Recitación del Corán

De wikishia
La recitación del Corán en el Santuario del Imam Husain (P)

La recitación del Corán, también conocida como “Qara’at al-Qur’an” o “Tilawat al-Qur’an”, es la práctica de leer los versículos del Corán en árabe, según se encuentra en el texto original del Libro Sagrado. El Corán es la palabra revelada de Dios a través del Profeta Muhammad, y por lo tanto, la recitación del Corán es considerada una forma de adoración y devoción a Dios. En el Corán, Dios ordena al Profeta (PBD) y a otros que reciten el Corán. Los hadices han mencionado muchas recompensas para esta práctica.
La lectura del Corán tiene costumbres y reglas. Se recomienda recitar el Corán con la pureza y ablución, orientarse hacia la Qiblah, ponerse ropa pura y perfume, y meditar en el significado de los versículos. La lectura del Corán es más recomendable en ciertos momentos y lugares como el mes de Ramadán y la ciudad de La Meca.
Entre los efectos de recitar el Corán se encuentran la tranquilidad del corazón, el fortalecimiento de la memoria, el acercamiento a Dios y el aumento de la fe.
Tahqiq, Tadwir y Tahdir se encuentran entre los métodos para recitar el Corán.

Significado e importancia

Recitar el Corán significa leer el Corán según se encuentra en el texto original del Libro Sagrado. [1] La palabra árabe “Tilawat” (recitación) se ha usado sólo una vez en el Corán, pero sus derivados se han usado más de 50 veces en el Corán. [2]
Algunos lexicógrafos consideran que las palabras Qara’at y Tilawat son sinónimas. [3] Algunos otros creen que la palabra Tilawat es una palabra que se refiere a una recitación especial; En el sentido de una recitación que va acompañada del conocimiento y la práctica del recitador. [4] Por lo tanto, según ellos, Qara’at es leer las palabras del Corán, pero Tilawat es leer las palabras del Corán y pensar en el significado de las aleyas. [5] Según Raqeb Esfahani, Qara’at tiene un significado general, pero Tilawat sólo se utiliza para leer libros celestiales. [6]
Según el versículo 121 de la Sura Al-Baqarah, Dios ha considerado la recitación del Corán en diferentes niveles, y afirma que algunos lo recitan como debe ser recitado: [7]

“Aquellos a quienes concedimos el Libro lo recitan como debe ser recitado, ellos son quienes (verdaderamente) creen en él. Pero quienes no crean en él son los perdedores.”

Hay diferentes opiniones sobre el significado de esta aleya: [8] Algunos sostienen que significa leer el Corán con humildad sin cambiar y distorsionar los versículos. [9] Otros han expresado que en la recitación del Corán, cuando se recitan los versículos acerca del Paraíso, el lector debe pausar y pedir el paraíso a Dios, y cuando se recitan las aleyas que hablan del infierno, el lector debe buscar refugio en Dios. Algunos han considerado que esta aleya significa observar las normas de Tartil en la lectura del Corán, comprender, reflexionar sobre sus significados y actuar de acuerdo con sus mandatos. [10] "Tartil" se refiere a un tipo de recitación del Corán, pronunciando correctamente las palabras en árabe y observando las reglas de Taywid. [11]

Efectos y beneficios

Los hadices y versículos del Corán han mencionado algunos efectos y beneficios para la lectura del Corán; incluyendo: La lectura del Corán tiene varios efectos y beneficios para los musulmanes:

