Without prioridad, calidad: b
sin navbox

Dul-Hiyya

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

Meses del calendario lunar

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

Muharram

Safar

Rabi' al-Awwal

Rabi' al-Sani

Yumada al-Awwal

Yumada al-Sani

Rayab

Sha'ban

Ramadán

Shawwal

Dul-Qa'da

Dul-Hiyya

Dul-Hiyya (árabe: ذو الحجة) es el último mes en el calendario de la Hégira lunar y uno de los meses Haram en los que está prohibido iniciar una guerra. Aunque los ritos del Hayy se pueden iniciar en el mes de Shawwal o Dul-Qa’da, los ritos principales del Hayy se deben realizar en días determinados del mes de Dul-Hiyya.

Significado

Literalmente, Dul-Hiyya significa "poseedor del Hayy", un nombre que indica que el ritual del Hayy se lleva a cabo los días 8, 9 y 10 de este mes.

El mes de Dul-Hiyya en el Corán y en los hadices

De acuerdo con las enseñanzas del Islam, este mes es uno de los meses más benditos del año. Los primeros diez días del mes de Dul-Hiyya son bien conocidos por realizar los ritos principales del Hayy durante este tiempo. El Eid al-Adha, el Eid al-Gadir, el Evento de Mubahila y muchos otros acontecimientos de la historia del Islam han ocurrido en este mes.
Se ha narrado en los hadices que las diez noches por las que Dios ha jurado en la Sura al-Fayr “Juro por la aurora y por las diez noches” (Corán, 89: 1-2) son las noches de los primeros diez días de este mes. Por otra parte, en la Sura al-Hayy, versículo 28, Dios ha hablado de "días sabidos" en donde los creyentes deben recordar a Allah:

“Y llama a la gente a la peregrinación. Vendrán a ti a pie o en flacos camellos desde todo camino alejado para atestiguar los beneficios que para ellos hay y para recordar el nombre de Dios en los días sabidos.” (Corán, 22: 27-28)

Según los comentarios y la exégesis del Sagrado Corán, “los días sabidos” son los primeros diez días de Dul-Hiyya.
Además de los primeros diez días de este mes que se llaman "Días Sabidos" en el Corán, algunos días de este mes han recibido nombres especiales en las narraciones islámicas. Por ejemplo, el octavo día de este mes se conoce como “Día de Tarwiya”. El noveno día es conocido como “Día de ‘Arafat”. El décimo día de Dul-Hiyya es el Eid al-Adha y los días 11 y 12 se conocen como Ayyam al-Tashriq.

Prácticas recomendables en los días del mes de Dul-Hiyya

Actos recomendables de los diez primeros días

Los siguientes actos son recomendables en estos días:

Ayunar los primeros nueve días equivale al ayuno de toda la vida.

Realizar dos ciclos de oración entre las oraciones del ocaso e ‘Ishâ’, durante las diez noches. En cada ciclo luego de la Sura Al-Fatiha recitar una vez la Sura Al-Ijlas y luego de ello, recitar la aleya 142 de la Sura al-A’raf que es la siguiente:

wa uâ’adnâ mûsâ zalâzîna lailah wa atmamnâha bi’ashrin fatamma mîqâtu rabbihi arba’îna lailah ua qâla mûsâ li ajîhi hârûna-j lufnî fî qaumî wa aslih wa lâ tattabi’ sabîlal mufsidîn
«Le acordamos a Moisés treinta noches que completamos con otras diez, de manera que el tiempo fijado por su Señor fue, en total de cuarenta noches. Y Moisés dijo a su hermano Aarón (la paz sea con ambos): “Reemplázame ante mi pueblo; recomiéndales el bien y no sigas el sendero de los depravados”». (Corán, 7:142).

Según las narraciones, quien realice estos actos participará en la recompensa de los peregrinos del Hayy.

Es recomendable permanecer despierto durante las primeras diez noches del mes de Dul-Hiyya y dedicarse a la adoración

Durante los primeros diez días, también es recomendable realizar cada día la siguiente súplica, que fuera pronunciada por el Imam Alí (P), y lo mejor es repetirla cada uno de dichos días diez veces:

lâ ilâha il-lal-lâhu ‘adadal laiâlî uad duhûri, lâ ilâha il-lal-lâhu ‘adada amuâÿ-il buhûr lâ ilâha il-lal-lâhu ua rahmatuhu jairun mimmâ iaÿma‘ûn lâ ilâha il-lal-lâh

Día 1

El Primer día del mes de Dul-Hiyya es un día bendito para el cual se han recomendado los siguientes actos:

  • El ayuno

Según las narraciones, el ayuno de este día equivale al ayuno de ochenta meses.

