prioridad: c, calidad: b
sin navbox

Sura al-Fâtiha

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Este artículo es una introducción a Sura al-Fâtiha; para leer su texto, veasé texto:Sura al-Fâtiha.
Sura al-Fâtiha
sura al Baqara
Fatiha.jpg
Número del capítulo 1
Posición en el Corán Parte 1
Revelación
Número de revelación 5
Lugar de revelación la Meca, Medina
Información
Aleyas 7
Palabras 29
Letras 143

La Sura al-Fâtiha (en árabe: سوره فاتحه, en español: apertura) es la primera sura del Sagrado Corán y la quinta sura revelada al Profeta Muhammad (PBD). A pesar de su corto tamaño, según los hadices, tiene profundos significados y por lo tanto es conocida como Umm al-Kitab (Madre del Libro) y “la base del Corán”. Esta sura debe ser recitada en cualquier oración obligatoria y recomendable, y su contenido principal expresa el Monoteísmo y el agradecimiento a Dios.

Importancia

La Sura al-Fatiha tiene una gran importancia en la cultura islámica; ya que por lo menos se recita entre 10 o 17 veces al día en las oraciones diarias.
A diferencia de otras suras coránicas, esta sura fue revelada dos veces al Profeta Muhammad (PBD), una vez en La Meca y otra vez en Medina; es por ello que el Corán la menciona como “Masani; مثانی” (doble). Sin embargo, puesto que fue revelada primeramente en La Meca, se considera entre las suras mecanas. La Sura al-Fâtiha es el primer capítulo del Corán y contiene 7 aleyas, 29 palabras y 143 letras.
Según la jurisprudencia del Islam, esta sura debe ser recitada en todas las oraciones; ya que el Profeta (PBD) dijo: “La oración no tiene validez sin la recitación de la surat al-Fâtiha”[1]

Denominaciones

El nombre original de esta Sura es Fâtiha al-Kitab (فاتحة الکتاب; La que abre el Libro); la razón de esta denominación es que esta sura es la apertura y el primer capítulo del Corán.
También es denominada Sura al-Hamd (الحمد; Alabanza), Ummal-Qur’an (La Madre del Corán], Saba’a al-Masani (Las siete aleyas que se han revelado dos veces).

Contenido

El contenido de esta sura se expresa en forma de alabanza y súplicas refiriéndose a diferentes asuntos tales como el Monoteísmo, los atributos de Dios, las características de las personas justas, la guía y el camino recto, y el aborrecimiento del extravío.[2]

Los protocolos de la recitación

Es recomendable recitar la frase “bismil-lâhi-r-rahmani-rahim” en voz alta. También, es recomendable refugiarse en a Dios de Satanás antes de empezar la recitación de cualquier Sura, pronunciando esta frase “a'uzubil-lâhiminash-shaitânir-rayim” (Me refugio en Dios de Satanás, el expulsado); ya que Dios dice en el Sagrado Coran: “Y cuando recitéis el Corán buscad la protección de Dios de Satanás el expulsado”[3]

Virtudes y recompensas

Dijo el Mensajero de Dios (PBD): “Juro por Aquel que tiene mi alma en Sus manos que no hizo descender Dios en la Torá, ni en el Evangelio, ni en Corán, algo semejante. Ella es la madre del Libro”. [4]
También dijo el Profeta (PBD) en otra narración: “Cualquier musulmán que recita la Sura al-Fâtiha, tiene la recompensa de recitar dos tercios del Corán y recibe la recompensa de la caridad a todos los hombres y mujeres musulmanes.” [5]

Beneficios y efectos

Se han mencionado muchos hadices sobre los beneficios de esta sura para curar las enfermedades:
El Profeta (PBD) dijo a Yabir Ibn Abdil-lah Ansari: “Oh Yabir! ¿Acaso te enseño la mejor sura que Dios ha revelado? Yabir respondió que sí. El Profeta (PBD) le recitó la sura al-Fâtiha y le dijo: “oh Yabir, esta sura es la cura de toda enfermedad a excepción de la muerte”
El Imam Sadiq (P) dijo que la persona que sufre una enfermedad, recite siete veces la Sura al-Fâtiha en su collar, si se cura, esto está bien, sino, recite esta sura sesenta veces para recuperar su salud.[6]
La recitación de la Sura al-Fatiha tiene buenos efectos para mejorar la vida de este mundo. Se ha trasmitido que el Profeta (PBD) dijo: “Quien recita la sura al-Fâtiha y la Sura al-Ijlas en el momento de entrar en su casa, Dios alejará la pobreza de su casa y aumentará las bendiciones de su vida tanta que alcanzarán también a sus vecinos.[7]



Notas

  1. Razi, Abdul Futuh, Tafsir
  2. Jorramshahi, tomo 2, pág. 1236
  3. Corán, 16: 98
  4. Tafsir Mayma al-Bayan, tomo 1, pág. 17
  5. Tafsir Mayma al-Bayan, tomo 1, pág. 36
  6. Tafsir al-Burhan, tomo 1, pág. 107
  7. Durr al-Mansur, tomo 6,



Bibliografía

  • Jorramshahi, Baha al-Din, Daneshnameh Qor'an, Teherán, 1377 hégira solar.