La predestinación y el libre albedrio

prioridad: a, calidad: b
sin navbox
De wikishia

La predestinación y el libre albedrio (en árabe: جبر و اختیار) es uno de los temas más importantes y polémicos de la filosofía y la teología islámica. La importancia de este tema desde el punto teológico se debe a que está íntimamente relacionado con los temas de la voluntad de Dios, Su poder, Su conocimiento y Su justicia.
En las discusiones teológicas, cuando se habla de que todas las acciones de los siervos están sujetas al conocimiento, la voluntad y el poder de Dios, surge la pregunta de si el conocimiento, la voluntad y el poder de Dios son efectivos en las acciones de los siervos, y si el poder humano no tiene efecto ninguno. De hecho, ¿es Dios el creador y hacedor de las acciones humanas o no? Con respecto a esta pregunta, hay tres respuestas que han creado tres sectas teológicas diferentes, primero son aquellos que consideran que las acciones de la gente son totalmente debido al conocimiento, la voluntad y el poder de Dios sin que las mismas personas tengan voluntad u opción alguna en lo que realizan. Este grupo forma la secta de la predestinación. Por otro lado, hay personas que creen que la voluntad y el poder del ser humano tienen todo el efecto en sus acciones y que las acciones de la gente no están relacionadas con la voluntad de Dios. Este grupo forma una secta que cree en el libre albedrio absoluto del ser humano.

Entre estas dos sectas, la escuela Shia, basada en los hadices de los Imames, sugiere que las acciones del ser humano, al mismo tiempo que provienen del poder y la voluntad de Dios, son debidos al libre albedrío que Dios ha otorgado a las personas.
La famosa frase "Ni la predestinación ni la absoluta libertad de albedrio, sino un punto entre los dos extremos" [1] es una completa y precisa interpretación del Imam Sadiq (P) en el campo de expresar la visión del islam sobre el tema del libre albedrio del ser humano.

El libre albedrio del ser humano

Shia
Santuario del Imam Alí (P), Nayaf, Iraq
Principios fundamentales del Islam
Principios Fundamentales MonoteísmoProfecíaResurrecciónJusticia DivinaImamato
Otras creencias InfalibilidadWilayatOcultación del Imam Mahdi (P)Manifestación del Imam Mahdi (P)Ray'aConocimiento de lo oculto
Doctrina y Prácticas
Prácticas obligatorias OraciónAyunoJumsAzaqueHayyYihadOrdenar al bienProhibir el malTawal-liTabarri
Fuentes de las enseñanzas del Shiismo CoránSunnaIntelectoConsenso
Ética
Virtudes PerdónGenerosidad Istiqfar
Vicios ArroganciaEgoísmoEnvidia
Fuentes textuales Nahyul BalagaSahifa SayyadiyaCarta del Imam 'Alí al Imam HasanMus-haf del Imam 'Ali (P)Mus-haf de Fátima (P)
Personajes
Imames Infalibles (P) Alí (P)Hasan (P)Husain (P)
Sayyad (P)Baqir (P)Sadiq (P)
Kazim (P)Rida (P)Yawad (P)
Hadi (P)Hasan al-'AskariMahdi (P)
Mujeres de
Ahl al-Bait
Jadiya (P)Señora Fátima (P)Señora Zainab (P)Umm Kulsum (P)Fátima al-Ma'suma (P)
Compañeros del Profeta (PBD) HamzaYa'far Ibn Abi TalibSalman al-FarsiMiqdad Ibn AswadAbuzar'AmmarMalik AshtarMuhammad Ibn Abi Bakr'Aqil'Uzman Ibn HunaifAbu Ayiub AnsariYabir Ibn 'Abdil-lah AnsariIbn 'Abbas'Abdul-lah Ibn Ya'farJuzaima Ibn SabitBilalYasir
Asma' Bint 'UmaisUmm AimanUmm Salamah
Lugares Sagrados
La MecaMasyid al-HaramMedinaMasyid al-NabiBaqi'QudsMasyid Al-AqsaNayafMezquita de KufaKarbaláKazimiyahSamarraMash-hadDamascoQomShirazShah CheragCiudad Rey
Eids (festividades)
Eid al-FitrEid al- AdhaEid al-GadirMab'azNacimiento del Profeta Muhammad (PBD) • Nacimiento de los Imames Infalibles (P) • 15 de Sha'ban
Luto
FatimiyaMuharramTasu'a'AshuraArba'in28 de Safar
Acontecimientos
MubahilaGadirSaqifahFadakInvasión a la casa de Fátima (P)Batalla de YamalBatalla de SiffinBatalla de NahrawanSuceso de AshuraHadiz al-ZaqalainAshab al-KisaAleya de Tathir
Libros
Los Cuatro Libros al-IstibsarAl-KafiTahzib al-AhkamMan la Yahzuruhu al-Faqih
Hadiz Wasa'il al-shi'aBihar al-anwaral-Gadir
Tafsir Mayma' al-Bayanal-Mizan
Súplica Iqbal al-A'malMisbah al-MutahayyidMafatih al-Yinan
Divisiones
Shia ImamiIsma'iliyaZaidiyaKisaniya