  • Realizar oración de Fátima (P)

Esta oración consta de dos oraciones de dos ciclos. En cada ciclo se recita una vez la Sura Al-Fatiha y cincuenta veces la Sura Al-Ijlâs, realizando después de la salutación final, el Tasbih de Fátima (P), y luego decir:

subhâna dhîl ‘iUzzUi-sh shâmij-il munîf,
subhâna dhîl ÿalâl-il bâdhij-il ‘adzîm,
subhâna dhîl mulk-il fâjir-il qadîm,
subhâna man iarâ azara-n namlati fî-s safâ,
subhâna man iarâ waq‘a-t tairi fil hawâ’,
subhâna man hua hâkadhâ wa lâhâkadhâ gairuh
(Glorificado sea el Poseedor de la Grandeza elevada y enaltecida, Glorificado sea el poseedor de la majestuosidad magnificente e inmensa, Glorificado sea el poseedor del reino esplendoroso y antiguo, Glorificado sea Quien ve la huella de la hormiga en la roca, Glorificado sea Quien ve la caída del pájaro en el aire, Glorificado sea Quien es así, siendo que nadie más es así).

Según las narraciones, quien tema de algún opresor debe pronunciar este día el siguiente Dhikr y Dios le librará de su mal:

hasbî, hasbî, hasbî min su’âlî, ‘ilmuka bi hâlî
(Me es suficiente, me es suficiente, me es suficiente, para mi pedido, Tu conocimiento de mi estado.)

Día 8

El octavo día de Dul-Hiyya es llamado día de Tarwiyah en el que es recomendable realizar los siguientes actos:

  • El ayuno

Según las narraciones, el ayuno de ese día expía los pecados de sesenta años.

La noche anterior al día nueve de Dul-Hiyya es una de las más benditas de las diez noches. Es la noche de hablar íntimamente con Dios. El arrepentimiento en esta noche será aceptado y la súplica respondida. Quien se dedica a la adoración en esta noche, tendrá la recompensa de ciento setenta años de adoración. En ella es recomendable realizar la Ziyarat al Imam Husain (P), visitar la tierra de Karbalá y permanecer en la misma hasta el día del Eid al-Adha.

Día 9

El noveno día de Dul-Hiyya es el día de ‘Arafat. Es una de las grandes ocasiones islámicas, aunque no se conoce como un Eid. Es el día en que Dios ha invitado a Sus siervos a Su adoración y ha preparado para ellos Su bondad y bendición, ha hecho a Satanás en ese día más humillado y menospreciado que en otro tiempo.
Se narró que el Imam Sayyad (P) en ese día, escuchó a un mendigo que pedía a la gente que le ayudara, y le dijo:

“¡Ay de ti!, en un día como éste pides a otro que a Dios; mientras que en este día hay esperanzas hasta para los niños que están en el vientre de sus madres de recibir la bondad de Dios y ser felices”.

Es recomendable en este día realizar los siguientes actos:
1. El baño completo.
2. Visitar el Santuario del Imam Husain (P) o saludarlo de lejos. Según las narraciones, si alguien pudiera estar en ese día junto al Santuario del Imam (P) no tiene menos recompensa que quien esté en el desierto de ‘Arafat.
3. Luego de la oración de la Tarde, antes de comenzar con la súplica de ‘Arafa, es recomendable realizar dos ciclos de oración en un lugar abierto, bajo el cielo y confesar los pecados ante Dios. Luego comenzar con las acciones de ‘Arafat y la súplica de ‘Arafat.
4. Recitar la Súplica de ‘Arafa.

La noche anterior al día décimo de Dul-Hiyya:

Es una de las noches benditas del año en donde es recomendable realizar las siguientes prácticas:

  1. Es una de las cuatro noches del año en la que es recomendable permanecer despierto y adorar a Dios. Las puertas del cielo en esta noche están abiertas.
  2. Es recomendable visitar y saludar al Imam Husain (P).
  3. Es recomendable recitar la siguiente súplica:
iâ dâ’imal fadli ‘alal barîiah, iâ bâsital iadaini bil ‘atîiah, iâ sâhibal mawâhibis sanîiah, sal-li ‘alâ muhammadin wa âlih, jairil warâ saÿîiah, wagfir lanâ iâ dhal-‘ulâ, fî hâdhihil ‘ashîiah
(¡Oh el de la merced incesante a las criaturas! ¡Oh Aquel cuyas manos se encuentran extendidas en las dádivas! ¡Oh Dueño de los otorgamientos sublimes! ¡Bendice a Muhammad y a su familia, los de mejor naturaleza de la creación! Y perdónanos en esta noche, ¡Oh poseedor de la magna grandeza!)

