitó a su pueblo al monoteísmo durante un tiempo, pero como no creían, los maldijo, los dejó y se fue en un barco. Tras algunos eventos, Dios lo encerró en el estómago de una ballena por su falta de perseverancia; luego, él (P) se arrepintió e hizo una súplica para ser liberado.[2] El Sagrado Corán ha mencionado esta historia de la siguiente manera, las aleyas 87 y 88 de la Sura 21 (Al-Anbiyā’):

“Y (recuerda a) Dul-Nun (Jonás) cuando se fue indignado pensando que no le pondríamos en dificultades. Y gritó en la oscuridad: «¡No hay más Dios que Tú! ¡Gloria a Ti! ¡En verdad, he sido de los injustos!» Y le respondimos y le salvamos de la angustia. Así es como salvamos a los creyentes.”

En Hadices

En las fuentes de las escuelas Shi'a y Sunni, se ha narrado del Profeta (P) que esta súplica es el Gran nombre de Dios y si se recita, Dios la responde. Una vez, un compañero del Profeta (P) le preguntó si esta súplica era solamente para el caso del Profeta Jonás (P) o se podía recitar por cualquier persona, el Profeta (P) se refirió a al próximo versículo en el Corán donde se dice, "y así es como salvamos a los creyentes”. (Corán 21:88) [3]
En otro hadiz del Profeta (P), se ha enfatizado que cada musulmán que recita esta súplica para el cumplimiento de su pedido, Dios cumplirá su pedido.[4] Se ha transmitido del Imam al-Sadiq (P) que dijo, "Me sorprende que haya alguien que tenga tristeza y no busque refugio en este versículo del Corán que dice: «¡No hay más Dios que Tú! ¡Gloria a Ti! ¡En verdad, he sido de los injustos!», mientras que después de eso, Dios continúa diciendo: “Y le respondimos y le salvamos de la angustia. Así es como salvamos a los creyentes”.[5]

En el misticismo

Los maestros de la ética y el misticismo han hecho hincapié en la reputación del Zikr de Yunusiya para resolver las dificultades que están en el camino de los buscadores de la espiritualidad.[6] Sayyed Ali Qadi Tabataba'i, el erudito y místico shiíta contemporáneo, recomendó repetir la súplica de Yunusiya 400 veces. También se ha narrado del ayatolá Kashmiri que la mejor acción para un buscador de la espiritualidad es una prosternación en la que se recita la súplica de Yunusiya.

Oración de Qufayla

El Zikr de Yunusiya, se recita también en la oración de Qufayla. Esta oración es de dos ciclos y se realiza en el tiempo entre la oración del ocaso y la oración de la noche (‘Isha). En el primer ciclo, luego de recitar la Sura Fatiha se recitan las aleyas 87 y 88 de la Sura Al-Anbiya, y en el segundo ciclo, luego de recitar la Sura Fatiha se recita la aleya 59 de la Sura Al-An‘am. Luego, en la imploración (Qunut) del segundo ciclo se recita una súplica especial.

Notas

  1. Sura al-Safat, aleyas 139-148; Sura al-Anbiya, aleya 87; Sura Yunos, aleya 98
  2. Qomi, Tafsir Qomi, tomo 1, P. 317
  3. Juri Neyshaburi, Qawari’ al-Qur’an, P. 24
  4. Kaf’ami, al-Misbah, P. 298
  5. Sheij Saduq, Man la Yahzuruhul Faqih, tomo 4, P. 393
  6. Shirwani, P. 225

Bibliografía

  • Juri Neyshaburi, Muhammad Ibn Yahya, Qawari’ al-Qur’an, Riad, 1432 H.
  • Kaf’ami, Ibrahim Ibn Ali, al-Misbah, Qom, 1405 H.
  • Qomi, Ali Ibn Ibrahim, Tafsir Qomi, Qom, 1404 H.
  • Sheij Saduq, Muhammad Ibn Ali, Man la Yahzuruhul Faqih, Qom, 1413 H.
  • Shirwani, Ali, Barname Soluk dar Name-haye Salekan, Dar al-Fikr, Qom, 1386 S.