Su Santidad Muhammad (La paz sea con él y su Descendencia)

De Wiki Shia
(Redirigido desde «Profeta (PBD)»)
Saltar a: navegación, buscar
Muhammad Bin Abdullah Bin Abdul-Muttalib Bin Hashem
Example alt text
Descripción Profeta Muhammad (BPD)
Nombre Muhammad
Apodos Mustafa, Habibullah, Safiullah, Ne’matullah, Jair ul-Jalqullah, Sayyed al-Mursalin, Jatam al-Nabiin
Fecha de nacimiento 17 de Rabi’ al-Awwal del 570 dC
Lugar de nacimiento La Mecca
Fecha de fallecimiento 28 de Safar‐ul‐Muzaffar del 11 H
Lugar de fallecimiento Medina
Cónyuge Jadiya, ‘Aisha, Hafsah, Zaynab hija de Juzaimah Ibn Harith, Umm Habibah hija de Abu Sufian, Umm Salamah, Zaynab hija de Yahsh, Yuwairiah hija de Hariz Ibn Abi Zarar, Safiyah hija de Hayy Ibn Ajtab, Maymunah hija de Harith Ibn Huzn
Hijos Fátima (P), Qasim, Abdul-lah, Umm Kulzum, Ruqaiia, Zainab

Muhammad Bin Abdullah Bin Abdul-Muttalib Bin Hashem (en árabe محمد بن عبد الله بن عبد المطلب بن هاشم) (Año del Elefante/570 dC. En La Mecca / 632 dC en Medina. EL Profeta del Islam, Muhammad (Bpd) es uno de los Archiprofetas (Ulul ‘Azm), y el último Profeta divino cuyo principal milagro fuese el Corán. Su invitación fue al monoteísmo y a la moral. Él fue gobernante, legislador, reformador social y comandante de guerra. A pesar de haber nacido en una comunidad árabe pagana, durante su vida evitó la adoración de ídolos, las obscenidades y del comportamiento común de su sociedad y a la edad de 40 años fue elegido por Dios para ser Profeta. Su principal mensaje era la invitación hacia el monoteísmo y la completación de la excelencia de la moral y de la buena conducta. A pesar de que los idólatras de La Mecca durante años a él y a sus seguidores los tuvieron bajo torturas, ni él ni sus seguidores abandonaron el Islam. Después de 13 años de invitación en La Mecca, emigró a Medina. Su emigración hacia Medina da inicio a la era islámica. En Medina enfrentó muchas guerras contra los paganos que, en general, al final de éstas los musulmanes resultaban salir victoriosos. Con el esfuerzo del Profeta (Bpd) la sociedad árabe de la ignorancia, en poco tiempo cambió hacia una sociedad monoteísta y durante su vida, casi la totalidad de la Península Árabe se había convertido al Islam. En el período posterior a su muerte la difusión del Islam continuó, y hoy es una religión mundial que crece día a día. El Profeta ordenó en varias ocasiones a los musulmanes de que se aferrasen al Corán y a Ahlul Bait (P) , incluso en el suceso de Ghadir, el Imam Alí (P) fue designado como su sucesor.

Biografía

Sobre la vida de Muhammad (Bpd), han surgido abundantes informes y textos históricos claros que afirman los acontecimientos de su vida, en comparación con otros profetas, éstos son más completos y más precisos. No obstante, al igual que otras figuras históricas, todos los detalles de su vida no son claros y existen algunas ambigüedades y conflictos. (Ver: Recursos para aprender sobre la vida del Profeta (Bpd)) A pesar de estas diferencias se puede dar una idea clara de su vida. Pese a estas diferencias se puede dar una imágen clara de su vida.

Nacimiento y Misión Profética

Lineaje, apodo y título

Muhammad ibn (hijo de) ‘Abdullah ibn ‘Abdul-Muttalib (Shaibah Alhamd, ‘Amr) ibn Hashim (‘Amru al-‘Ula) ibn ‘Abd Munaf (Mughirah) ibn Qusayy (Zaid) ibn Kilab (Hakim) ibn Murrah ibn Ka’b ibn Lu‘ayy ibn Ghalib ibn Fehr (Quraish) ibn Malik ibn Nadar (Qais) ibn Kinanah ibn Juzaymah ibn Mudrikah (‘Amru) ibn Ilyas ibn Mazar ibn Nazar (Jaldan) ibn Ma’ad ibn ‘Adnan ibn Isma’il (Ismael) ibn Ibrahim (Abraham) la paz sea con ellos. [1]


Sus apodos eran Abul-Qassim y Abu Ibrahim.[2]
Alguno de sus títulos eran: Mustafa, Habibullah, Safiullah, Ne’matullah, Jair ul-Jalqullah, Sayyed al-Mursalin, Jatam al-Nabiin, Rahmatal ‘Alamin, Nabi Ummi [3]

La madre del Profeta del Islam fue Aminah hija de Wahab Ibn Abd Manaf Ibn Zuhrah ibn Kulab, quien cuando su hijo Muhammad contaba con 6 años y tres meses (según otras fuentes 4 años), en un viaje en el que su hijo fue llevado a Medina para que viera a sus parientes maternos (por parte de su madre Abdul Muttalib , o sea Bani ‘Adyy ibn Nayyar, al momento de su regreso a La Mecca a la edad de 30 años murió, en un lugar llamado Abua’, siendo enterrada en el mismo lugar. [4]

El sabio Maylesi, dice que: la fé shiíta imamí consensua que Abu Talib y Aminah hija de Wahab y Abdula hijo de Abdul Muttalib y los antepasados del Profeta de Dios (Bpd) se vinculan a Adan (P). [5]

Nacimiento

Artículo principal: Nacimiento del Profeta Muhammad

Se desconoce la fecha exacta del nacimiento del Profeta (Bpd) . Ibn Hisham y otros han escrito que su nacimiento ocurrió el año del elefante , es decir, el año en que Abrahá intentó destruir la Ka’aba. Para quienes presenciaron este suceso histórico y lo testificaron con sus propios ojos, quedó manifiesto, pero para otros no es certero, por que hoy día no se puede calcular exactamente en que año sucedió el suceso del elefante. Ya que los historiadores calculan la muerte del Profeta (Bpd) en el año 632 dC y Su Eminencia falleció a la edad de 63 años, entonces el año de su nacimiento debería haber sido entre los años 569-570 dC. [6]
La conmemoración del cumpleaños del Profeta del Islam (Bpd) según el punto de vista de los chiítas sería el 17 de Rabi’ al-Awwal y según el punto de vista de los sunníes sería el 12 de Rabi’ al-Awwal. [7]

Infancia

Artículo principal: Infancia del Profeta del Islam

Los historiadores han escrito diferentes historias sobre su infancia, pero construir seriamente la realidad histórica de la ficción es posible confiando en determinados documentos. Tal evidencia que puede aclarar si tales acontecimientos ocurrieron o no son el Sagrado Corán y la Sunnah. Pero el Corán en este sentido a excepción de breves indicaciones no cuenta con más narraciones. De estas indicaciones y también de lo que han escrito los historiadores y sobre los acontecimientos, podemos saber queMuhammad (Bpd) pasó su etapa de niñez siendo un huérfano. [8]

Su padre, Abdula, después de haber tomado a Aminah hija de Wahab jefe de la tribu de Bani Zuhrah como su mujer, unos pocos meses después de la boda, en uno de sus viajes de negocios, cuando regresaba de Siria, falleció en Yazrib. Algunos historiadores han escrito que Abdulafalleció unos pocos meses después del nacimiento de Muhammad(Bpd) . Sin embargo Muhammad (Bpd) pasó su infancia con su nodriza de la tribu de Bani Asad llamada Halima. A la edad de seis años perdió a su madre y su supervisión recayó en su abuelo Abdul Muttalib. A la edad de 8 años, falleció su abuelo Abdul Muttalib y Muhammad(Bpd) quedó bajo la supervisión de su tío Abu Talib. [9]

En la casa deAbu Talib , su esposa, Fatima Binta Asad era muy amable con Muhammad (Bpd) , tanto que después de la muerte de ésta, el Muhammad (Bpd) dijo: "Hoy ha fallecido mi madre" y él la amortajó con su propia camisa y descendió a su tumba y se recostó a su lado, y debido a eso a él se le dijo: "Hey Profeta de Dios! ¿por "Fátima" te afliges tan duramente? a lo que él respondió: ella en realidad era mi madre, tanto que si sus propios hijos estaban hambrientos ella me daba de comer a mí, a ellos los dejaba polvorientos, y a mí me lavaba y me aseaba, verdaderamente ella era mi madre” . [10]

Su primer viaje a Siria y la predicción del monje cristiano

Los historiadores han escrito que cuando Muhammad (Bpd) era un infante en uno de los viajes a Siria de su tío éste viajó con él y a mitad de la ruta en un lugar llamado Busra un monje cristiano llamado Buhaira vio los signos profeticos en él y éste le aconsejó a su tío y le explicó que este niño lo protegiera del daño de los judíos ya que estos eran sus enemigos. A medida que los caravaneros se dispersaron de alrededor de Buhaira, él mantuvo a Muhammad(Bpd) y le dijo juro por Lat y ‘Azza que aquello que te pregunte me lo responderas! Muhammad(Bpd) era un infante en uno de los viajes a Siria dijo: A mi no me preguntes por los nombres de Lat y ‘Azza ya qu eestos dos ídolos no los conozco bien. Entonces Buhaira le juró por el nombre de Dios. [11]

Juramento de al-Fuzul

De los eventos importantes antes del matrimonio de Muhammad(Bpd) está la participación en un tratado llamado "Juramento de Al-fuzul" en el que un grupo de personas de entre los habitantes de La Mecca se aliaron para «apoyar a cada oprimido y retornarle su derecho». El Muhammad(Bpd) dijo más tarde si otra vez a él le leían ese tratado, él se les uniría. [12]
(véase: La juventud del Profeta -Bpd-)

Su Matrimonio

Muhammad(Bpd) cuando contaba con 25 años Abu Talib le dijo: La caravana de Quraish está lista para partir hacia Sham (la Gran Siria). Jadiya hija de Jawalid te dará un capital para que comercies y serán socios de las ganancias obtenidas. Si es que tu lo aceptas. Entonces habló con Jadiya sobre este tema y él aceptó. De Ibn Ishaq ha sido narrado sobre este tema que debido a que Jadiya conocía la integridad y decencia de Muhammad (Bpd) le envió un mensaje diciendole si es que vienes a comerciar con mi capital de otorgaré mayores utilidades que a los demás. [13]

El Profeta del Islam (Bpd) : خِيارُکم خِيارُکم لِنِسائِهِم [Traducción: El mejor de entre vosotros es quien es el mejor de vosotros con sus mujeres] Mensaje del Profeta, pp 432-433.

