Aleya de Wilayah

De Wiki Shia
Saltar a: navegación, buscar

La Aleya de Wilayah (en árabe: آية الولاية) es el versículo 55 de la quinta sura del Sagrado Corán, la Sura al-Ma’ida, que fue revelado sobre una de las virtudes del Imam Alí (P). Los exégetas musulmanes, sobre todo los shiítas se refieren a esta aleya como una evidencia para probar el Imamato y el liderazgo (Wilayah) del Imam Alí (P).

Texto


إِنَّمَا وَلِيُّكُمُ اللَّـهُ وَرَسُولُهُ وَالَّذِينَ آمَنُوا الَّذِينَ يُقِيمُونَ الصَّلَاةَ وَيُؤْتُونَ الزَّكَاةَ وَهُمْ رَاكِعُونَ

“En verdad, vuestro Wali (protector) es solamente Dios y Su Mensajero y aquellos que tienen fe, que hacen la oración y dan limosna mientras están inclinados rezando.” (Corán: 5: 55)

Causa de la revelación

Según muchos hadices mencionados tanto en las fuentes shiítas como en las sunitas, esta aleya fue revelada en relación al Imam Alí (P). Todas estas narraciones aluden prácticamente al mismo evento:
Un día, un hombre pobre entró en la Mezquita del Profeta (PBD) y pidió ayuda, pero nadie le dio nada. Entonces levantó sus manos hacia el cielo y dijo: "Oh Dios! sé testigo de que yo pedí ayuda en la Mezquita de Tu Profeta (PBD), pero nadie me ayudó”. En este instante, el Imam Alí (P) que estaba rezando en la Mezquita, realizando la inclinación debida de la oración, señaló a aquel pobre con el dedo pequeño de su mano derecha. Entonces, el hombre se acercó y tomó el anillo que estaba en la mano del Imam (P). En esta ocasión, la Aleya de Wilayah fue revelada.[1]

Narradores

Este evento se ha narrado de diferentes maneras en las fuentes shiítas y sunitas. Algunos de los compañeros del Profeta (PBD) que han narrado esta historia son los siguientes:

Implicaciones de la aleya

Desde el punto de vista de los exégetas shiítas, no hay duda en que este versículo fue revelado en relación al Imam Alí (P). Así mismo los eruditos sunitas como Hafiz Nasa’i, Muhammad Ibn Yarir Tabari, Ibn Asakir, Jatib Bagdadi y Ibn Yauzi tienen consenso a este respecto.
La aleya de Wilayah, es una evidencia clara para probar el principio del Imamato, y por lo tanto, los sabios shiítas se refieren a esta aleya para establecer y comprobar el califato del Imam Alí (P), y que el Imam Alí (P) es el sucesor del Profeta Muhammad (PBD).
El verso comienza con el artículo de exclusión "Innama" (en árabe: إنما) donde según los filólogos, en esta aleya, se limita la denominación de Wali (protector) para ciertas personas, es decir Allah, el Profeta (PBD) y el Imam Alí (P).
La palabra "Wali" (en árabe: ولي) se deriva de Wilayah es decir, liderazgo, jefatura y tutoría.
Ibn Manzur dice al respecto: "el Wali de un huérfano es alguien quien es responsable de sus asuntos, y el Wali de una mujer es la persona que posee el permiso para su matrimonio”[8]
Al-Fayyumi dice sobre el significado del término "Wali": "El Wali de una persona es la persona cuya orden es obedecida”.[9]
En general, se puede concluir que el término Wali se refiere a un líder, quien es responsable de las otras personas.
Se ha narrado en el libro al-Kafi que el Imam Baqir (P) dijo:
Allah ordenó a Su Profeta (PBD) aceptar el Wilayah del Imam Alí (P) y le reveló esta aleya: “En verdad, vuestro Wali (protector) es solamente Dios y…” e hizo obligatoria la obediencia a Ulil-Amr (explicado en otra aleya llamada la aleya de Ulil Amr). La gente no sabía qué es el Wilayah, y Allah ordenó a Su Profeta (PBD) que explicase para la gente el concepto del Wilayah; así como el significado de la oración, del azaque, del ayuno y del Hayy.
Al recibir este mandato, el Profeta (PBD) se preocupó por la gente de que lo negasen y no aceptasen este mandato. Fue entonces, que Dios le reveló la Aleya de Tabliq: "¡Oh, Mensajero! ¡Transmite lo que ha descendido a ti procedente de tu Señor! Y, si no lo haces, será como si no hubieses transmitido nada de Su mensaje y Dios te protegerá de las gentes. En verdad, Dios no guía a la gente que no cree." (Corán, 5: 62), Así que el Profeta (PBD) transmitió el asunto del Wilayah por la orden de Dios y declaró el Wilayah del Imam Alí (P) en el día de Gadir, y ordenó a los presentes a que difundiesen este asunto para los ausentes.[10]

Notas

  1. Ihqaq al-Haq, tomo 2, pág. 399; Mayma’ al-Bayan, tomo 3, págs. 324-325
  2. al-Durr al-Mansur, tomo 3, pág. 106
  3. Shawahid al-Tanzil, tomo 1, pág. 232
  4. al-Durr al-Mansur, tomo 3, pág. 106
  5. Fara’id al-Simtain, tomo 1, pág. 194
  6. Shawahid al-Tanzil, tomo 1, pág. 225
  7. Shawahid al-Tanzil, tomo 1, pág. 228
  8. Ibn Manzur, Lisan al-‘Arab, tomo 15, pág. 401
  9. al-Misbah al-Munir, tomo 2, pág. 672
  10. al-Kafi, tomo 1, pág. 289