Día 10

El décimo día del mes de Dul-Hiyya es el día del Eid al-Adha, es un día bendito y es recomendable realizar los siguientes actos:
1. Realizar el baño completo.
2. Realizar la oración del Eid, que se hace en forma colectiva.
3. Recitar la súplica al-Nudba.
4. Sacrificar algún ganado.
5. Es recomendable recitar los Takbires del Eid (Alabanzas) luego de cada oración en el día del Eid al-Adha, a partir de la oración del mediodía del mismo día hasta la oración del alba del duodécimo día del mes de Dul-Hayya (que serán totalmente 10 oraciones). Pero, si el orante estuviera en Mina, es recomendable que diga estas frases hasta la oración del Alba del decimotercer día del mes de Dul-Hiyya:

“Allâhu akbar. Allâhu akbar. La ilâha il-la-l-lâhu wa-l-lâhu akbar, Allâhu akbar wa lil-l-lâhi-l-hamd. Allâhu akbar 'alâ ma hadânâ. Allâhu akbaru 'alâ ma razaqana min bahímati-l-an'âm, wa-lhamdu lil-lâhi 'alâ mâ ablana”
(Dios es el Más Grande. Dios es el Más Grande. No hay dios sino Dios y Dios es el Más Grande, Dios es el Más Grande y la alabanza es para Dios. Dios es el Más Grande por lo que nos ha guiado. Dios es el Más Grande por las cabezas del ganado que Él nos proporcionó, y alabado sea Dios por lo que nos puso a prueba.)[1]

6. Hacer Ziyarah (peregrinación) al Imam Husain (P).[2]
Es de hacer notar; que al igual que en el Eid al-Fitr, el ayuno de Eid al-Adha es prohibido.[3]

Día 17

La noche anterior al día 18 de Dul-Hiyya (Día de Gadir) es una noche bendita. Es recomendable en esta noche realizar una oración y recitar una súplica especial que se ha mencionado en el libro Mafatih al-Yinan.

Día 18

El día décimo octavo del mes de Dul-Hiyyah es el día de Gadir, una de las grandes festividades islámicas.
Se transmitió que preguntaron al Imam Sadiq (P):

“¿Acaso hay para los musulmanes otra festividad además de la del día Viernes, la del Adha y la del Fitr?”.
El Imam (P) Respondió: “Sí. Hay una festividad cuya sacralidad es mayor que la de las demás”.
El narrador dijo: “¿Cuál es esa festividad?”.
Respondió: “Es el día en el que el Mensajero de Dios (PBD) designó a Alí (P) como su Sucesor.
El narrador preguntó: “¿Qué se debe hacer en ese día?”.
El Imam (P) dijo (P): “Debéis ayunar, dedicarse a la adoración y bendecir a Muhammad y a la familia de Muhammad (P) (diciendo al-lahumma sal-li ‘ala Muhammad wa âli Muhammad).

En un hadiz, el Imam Rida (P) dijo a uno de sus compañeros:

“¡Oh hijo de Abu Nasr! Donde sea que te encuentres trata de presentarte ante el puro sepulcro del Príncipe de los Creyentes Alí (P) en el día de Gadir. Ciertamente que en este día Al-lah perdona a cada hombre creyente y a cada mujer creyente los pecados de sesenta años.” El Imam (P) continuó “Y un dírham que des a tus hermanos creyentes en este día equivale a mil dírhams que otorgues en otros momentos. En este día sé benevolente con tus hermanos creyentes y alegra a cada hombre creyente y a cada mujer creyente.”

En general, es necesario el engrandecimiento de este noble día.

Los actos recomendables de este día:

  • El ayuno.

Según las narraciones, el ayuno de este día expía los pecados.

  • El baño completo.
  • Recitar la Ziyarat del Imam Alí (P).
  • Realizar una oración especial.