Este viaje le otorgó abundantes beneficios a Jadiya, ya que, tomó a un hombre que era conocido por su confianza, honestidad e integridad. Tras este viaje comercial fue que Jadiya consideró a Muhammad (Bpd) para casarse. Se ha escrito que la edad de Muhammad (Bpd) era de 25 años y la edad de Jadiya de 40 años. Pero según con los hijos que Jadiya dio a luz, existe la posibilidad de que su edad haya sido menor a la señalada y los historiadores árabes eligieron el número 40 debido a que es un número completo.[14]
Jadiya le dio al Profeta (Bpd) hijos que murieron cuando éstos eran tan sólo unos infantes y entre las hijas la más célebre fue Su Santidad Fátima (P). (Véase: Hijos del Profeta Bpd)). Jadiya vivió aproximadamente 25 años con el Profeta de Dios (Bpd) y en el año 10 de la revelación a la edad de 65 años, un año y seis meses después de salir Bani Hashem de la rama de Abi Taleb falleció. Después de su fallecimiento el Profeta (Bpd) se casó con Sawda hija de Zahmat Ibn Qais. Las siguientes son sus posteriores esposas: ‘Aisha, Hafsah, Zaynab hija de Juzaimah Ibn Harith, Umm Habibah hija de Abu Sufian, Umm Salamah, Zaynab hija de Yahsh, Yuwairiah hija de Hariz Ibn Abi Zarar, Safiyah hija de Hayy Ibn Ajtab, Maymunah hija de Harith Ibn Huzn. [15]

Hijos

Artículo principal: Hijos del Profeta del Islam

Los hijos del Profeta del Islam (Bpd), con excepción de su Santidad Fátima (P), todos fallecieron durante la vida del Profeta (P) y la descendencia del Profeta (Bpd) continuó sólo a través de Fátima (P). En total tuvo tres hijos y cuatro hijas:

  • Qassim (Primer hijo del Profeta de Dios que murió a la edad de 2 años en La Mecca.)
  • Zaynab (murió el año 8 en Medina)
  • Ruqaiah (murió el año 2 en Medina)
  • Fátima (murió el año 11 en Medina y la descendencia del Profeta de Dios continuó solamente a través de ella)
  • Abdullah (nació después del inicio de la misión profética en La Mecca y murió en el mismo lugar)

Instalación de la piedra negra

Artículo principal: Piedra negra

El acontecimiento (incidente) que sucedió antes de la misión profética de Muhammad (Bpd) y en el que las personas de La Mecca vieron su posición, es el relato de la instalación de la Piedra negra. Sabemos que la Ka’aba en la época de la ignorancia también era respetada por los árabes. Un año las inundaciones afectaron la Ka’aba y rompieron sus muros. Quraish levantó los muros ya que querían instalar la Piedra negra, surgieron diferencias entre los líderes tribales. El jefe de cada tribu quiso honrar su destino. Finalmente la situación llegó muy lejos. Los líderes tribales trajeron una jofaina llena con sangre y sumergieron sus manos en el interior de esta y esta acción fue como un juramento por medio del cual deberían luchar hasta ganar. Finalmente se aceptó que la primera persona que de la tribu de Bani Shaybah entrara a la mezquita aceptarían su arbitraje. La primera persona que entró fue Muhammad (Bpd). Los líderes de Quraish dijeron él es honesto, aceptaremos su juicio. Entonces le contaron a él la historia. Muhammad (Bpd) dijo: "Extiendan una tela", y cuando lo hicieron, él puso la Piedra Negra en el medio de ésta tela y dijo a los líderes de cada tribu que tomaran cada uno de ellos una esquina de esta tela, y una vez que tomaron la tela y la elevaron, él mismo, sacó la Piedra Negra y la instaló en su lugar, de esta forma con su juicio se evitó un gran derramamiento de sangre . [17]

De la Misión Profética a la Emigración

Artículo original: Misión profética.

Según famosos dichos shiítas imamíes, el inicio de la misión del Profeta (Bpd) ocurrió el día 27 del mes de Rayab. [18]

Cercano a los años de la misión profética Muhammad (Bpd) se alejó de los hombres y se dedicó a la adoración del Dios único. Un año en una montaña aislada de nombre Hira se aisló un mes completo dedicado a la adoración [Véase تحنّث. Durante este período cada necesitado que se le acercaba, él le daba de comer. Después de haberse saciado de la adoración regresó a La Mecca y antes de ir a su casa realizó siete o más circunvalaciones en torno a la Ka’aba y después se dirigió a su casa. [19]

Uno de esos años de sus retiros espirituales en Hira es que fue elevado a Profeta. Muhammad (Bpd) dijo:

"Gabriel se me acercó y me dijo: Lee, y le dije No se leer, nuevamente me dijo, lee, y le respondí: ¿Qué leo? Y me dijo: Lee en el nombre de tu Señor quien te ha creado" («اقرا باسم ربک الذی خلق»(. Como es bien conocido, su edad al momento de su designación como Profeta, era de 40 años.
[20]

A medida que descendían las primeras aleyas de la sura Al-Alaq sobre el Mensajero de Allah (Bpd) y con la llegada de la profecía, regresó a La Mecca desde su lugar de retiro. En tal estado, que hasta esa noche para el no tenía antecedente, es natural que antes de hacer cualquier otra cosa se dirigiera hacia su casa. Tres personas vivían en su casa. La honorable dama Jadiya, su primo Alí ibn Abi Talib (P) y Zayd ibn Harizah. [21]
El Profeta (Bpd) comenzó la invitación al Monoteísmo con su familia y la primera persona en abrazar la fe fue su esposa Jadiya, y de entre los hombres, fue su primo Alí ibn Abi Talib (P) quien en ese momento se encontraba bajo la custodia del Profeta (Bpd).[22]
En diferentes fuentes islámicas, se ha mencionado los nombres de Abu Bakr y a Zayd ibn Harizah]] como los primeros conversos al Islam. [23]
(Véase: Los primeros conversos al Islam) Aunque la invitación inicial era muy limitada, pero con un número creciente de musulmanes, no se pudo evitar que algunos grupos de conversos al Islam fueran a los alrededores de La Mecca y que celebraran la oración con el Profeta (Bpd). [24]
(véase la invitación secreta).

Invitación abierta

Se ha escrito que después de esto fue que Muhammad (Bpd) recibió la profecía y durante un período de tres años su invitación fue secreta. Pero de acuerdo con el orden del descenso de las aleyas del Generoso Corán se dice que desde el inicio de la misión profética a la invitación pública hubo poca distancia. [25]
Desde el inicio el Profeta (Bpd) incitaba a la gente a abandonar su adoración de ídolos y les invitaba a la adoración del Dios único. Al inicio las oraciones eran de dos unidades (raka’at). Posteriormente, a excepción de los viajeros, se hicieron obligatorias cuatro unidades y para los viajeros dos unidades. Los musulmanes al momento de la oración y de sus adoraciones a Dios se ocultaban de la gente. Y observaban las oraciones en las montañas y lugares remotos y alejados de la gente. Poco a poco los musulmanes se distribuyeron en La Mecca. [26]
Como es bien conocido, a medida que transcurrieron tres años de su misión profética su Señor le ordenó abiertamente que le recitará a la gente que le rezaran al Dios único:

وَأَنذِرْ‌ عَشِيرَ‌تَكَ الْأَقْرَ‌بِينَ ﴿٢١٤﴾ وَاخْفِضْ جَنَاحَكَ لِمَنِ اتَّبَعَكَ مِنَ الْمُؤْمِنِينَ ﴿٢١٥﴾ فَإِنْ عَصَوْكَ فَقُلْ إِنِّي بَرِ‌يءٌ مِّمَّا تَعْمَلُونَ ﴿٢١٦﴾

Traducción:

Y amonesta a tus familiares más cercanos y protege bajo tus alas a los creyentes que te sigan. Pero si te desobedecen, di: «Yo soy inocente de lo que hacéis.»

Ibn Ishaq escribió ya que estas aleyas le fueron reveladas, el Profeta (Bpd) le dijo a Alí (P): Oh Alí, Dios me ha mandado que le diga a mis parientes más cercanos que le adoren a Él, que sacrifique un cordero y que les proporcione una porción de pan y una jarra de leche. Alí (P) así lo hizo y ese día se reunieron 40 personas o cerca de 40 personas de entre los hijos de Abdul Muttalib y todos los comensales se satisfacieron con aquellos comestibles, pero al momento en el que el Profeta de Dios (Bpd) quizo comenzar su discurso, Abu Lahab dijo él los ha hechizado, así la reunión fue interrumpida. Un día el Profeta de Dios (Bpd) les llamó y les dijo: ¡Hey hijos de Abdul Muttalib! No creo que haya alguien mejor que yo entre los árabes que haya sido enviado para ustedes, para su propio pueblo haya sido enviado. Les he traído esta vida mundanal y la vida del más allá.[27]
Tabari escribe: Ya que el Profeta de Dios (Bpd) les hizo llegar su invitación a su familia, dijo: ¿Quién de ustedes puede ayudarme a hacer este trabajo y que sea para mí mi hermano, mi albacea y mi califa entre ustedes? Todos estaban en silencio, y Alí (P) dijo: Hey Profeta de Dios! Aquél soy yo. El Profeta (Bpd) dijo: Éste será mi albacea y mi califa entre ustedes; oigan sus palabras y obedezcan sus órdenes. [28]
Así pues, ha sido relatado, otros historiadores y escritores también lo han mencionado y se encuentra entre los hadices famosos.
[29]

El Profeta del Islam (Bpd): حُسنُ الخُلقِ و حُسنُ الجَوارِ یَعمرانِ الدیارِ Traducción: La Buena Moral y la buena vecindad, hacen florecer el mundo.


Gradualmente aumentó el número de musulmanes y la preocupación de los líderes de Quraish era también mayor. Ellos se acercaron a Abu Talib (tío y protector del Profeta (Bpd)) y le solicitaron que dejara la invitación que su sobrino había comenzado. Un día le solicitaron a él que los llevara hasta donde Muhammad (Bpd) para asesinarlo y él en su lugar los llevó hasta el edificio de Bin Walid quien era un hermoso jóven y según sus creencias esto era una buena idea. Abu Talib dijo: Les doy a mi hijo para que lo maten y a cambio crío a sus hijos? Que tarea más difícil. [30]
Los Quraishíes de acuerdo a las alianzas tribales no lograron dañar al Profeta (Bpd), ya que de esta forma se habrían involucrado con los Bani Hashim, y era posible que también produjeran otras calamidades y les resultase una difícil tarea. Por este motivo, sus desacuerdos con el Profeta (Bpd) no llegaron más allá del límite de hablar mal de él y de inflingirle otros daños menores. Pero a los nuevos musulmanes indefensos les hacían daño en la medida de lo posible [31]
. Poco a poco se convirtió en un aparente conflicto. Los Quraishíes nuevamente se acercaron a Abu Talib y le solicitaron que el camino que había elegido su sobrino, lo detuviera.[32]

La Emigración de los musulmanes a Abisinia

Artículo original: Emigración a Abisina

Cronología de la vida del Profeta en La Meca
Acontecimientos importantes en la vida del Profeta en La Meca
569 Muerte de Abdulá (su padre)
570-571 Nacimiento de Muhammad
576 Muerte de Aminah (su madre
578 Muerte de AbdulMutalib (su abuelo y protector)
583 Viaje commercial a Sham (Siria)
595 Matrimonio con Jadiya
605 Nacimiento de Fátima Zahra (según narraciones sunníes)
610 Misión profética e inicio de la profecía
613 Invitación tribal e inicio de la invitación abierta y popular
614 Inicio del acoso hacia los musulmanes de parte de los habitantes de La Meca
615 Nacimiento de Fatima Zahra (según narraciones shiítas)
615 Emigración de un grupo de musulmanes hacia Abisinia
616 Inicio del bloqueo de Bani Hashem a la rama de Abu Talib
619 Fin del bloqueo de Bani Hashem a la rama de Abu Talib
619 Año de la tristeza: Fallecimiento de Abu Talib y de Jadiya
620 Isra’ y Mira’y
621 Primer tratado de ‘Aqaba (alianza de las mujeres)
622 Segundo tratado de ‘Aqaba (Alianza de guerra)
622 Emigración de musulmanes hacia Yazrib

De la misma manera que la cantidad de nuevos musulmanes aumentaba, la enemistad y oposición hacia Muhammad (Bpd) también se hacía mayor. Pero el Profeta (Bpd) se apoyó en Abu Talib y debido a la alianza tribal que existía éstos no pudieron dañar su persona. Pero en comparación a sus seguidores, especialmente quienes carecían de apoyo, no vacilaron en acosarles y en aplicar su rigurosidad y abusos contra ellos. La persecución de los nuevos musulmanes resultó muy costoso para el Profeta (Bpd). Inevitablemente les ordenó que se dirigieran hacia Abisinia. Diciéndoles: En ese territorio hay un reinado en el que nadie les oprimirá, vayan y quedense allí hasta que Dios el Altísimo los libere de este infortunio. Los Quraishíes fueron informados de la emigración de los nuevos musulmanes, Amru Bin’As y Abdulá Bin Abi Rubay’ah se dirigieron hasta donde Nayashi (Negus), rey de Abisinia, para que los enviara de regreso. El Nayashi una vez que escuchó a los representantes de Quraish se negó a entregar a los musulmanes. Por lo tanto, los representantes de Quraish regresaron a La Mecca con las manos vacías. [33]