  • Consolación y Confianza en el corazón: La lectura del Corán proporciona consolación y guía espiritual a los musulmanes en momentos difíciles o desconocidos. Los versículos del Corán ofrecen consuelo, esperanza y guía para la vida cotidiana y ayudan a los musulmanes a mantenerse conectados con Dios.
  • Reducción del miedo y estrés: La lectura del Corán también ayuda a reducir el estrés, ya que se trata de meditar en los versículos sagrados y centrarse en la presencia de Dios. Los versículos del Corán ofrecen consuelo, paz y calma, lo que ayuda a los musulmanes a manejar mejor el estrés y las dificultades de la vida cotidiana.
  • Mejora de la memoria: La lectura del Corán también ayuda a mejorar la memoria, ya que se trata de memorizar y repetir los versículos en árabe. Los musulmanes que practican la lectura del Corán con regularidad pueden desarrollar una memoria más fuerte y retener información mejor.
  • Creación de una relación más profunda con Dios: La lectura del Corán ayuda a los musulmanes a crear una relación más profunda con Dios, ya que se trata de comunicarse directamente con Él a través de su palabra revelada. Los versículos del Corán se consideran la voz de Dios, y la lectura del Corán ayuda a los musulmanes a escuchar y entender mejor esa voz.
  • Mejora de la fe y el conocimiento islámico: La lectura del Corán también ayuda a mejorar el conocimiento islámico, ya que se trata de leer y entender los versículos en su contexto histórico y cultural. Los musulmanes que practican la lectura del Corán con regularidad pueden desarrollar un mayor conocimiento del Islam y su historia.[12]

Se afirma en un hadiz:

“Recitar el Corán del Libro reduce el castigo de los pecados de los padres, incluso si son incrédulos.” [13]

Costumbres y tradiciones

La recitación del Corán se practica de manera similar en muchos países musulmanes, pero también hay algunas diferencias en las costumbres y tradiciones relacionadas con esta práctica. Algunas de estas diferencias son las siguientes:

  • En algunos países islámicos, los programas y reuniones oficiales comienzan con la recitación del Corán por parte de un recitador. Antes de la llamada a la oración, los altavoces de las mezquitas emiten el sonido de la recitación del Corán. También se llevan a cabo sesiones de recitación del Corán en las casas.
  • Lugar de recitación: La recitación del Corán puede tener lugar en diferentes lugares, como mezquitas, casas privadas, o incluso en el campo. En algunos países musulmanes, como Arabia Saudita y Pakistán, es común que los hombres se reúnan en grupos para recitar el Corán en la noche del jueves.
  • La duración de la sesión de recitación del Corán también puede variar según el país y la tradición local. En algunos países, como Egipto y Jordania, es común que las sesiones duren varias horas, mientras que en otros países, como Irán, Indonesia y Malasia, las sesiones pueden durar solo media hora o menos.
  • Algunos musulmanes utilizan medios para ayudar a recitar los versículos del Corán, como libros o audios con grabaciones de la recitación del Corán. En algunos países musulmanes, como Irán, Arabia Saudita y Pakistán, es común que los estudiantes memoricen el Corán en las escuelas islámicas.
  • Significado cultural: La recitación del Corán también tiene un significado cultural en algunos países musulmanes. El sistema educativo de Irán ha incluido la enseñanza del Corán en los libros de texto de varios cursos académicos y se han establecido centros en este país para enseñar la recitación del Corán. [14].

Según el jefe de la Organización Dar al-Corán de Irán, en el año 2019 había más de 10.000 sesiones de lectura del Corán activas en diferentes partes de Irán. [15]

Virtudes y Recompensas

Según los hadices, los musulmanes que leen y recitan el libro sagrado reciben varias recompensas en este mundo y en el Más Allá. En un hadiz, se ha narrado que el Profeta (PBD) dijo:

“Iluminad vuestras casas recitando el Corán y no las convirtáis en cementerios, como hicieron los judíos y cristianos, quienes oran en sus iglesias y lugares de culto, pero han dejado sus casas suspendidas. Siempre y cuando se recite mucho el Corán en una casa aumentarán sus sustentos y bendiciones, y aquella casa brillará para los habitantes del cielo como brillan las estrellas del cielo para los habitantes de la tierra. [16]

El Corán ha ordenado al Profeta (PBD) y a los creyentes que lean el Corán. [17] Se ha narrado por el Imam Sadiq (P) a este respecto:

“Quien recite los versículos de la palabra de Dios incluso con sus ojos (en su mente), Dios escribirá para él una recompensa por cada letra que recite y le borra un pecado y eleva su rango.” [18]