Uno de los temas que está directamente relacionado con el asunto de la Justicia de Dios, es la cuestión de la predestinación o el libre albedrío. Basado en los dos principios de la justicia y la sabiduría divina, los shiitas creen que el ser humano, al mismo tiempo que está bajo el poder y la voluntad de Dios, tiene libre albedrío con respecto a las acciones por las cuales será interrogado en el más allá.
El Imam Ali (P) al rechazar el pensamiento de aquellos que consideraban que creer en la voluntad de Dios requiere la creencia en la predestinación, dijo en un hadiz:

Si fuera así, la recompensa y el castigo de Dios, serian nulas como promesas y amenazas infundadas, y (si la gente no tuviera libre albedrio) no se podría condenar a los malhechores ni alabar a los justos.[2]

Muhammad ibn Aylan preguntó al Imam Sadiq (P) : ¿Acaso Dios ha obligado a las personas a hacer cosas (sin que puedan decidir)? el Imam (P) respondió:

Dios es tan justo que no obligaría a un siervo a hacer algo para luego castigarlo.[3]

Con respecto al libre albedrio del ser humano, hay tres opiniones entre las escuelas y sectas islámicas:

  1. Un grupo de entre los sunitas cree en la predestinación y el hecho de que los seres humanos son obligados por el destino, y no tienen libertad para decidir sobre las cosas que realizan.
  2. Otro grupo de los sunitas, llamado Mu'tazila cree en la libertad absuelta del ser humano, y el hecho de que las acciones de los seres humanos son totalmente debidas a las decisiones de los mismos y no tiene nada que ver con la voluntad de Dios.
  3. La Escuela Shia está en el punto medio, y cree que al mismo tiempo que tenemos libre albedrío y libertad de elección, estamos bajo el poder y la voluntad de Dios.

La predestinación

De acuerdo con aquellos que creen en la predestinación, un ser humano no tiene voluntad propia en cualquiera de sus actos, conducta o palabras; y el movimiento de sus órganos es exactamente como el movimiento predestinado de las piezas de una máquina.

Tomando en consideración tal idea, surge la pregunta ¿Cómo puede ser compatible esta opinión con la Justicia Divina? Quizás es por tal idea que el grupo de los Ash'aritas ha aceptado la predestinación y niega la justicia de Dios; ya que cuando uno acepta la predestinación absoluta y niega el libre albedrío, la justicia no podrá tener ningún sentido.[4]

Los orígenes de la creencia en la predestinación

A lo largo de la historia, el tema de la predestinación y del libre albedrío ha sido mal interpretado por algunos grupos. Una serie de factores han aumentado la creencia en la predestinación y la negación del libre albedrío del ser humano. Entre ellos encontramos los siguientes:

  • Factores políticos: Algunos reyes y políticos arrogantes, a fin de apagar el fuego de la revolución entre las personas desposeídas, y asegurar la continuidad de su Gobierno, continuamente trataban de convencer a la gente que ellos no tienen libre albedrío, que la predestinación y predeterminación de la historia retiene nuestro destino en sus manos. Si un grupo, gobierna y otro es gobernado, esto es algo inevitable del destino; y la historia designa la forma de vida de cada persona.
  • Factores psicológicos: Existen personas quienes más frecuentemente confrontan derrotas en sus vidas y nunca admiten la triste realidad de que sus propios errores y pereza han causado su derrota. Por eso, a fin de disculparse a sí mismas, vuelven a aceptar la idea de la predeterminación; y piensan que sus faltas son el resultado de su destino inevitable, y de esta manera pueden encontrar un falso sentido de tranquilidad.
  • Factores sociales: Algunas personas quieren ser libres para seguir sus deseos y ambiciones, y poder cometer cualquier pecado que les apetezca y, al mismo tiempo, de alguna manera tratan de convencerse a sí mismas que no son pecadoras, sino que están obligadas a cometer tales actos. Es por lo tanto, que ellos tienden a aceptar la idea de la predestinación y el destino predeterminado para poder justificar todo lo que cometen para satisfacer sus deseos. Así, dicen que no lo cometen por su propia voluntad.[5]

La Absoluta libertad

Del lado opuesto a la creencia en la predestinación, que se encuentra en un extremo; está la Escuela de la “Absoluta Libertad de Elegir ", que igualmente se considera una idea extremista.

Aquellos que aceptan esta Escuela, creen que Dios nos creó y ha dejado toda la decisión en nuestra mano; y que en general, Él no tiene nada que ver con lo que decidamos y hagamos; y de esta forma, somos completamente independientes para hacer lo que queramos.