El Asedio a Bani Hashim

Artículo principal: Ramas de Abu Talib

Los Qureishíes ya que veían como los musulmanes de La Mecca progresaban día a día, y veían también que los emigrantes a Abisinia no habían sido deportados por el Negus, decidieron presionar económicamente a Muhammad (Bpd) y a Bani Hashim . De este modo, escribieron un pacto en el que nadie podría dar mujeres a los hijos de Bani Hashim y de Abdul Muttalib, y tampoco tomar mujeres de entre estos. Tampoco deberían tomar o dar nada de lo que estos vendiesen o comprasen. A continuación este pacto lo colgaron de la Ka’aba. En lo sucesivo los Bani Hashim y Bani Abdul Muttalib,tuvieron que irse a vivir a un valle llamado Shi’b Abu Yusef, el cual fue llamado más tarde Shi’b Abu Yusef [34]
El asedio de Bani Hashim se prolongó por 2 o 3 años. En este período, que ellos a penas sobrevivían, y siendo de noche, uno de sus parientes les trajeron de contrabando algo de trigo y otros alimentos para ellos. Una noche, Abu Yahl, que era un enemigo acérrimo de Bani Hashim, fue informado de ello, y detuvo a Hakim bin Hazam de llevar trigo a Jadiya [35]
. Otros interfirieron y criticaron a Abu Yahl por la gravedad de sus actos. Con el tiempo, algunos de los Qureishíes se sintieron culpables y decidieron aliarse con los Bani Hashim. Se preguntaban por qué Bani Majzum deben vivir una vida fácil, mientras que los hijos de Hisham y Abdul Muttalib deben vivir en la dificultad. Por lo tanto, estos decidieron cancelar el trato, y algunos de los que habían firmado el tratado decidieron romperlo. Ibn Hisham Ibn Ishaq narra de que cuando iban a la Ka’aba, vieron que ya había sido devorado por las termitas y que sólo la frase "Bismik Allahumma" [En tu nombre Oh Dios] quedaba de este. Ibn Hisham narra que Abu Talib fue a una reunión de los Qureishíes y dijo: "Mi sobrino dice que las termitas se han comido el tratado y que sólo el nombre de Dios permanece. Véanlo por ustedes mismos, y si él tiene razón, terminen el asedio. Y si él está mintiendo se los voy a entregar a ustedes". Cuando ellos fueron a ver el tratado, vieron que las termitas de hecho se lo habían comido todo a excepción de la parte en el nombre de Dios. Fue de esta manera que las sanciones contra Bani Hashim terminaron y salieron del valle.[36]

La Inmigración a Medina

Artículo principal: Hégira, Jadiya y Abu Talib

Viaje a Ta’if

Poco después de que el Profeta (Bpd) salió del valle, dos de sus más cercanos seguidores, Jadiya y Abu Talib, fallecieron. Cuando Abu Talib falleció, el Profeta (Bpd) perdió a uno de sus más importantes colaboradores y fuentes de protección. [37]
Los politeístas utilizaron su muerte como una oportunidad para hostigar aún más al Profeta (Bpd) y a los musulmanes. Los esfuerzos del Profeta (Bpd) fracasaron cuando invitó a los residentes de los alrededores de La Mecca al Islam (especialmente Taif), y él regresó a La Mecca decepcionado.[38]

Situación de Medina

Más tarde, el Profeta (Bpd) pensó de la ciudad de Yazrib (actualmente conocida como Medina) como un lugar con un buen potencial para invitar a la gente al Islam. Los historiadores han narrado que a veces las peleas estallaban entre los judíos de la ciudad y los árabes idólatras. En estos encuentros, los judíos les decían que pronto un profeta de los hijos de Israel vendrá y nos llevará, y seremos superiores a vosotros. Debido a esto, el pueblo de Yazrib estaba familiarizados con la idea de la venida de un nuevo profeta.

Por otra parte, otras tribus de los alrededores de la ciudad estaban constantemente luchando entre sí. Unos años antes de que comenzara la misión del Profeta (Bpd), una feroz batalla estalló entre las tribus de Aws y Jazray. Esta batalla fue conocida como ‘Yawm Bu’az’: el Día de Bu’az. En esta batalla, muchas personas de ambas tribus fueron asesinadas. Ambas tribus se habían agotado producto de la guerra y estaban buscando la paz y la tregua. Sin embargo, de acuerdo con su tradución, una tregua no pudo ser alcanzada a menos de que se hubiese dado una compensación por todos los muertos de ambas partes. La cantidad de una compensación tenía que ser determinada por una persona noble cuya autoridad podría ser aceptada por todos y ser alguien que no hubiese participado en los conflictos.

El Profeta (Bpd) dijo:

"[La entrada al] El Paraíso está prohibida para cualquier persona que sea malhablada".


Encontrar a una persona así en Yazrib era imposible porque todos los jefes de las tribus habían participado en estas batallas. Además, ninguno de estos jefes aceptaría ser menospreciado frente a los demás (es decir, por la aceptación de la autoridad de otro jefe sobre ellos mismos). Está escrito que las personas de Yazrib querían elegir a Abdulá Bin Ubay Bin Abu Salul como el gobernador de la ciudad, ya que este era un hombre poderoso que se había mantenido neutral en las luchas tribales. De hecho, se ha narrado que incluso hicieron una corona para él. Mientras tanto, sin embargo, algo más sucedió en La Mecca para cambiar el curso de la historia de la ciudad de Yazrib.

El Profeta (Bpd) visita con los peregrinos del Hayy de Medina

El Profeta (Bpd) solía visitar a las tribus que llegaban a La Mecca durante la temporada de peregrinación (Hayy), y los invitaba al Islam. Un año, seis personas de la tribu de Jazray lo vieron y él propagó a ellos el mensaje del Islam. Ellos abrazaron su mensaje de paz y piedad y dijeron: "Nosotros vamos a ir hacia nuestra gente y los informaremos y tal vez la guerra abandone nuestra ciudad gracias a ti. Si nos unimos a ti, tu serás más querido por nosotros".

Estas seis personas regresaron a Yazrib e informaron a la gente de la ciudad sobre la invitación de Muhammad (Bpd). La mayoría de los habitantes de la ciudad estaban contentos porque habían oído la historia de un mensajero profetizado y quería traer honor a su ciudad con su misión. La otra ventaja era que esta persona fue elegida por Dios, y no por las propias tribus. Además, él no era uno de los habitantes de la ciudad (y por lo tanto fue imparcial) y no había participado en ninguna de las guerras.


Primera Lealtad de ‘Aqaba

Artículo principal: Primera Lealtad de ‘Aqaba

Al año siguiente, doce personas de Medina dieron lealtad a Muhammad (Bpd) después de la peregrinación al Hayy en una zona llamada ‘Aqaba. Ellos se comprometieron a no atribuir cualquier persona asociada a Dios, a no robar, a no cometer adulterio, a no matar a sus hijas, a no calumniar a nadie y obedecer al Profeta Muhammad (Bpd) en sus órdenes. El Profeta (Bpd) a continuación, envió a uno de los musulmanes, Musa’ab bin Umayr, con ellos a Yazrib con el fin de enseñarles el Corán y reportar al Profeta (Bpd) con una evaluación de la situación de la ciudad y si la gente era receptiva al Islam.

Segunda Lealtad de ‘Aqaba

Artículo principal: Segunda Lealtad de ‘Aqaba

Al año siguiente (13dH), 73 hombres y mujeres se reunieron de nuevo después de la peregrinación en ‘Aqaba. El Profeta (Bpd) se dirigió a ellos con su tío ‘Abbas bin Abdul Muttalib. Se ha informado de que ‘Abbas les habló primero a ellos y dijo: "¡Oh pueblo de Jazray! Muhammad (Bpd) es uno de nosotros y nosotros le protegimos de todos los daños tanto como pudimos. Ahora, él (Bpd) vendrá a ustedes, así que apoyenlo si pueden y mantengalo alejado de sus enemigos. De lo contrario, déjenlo ir ahora" . Ellos respondieron diciendo; " Nosotros te hemos escuchado, ¡Oh Mensajero de Dios! ¡Dinos lo que proviene de ti y de tu Dios por favor!" . El [[ Profeta (Bpd) recitó algunos versos del Corán y luego les dijo: "Acepto su lealtad hacia mí, como la de sus familiares". Los representantes de la gente de Medina propetieron lealtad a él (Bpd) y se comprometieron a ser enemigos de sus enemigos, amigos de sus amigos, y a estar en guerra con quienes estuviesen en guerra con él (Bpd). Ellos llamaron a este juramento de lealtad "Bay’at al-Harb". Después de esta alianza, el Profeta (Bpd) permitió a los musulmanes emigrar hacia Yazrib. Ellos fueron a Yazrib y allí fueron recibidos calurosamente. Quienes emigraron a Medina después fueron llamados los Muhayirin [i.e. los Inmigrantes] y los que les recibieron y les alojaron fueron llamados los Ansar [i.e. los auxiliadores].

La Conspiración de Dar al-Nadwa

Los jefes de Qureish consideraron que el Islam planteaba un peligro para ellos, sobre todo cuando descubrieron que un nuevo grupo se había convertido, llevando el Islam a ser más establecido. Ellos se sentían más amenazados por el hecho de que el pueblo de Medina había prometido su lealtad al Profeta (Bpd). Estaban aterrorizados por la posibilidad de que el Profeta (Bpd) se vengaría de ellos por toda la tortura y acoso que él y sus seguidores habían enfrentado de ellos. De hecho, ellos pensaron que incluso si el Profeta (Bpd) no quería hacer la guerra contra ellos, todavía seguiría siendo una grave amenaza para ellos ya que Yazrib era la ciudad más grande cercana a La Mecca. Los comerciantes de Qureish viajarían a Yazrib para vender sus productos, y cada uno de ellos tenía valiosos clientes, importantes para el éxito de sus negocios. Ellos sufrirían una gran pérdida económica si llegasen a perder el acceso a esa ciudad. Para evitar tal pérdida, ellos llegaron a la conclusión de que tenían que hacer caso omiso a sus pactos tribales y asesinar a Muhammad (Bpd). Sin embargo, causarle la muerte no sería una tarea fácil, porque si lo hicieran, Bani Hashim no podría permane er en silencio y se vengarían de ellos. Así, se celebró una reunión en Dar al-Nadwa con el fin de encontrar una solución a su problema, y llegaron a la conclusión de que un joven de cada tribu atacaría a Muhammad (Bpd) y así lo matarían juntos. De esta manera, su asesino no sería tan sólo una persona y Bani Hashim no podría vengarse porque no podrían librar una guerra contra todas las tribus de La Mecca, y se verían obligados a aceptar una compensación en lugar de tomar venganza.

Esa noche, cuando los Qureish trataron de llevar a cabo el asesinato de Muhammad (Bpd), él (Bpd) ya había dejado La Mecca por orden de Dios, y Alí (P) esa noche se acostó en su cama. El Profeta (Bpd) ya se había propuesto viajar con Abu Bakr bin Abu Quhafa. Ellos se quedaron en una cueva llamada Zawr, cerca de La Mecca, durante tres días para que aquellos que los perseguían no los encontrasen y tuvieran que regresar a La Mecca con las manos vacías. Entonces, el Profeta (Bpd) y Abu Bakr continuaron su camino hacia Yazrib, sin dejar rastro alguno.

