prioridad: aa, calidad: c
sin enlace
sin categoría
sin navbox
sin redirección
sin referencias

Ocultación del Imam Mahdi (P)

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

La ocultación del Imam Mahdi (P) ((غيبة الإمام المهدي (عج) es una creencia que siguen los musulmanes de la Escuela Shia donde se dice que el doceavo Imam, que es el último sucesor del Profeta (PBD), Imam Muhammad Ibn Hasan al-Askari (P), está vivo, pero se encuentra oculto. La creencia en la ocultación del Imam Mahdi (P) es una de las enseñanzas esenciales de la Escuela Shia. En cuanto a la razón existente detrás de la ocultación, los hadices han mencionado varias razones, entre ellas, es una prueba para los creyentes.
Según las enseñanzas shiítas, el Imam Mahdi (P) ha tenido dos ocultaciones: Una Ocultación Menor, que duró sesenta años, y una Ocultación Mayor, que continúa hasta nuestros días. Durante la ocultación menor, el Imam Mahdi (P) se comunicaba con los shiítas a través de Cuatro Representantes; pero durante la Ocultación Mayor no hay evidencias de comunicaciones directas entre el Imam (P) y la gente, y por lo tanto, la gente debe referirse a los sabios islámicos para cubrir sus necesidades religiosas.

La creencia en la ocultación del Imam Mahdi (P)

Según la doctrina shiíta, Dios nunca deja la tierra sin un guía; es decir, los Imames Infalibles (P). Después del martirio del Imam undécimo (Imam Hasan ‘Askari (P)) en el año 260 de la hégira, el duodécimo Imam, Muhammad Ibn Hasan ‘Askari (conocido como Mahdi), sucedió a la posición del Imamato. Sin embargo, por la sabiduría y la voluntad de Dios, él desapareció de la vista de la gente desde el año 329, y aunque todavía está vivo regresará finalmente para liberar al mundo de la violencia y la injusticia que reina, y para llenarlo con justicia y equidad.

Ocultación menor

La Ocultación Menor es el período que se cuenta después del martirio del Imam Hasan ‘Askari (P) hasta el fallecimiento del cuarto y último representante del Imam Mahdi (P). Este período duró aproximadamente 69 años, desde el año 260 hasta el año 329 de la hégira. Durante esta época, el Imam (P) ayudaba a sus seguidores, y los dirigía a través de su comunicación con los cuatro representantes que él tenía.

Ocultación Mayor

La Ocultación Mayor es el período en que el Imam Mahdi (P) entró en la segunda fase de su ocultación. Este período oscila desde el momento en que ocurre la muerte de su cuarto representante y se ha prolongado hasta nuestros días. La diferencia entre la época de la Ocultación Menor y la época de la Ocultación Mayor, es que durante la Ocultación Mayor, el Imam (P) no tiene ningún representante específico en la tierra, y por lo tanto, la gente debe referirse a los sabios islámicos. En este período, no hay comunicación directa entre el Imam (P) y la gente.
Según la doctrina shiíta, aunque el Imam Mahdi (P) se encuentra oculto, todo el mundo y todas las criaturas de Dios se benefician por la bendición de su existencia. En otras palabras, el mundo necesita al Imam (P) para existir. El Imam (P) no sólo posee el Wilayah legislativa (autoridad para legislar) en este mundo, sino que también tiene el Wilayah existencial (autoridad para influenciar sobre lo creado).[1] En las fuentes shiítas, por ejemplo, hay narraciones que declaran que los Imames (P) son los pilares de la tierra. [2]

Representación del Imam (P) durante la época de su ocultación

Según la creencia shiíta, es necesario que Dios asigne a un Imam para guiar a la gente. Esta creencia se establece según dos principios; el principio del “Bien y Maldad Racional” y el “Principio de la Gracia Divina”. Por ello, el Imam (P), quien se encarga de dirigir la vida mundana y religiosa de los seres humanos, debe ser elegido por Dios. En la época de la ocultación del Imam (P), los sabios jurisprudentes tienen la responsabilidad de dirigir a la comunidad. Desde el punto de vista de los shiítas, el gobierno legítimo es el que ha sido establecido de parte de Dios, de parte de Su Profeta (PBD), y de parte de los Imames infalibles (P).