En otros hadices se ha afirmado que hay una súplica respondida para cualquiera que recite todo el Corán. [19]
Además, se han mencionado virtudes especiales para la recitación de algunas Suras y aleyas del Corán. [20]
Por ejemplo, se ha narrado que el Imam Sadiq (P) dijo:

Si alguien recita la Sura al-Qadr en una de sus oraciones obligatorias, un ángel se dirigirá a él y le dice: "¡Oh siervo de Dios! Dios ha perdonado los pecados que has cometido hasta ahora. Ahora empieza tus acciones de nuevo”.[21]

Tambien, del Profeta (PBD) se ha narrado:

“Si alguien recita la Sura al-Kawzar, Dios calmará su sed con los ríos del Paraíso, y le dará la recompensa de todos los sacrificios que se realizan por Dios en el día del Eid al-Adha.”[22]

El Imam Ali (P) dice en un hadiz:

“Una casa en la que se recita el Corán será bendecida y los ángeles estarán presentes en ella y los demonios se mantendrán alejados de ella. [23]

Recitar el Corán en momentos y lugares especiales

Según las narraciones, recitar el Corán en determinados momentos y lugares tiene una recompensa especial. Se ha narrado que el Imam Sayyad (P) recomendaba la recitación del Corán al comienzo del día. [24] Además, según un hadiz, recitar un verso del Corán en el mes de Ramadán equivale a recitar el Corán completo en otros meses. [25] Ha sido narrado por el Imam Sadiq que quien termine la recitación del Corán en La Meca no morirá hasta que vea al Mensajero de Dios (PBD) y su lugar en el Paraíso. [26]

Leyes relacionadas

¿Es obligatoria la recitación diaria del Corán?

Los sabios islámicos han presentado varias opiniones con respecto a la obligación de la recitación diaria del Corán.
Algunos han comprendido la obligación de recitar el Corán a partir del versículo 20 de la Sura Muzzammil. [27] Sin embargo, existen diferentes opiniones sobre la medida de esta obligación. [28] Algunos consideran obligatoria la recitación diaria de 50 versículos (aparte de los que se recitan en la oración). [29] Por supuesto, según Fazel Moqdad, esta obligación es del tipo Kifa’i. [30]
Algunos consideran que la recitación del Corán sólo es obligatoria durante las oraciones. [31] Sabios jurisprudentes como Jui, [32] Fazel Moqdad [33] y Al-lame Hil-li [34] creen que, basándose en los versículos y las narraciones, la recitación del Corán es obligatoria en las oraciones diarias, pero fuera de la oración, no es obligaría, sino un acto recomendable. Sin embargo, Muhammad Hasan Nayafi, autor del libro Yawahir al-Kalam, cree que la obligación de recitar el Corán en la oración se infiere de las narraciones. [35] Los hadices relacionados con la obligación de la recitación del Corán han sido recopilados en un capítulo separado del libro Al- Kafi. [36]

Prosternación obligatoria durante la recitación del Corán

Algunas aleyas del sagrado Corán requieren prosternación obligatoria. Las aleyas que requieren prosternación obligatoria se encuentran en 4 suras:

  • La Sura 32, Saydah, (La Prosternación)
  • La Sura 41, Fuşşilat, (Explicadas Detalladamente)
  • La Sura 53, Al-Naŷm, (La Estrella)
  • La Sura 96, Al-‘Alaq, (El Coágulo). [37]

Para realizar la prosternación obligatoria del Corán es necesario poner la frente sobre algo (como una piedra, papel, etc.) en el que sea correcta la prosternación. Según la precaución obligatoria, la ropa de la persona y el lugar de la prosternación deben ser lícitos y la vestimenta de la persona debe tener las mismas condiciones que la vestimenta del orante.
En la prosternación del Corán es suficiente prosternase y no es obligatorio pronunciar el Zikr (las frases de alabanza y glorificación a Dios). Sin embargo, es recomendable pronunciar un Zikr, especialmente el siguiente:

“La ilaha il-lal lahu haqqan haqqa, la ilaha il-lal lahu imanan wa tasdiqa, la ilaha il-lal lahu ubudiiatan wa riqqa, sayadtu laka ya rabbi ta’abbudan va riqqa, la mustankifan wa la mustakbira, bal ana abdun za’ifun ja’ifun mustayir”

No es necesario orientarse hacia la Qibla para realizar la oración del Corán; se puede realizarla hacia cualquier dirección. Sin embargo, es mejor realizarla hacia la Qibla. [38]
Además, según el libro de Yawahir al-Kalam, a parte de los 4 versículos mencionados, la recitación de 11 versículos más del Corán requieren prosternación recomendable. [39]

Recitar el Sagrado Corán al lado del moribundo

Es conveniente recitar el Sagrado Corán al lado del moribundo para que agonice fácilmente, especialmente las Suras de Yasin (Capítulo 36), Al-Safat (Capítulo 37), Al-Ahzab (Capítulo 33), y Ayatul-Kursi (Capítulo 2, aleya 255). [40]

La necesidad de respetar y preservar la santidad del Corán

Según las fatwas, preservar la santidad del Corán es obligatorio y profanarlo está prohibido. Al respecto, los sabios islámicos han dado algunas fatwas como las siguientes:

  • Está prohibido tocar la escritura del sagrado Corán con una parte del cuerpo sin tener la ablución, pero no hay problema si tocamos la traducción del Corán.
  • Está prohibido impurificar las letras y las hojas del Corán. En caso que sea impurificado el Corán debe ser lavado inmediatamente. Así como también está prohibido impurificar la portada del Corán si la impureza de la portada deshonra al libro sagrado.
  • Está prohibido para una persona en estado de impureza (de eyaculación o menstruación) leer aquellas aleyas del sagrado Corán que requieren prosternación obligatoria, pero no hay problema en la recitación de otras aleyas coránicas. [41]
  • Está prohibido recitar el Corán de una manera indecente o de alguna manera que sea falta de respeto, por ejemplo, con instrumentos de música, o en algunos lugares como el baño. [42]

Etiquetas y protocolos para la recitación del Corán

Según los versículos del Corán y los hadices, leer el Corán tiene algunos protocolos recomendables, entre ellos:

  • Realizar la ablución,
  • Orientarse hacia la Qiblah,
  • Pensar y meditar en el significado de los versículos, [43]
  • Mantenerse en silencio cuando se escucha a un recitador del Corán. [44]
  • Orar y súplicar a Dios, [45]
  • Decir Zikr mientras se recitan algunos versículos del Corán y leer la súplica especial al principio y al final de la recitación del Corán. [46]
  • Recitar el Corán con humildad y sinceridad, y evitar la hipocresía [47]
  • Seguir los mandatos de los versículos que se recitan. [48]

Según una recomendación del Profeta (PBD), es mejor recitar el Corán con tristeza y una voz triste para tener un mayor impacto en el corazón y el alma del ser humano. [49] También se ordena que la melodía utilizada al recitar el Corán sea árabe y que no se utilicen melodías no árabes para recitar el Corán. [50]

En la conducta del Profeta (PBD)

Se ha narrado del Imam Baqir (P) que el Profeta (PBD) tenía la voz más hermosa al recitar el Corán, [51] solía recitar el Corán con gentileza, como ha dicho Umm Salama, el Profeta (PBD)recitaba claramente cada versículo del Corán letra por letra de tal manera que era posible contar las letras de cada versículo. [52] Según un hadiz del Imam Ali (P), el método del Profeta (PBD) para la recitación del Corán era el tartil. [53]

¿Es mejor leer el Corán del libro físico o de memoria?