De la Emigración a su fallecimiento

Hay un desacuerdo entre los historiadores en cuanto a qué día de Rabi’ al-Awwal el Profeta (Bpd) dejó La Mecca y cuándo llegó a Medina. Ibn Hisham narra que el Profeta (Bpd) llegó a Quba el lunes 12 de Rabi’ al-Awwal. Ibn Kalbi ha escrito que salió de La Mecca el lunes primero de Rabi’ al-Awwal y que llegó a Quba el viernes 12 de Rabi’ al-Awwal. Algunos otros historiadores han narrado que el Profeta (Bpd) llegó a Quba el 8 de Rabi’ al-Awwal. Historiadores europeos y musulmanes más contemporáneos han dicho que le tomó nueve días para llegar a Quba, y él llegó allí el 12 de Rabi’ al-Awwal del 14 dH/24 de Septiembre de 622 dc. Más tarde, fue utilizada la emigración del Profeta (Bpd) a Medina para marcar el comienzo del calendario islámico. Sin embargo, el mes de Muharra se convirtió en el primer mes del calendario. Cuando el Profeta (Bpd) llegó a Quba, él construyó una mezquita, que hoy todavía existe y se llama Mezquita de Quba.

Alí (P) permaneció en La Meca durante tres días después de que el Profeta (Bpd) partió hacia Medina. Él regresó todo lo que la gente había confiado al Profeta (Bpd), y luego él mismo viajó a Medina junto a otros miembros de la familia del Profeta (Bpd) incluyendo Fátima (P), su amada hija. Ellos se unieron al Profeta (Bpd) en la casa de Kulzum bint Hadam en Quba, antes de juntos dirigirse a Medina]].[39]

El Profeta llegó a Medina el viernes con un grupo de personas de Bani Nayyar. Él hizo la primera oración del viernes con la tribu de Bani Salim bin ‘Awf. Cuando él entró a la ciudad, cada familia que quería acogerle a fin de honrar a sus familias. Muhammad (Bpd) dijo:"Dondequiera que mi camella se siente, será el lugar donde estará mi casa". En respuesta a la invitación de la gente, él dijo: "Mi camello es sólo un agente y sabe a dónde ir". Esta creativa solución de él era similar en su eficacia al colocar la Piedra Negra (Hayar al-Aswad) de la Ka’aba en La Mecca varios años antes. Allí, se evitó una masacre y aquí, impidió cualquier desunión, el potencial de alguien tomando ventaja de su lugar de residencia, y que otros se sintieran frustrados por no tener esa oportundidad. La camella del Profeta (Bpd) se sentó frente a las casas de Bani Malik Bin Nayyar, donde una mezquita con el mismo nombre fue construida más tarde (y ahora es parte de la Mezquita del Profeta -Bpd-). Èsta era propiedad de dos huérfanos quienes allí secaban dátiles. El Profeta (Bpd) compró la propiedad de Ma’adh Bin ‘Afra’, que era su tutor y también construyó una mezquita allí, la cual ahora es la parte principal de la mezquita actual. Abu Ayyub Ansari tomó el equipaje y pertenencias del Profeta (Bpd) a su casa y así el Profeta (Bpd) se quedó en su casa temporalmente hasta que ellos construyeron una habitación para él. Muhammad (Bpd) les ayudó en la construcción de la mezquita. Ellos también construyeron una extensión para que vivieran en ella los compañeros pobres del Profeta (Bpd). Ellos más tarde se convertirían en los famosos compañeros de Suffa y fueron elegidos compañeros del Profeta (Bpd).

La emigración del Profeta (Bpd) de La Mecca a Medina, que más tarde se conoció como la Hégira, fue un hito en la vida del Profeta (Bpd) y en la historia del Islam. Después de esta emigración, él no sólo predicaba el monoteísmo, sino que también era el jefe de un gobierno que estableció una sociedad basada en el Islam. En este período, el Profeta (Bpd) envió a algunas personas hacia otras tribus para predicar el Islam y también envió cartas a los gobernantes y reyes de naciones vecinas, a fin de invitarlos al monoteísmo.[40]

El número de emigrantes iba aumentando cada día y los ansar aceptaron acogerles en sus casas. En primer lugar, el Profeta (Bpd) hizo un vínculo entre la hermandad de emigrados y los Ansar y tomó a Alí (P) como su propio hermano. También había un par de personas que habían aceptado el Islam de palabra, pero carecían de verdadera fe, es decir, eran hipócritas (Munafiqin). Poco después el Profeta (Bpd) entró a Medina, estableciendo allí las convenciones y normas entre los diferentes grupos de personas en la ciudad, incluídos los judíos, por lo que todo el mundo podía gozar de derechos humanos y sociales.[41]

Hipócritas y Judíos

Aunque la mayor parte de la población de Medina era musulmana o amigos del Profeta (Bpd), todos los habitantes de la ciudad y sus alrededores no estaban completamente enamorados del Profeta (Bpd). ‘Abdala Bin Abiyy, quien iba a convertirse en el jefe de la ciudad, y fue privado de esto debido a que la gente aceptó el mensaje del Profeta (Bpd), no estaba feliz, y tampoco permaneció en silencio. Aunque él se hacía llamar a sí mismo musulmán, en realidad él estaba tramando una conspiración contra Muhammad (Bpd) y los musulmanes, y para esto se relacionó con los judíos de Medina quienes también querían conspirar contra el Profeta (Bpd).[42]

Tales personas fueron nombradas hipócritas y se habla de ellas en los primeros versos del Sagrado Corán que fue revelado por el Profeta (Bpd) en Medina. Esto se debió a que estaban causando problemas al Profeta (Bpd) y a los musulmanes. Tratar con ellos es más difícil que tratar con los no musulmanes, ya que ellos se llaman a sí mismos musulmanes, y por lo tanto el Profeta (Bpd) no puede luchar con ellos abiertamente.[43]

Los versículos del Corán les amenaza diciendoles que Allah y el Profeta (Bpd) estaban concientes de sus verdaderas creencias, y sabían que se hacían llamar musulmanes tan solo como una conspiración para protegerse a sí mismos[44]
.:

"Cuando los hipócritas vienen a ti, dicen: «Damos testimonio de que, en verdad, tu eres el Mensajero de Dios. Y Dios sabe que tú eres Su Mensajero y Dios da testimonio de que, en verdad, los hipócritas son unos mentirosos»"
[45]


‘Abdalá continuó causando problemas hasta que murió el año 9dH. Aunque los judíos habían ganado varios derechos en los Convenios de Medina (en la medida en que podían tener una parte de un botín de guerra), no estaban felices viviendo con los musulmanes a pesar de que fingían amistad con ellos y algunos de ellos incluso se habían convertido al Islam. La razón de este descontento fue que antes del gobierno islámico, ellos controlaban la economía de la ciudad y negociaban ampliamente con los beduinos y politeístas de La Mecca. Ellos esperaban que ‘Abdala bin Abiyy se convirtiera en el jefe de La Mecca y que de esa forma su poder financiero aumentara. Sin embargo, la llegada de Muhammad (Bpd) y la expansión del Islam]] lo impidieron. Por otra parte, ellos no podían aceptar un profeta que no fuera de linaje judío. Por lo tanto, ellos expresaron su oposición a Muhammad (Bpd). Al parecer, ‘Abdala bin Abiyy fue instrumental en la provocación de ellos. Los judíos clamaban que "profeta que esperaban no es Muhammad", y mencionaron los versos de la Torá y de la Biblia que contradecían los versos del Corán, diciendo que "lo está en el Corán no es lo mismo que está en nuestros libros ". Algunos de los versos del Corán que luego fueron revelados al Profeta (Bpd), sugieren que los versos de la Torá y la Biblia habían sido distorcionados con el tiempo por los estudiosos judíos para promover sus posiciones. Por último, el Corán trató de cortar la relación entre el Islam, cristianismo y judaísmo, y eso también fue eficaz al momento de mostrar a los árabes que eran una nación independiente en contra de los judíos:

"¡Oh gente de la Escritura (sagrada)! ¿Por qué discutís sobre Abraham]] si laTorá y la Biblia no fueron hechos descender sino hasta después de él? ¿Es que no razonáis?.(65) Vosotros sois aquellos discutíais sobre lo que no conocíais. ¿Por qué discutís sobre lo que no tenéis conocimiento? Dios sabe, y vosotros no sabéis (66). Abraham]] no era ni judío ni cristiano, sino que era un buscador de la Verdad, sometido a Dios [musulmán] y no era de los politeístas (67)".
[46]

Dirección de la Qibla

La Ka’aba en el Masyid al-haram es la Qibla de los musulmanes

El Profeta (Bpd) oró hacia la Mezquita de Al-Aqsa en Palestina durante diecisiete meses después de entrar en Medina. Los judíos solían burlarse del Profeta (Bpd) diciendo que: "Muhammad no tuvo qibla hasta que nosotros se la enseñamos". Estas burlas alteraron al Profeta (Bpd) y un día, en Sha’ban del 2dH, mientras él realizaba las oraciones de la tarde en la mezquita Bani Salama, el siguiente versículo le fue revelado:

"Vemos que, a veces, tornas tu rostro hacia el cielo. Así que te volveremos hacia una Qibla que te satisfaga. Vuelve, pues, tu rostro hacia la Mezquita Sagrada y donde quiera que estéis, volved vuestros rostros en dirección a ella."
— (2:144)

El Profeta (Bpd) al instante s e volvió hacia la Ka’aba. A partir de entonces, la mezquita se hizo conocida como la Mezquita Dhul Qiblatayn (mezquita de las dos Qiblas). A los judíos e hipócritas les molestaba que la qibla hubiese cambiado desde la mezquita al-Aqsa a la Ka’aba. Estos criticaron a los musulmanes preguntandoles: "Por qué si anteriormente te orientabas en dirección a la mezquita de Al Aqsa, y luego, te orientas en dirección a la Ka’aba". En respuesta, fue revelado el siguiente versículo:

"Los estúpidos de entre las gentes, dirán: ¿Qué les ha hecho dar la espalda a la qibla a la que se orientaban? Di: A Dios pertenecen el Oriente y el Occidente. El guía a quien quiere hacia un camino recto".
— (2:142)

Batalla de Badr

Artículo principal: Batalla de Badr

Dado que el Profeta (Bpd) había hecho la segunda alianza con la gente de Medina en ‘Aqaba, una batalla con los Qureishíes parecía inevitable. La primera confrontación con Quraish se llevó a cabo durante el mes de Safar, en el segundo año después de la Hégira y esta confrontación fue llamada Ghazwa Abwa’ o Wuddan. No hubo enfrentamiento violento en esta confrontación. Otro enfrentamiento, Ghazwa Buwat, ocurrió en Rabi’ al-Awwal del mismo año. También en este caso, no hubo enfrentamiento violento. Luego, en Yamadi al-Ula, hubo noticias de que una caravana de Quraish liderada por Abu Sufyan había comenzado a viajar desde La Mecca hacia Damasco. El Profeta (Bpd) fue a una zona llamada Dhat al-Ashira para enfrentarles allí, pero la caravana ya había pasado antes de que los musulmanes llegaran. [47]
El intento de confrontación no tuvo éxito debido a que unos espías en Medina, se habían dado cuenta de los planes de los musulmanes y fueron a informarles a las caravanas de La Mecca que había una amenaza por delante de ellos y que las caravanas deberían cambiar de ruta o apresurarse para evitarlos.[48]

Finalmente, en el mismo año (2dH), hubo una importante batalla militar entre los musulmanes y los politeístas de La Mecca. Esta batalla, llamada la Batalla de Badr, fue ganada por los musulmanes a pesar de que eran menos en número. Muchos politeístas resultaron muertos o capturados, y muchos más se escaparon. En esta batalla, murieron Abu Yahl y otros 70 jefes de Quraish y aproximadamente hubo el mismo número de capturados. Sólo 14 musulmanes fueron martirizados en Badr. En esta batalla, Alí (P) hizo grandes sacrificios y ayudó al Profeta (Bpd) inmensamente. Él también mató a algunos guerreros audaces de La Mecca y su valor aseguró la victoria del Islam.[49]