Sin duda alguna, esta creencia no es compatible con el principio del monoteísmo, porque según este principio, a Dios pertenece todo lo que está en el mundo y nada está fuera de Su dominio. Aún nuestras acciones; a pesar de que se originan de nuestro libre albedrío no pueden estar fuera de Su dominio y soberanía.[6]

La Escuela que está en el punto medio

La creencia de la escuela Shia con respecto al tema de la predestinación y el libre albedrio del ser humano se refleja bien en un hadiz del Imam Sadiq (P) donde dijo:

Ni la predestinación ni la absoluta libertad de albedrio, sino un punto entre los dos extremos.[7]

Basado en este comentario, al mismo tiempo que tenemos libre albedrío y libertad de elección, estamos bajo el poder de Dios y nunca podemos salir o estar fuera de Su dominio. Al mismo tiempo, que tenemos poder y fortaleza, somos dependientes de Él y sin Él, estaremos aniquilados; y esto es el significado del "camino medio entre los dos extremos". Porque ni hemos aceptado que cualquier criatura es igual a Dios, lo que daría lugar al politeísmo, ni tampoco creemos que las criaturas estén obligadas a actuar de acuerdo con su destino predeterminado, lo que daría lugar a la negación de la justicia de Dios.

Dios nos ha dado inteligencia, fortaleza física, unas habilidades que existen en nuestra creación en forma continua. Si se paraliza esta bendición por un solo momento, y esta conexión con Dios se termina, nosotros estaríamos aniquilados.
Debido a la fuerza que Él nos ha dado; es que nosotros podemos hacer algo, y aún nuestra libertad y poder de elección provienen de Él. Es decir; Dios quiere que nosotros seamos libres y al hacer uso de este gran favor Divino, podamos pasar al camino de la perfección.

Así; al mismo tiempo que tenemos libre albedrío y libertad de elección, estamos bajo Su poder y nunca podemos salir o estar fuera de Su dominio. Al mismo tiempo, que tenemos poder y fortaleza, somos dependientes de Él y sin Él, estaremos aniquilados; y esto es el significado del "camino medio entre los dos extremos". Porque ni hemos aceptado que cualquier criatura es igual a Dios, lo que daría lugar al politeísmo, ni tampoco creemos que las criaturas estén obligadas a actuar de acuerdo con su destino predeterminado, lo que daría lugar a la negación de la justicia de Dios.[8]

Desde el punto de vista del Sagrado Corán

El Sagrado Corán explica explícitamente este tema; y prueba claramente el libre albedrío de los seres humanos.

  • Todas las aleyas que se refieren a las órdenes divinas, los deberes y obligaciones de los seres humanos son todas pruebas del libre albedrío de los seres humanos; porque si la gente fuese obligada en sus acciones sin tener voluntad propia, las órdenes y obligaciones divinas no tendrían ningún sentido.
  • Todas las aleyas que reprochan a los malhechores y alaban a los bienhechores son pruebas del libre albedrío; porque si las personas fueses obligadas a hacer lo que hacen, el culpar y el alabar no tendrían sentido.
  • Todas las aleyas que hablan acerca de la interrogación en el Día de la Resurrección y el Juicio en esa Corte, y mencionan las recompensas y castigos en el Paraíso y el Infierno, son pruebas del libre albedrío; porque si presumiéramos que la gente está obligada a actuar de acuerdo con su destino predestinado, la interrogación, el juicio, la recompensa y el castigo serían sin sentido e injustos.

También, todas las aleyas coránicas que dicen que el hombre es responsable por sus acciones, prueban claramente el libre albedrío de los seres humanos. por ejemplo se puede hacer mención a las siguientes aleyas:

Cada alma es responsable de lo que hizo.[9].
Ciertamente, le hemos mostrado el camino: (y de él depende mostrarse) agradecido o ingrato.[10]

Sin embargo; además de estas aleyas, hay otras aleyas del Corán que señalan que el ser humano, al mismo tiempo que tiene libertad y libre albedrío, está sujeto a la voluntad de Dios:

Y vosotros no querréis nada a menos que Dios lo quiera.[11]

Notas

  1. Ibn Babawiyyah, Al-Tawhid, p. 206
  2. Ibn Babawiyyah, Al-Tawhid, hadiz 28
  3. Ibn Babawiyyah, Al-Tawhid, capítulo de Yabr y Tafwiz, hadiz 6
  4. Makarem Shirazi, Cincuenta Lecciones para la Juventud sobre los Principios de la Fe. pp. 94-107
  5. Makarem Shirazi, Cincuenta Lecciones para la Juventud sobre los Principios de la Fe. pp. 94-107
  6. Makarem Shirazi, Cincuenta Lecciones para la Juventud sobre los Principios de la Fe. pp. 94-107
  7. Ibn Babawiyyah, Al-Tawhid, p. 206
  8. Makarem Shirazi, Cincuenta Lecciones para la Juventud sobre los Principios de la Fe. pp. 94-107
  9. Corán, 74: 38
  10. Corán, 76: 3
  11. Corán, 76: 30

Bibliografía

  • Dadbeh, Asghar, Gran Enciclopedia Islámica, Volumen 17, Teherán, 2009.
  • Ibn Babawiyyah, Muhammad Ibn Ali, Al-Tawhid, Investigador: Hosseini, Hashem, Qom, 1398 H, primera edición, p. 206
  • Jahangiri, Mohsen, Enciclopedia del mundo islámico, Teherán, 2005.
  • Makarem Shirazi, Naser, Panyah Dars Osul Aqa'ed (Cincuenta Lecciones para la Juventud sobre los Principios de la Fe), Qom, 1387 hégira solar.