Según algunas narraciones, recitar el Corán del Mus-haf (libro físico) tiene más mérito que recitarlo de memoria. El Imam Sadiq (P) dijo en un hadiz que la razón de este mérito es que los ojos se beneficien al mirar el texto del Corán. [54] Zarkashi, un exégeta sunita, cree que el criterio a este respecto es la reflexión en las aleyas del Corán y la atención cordial de la persona durante la recitación. [55]

Métodos para recitar el Corán

Los estudiosos de las ciencias del Corán han descrito diferentes formas de recitar el Corán en sus libros. Estas divisiones están relacionadas principalmente con la velocidad y el ritmo del recitador al recitar los versículos:

  • Tadhir (en árabe: تحدیر): Se le llama a la manera rápida de leer el Corán, de tal manera que no vaya más allá de las normas de Tartil. [56] Cuando el recitador del Corán tiene la intención de terminar el Corán en poco tiempo, utiliza este tipo de recitación. [57]
  • Tadwir (en árabe: تدویر): Es la lectura de los versículos, con gentileza, y se realiza de tal manera que va acompañada de pensar en los significados de los versículos y se observan todas las reglas de Taywid. [58] En términos de velocidad, este tipo de lectura se sitúa entre el método de Tahqiq y el Tahdir. Este tipo de lectura, se conoce como "Tartil". [59] Según Al-lami, este tipo de lectura era el método de muchos maestros de la recitación del Corán. [60]
  • Tahqiq (en árabe: تحقیق): Es una manera de lectura en la que se cumplen todas las normas para la pronunciación de las letras. Esta recitación es el tipo más lento de lectura del Corán en términos de velocidad. [61]