Batalla con los Judíos

La primera batalla con los judíos se produjo unas pocas semanas después de la Batalla de Badr, en la cual los musulmanes obtuvieron una gran victoria. Los judíos de Bani Qaynuqa’ tenían un castillo fuera de Medina y eran orfebres. Se cuenta que una vez, una mujer árabe fue al mercado para vender sus productos en el mercado de Bani Qaynuqa’ y se sentó en una joyería. Uno de los judíos ataron su ropa por la espalda y cuando ella trató de levantarse, su ropa se rasgó y entonces ellos se burlaron de ella, riendo. La mujer gritó y pidió ayuda a los musulmanes que estaban en el mercado, provocando así una pelea. Un musulmán vino a ayudar a la mujer, y en la refriega que siguió, un judíos fue asesinado. Los judíos se enfurecieron y le asesinaron, haciendo que la situación se deteriorara aún más. Más tarde, el Profeta (Bpd) amenazó a los judíos de las consecuencias de lo que estaban haciendo y que debían rendirse si querían permanecer en la ciudad. Bani Qaynuqa’ respondió al Profeta (Bpd) diciendo que él no debería estar orgulloso de haber derrotado a los meccanos, ya que estos no eran guerreros. Y ellos afirmaron que si ellos luchaban contra el Profeta (Bpd), iban a demostrar lo poderosos que eran. Entonces, el siguiente versículo fue revelado:[50]

Di a los que no creen: «Pronto seréis vencidos1 y reunidos en el Infierno. » ¡Que mal lugar de descanso! (12) Hubo, en verdad, una señal para vosotros en los dos grupos que se enfrentaron 2 . Un grupo combatía en la senda de Dios y al otro, que no creía, le pareció a simple vista que eran el doble. Dios fortalece con Su ayuda a quien quiere. En verdad, en esto hay una lección para los que son observadores (13).
[51]

Por lo tanto, los musulmanes rodearon su castillo y los judíos se rindieron después de 15 días. ‘Abdala bin Abiyy imploró al Profeta (Bpd) para que no los matase, y el Profeta (Bpd) consintió exiliandolos a Damasco. El asedio de los judíos de Bani Qaynuqa se produjo en el mes de Shawwal, en el año 2dH.[52]

Batalla de Uhud

Artículo principal: Batalla de Uhud

En el año 3dH, los Quraishíes pidieron ayuda a sus tribus aliadas, y enviaron un ejército dirigido por Abu Sufyan hacia Medina. Inicialmente, el Profeta (Bpd) quería quedarse dentro de los parámetros de Medina, pero luego decidió reunirse con el ejército fuera de la ciudad. [53]
Los dos ejércitos se encontraron el uno al otro en algún lugar cerca de la montaña de Uhud y a pesar de que los musulmanes estuvieron inicialmente cerca de la victoria, estos terminaron perdiendo la guerra. Esto fue debido a un truco jugado por Jalid Bin Walid y la ignorancia de un grupo de musulmanes que permitieron a los meccanos atacarles por la retaguardia, matando a muchos musulmanes en el proceso. Fue en esta batalla en la cual Hamza, el tío del Profeta (Bpd), fue martirizado. El Profeta (Bpd) también fue herido en esta guerra, causando el rumor que se extendió durante la batalla que el Profeta (Bpd) había sido asesinado. Esta fue otra razón por la que los musulmanes se desanimaron durante la batalla. Ellos regresaron a Medina abatidos y tristes por su supuesta pérdida. Unos versos fueron revelados luego para consolarlos.[54]

Batallas de Banu Nadir y Dumat al-Yandal

Artículos Principales: Batalla de Banu Nadir y Batalla de Dumat al-Yandal

En el año 4dH, hubieron algunos pequeños combates con las tribus de alrededor de Medina, ya que no veían al Islam en su beneficio. A su juicio, si se aliaban juntos, existía la posibilidad de que pudieran invadir Medina. En los dos eventos de Rayi’ y Bi’r Ma’una, en el cual los predicadores musulmanes fueron asesinados por las tribus aliadas, en este suceso hay una indicación de la lealtad y esfuerzos del Profeta (Bpd) en predicar el Islam. En ese año, se llevó a cabo una de las batallas más importantes del Profeta (Bpd) con una de las tribus judías de Medina, llamada [[Bani Nadir. El Profeta (Bpd) sostuvo con ellos una reunión, en la que estos trataron de asesinarlo. Más tarde, se vieron obligados a emigrar de Medina.[55]

Al año siguiente, el Profeta (Bpd) y los musulmanes se dirigieron hasta una región llamada Dumat al-Yandal que estaba en las fronteras de Sham (Siria). Cuando el ejército musulmán llegó allí, el enemigo había huido y los musulmanes regresaron a Medina.[56]

Batallas de Ahzab, Banu Qurayda y Banu Mustalaq

Artículos principales: Batallas de Ahzab, Banu Qurayda y Banu Mustalaq

En el año 4dH, Abu Sufyan intentó traer un grupo de meccanos para luchar en Badr, pero cambió de idea cuando estaba a mitad de camino y se retiró. Al retirarse dañó su reputación con los jefes de Quraish y con el fin de restaurarlo, tuvo que reunir un gran ejército. Finalmente, en el año 5dH este logró reunir un ejército de entre 7.000 a 10.000 personas, que incluía 600 guerreros a caballo. El gran ejército se dirigió hacia Medina, y la batalla que siguió fue llamada Ahzab (Partidos) , ya que el ejército de Abu Sufyan estaba compuesto de varias tribus/partidos diferentes. También en esta guerra, un grupo de judíos de la tribu de Bani Nadir, que vivían en el castillo de Jaibar, se aliaron junto a los Quraishíes y con los Ghaftan contra el Profeta (Bpd). [57]

Además, los judíos de Bani Qurayd que vivían alrededor de Medina y habían prometido previamente no apoyar a los Quraishíes, rompieron su acuerdo y se aliaron con los meccanos. Frente a este gran ejército, el Profeta (Bpd) contaba con tan sólo 3.000 personas quienes eran todos soldados a pie (a excepción de unos pocos jinetes). [58]

A difencia de la batalla de Uhud, el pueblo de Medina aceptó tomar posición defensiva y se quedaron en el interior de Medina. Con el fin de defender la ciudad de un ataque, el compañero del Profeta (Bpd), Salman al-Farsi, propuso la estrategia de cavar una zanja en frente de la ciudad. Desde que Medina fue rodeada y protegida por jardines de palmeras y edificios, excepto de uno de sus lados, el enemigo no pudo invadir la ciudad desde estos lados protegidos. Por lo tanto, excavando una zanja en el único lado abierto desde donde era posible un ataque en el norte, mantendría la ciudad a salvo de un ataque. Antes de que el ejército de los meccanos llegara a Medina, la zanja ya había sido excavada. El enemigo se sorprendió cuando llegaron, ya que no habían previsto ni visto tal obstáculo antes. Los soldados montados no podían saltar por encima de la trinchera, y si trataban de acercarse a ella, los arqueros de Medina les impedirían venir más cerca.[59]

‘Amr bin ‘Abduwad y Ikrima bin Abi Yahl decidieron saltar al otro lado de la trinchera. Audaz como era, ‘Amr fue asesinado por ‘Alí (P) . A primera vista, les había parecido que Medina iba a ser aplastada con facilidad. ¿Qué podría hacer el pequeño ejército de los musulmanes en contra el enorme ejercito que estaba a punto de atacar a su ciudad? En primer lugar, el Profeta (Bpd) quiso separar la tribu de Ghaftan del ejército de La Mecca. Así, él (Bpd) les envió una oferta que una tercera parte de los cultivos de Medina sería suya si no ayudaban a los Quraishíes. Los Ansar de Medina le preguntaron al Profeta (Bpd): "¿Es este tratado una revelación?" y cuando el Profeta (Bpd) respondió negativamente, dijeron: "Entonces, no aceptaremos eso. Incluso en el pasado, cuando Dios no nos había guiado, nosotros no aceptamos tal menosprecio. ¿Cómo podemos menospreciarnos a nosotros hoy en día, cuando Dios nos ha salvado a través de usted?.". Por lo tanto, no se hizo el tratado.[60]

Pero, muy pocas personas que no revelaron ser musulmanes, se asociaron a Bani Qurayda y Ghaftan al mismo tiempo, e hicieron a las dos tribus desconfiar la una de la otra. La ayuda divina llegó y comenzó una fuerte tormenta de frío, haciendo la situación difícil para el ejército meccano. Abu Sufyan ordenó al ejército volver a La Mecca y Medina fue puesta en libertad después de 15 días de estar en estado de sitio.

El resultado de la guerra de Ahzab fue muy positiva para los musulmanes, pero fue muy desastrosa para los meccanos. Se hizo evidente que los meccanos habían perdido toda perspectiva de negocios en Medina para siempre. Además, Medina estaba en una ubicación estratégica y sirvió como un obstáculo en el camino para los meccanos que viajaban desde La Mecca a Siria. Por lo tanto, los comerciantes de Quraish ya no podían continuar con sus negocios.[61]

El liderazgo de Abu Yahl se estaba debilitando en La Mecca, y los Quraishíes habían sido deshonrados delante de otras tribus. La inesperada victoria de los musulmanes en la batalla de Ahzab había atraído beduinos al Islam, ya que creían que un poder extraordinario había apoyado a los musulmanes. Después de esto, la situación se tornó favorable para los musulmanes.[62]

Después de la la batalla de Ahzab, el Profeta (Bpd) trató de resolver el problema de los Bani Quraydah. De acuerdo con las convenciones de Medina que habían firmado poco después de la llegada del Profeta (Bpd) a Medina, estos judíos serían protegidos a menos que se levantaran en armas en contra de los musulmanes. Sin embargo, desde que se habían aliado con los enemigos de los musulmanes en la batalla de Ahzab, los convenios ya no se aplicaban. Además, era obvio que su amenaza no era algo menor. Así, el Profeta (Bpd) fue a ellos y les rodeo, manteniéndolos en estado de sitio durante 25 días, después lo cual se rindieron. La tribu de Aws, que se había aliado con los Bani Qurayda le dijo al Profeta (Bpd): "Los Bani Qurayda se aliaron con nosotros y lamentamos lo que estos han hecho; así, trataremos nuestra alianza del mismo modo que usted trató las alianzas del Jazrag (Bani Qaynuqa’). [Te pedimos esto] Desde que vimos que usted perdonó a los judíos cautivos y los entregó a aquél que había sido aliado de ‘Abdala Abi". El Profeta (Bpd) dejó el juicio de los cautivos de Bani Qurayda y se los entregó a Sa’d. Ma’adh, quien era el jefe de la tribu de Aws, y Bani Qurayda aceptaron. Sa’d dijo: "Mi opinión es que matemos a los hombres y capturemos a sus mujeres y niños", por lo tanto, eso fue lo que hicieron.