Razones y Filosofía de la ocultación

Aunque todas las razones y secretos de la ocultación del Imam (P) no son conocidos por nosotros, las narraciones islámicas hacen hincapié en tres razones:
1- Probar a los creyentes:
Según las fuentes islámicas, probar a la gente para reconocer a los justos, siempre ha sido una de las costumbres constantes de Dios. La vida está llena de pruebas para la gente, donde los fieles pueden alcanzar la perfección mediante su paciencia, obediencia y el florecimiento de sus talentos y habilidades.

La Ocultación del Imam Mahdi (P) es un medio de prueba para examinar a la gente. En este período de pruebas, aquellas personas con poca fe caen fácilmente en dudas e incertidumbres; pero aquellos creyentes cuya fe ha arraigado en sus corazones, a través de su esperanza al Imam (P) alcanzan niveles más altos de la piedad y de la recompensa divina. Hay un Hadiz donde el Imam Kazim (P) expresa claramente que Dios pone a sus siervos bajo prueba, mediante la ocultación del Imam (P).[3] Según las narraciones, esta prueba es muy difícil[4] por dos razones:

  • Cuando el período de la ocultación sea prolongado, muchas personas caerán en dudas e incertidumbres. Algunos dudarán sobre su nacimiento, mientras que otros cuestionarán si él todavía está vivo. Pero sólo los creyentes sinceros que han llegado a la comprensión profunda de la fe permanecen en su creencia acerca del Imam (P). En un largo Hadiz, el Profeta Muhammad (PBD) aludiendo a este tema, dice: "Mahdi desaparecerá de la vista de sus seguidores, y nadie podrá permanecer estable en su creencia, salvo aquellos que Dios haya hecho sus corazones dignos de la fe.[5]
  • Los problemas y las calamidades que ocurren al final de los tiempos van a cambiar a la gente en la medida en que su fe y su religión serán seriamente afectadas y sería difícil preservarlas en aquella situación.[6]

2. Proteger la vida del Imam (P):
Se entiende de algunas narraciones que si el Imam Mahdi (P) hubiera aparecido desde el principio de su vida, habría sido asesinado como los otros Imames (P). También, si aparece antes del momento adecuado, su vida estará en peligro y por lo tanto, se encuentra oculto para poder cumplir con sus objetivos y las grandes reformas que va a hacer en el futuro por la orden y el permiso de Dios, El Altísimo.[7]
3. Ser libre de aceptar el liderazgo de gobiernos ilegítimos:
Según algunos hadices, el duodécimo Imam (P) no reconocerá a ningún gobierno ilegítimo. Él no está obligado a realizar Taqiya (disimulación) ni va a vivir bajo la bandera de cualquier gobernador opresor. Él llevará a cabo los mandatos de Dios sin ningún miedo ni compromiso. En otras palabras, cuando aparece el Imam (P) no está bajo ningún pacto de cualquier líder o gobierno.[8]

Notas

  1. Kuleini, tomo 1, págs. 196-197
  2. Kuleini, tomo 1, págs. 196-197
  3. Kuleini, tomo 1, pág. 337; Tusi, pág. 204
  4. Tusi, págs. 203-207
  5. Feiz Kashani, pág. 101
  6. Kuleini, tomo 1, pág. 337; Tusi, pág. 202
  7. Kuleini, tomo 1, pág. 337; Tusi, pág. 202
  8. Saduq, pág. 480

Bibliografía

  • Kuleini, Muhammad Ibn Ya’qub, Usul Kafi, Teheran, 1388 hégira lunar.
  • Tabarsi, Fazl Ibn Hasan, A’lam ak-Wara, Beirut, 1399 hégira lunar.