Notas

  1. Beihaqi, Taj al-Masadir, bajo la palabra “Talawat”.
  2. Abdul Baqi, Mu’yam al-Mufahras, bajo la palabra تلا.
  3. Ibn Manzur, Lisan al-Arab, bajo las palabras al-Tilawa.
  4. Raqeb Esfahani, Mufradat, bajo la palabra Tilawat
  5. Kohi Garmi y Behzad, “Puntos comunes y diferencias entre la lectura, la recitación y el tartil”, págs. 79
  6. Kohi Garmi y Behzad, “ Puntos comunes y diferencias entre la lectura, la recitación y el tartil “, página 79.
  7. Nahy al-Balaga, sermón 110; Sahifah Sayyadiyeh, súplica 47.
  8. Véase Dolati, “Recitación del Corán”, página 78.
  9. Kashani, Tafsir Minhay al-Sadeqin, 1336, volumen 1, página 271.
  10. Kashani, Tafsir Minhay al-Sadeqin, 1336, volumen 1, página 271; Gobierno, “Recitación del Corán”, página 78.
  11. Kohi Garmi y Behzad, “ Puntos comunes y diferencias entre la lectura, la recitación y el tartil “, págs. 78-79
  12. Radmard, “Marateb wa Asar Ons ba Qor’an”, págs. 35-38.
  13. Kulaini, Al-Kafi, 1407 H, vol.2, p.613.
  14. Por ejemplo, consulte “Introducción del Centro Educativo del Sagrado Corán”, el Centro Educativo del Sagrado Corán en el santuario Abdul Azim, la paz sea con él.
  15. Agencia de noticias IRNA.
  16. Kulaini, Al-Kafi, 1407 H, vol.2, p.610.
  17. Por ejemplo, ver: la Sura Muzammil versículo 3, la Sura Isra 106, Kahf 27.
  18. Kulaini, Al-Kafi, 1407 H, vol.2, p.613.
  19. Kulaini, Al-Kafi, 1407 H, vol.2, p.613.
  20. ver: Kulaini, Al-Kafi, 1407 H, Vol. 2, págs. 620-626.
  21. Saduq, Sawab al-A’mal, p. 124
  22. Tabarsi, Mayma’ al-Bayan, tomo 1, p. 837
  23. Kulaini, Al-Kafi, 1407 H, vol.2, p.613.
  24. Deilmi, Irshad al-Qulob, 1412 H, vol.1, p.83.
  25. Sheij Saduq, Al-Amali, 1376, p.93.
  26. Sheij Tusi, Tahzib al-Ahkam, 1365, volumen 5, página 468.
  27. Qutbuddin Ravandi, Fiqh al-Qur’an, 1405 H, vol.1, págs.106, 107, 127, 130.
  28. Wahidian y otros, “Significado de la recitación del Corán en el último verso de la Sura Muzammil “, p.314.
  29. Fakir Meibodi, “Farayande Estenbate Woyube Qara’at”, p.81.
  30. Fazil Moqdad, Kanz al-Irfan, Manuscritos de Al-Muktaba al-Mortazawiyyah, Vol. 1, página 118.
  31. Wahidian y otros, “Significado de recitar el Corán en el último verso de la Sura Muzammil “, p.316.
  32. Jui, enciclopedia Al-Imam al-Jui, 1418 H, vol.4, p.262.
  33. Fazel Moqdad, Kanz al-Irfan, 1373, vol.1, p.118.
  34. Al-lame Hil-li Tazkira al-Fuqaha, 1414 H, volumen 3, página 128.
  35. Nayafi, Yawahir al Kalam, 1404 H, vol.9, págs.284 y 285.
  36. Kulaini, Al-Kafi, 1407 H, vol.2, p.617.
  37. Tabatabaei Yazdi, Al-Urwa al-Wuzqa, 1419 H, vol.2, p.577.
  38. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, N° .983-985
  39. Nayafi, Yawahir al Kalam, 1362, vol.10, p.217.
  40. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, N° .513
  41. Tabataba’i Yazdi, Urwa al-Wuzqa, tomo 1, p.510 y 603; Bani Hashemi, Towzih Masa’el Maraye’, no. 450
  42. Sheij Saduq, Al-Jisal, 1362, vol.2, p.358.
  43. Sabzevari, Muhazzab Al-Ahkam, Dar al-Tafsir, vol.7, p.128.
  44. la Sura A’raf, versículo 24.
  45. ver: la Sura Nahl, versículo 98.
  46. Dolati, “Recitación del Corán”, página 78.
  47. Maylisi, Bihar al-Anwar, 1403 H, volumen 89, páginas 184 y 210
  48. Nahy al-Balaga, Sahih Sobhi Saleh, sermón 110; Maylisi, Bihar al-Anwar, 1403 H, volumen 89, página 185.
  49. Kulaini, Al-Kafi, 1407 H, vol.2, p.614.
  50. Kulaini, Al-Kafi, 1407 H, vol.2, p.614.
  51. Tabatabai, Sunan al-Nabi, 1387, página 311.
  52. Sitio web del Instituto Coránico Meshkat.
  53. Sajavi, Yamal al-Qurra y Kamal al-Qurra, Biblioteca Ayeollah Marashi, volumen 2, página 525.
  54. Joi, Al Bayan, Dar al-Zahra, página 26.
  55. Zarakshi, Al-Burhan, 1376 H, Vol. 1, página 461.
  56. Al-lami, una investigación sobre la ciencia de Taywid, 1381, p.50.
  57. Al-lami, una investigación sobre la ciencia de Taywid, 1381, p.50.
  58. Al-lami, una investigación sobre la ciencia de Taywid, 1381, p 51.
  59. Musavi Baladeh, Haliya Al-Qur’an nivel 2, 1382, página 19.
  60. Al-lami, , una investigación sobre la ciencia de Taywid, 1381, p. 51.
  61. Al-lami, una investigación sobre la ciencia de Taywid, 1381, p.50.