Sin embargo, algunos historiadores se muestran escépticos sobre esta historia. De hecho, el Dr. Shahidi ha dicho que: "Parece que si la historia de Bani Qurayda ha sido distorcionada y narrada por una persona de la tribu de Jazray varios años después de los hechos, cuando la población que estuvo presente en el momento del asedio ya no existía. Por la narración de esta historia, esa persona quería mostrar que la tribu de Aws no era respetable a los ojos del Profeta (Bpd) tanto así que la tribu de Jazray fue, y por eso fue que el Profeta (Bpd) no mató a los aliados de la tribu de Jazray]], pero permitió que los aliados de la tribu de Aws murieran." Además, el narrador también quería dar a entender que el jefe de la tribu de Aws puso de lado sus alianzas. En el año 6dH, los musulmanes conquistaron la tribu de Bani Mustalaq quienes estaban reuniendo fuerzas contra del Profeta (Bpd).[63]

Tratado de Hudaibiya

En el año 6dH muchos eventos terminaron favorablemente para los musulmanes, al igual que la batalla de Ahzab, la rendición de la tribu judía de Bani Qurayza, y dos o tres otras batallas que estos habían ganado. Además, el botín de guerra que ellos habían recolectado elevaron el estatus y el respeto del Islam a los ojos de la población en la medida en que muchas tribus se convirtieron en musulmanes u obedecían a los musulmanes. Fue un momento oportuno para que el Profeta (Bpd) mostrase la gloria del Islam a la gente de La Mecca y los llamase al Islam. Además, era en beneficio de los Quraishíes convertirse en musulmanes y no resistir tercamente. Por un lado, la gente de La Mecca que había aceptado el Islam, tenían un estatus alto entre los árabes y quienes además eran competentes y cualificados, fue bueno para el futuro del Islam [64]
. En el mes de Dhul-Qida, del año 6dH, el Profeta (Bpd) junto con 1.500 personas de Medina fueron a La Mecca para realizar la peregrinación. Cuando los Quraishíes se enteraron de esto se prepararon para detener a los musulmanes que venían de la peregrinación. En primer lugar enviaron a Khalid bin Walid y a Akrama bin Abu Yahl para evitar que entrasen en La Mecca. El Profeta (Bpd) llegó a Hudaibiya, que es un lugar que marca el comienzo de la tierra sagrada, y envió un mensaje a los meccanos diciendo: "hemos venido para realizar la peregrinación y no la guerra". Sin embargo, los Quraishíes no aceptaron eso. Por último, un tratado de paz fue acordado y firmado entre el Profeta (Bpd) y el representante de La Mecca. De acuerdo con el tratado, ellos no participarían en guerras entre sí por los próximos diez años. Sin embargo, los musulmanes no podían entrar en La Mecca ese año, pero al año siguiente, la gente de La Mecca dejaría la ciudad y se les permitiría a los musulmanes ingresar para realizar la peregrinación. Otro artículo en el tratado de paz decía que si un meccano iba hacia el Profeta (Bpd), esa persona tendría que ser devuelto a La Mecca[65]
. Sin embargo, si alguien de entre los musulmanes fuera a ir a La Mecca, ellos no tenían la obligación de devolverlo. Además, el tratado permitía que otras tribus fueran libres de aliarse, ya sea con los Quraishíes o con Muhammad (Bpd).[66]

Algunos de los compañeros del Profeta (Bpd) estaban enojados por el contenido del tratado y lo consideraban una pérdida para los musulmanes, ya que no podían comprender su importancia y los beneficios. Sin embargo, la firma de este tratado fue una gran victoria para los musulmanes ya que los meccanos hasta ese entonces habían ignorado por completo al Profeta (Bpd) y a sus compañeros. Ellos tenían la intención de matar a todos ellos, y en ese tratado, finalmente reconocieron a los musulmanes de manera oficial y a tratar con ellos como iguales. Por otra parte, fue escrito en el tratado que las tribus eran libres de aliarse con el Profeta (Bpd) o con los Quraishíes . Así, el tratado se rompería si cualquiera de los musulmanes o de entre los Quraishíes declararan la guerra a sus aliados. Más tarde, los Quraishíes rompieron esa condición, y los musulmanes conquistaron La Mecca. Poco tiempo después de la firma del tratado, un meccano que se había hecho musulmán iba a ser devuelto a La Mecca (según el tratado). Sin embargo, en su camino él se escapó y retornó a Medina, se escondió en un lugar que estaba en la ruta que la caravana de Quraish tomaba cuando viajaban a Sham ([[Siria). Poco a poco, algunos de los musulmanes de La Mecca se unieron a él en este lugar y esto se convirtió en una amenaza para las caravanas de los Quraishíes mientras éstas yacían a la espera. Desde entonces no era aplicable que el Profeta (Bpd) los devolviera a La Mecca. Los Quraishíes se vieron obligados a pedirle que los llamase de regreso a Medina, y por lo tanto, se canceló la cuestión del regreso de los refugiados. Más importante aún, cuando los Quraishíes rompieron uno de los artículos del tratado, los meccanos fueron obligados a someter a los musulmanes.[67]

En el año 7 dH, cuando el Profeta (Bpd) ya no estaba ocupado por los problemas de Quraish (por el tratado), decidió invitar a los gobernantes y a los reyes de los países vecinos al Islam. Por lo tanto, él escribió cartas al Emperador Romano Oriental, al Rey de Persia, al Negus de Etiopía, al Rey Ghassanida del Levante y al Emir de al-Yamama.

Batalla de Tabuk

Artículo principal: Batalla de Tabuk

Entre los eventos más importantes del año 9dH se encuentra la Batalla de Tabuk. El Profeta (Bpd) fue informado que los romanos habían reunido un gran ejército en Balqa’ y estaban planeando atacar a los musulmanes. Sin embargo, debido a que el verano fue extremadamente caluroso, y la temporada de los frutos maduros había llegado, la gente quería quedarse en casa y relajarse. De hecho, la casa del tesoro estaba medio vacía. El Profeta (Bpd) no utilizó estos factores par alcanzar ciertos objetivos antes de su campaña, sin embargo, en la Batalla de Tabuk, anunció que iban a ir a la guerra con los romanos debido a las dificultades que ellos tuvieron en el camino. Algunos se quejaron de la perspectiva de la guerra y dijeron: "¡Es verano y hace calor!, ¡no vayas ahora!" Ellos fueron reprochados amargamente en el Corán [68]
:

"Quienes se quedaron atrás tras la partida del Mensajero se alegraron de quedarse y de haberse opuesto a él, pues les repugnaba la idea de combatir con sus bienes y sus personas por la causa de Dios y dijeron: «No salgáis con este calor.» Di: «El fuego del Infierno es más abrasador.» Si entendieran…".


Los ejércitos de los soldados musulmanes alcanzaban los 30.000 hombres y este fue el más alto número de soldados en el ejército musulmán de todas las batallas del Profeta (Bpd). Esto fue quizás también el mayor número de soldados para un ejército en la Península Arábiga hasta ese día. En esta guerra, Profeta (Bpd) dejó a ‘Alí (P) a cargo de Medina para cuidar de sus asuntos. Los hipócritas utilizan la situación para decir que el Profeta (Bpd) no quería que ‘Alí (P) lo acompañara en este viaje. Cuando ‘Alí (P) se molestó y se quejó sobre esto al Profeta (Bpd),el Profeta (Bpd) le dijo: "Yo os he puesto como mi vicario, ya que para mí tu eres como Aarón para Moisés, excepto que después de mí no hay más profetas". El ejército estaba muy sediento, y cuando llegaron a Tabuk, se les informó de las noticias de que los romanos se estaban reuniendo en contra de ellos no había sido así. La batalla de Tabuk fue el último enfrentamiento (o intento) entre los musulmanes y no musulmanes en la vida del Profeta (Bpd). Después de esto, toda la Península Arábiga se había rendido a los musulmanes. Fue después de esta batalla que la mayoría de las tribus enviaron a un representante hacia el Profeta (Bpd) para informarle acerca de su conversión al Islam y su obediencia a él. Este período más tarde llegó a ser conocido como el Sanat al-Wufud (el año de las delegaciones/invitados).[69]

Sanat al-Wufud

Artículo principal: Sanat al-Wufud y Mubahalah

Después de la batalla de Tabuk, el Islam comenzó a extenderse por toda la Península Arábiga. Las delegaciones de diferentes tribus llegaron a Medina y se convirtieron en musulmanes. De hecho, el Profeta (Bpd) se quedó en el interior de Medina durante todo el año 10 dH. (llamado Sanat al-Wufud) y recibió varias delegaciones. En el mismo año, el Profeta (Bpd) firmó un tratado con los cristianos de Nayran y luego continuó la peregrinación Hayy. En su viaje de regreso de la peregrinación en un lugar llamado Gadir Jum, él anunció que ‘Alí b. Abi Talib (P) se convirtiría en el guardián de los musulmanes después de su muerte.

Último Hayy del Profeta (Bpd) y Ghadir Jum

Artículos principales: Hayyat al-Wida’ y Ghadir Jum

El Profeta (Bpd) enseñó las reglas de la peregrinación (Hayy) en este viaje del Hayy. Los Quraishitas habían salvado algunos privilegios para sí mismos, los mismos privilegios que tenían antes de la llegada del Islam. Además de las tenencias claves, la administración, y el suministrar agua a los peregrinos del Hayy, ellos se consideraban a sí mismos como algo separado y superior a las otras tribus que realizaban los rituales. En este último viaje del Hayy el Profeta (Bpd) niega los privilegios que los Quraishitas habían mantenido para sí mismos, y privados a otros. Entre los privilegios abolidos fue sobre la compra de ropa limpia para la peregrinación permitida sólo a través de los Quraishitas. Estaba la costumbre de que la ropa limpia requerida para la peregrinación sólo podía ser adquirida desde los Quraishitas, y si no lo hacían, estos debían circunvalar la Ka’aba desnudos. Otra práctica abolida fue que los Quraishitas se mudaran de Muzdalifa, en oposición a 'Arafat como todos los demás peregrinos del Hayy lo hacían. Puesto que ellos sólo hacían partida desde Muzdalifa a Mina y el resto de los peregrinos hacían partida desde la montaña de ‘Arafat a Muzfalida y luego desde Muzdalifa a Mina. Ellos creían que esto era un honor para ellos mismos, pero el Corán anuló este privilegio:

"Partid, pues, de donde parte toda la gente y pedid el perdón de Dios."

Los musulmanes veían que Muhammad (Bpd) era de Quraish, pero que él los estaba moviendo fuera de ‘Arafat como todos los demás. Fue en este viaje que el Profeta (Bpd) dijo a la gente: "¡Oh gentes! Yo no sé si los voy a ver el año que viene. Yo ignoré toda la sangre que se derramó antes del advenimiento del Islam. [A partir de ahora], la sangre y otras posesiones están prohibidas para los demás hasta que ustedes se reúnan con Dios". En una región llamada Yuhfa donde los pueblos de Egipto, Hiyaz e Iraq se separaban para viajar a sus propias regiones, hay un lugar conocido como Gadir Jum. Aquí, antes que el Profeta (Bpd) se regresará a Medina y de que todos se separaran en diferentes direcciones, él recibió una orden de Dios de nombrar a ‘Alí (P) como su sucesor y quien dirigiría la comunidad musulmana hacia una meta específica. En la multitud masiva de musulmanes, aproximado a 90.000-100.000 personas, el Profeta (Bpd) dijo: "‘Alí (P) es el guardián de todo aquél de quien yo soy su guardián. ¡Oh Allah! Hazte amigo de toda persona que se haga amiga de él y hazte enemigo de quien sea su enemigo. Abomina a quien le abomina, ayuda a quien lo ayuda, difama a quien le falte el respeto, y apoya con la verdad donde quiera que él vaya. Entreguen estas palabras a los ausentes". Después de regresar del Hayy, cuando la gloria y el poder del Islam habían crecido, el Profeta (Bpd) enfermó. Sin embargo, se había preparado un ejército bajo el liderazgo de Osama b. Zayd con el fin de responder a la derrota de los musulmanes en la batalla de Muta’. Sin embargo, antes de que este ejército fuese a la batalla, el Profeta (Bpd) falleció y dejó este mundo para encontrarse con su Señor. Él falleció en un momento en que había establecido la unidad en toda la Península Arábiga y habían llevado el Islam a las puertas de los dos grandes imperios de Roma e Irán.

Fallecimiento

Artículo principal: Fallecimiento del Profeta (Bpd)

Masyid-al-Nabi la tumba del Profeta (Bpd) en el interior de la mezquita

En el comienzo del año 11 Dh el Profeta (Bpd) se enfermó y falleció. Antes de morir, cuando estaba muy enfermo, dio un discurso de despedida a los musulmanes y les aconsejó que fuesen amables unos con otros. También dijo: "Si le debo algo a alguien, que ellos vengan hacia mí para preguntarme por aquello o de lo contrario, deben tenerlo en cuenta. Si he molestado a alguien, estoy dispuesto a ser castigado en represalia por eso. [70]
El Profeta (Bpd) falleció el 28 de Safar o el 12 de Rabi’ al-Awwal del año 11Dh a la edad de 63 años. Se menciona en el Nahyul Balagha que en el momento de su muerte, ninguno de sus hijos estaban vivos, a excepción de Fátima (P). Todos sus otros hijos habían fallecido, incluído Ibrahim, que nació uno o dos años antes de la muerte del Profeta (P). ‘Alí (P), con la ayuda de algunos otros, según la tradición islámica, lavó el cuerpo del Profeta (Bpd), lo amortajó y lo sepultaron en su casa, donde ahora se encuentra la Masyid-al-Nabi.