En este día, es recomendable realizar dos ciclos de oración, y luego de ella, realizar una prosternación y agradecer a Dios cien veces.
Luego realizar nuevamente otra prosternación y repetir cien veces al-hamdulil-lah (Alabado Sea Dios). Luego decir cien veces Shukran lil-lah (Gracias a Dios). Se ha narrado que todo aquel que realice esta oración obtendrá la recompensa de aquel que en el día de Gadîr estuvo presente ante el Mensajero de Dios (PBD) y le haya dado la Bai‘ah (juramento de fidelidad) al Imam Alí (P).
Es mejor realizar esta oración al mediodía. En el primer ciclo de la oración luego de la Sura Al-Fatiha recitar la sura Al-Qadr (97) y en el segundo ciclo leer la sura Al-Ijlas (112).

  • Leer la súplica al-Nudbah.
  • Es recomendable en este día felicitar a los creyentes diciéndoles:
al-hamdu lil-lâh-il-ladhî ÿa‘alana minal mutamassikîna bi wilâiati amîr al-mu’minîn wal a’immah ‘alaihimus salam
La alabanza sea para Al-lah quien nos dispuso de entre los que se aferran al Wilayat de Amir Al-Mu’minin y los Imames Infalibles (con ellos sea la paz).

También, es recomendable decir:

al-hamdu lil-lah-il-ladhi akramanâ bi hadhal iawm wa ÿa‘alana minal mûfîna bi ‘ahdihi ilainâ wa mîzâqihil ladhî wâzaqanâ bihi min wilâiati wulâti amrih wal quwâmi bi qistihi wa lam iaÿ‘alanâ minal ÿâhidîn wal mukadhdhibîna bi iawm-iddîn
La alabanza sea para Al-lah quien nos honró con este día y nos dispuso de entre los que cumplen con Su pacto con nosotros y con la alianza que nos confió, en lo referente al Wilayat de los facultados para encargarse de Su asunto quienes ejercen Su justicia; y no nos dispuso de los que niegan y desmienten el día de la religión.
  • Decir cien veces la siguiente frase:
al-hamdulil-lâhil ladhî ÿa‘ala kamâla dînihi wa tamâma ni‘matihi bi wilâiati amîral-mu’minîn ‘alî ibn abî tâlib, ‘alaihis salâm
La Alabanza sea para Al-lah quien dispuso la perfección de Su religión y el perfeccionamiento de Sus gracias mediante el Wilayat del Príncipe de los Creyentes, Alí Ibn Abi Talib, con él sea la paz.
  • Vestir buenas ropas,
  • Perfumarse,
  • Estar alegre y alegrar a los creyentes,
  • Perdonar a los demás y satisfacer sus necesidades,
  • Estrechar los vínculos familiares,
  • Dar de comer a los creyentes y dar de desayunar a los ayunantes,
  • Estrechar la mano de los creyentes, visitarles, sonreír frente a ellos y enviarles regalos,
  • Agradecer a Al-lah por Su gran gracia que es la gracia del Wilayat.
  • Realizar el pacto de hermandad entre los creyentes.

Día 24

El día veinticuatro del mes de Dul-Hiyya es el día de Mubahila. En este día es recomendable realizar los siguientes actos:
1. El baño completo.
2. Ayunar.
3. Realizar una oración de dos ciclos, que se realizan de la misma manera que la oración del Día de Gadir.
4. Recitar la súplica de Mubahalah (la cual se encuentra en el libro Mafatih al-Yinan).
5. Pedir perdón a Dios setenta veces diciendo:

astagfirul-lâha rabbî wa atûbu ilaih
(Pido perdón a Dios y a Él me vuelvo arrepentido.)


Día 25

El día veinticinco de Dul-Hiyya es el día en que fueron reveladas las primeras aleyas de la Sura Al-Insan (nº 67), en honor a Ahlul-Bait (P), luego de que ellos ofrecieran su única comida al mendigo, al huérfano y al prisionero, tras haber ayunado tres días seguidos y haber desayunado sólo con agua.
En este día es recomendable que sus seguidores, imitándolos, realicen las siguientes prácticas:

  • Atender los asuntos de los huérfanos y necesitados.
  • Ayunar

Último día de Dul-Hiyya

El último día de Dul-Hiyya corresponde al último día del año lunar. En este día es recomendable hacer dos ciclos de oración. En cada ciclo recitar una vez la Sura Al-Fatiha, diez veces la Sura Al-Ijlas y diez veces “Ayat al-Kursi” (aleya 255 de la Sura al-Bagara). Luego de la oración decir la siguiente súplica:

al-lahumma mâ ‘amiltu fî hadhih-is sanah min ‘amalin nahaitanî ‘anhu wa lam tardahu wa nasaituhu wa lam tansahu wa da‘autanî ilat-taubah ba‘da iÿtirâ’î ‘alaika al-lahumma fa’innî astagfiruka minhu fagfir lî wa mâ ‘amiltu min ‘amalin iuqarribunî iliaka faqbalhu minnî wa lâ taqta‘ raÿâ’î minka iâ karîm.
(¡Dios mío! Lo que hice en este año de acciones que me habías prohibido, y aquello de lo que no estás complacido, y que yo me he olvidado pero Tú no has olvidado, y me has exhortado al arrepentimiento después de haberme atrevido (a ello) contra Ti, ¡Dios mío! Por cierto que te pido perdón por ello, así pues, ¡perdóname! Y acepta de mí las acciones que hice y que me acercaron a Ti. Y no cortes mi esperanza ¡Oh Generosísimo!)

Se ha narrado que si alguien realiza esa obra, Satanás dice: “¡Pobre de mí! Arruinó con estas palabras todo aquello por lo cual me esforcé (por él) en este año”.

Acontecimientos importantes del mes de Dul-Hiyya

Día 1

Según los registros históricos, la fecha del matrimonio del Imam Alí (P) con la honorable señora Fátima al-Zahra (P) fue el primero de Dul-Hiyya del segundo año de la hégira.

Día 7

El Imam Baqir (P) alcanzó el martirio el día 7 del mes de Dul-Hiyya del año 114 de la hégira (733 D.C.).[4]

Día 8

  • Partida del Imam Husain (P) de La Meca hacia Karbalá

El Imam Husain (P) y sus compañeros partieron desde La Meca hacia Kufa, el día martes, 8 del mes de Dul-Hiyya después de 4 meses y 5 días de su estancia en esta ciudad.

Día 9

  • Día de ‘Arafat.

Día en que los peregrinos del Hayy deben permanecer en la zona de 'Arafat desde el mediodía del día de ‘Arafat hasta el ocaso.

Muslim Ibn Aqil, el emisario del Imam Husain (P) a la gente de Kufa, fue capturado y martirizado en el noveno día de Dul-Hiyya del año 60 de la hégira (680 D.C.).

Día 10

Eid al-Adha, una de las grandes festividades islámicas.

Día 14

El decimocuarto día del mes de Dul-Hiyya del séptimo año de la hégira, el Profeta Muhammad (PBD) otorgó las tierras de Fadak a su hija Fátima al-Zahra (P).

Día 18

Es una de las más importantes festividades islámicas que se celebra en el aniversario del Suceso de Gadir donde el Profeta (PBD) anunció el Imamato y el liderazgo del Imam Alí (P) en el décimo año de la hégira.

Día 24

Día en que el Profeta (PBD), después de un debate con los cristianos de Nayran, los invitó a hacer Mubahila con el fin de pedir la maldición de Dios para la parte que no dice la verdad. Sin embargo; a pesar de que los cristianos aceptaron la Mubahila, el día que habían acordado encontrarse, se negaron a hacer Mubahila desde que vieron que el Profeta (PBD) vino con los miembros más cercanos de su familia, que eran su hija Fátima al-Zahra (P), su yerno el Imam Alí (P), y sus nietos Hasan (P) y Husain (P). Este evento ocurrió en el noveno o décimo año de la hégira.

Día en que el Imam Alí (P), durante su oración regaló su anillo como caridad a un indigente. La aleya de Wilayat que demuestra el Imamato del Imam Alí (P) fue revelada en relación de este evento. Este evento tuvo lugar en el noveno o décimo año de la hégira.

Día 26

Según los registros históricos, ‘Umar Ibn Jattab, el segundo Califa Sunita, fue asesinado el 26 del mes de Dul-Hiyya del año 23 de la hégira lunar por Firuz (también conocido como Abu Lu’lu’), el esclavo de Muqairah Ibn Shu’be.

Notas

  1. Kulaini, al-Kafi, tomo 4, pág. 517
  2. Qomi, Mafatih al-Yanan, pág. 455
  3. Nayafi, Yawahir al-Kalam, tomo 16, pág. 324
  4. al-Nawbajti, Firaq al-Shi’a, pág. 61