Bibliografía

  • El sagrado Corán.
  • Nahy al-Balaga, corregido por Sobhi Saleh, Qom, 1374.
  • Ibn Asir, Mubarak Ibn Muhammad, Al-Nahaye Fi Qarib Hadiz wa Al-Athar, Beirut, 1399 H/1979 D.C.
  • Ibn Manzur, Muhammad Ibn Makram, Lisan al-Arab, Beirut, Dar al-Fikr para impresión y publicación.
  • Esmaili, Sayyed Muhammad, “Estudio de las opiniones de los pensadores islámicos sobre el canto en la lectura del Corán”, No. 1, 1397 s.
  • Bani Hashemi Jomeini, Sayyed Muhammad Hasan, Towzih al-Masa’il Maraye’, Qom, 1378.
  • Beihaqi, Ahmad Ibn Ali, Taj al-Masadr, Teherán, Hadi Alamzadeh, 1375 s.
  • Joi, Sayyed Abul Qasim, Enciclopedia del Imam Al-Joei, Qom, Instituto para el renacimiento de las obras del Imam Al-Joei, 1418 H.
  • Dolati, Karim, "Recitación del Corán", en la Enciclopedia del Mundo Islámico, Teherán, Fundación de la Enciclopedia Islámica.
  • Radmard, Muhammad, "Marateb wa Asar Ons ba Qor’an ", en la revista Sojan Yamia, número 4, 1399 s.
  • Raqeb Esfahani, Hossein Ibn Muhammad, al-Mufradat, Beirut, 1416 H.
  • Zarkashi, Abu Abdullah, al-Burhan fi Tafsir al-Qur'an, Beirut, Dar Ihya al-Kutub al-Arabiya, 1376 H.
  • Sabzevari, Sayyed Abdul Ali, Muhazzab Al-Ahkam, Qom, Dar al-Tafsir.
  • Sajavi, Alamuddin Ibn Muhammad, Yamal al-Qurra y Kamal al-Qurra, Qom, Biblioteca Ayatullah Marashi.
  • Sheij Saduq, Muhammad Ibn Ali, Amali, Teherán, Kitabchi, 1376 s.
  • Sheij Saduq, Muhammad Ibn Ali, Jisal, Qom, Seminario de Qom, 1362 s.
  • Sheij Tusi, Muhammad Ibn Hasan, Tahzib al-Ahkam, Teherán, Dar al-Kitab al-Alamiya, 1365 s.
  • Sadeqi, Majid y Farhanak Bushehri, Hamid, " Un análisis sobre la naturaleza del canto en la recitación del Corán", número 12, 1398 s.
  • Tabatabaei Yazdi, Sayyed Muhammad Kazim, Al-Urwa al-Wuzqa, Fundación Al-Nashr al-Islami, 1419 H.
  • Tabarsi, Fazl Ibn Hasan, Mayma Al-Bayan, Beirut, Daral-Marafa, 1408 H.
  • Tusi, Muhammad Ibn Hasan, Al-Tibyan fi Tafsir al-Qur'an, Beirut, Dar Ihya al-Turaz al-Arabi.
  • Al-lame Hil-li Hasan Ibn Yusuf, Tazkirah al-Fuqaha, Qom, Fundación Alul-Bayt, 1414 H.
  • Al-lame Hil-li Hasan Ibn Yussef, Mujtalaf al-Shia, Qom, 1413 H.
  • Al-lami, Abulfazl, una investigación sobre la ciencia de Taywid, Qom, Publicaciones Yaqut, 1381.
  • Fazil Moqdad, Moqdad Ibn Abdullah, Kanz al-Irfan fi fiqh al-Qur'an, Teherán.
  • Qutbuddin Ravandi, Saeed Ibn Hibatullah, Fiqh al-Qur'an, Qom, Biblioteca Ayatollah Marashi Nayafi, 1405 H.
  • Kashani, Molafatullah, Tafsir Minhay al-Sadeqin, Teherán, 1336.
  • Kulaini, Muhammad Ibn Ya’qub, Al-Kafi, Teherán, Dar al-Kitab al-Islamiya, 1407 H.
  • Kohi Garami y Behzad, " Puntos comunes y diferencias entre la lectura, la recitación y el tartil ", en La revista Motaleat Olum Eslami No. 26, 1400 s.
  • Maylisi, Muhammad Baqir, Bihar al-Anwar, Qom, Dar Ihya al-Turaz, 1403 H.
  • Musavi Baladeh, Mohsen, Hiliya Al-Qur'an nivel 2, Teherán, 1382 s.
  • Nayafi, Muhammad Hasan Ibn Baqir, Yawahir al-Kalam fi Sharh Sharaye’ al-Islam, Beirut, Dar Ihya al-Turaz al-Arabi, 1404 H.