Sucesor del Profeta (Bpd)

Artículo principal: Sucesor del Profeta (Bpd), Gadir Jum, y Saqifa Bani Sa’idah

Mientras que ‘Alí ibn Abi Talib (P) y los Bani Hashim estaban lavando el cadáver del Profeta (Bpd) de acuerdo con la tradición islámica, unos musulmanes influyentes decidieron elegir al próximo líder de la Ummah –sin tener en cuenta lo que el Profeta (Bpd) había dicho penas dos meses antes de su fallecimiento (Ver: Gadir Jum). Un número de personas de La Mecca (los Muhayyirin) y de Medina (Ansar) se reunieron en un lugar llamado Saqifa Bani Sa’ida. Ellos querían que un gobernante fuese elegido para los musulmanes, tan pronto como sea posible. Sin embargo, una discusión estalló sobre quién debería ser elegido para tal posición. Tanto los Muhayyirin y los Ansar se consideraban superiores y más competentes. Los Muhayyirin dijeron: "El Islam surgió de nuestra ciudad y de entre nosotros. El Profeta (Bpd) es uno de nosotros. Somos sus parientes. Fuimos los primeros en abrazar esta religión, y por lo tanto, se debe elegir el gobernante de los musulmanes de entre los Muhayyirin". Los Ansar dijeron: "La Mecca declinó la invitación de Muhammad (Bpd), estaban junto a él, y lo acosaron hasta el punto que tuvo que abandonar La Mecca y vino a nosotros a Yazrib. Nosotros lo apoyamos y promocionamos el Islam, y por lo tanto el gobernante de los musulmanes debe ser elegido de entre los Ansar." Algunos de los Ansar consintieron al gobierno que comprendiera tanto a los Muhayyirin como a los Ansar. Ellos dijeron que "un emir debe ser elegido entre nosotros y un emir de entre los Muhayyirin". Sin embargo, Abu Bakr rechazó esta sugerencia alegando que esto destruiría la unidad entre los musulmanes. Un emir debe ser elegido de entre nosotros y un diputado de entre los Ansar. Ninguna acción se debe tomar sin consultar con ellos (es decir, con el diputado). Él también citó un hadiz atribuído al Profeta (Bpd) : los Imames son de entre los Quraishíes. Aunque la cadena de transmisión de este hadiz y su texto (con estas palabras) no son totalmente auténticas, fue muy influyente en la audiencia y los Ansar retiraron sus pretensiones al califato. Aparte del hadiz citado por Abu Bakr, parecía como si la profunda hostilidad entre las dos tribus de los Ansar (Aws y Jazray) actuaban en interés de los Muhayyirin . Incluso si los Ansar eran idóneos para llegar al poder, ninguna de las dos tribus aceptarían el liderazgo de la otra tribu.

Bashir b Saad, de la tribu de Jazray, que apoyó las afirmaciones de Abu Bakr y aceptó la autoridad de los Muhayyirin, mostró descontento. Tan pronto, como se hizo evidente que los Muhayyirin y los Quraishíes iban a entrar en el poder, estalló una discusión sobre quién sería. Los que estaban gestionando la sesión mantuvieron pasarla a otra. Por último, ‘Umar y Abu Ubayda Yarra aceptaron la autoridad de Abu Bakr y juraron lealtad a él. La mayoría de los asistentes hizo lo mismo.

Al día siguiente, Abu Bakr fue a la mezquita del Profeta (Bpd) y ‘Umar dio un sermón sobre el mérito de Abu Bakr, como él fue uno de los primeros musulmanes, cómo él ayudó a la religión, y cómo él acompañó al Profeta (Bpd) de La Mecca a Medina. Entonces, le pidió a la gente jurar lealtad a Abu Bakr. A excepción de unos pocos de los Ansar y de los familiares del Profeta (Bpd), el aceptado resto le juraron lealtad a él. Fue de esta manera que Abu Bakr se convirtió oficialmente en el califa de los musulmanes. Desde que un número de los Muhayyirin y de los Ansar se habían reunido en Saqifa y habían elegido a Abu Bakr como califa y esto fue, esto se convirtió en una tradición a la hora de elegir califas. Después que las personas juraron lealtad a Abu Bakr, él pronunció un discurso y dijo: "Ustedes me han elegido como su líder, aunque no soy el mejor entre ustedes. Estoy dispuesto a abandonar la carga de esta responsabilidad a otra persona. Sin embargo, de lo contrario, me voy a referir al Libro de Dios y tradiciones del Profeta (Bpd) con el fin de manejar mis asuntos y los asuntos de los musulmanes. Mientras tanto, el cuerpo del Profeta (Bpd) aún tenía que ser enterrado. Su cadáver estaba en la casa de ‘Aisha y su familia se había reunido en torno a él. Según la ley islámica, no debería haber un retraso en la ablución funeral y en la oración ritual. Esto es necesario para todos los musulmanes, con mayor razón para el propio Profeta (Bpd). Sin embargo, ¿Qué hizo que estos líderes se privaran a sí mismos de tal honor? Tal vez sintieron el peligro de sedición, y por lo tanto querían elegir a un líder de la Ummah tan pronto fuese posible." Pero, ¿cuánto tiempo se tardaron en realizar la ceremonia de entierro? Desde entonces, han pasdo 14 siglos. No sabemos si los que dirigieron los asuntos de los musulmanes en esa reunión sentían una preocupación por el Islam o temían por la unidad de los musulmanes. Sin embargo, ellos han fallecido y vuelto a su Señor y Él los juzgará de acuerdo a su conocimiento. Desde entonces, sin embargo, una división fue creada en la comunidad musulmana que nunca ha sanado.

Saad Ibn Ubada, el jefe de la tribu Jazray, no juró lealtad a Abu Bakr y nunca siguió su liderazgo en la oración. Él emigró a Siria en los tiempos de ‘Umar y vivió en Huran (un pueblo grande cerca de Damasco). Una noche, fue encontrado asesinado con una flecha. Se decía que los yinnes habían sido quienes le habían asesinado y que estos habían compuesto un poema sobre él: Matamos al jefe de Jazray, Saad ibn ‘Ubadah, disparando dos flechas en su corazón. Al fabricar esta historia, el asesino fue liberado de represalia.

Además de Saad, ‘Alí (P), Bani Hashim y algunos compañeros del Profeta (Bpd) no juraron su lealtad a Abu Bakr. Algunos historiadores han escrito que ‘Alí (P) no juró lealtad a Abu Bakr en los seis meses que Fátima (P) vivió después del fallecimiento del Profeta (Bpd). Sin embargo, esto parece improbable, porque Fátima (P) vivió durante menos de seis meses después de la desaparición del Profeta (Bpd), y en segundo lugar, ‘Alí (P) deseaba lo mejor para la comunidad musulmana y el miedo por la falta de unidad le impidió retrasar esto. Por otra parte, los líderes de la comunidad que querían fortalecer su control sobre el califato tan pronto como fuera posible, no dejarían ir a una figura tan influyente sin su lealtad.

Con esfuerzo, se las arreglaron para convencer y unir a ‘Abbas, Zubayr y a otros que dudaban de la justicia del califato de Abu Bakr, y sobre el establecimiento de su gobierno.

La personalidad del Profeta (P)

Honor

El Profeta (Bpd) vivió durante cuarenta años entre la gente antes de iniciar su misión. Durante este tiempo, su carácter no mostró signos de ninguna mala cualidad. Se le conocía como una persona honesta y digna de confianza. Después, cuando el Profeta (Bpd) entregó el mensaje de Dios, los infieles no podían negar las virtudes del Profeta (Bpd), sino más bien ellos negaban los versículos coránicos. Esta cuestión ha sido mencionada en el Corán, así:

"…Ya sabemos que lo que dicen te entristece. No es a ti a quien desmienten, sino que, más bien, lo que los impíos rechazan son los signos de Al.lah".
— (6:33)

Además, se ha citado que Abu Yahl dijo una vez: "no le negamos, sino más bien negamos estos versos". Cuando el Profeta (Bpd) comenzó a entregar el mensaje de Dios a los Quraishíes, les preguntó: "¿Me creerían si les dijera que las tropas enemigas se colocan detrás de esta montaña?" Y la audiencia respondió afirmativamente, y dijeron: "Sí, usted nunca nos ha mentido a nosotros". El Profeta (Bpd) dijo entonces que él fue enviado por Dios para advertirles.

Además de su glorioso pasado, ser árabe, y su distinguida tribu y familia desempeñaron un papel crucial en el estado y éxito del Profeta (Bpd). Los Quraishíes eran una tribu importante y famosa entre los árabes. Esta eminencia causó que muchas de las otras tribus reconocieran la superioridad de los Quraishíes en relación a ellos, y a que obedecieran en algunos casos. Por otra parte, los ancestros del Profeta (Bpd) (Qusay ibn Kalab, y ‘Abd al-Muttalib) eran conocidos como hombres honorables y distinguidos entre los árabes. En el momento, la comunidad árabe tenía una relación cultural limitada con otras regiones. Esto les hizo tener orgullo de su arabismo y fueron prejuiciosos contra los demás. Este versículo coránico indica probablemente este hecho:

"Y si lo hubiéramos hecho descender sobre alguien no árabe y se lo hubiéramos recitado a ellos no habrían creído en él".

Puesto que el Islam fue presentado por primera vez a los árabes, siendo uno de estos fue una ventaja para el Profeta (Bpd). Este problema también ha sido mencionado en el Corán.

Conducta

La mayor cualidad del Profeta (Bpd) era su carácter impecable y su comportamiento (ajlaq). El Corán dice de él:

"y de hecho posee un gran carácter."
— 68:4

Se dice que él estaba tranquilo y que no hablaba a menos que fuera necesario. Él siempre abría la boca ligeramene y nunca más de la mitad de ella estaba abierta. Él sonreía y nunca se reía en voz alta. Cuando quería enfrenar a alguien, se volvía con todo su cuerpo. Amaba la limpieza y el olor a perfume. Cuando iba a pasar en algún lugar, la gente se daba cuenta de que era él quien había pasado a causa de su olor fragante. Él nunca fue arrogante. Él vivió una vida sencilla, y se sentaba en el suelo para comer su comida. Él nunca comía hasta quedar pleno y permanecía con hambre en muchas ocasiones, sobre todo cuando llegó por primera vez en Medina. Sin embargo, él nunca llevó una vida ascética por completo en la forma en que muchos monjes lo hacían. De hecho, él ha dicjo que él se benefició de lo bueno de este mundo. Su conducta hacia los musulmanes y hacia los de otra fe era grácil y caballeroso. Su conducta era tan agradable a los ojos de los musulmanes que han llegado a hablar de sus detalles a lo largo de generaciones. Hoy en día, es el modelo para sus vidas y religión.

El Imam ‘Alí (P) describe la conducta del Profeta (Bpd) de la siguiente manera: "Todo aquél que lo conocía por primera vez sentía un temor reverencial hacia él. Todo aquél que estaba en su compañía comenzaba a amarlo". [71]
"El Profeta (Bpd) miraba a sus compañeros por igual y nunca miró a uno de ellos más prolongado que a otro". [72]
"Cuando se daba la mano con alguien, nunca retiraba su mano primero"
. [73]

El Profeta (Bpd) hablaba con todo el mundo de acuerdo a su nivel de entendimiento y comprensión. Él era famoso por su perdón hacia los que le habían hecho mal; en la medida en que incluso perdonó a Wahshi quien era el asesino de su tío, y Abu Sufyan quien había sido el gran enemigo del Islam. Él era amistoso con todo el mundo, y tenía la valiosa cualidad de hacer sentir a todos como si fueran especiales para él.

Ascetismo

El Profeta (Bpd) vivió con autodisciplina. A lo largo de toda su vida, él hizo designar un lugar para sí mismo (en un lugar superior mientras se sentaba con los demás). De hecho, las habitaciones sencillas de barro que estaban hechas al lado de la mezquita, pertenecían a sus esposas. Sus techos eran de madera de palma y las cortinas que colgaban en sus puertas eran de pelo de cabra y de camello. Él usaba una almohada y una cama de cuero que estaba rellena de hojas de palma, sobre la que durmió toda su vida. Su camiseta era hecha de una tela gruesa que le picaba el cuerpo y vestía una túnica hecha de pelo de camello. Todo esto se sumaba al hecho de que después de la batalla de Hunayn, él regaló 4.000 camellos, más de 4.000 ovejas, y gran cantidad de oro y plata a varias personas.

Su comida era más simple que su casa, ropa y bienes. Pasaban meses sin que hubiera fuego para encender en su casa para la preparación de los alimentos. Su dieta básica consistía de dátiles y pan de cebada. Nunca comía hasta satisfacerse dos días consecutivos, ni tampoco él comía hasta hartarse dos veces al día. Hubo muchas noches en las que él y su familia dormían cuando estaban hambrientos. Una vez, Fátima (P) trajo su pan de cebada a su padre y le dijo: "Yo hornié pan y pensé que debería llevarte algo". Él comió eso y le dijo a ella, "Esta es la única cosa que tu padre ha comido durante los últimos tres días". Una vez, él quería comer dátiles en el jardín de dátiles de uno de los Ansar, y dijo: "Este es el cuarto día que no he comido nada". A veces, llegaba a atar una piedra sobre su estómago debido a la extremidad de su hambre (de modo que el hambre se aliviara temporalmente). Tras su fallecimiento, su armadura la había empeñado como garantía a un judío por treinta tazas de cebada.

Organización y Pulcritud

El Profeta (Bpd) era muy organizado en su vida. Después de la construcción de la mezquita, él nombró todas las columnas de la mezquita y marcó cada una de ellas para actividades específicas; por ejemplo, la columna de Wufud, que era el lugar para las delegaciones y reuniones, la columna de Tahayyud que era el lugar para las oraciones de la noche, y así sucesivamente. Él arreglaba las líneas de la oración colectiva tan rectas que era como si estuviera arreglando postes de madera, y una vez dijo, "¡Oh siervos de Dios! Arregle sus líneas, de lo contrario la disidencia crecerá entre vosotros" [74]
Él era muy organizado con respecto a la programación de su tiempo. Había dividido su tiempo en tres partes: una para adorar a Dios, una para sus actividades personales y otra para las actividades sociales. Él siempre se miraba en el espejo para arreglar y peinar su cabello. De hecho, él estaba siempre bien preparado, no sólo frente a su familia, sino también frente a sus compañeros. Él se encargaba de su apariencia, incluso durante el viaje y siempre llevaba consigo cinco cosas: un espejo, kohl, un peine, un cepillo y un par de tijeras.

Ser Ummi

El Corán describe al Profeta (Bpd) como Ummi que era un atributo dado a alguien que no sabía ni leer ni escribir. El Profeta (Bpd) no sabía leer ni escribir. El Corán dice:

"Y tú no recitabas ninguna Escritura antes de ésta ni la escribías con tu mano derecha…" que al parecer da a entender que el Profeta (Bpd) no podía leer, ni escribir antes de la revelación. El versículo continúa: "…sino, los que falsean la Verdad habrían sembrado duda."
— 29:48
Algunos Hadices de él
  • Los fieles no deberían llenarse comiendo, sino están acompañados por sus vecinos [que no tienen nada para comer]. [75]
  • Los fieles no deben emboscar alguien para matarlo. [76]
  • La fe no es aceptada sin acción, ni acción aceptada sin fe.
  • Uno no tendrá éxito en su trabajo sin tres cosas: La cautela de Dios para no cometer pecados, y la moral con el fin de tratar a las personas con indulgencia y paciencia, y evitar a la gente maleducada.
  • Sean paciente con las personas para que también ustedes sean tratados con indulgencia.
  • Hay tres tipos de personas que hacen daño a la religión: los pecadores conocedores, los líderes tiranos y las autoridades religiosas ignorantes.
  • La más odiada, pero permisible acción ante los ojos de Dios es el divorcio.
  • Sé amigo de los pobres ya que tendrán eminencia el Día del Juicio.
  • El mejor ante los ojos de Dios es el que tiene mejores modales. [77]
  • Los sirvientes más queridos ante Dios son aquellos que son los más beneficiosos para los siervos de Dios.
  • El mejor de entre ustedes es el que es mejor con vuestras mujeres. [78]

Posición del Profeta (Bpd) en las creencias chiítas

Según la escuela de pensamiento chiíta, Muhammad (Bpd) fue un Profeta y mensajero, el cual fue el sello de los Profetas (Bpd) (Jatam al-Nabiyyin), sin que ninguno le sucediera. El Profeta (Bpd) fue uno de los cinco archi Profetas y trajo de Dios una religión noble hacia la humanidad. El Profeta (Bpd) es el primero de los 14 Infalibles (Bpd). Él era infalible, no sólo en la recepción y entrega dela revelación, sino en todos los aspectos de su vida. Muchos milagros se han registrado en el Profeta (Bpd), el mayor de los cuales fue el Corán. (Ver: Milagros del Profeta –Bpd-)

Colecciones de Hadices del Profeta (Bpd)

Según la escuela de pensamiento chiíta, los hadices (narraciones) de los Imames (P) son fuentes de la ley Islámica y de la teología de la misma manera que los hadices del Profeta (Bpd) son las fuentes de la ley islámica vinculante. Como tal, ambos necesitan ser seguidos y observados. En este sentido, no hay diferencia si la narración viene del Profeta (Bpd) o de los Imames (P) [debido a que los Imames (P) están siguiendo la tradición del Profeta (Bpd) no hay conflicto]. Las cuatro principales fuentes del hadiz son Usul al-Kafi, al-Tahdhib, Man la Yahduruh al-Faqih y al-Istisbar. Ellos no separan los hadices del Profeta (Bpd) y de los Imames (P) el uno del otro, sino que los agrupan por temas.

Sin embargo, hay ciertos libros que han recogido los hadices del Profeta (Bpd) o sólo han dedicado capítulos de hadices del Profeta (Bpd). Algunas de estas fuentes son: Tuhaf al-‘uqul ‘an al al-Rasul (Bpd): Este libro fue escrito por Ibn al-Shu’ba Harrani, que era un gran erudito y jurista chiíta del siglo cuarto después de la hégira. Este libro es una colección de valor incalculable de narraciones y piezas de consejos del Profeta (Bpd) y los Imames (P) e incluso tiene un capítulo dedicado a los dichos del Profeta (Bpd). Al-Mayazat al-Nabawiyya: Este libro fue escrito por el Ayatolá Ahmadi Miyani, y contiene las cartas del Profeta (Bpd) a los reyes, funcionarios y agentes. También incluye piezas de escrituras sobre tratados, contratos, y otros asuntos varios. Sunan al-Nabi: Este libro fue escrito por ‘Alama Tabataba’i. Su objetivo es dar una breve reseña de la moral y las costumbres del Profeta (Bpd) y lo que se conoce como "la conducta del Profeta (Bpd)". Nahy al-Fasaha: Este libro fue compilado por Abul Qasim Payandeh. Se organiza en dos secciones: hadices y sermones e incluye las narraciones y dichos del Profeta (Bpd). [79]

Notas

  1. Mahmoud Hussein Al-Sira. El Profeta del Islam contado por sus compañeros, Volumen 2, p.9
  2. Shahidi, Tarij-e Islam, p.37
  3. Shahidi, Tarij-e Islam, p.37
  4. Ya'qubi, Tarij-e Ya'qubi, vol. 1, p. 369; Ayati, Tarij-e-Islam Payambar, p. 49
  5. Shahidi, Tarij-e Islam, p.38
  6. Ibn Hisham, vol.1, p. 141-142
  7. Tarij-e- Islam Payambar, p. 59-60
  8. Shahidi, Tarij e Islam, p. 41
  9. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.10
  10. Shahidi, Tarij e Islam, p. 41
  11. Corán, Sura Al-'Alaq, 1-5
  12. Shahidi, Tarij e Islam, p. 41
  13. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.10
  14. Ibid.
  15. Ibn Hisham, v. 1, p. 262
  16. Ibn Hisham, v. 1, p. 264-266
  17. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.10
  18. Ibid
  19. Ibn Hisham, v. 1, p. 281-282
  20. Corán, Sura 26, Los Poetas (Ash-Shuara) Traducción 214-216
  21. Ibn Ishaq, Sirah, P. 127
  22. Tarij al-Rusul wa al-Muluk, c. 3, p. 1172
  23. Ibn Hisham, Sirah, versión 1, p. 279
  24. Shahidi, p. 51-52
  25. Shahidi, p. 53
  26. Shahidi, p. 53
  27. Shahidi, p. 51-52
  28. Tabari, la versión 2, p. 343
  29. Ibn Hisham, v. 2, p. 60, Tabari, la versión 2, p. 344-346
  30. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.31
  31. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.31
  32. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.32
  33. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.47
  34. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.51
  35. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.52
  36. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.52
  37. Sura LXIII, Los Hipócritas, Al-Munafiquns versículo 1
  38. Sura III, La Familia de Imran Al 'Imran versículo 65-67
  39. Shahidi, p. 72
  40. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.113
  41. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.123
  42. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.125
  43. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.125
  44. Waqidi, V.1, p. 19, y Mahmoud Hussein, Tomo 2, p. 147
  45. Shahidi, p. 75
  46. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.217
  47. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.231
  48. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.249
  49. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.259
  50. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.261
  51. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.291
  52. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.317
  53. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.323
  54. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.323
  55. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.324
  56. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.325
  57. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.325
  58. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.331
  59. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.329
  60. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.341-342
  61. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.342
  62. Shahidi, p. 90
  63. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.405
  64. Shahidi, p. 90-91
  65. Tabari, V. 2, p. 644
  66. Vaqiid, V. 2, p. 633, Tabari, V. 3, p. 9
  67. Ayati, p. 410-411
  68. Shahidi, p. 92
  69. Vaqidi, V. 2, p. 885, Mahmoud Hussein, Volumen 2, P. 567
  70. Traducción Gonzalez
  71. Traducción Gonzalez
  72. Mahmoud Hussein, Volumen 2, p.605
  73. Shahidi, p.107
  74. Shahidi, p.107
  75. Shahidi, p.109
  76. Shahidi, p.109
  77. Shahidi, p.109
  78. Mahmoud Hussein Al-Sira, Volumen 2, p.10-11
  79. La palabra, verso traducción 4 R

Referencias

  • Jurramshahi, Baha' al-din, Ansari, Mas'ud, Payam-i Payambar, Teherán, Shirkat-i Intisharat-i Ilmi wa Farhangi, 1387sh/2008.
  • Ibn Sa'd, al-Tabaqat al-Kubra, Beirut, Dar Sadir.
  • Payande, Abulqasim, Nahy al-Fasahah, Dunya-yi Danish, 1380sh/2001.
  • Shahidi, Sayyid Ya'far, Tarij-i Tahlili-i Islam, Teherán, Markaz-i Nashr-i Danishgahi, 1390sh/2011.
  • Ya'qubi, Ahmad ibn Ishaq, Tarij-i Ya'qubi, Trad. Muhammad Ibrahim Ayati, Teherán, Shirkat-i Intisharat-i Ilmi wa Farhangi, 1378sh/1999.