prioridad: b, calidad: b

Víspera de Ashura

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

La víspera de Ashura (en árabe: لیلة عاشوراء) es la noche anterior al décimo día de Muharram (el día de Ashura), el día en que el Imam Husain (P) y sus compañeros alcanzaron el martirio. En esta noche, el Imam Husain (P) habló con sus compañeros, y ellos a su vez dieron valientes discursos anunciando su fidelidad al Imam (P). Esta noche es una ocasión de luto en las comunidades islámicas donde se organizan ceremonias de luto para conmemorar el martirio del Imam Husain (P).

Acontecimientos de la víspera de Ashura

El discurso del Imam Husain (P) para sus compañeros

La noche anterior al día de Ashûra, el Imam Husain (P) se reunió con sus compañeros, y les dijo:

Yo no conozco compañeros más leales y mejores que mis compañeros ni parientes más virtuosos que mi familia. ¡Que Dios los recompense! Creo que esta noche es el último indulto que nos dieron estas personas. (Mañana es el día de la lucha y yo no exijo nada de ustedes.) Les permito marcharse de aquí en la oscuridad de la noche. Aprovechen la oscuridad de la noche y salgan de aquí junto con sus cercanos y compañeros.

En este momento, los compañeros del Imam Husain (P) le respondieron:

"No. Juramos por Dios que nunca lo haremos (sino que permaneceremos con usted hasta alcanzar el martirio)".

Se ha narrado que Abbas Ibn Alí (P) se levantó y dijo:

¿Por qué lo debemos hacer? ¿Para proteger nuestra vida después de su muerte? Pido a Dios que yo nunca vea aquel día.

Luego, otros jóvenes de Bani Hashim y otros compañeros del Imam (P) como Muslim Ibn Uwsaya y Zuhayr Ibn Qayn declararon su lealtad al Imam (P) y le dijeron que lo iban a apoyar hasta la muerte. Por ejemplo, Saiid Ibn Abdul-lah Hanafi le dijo al Imam (P):

"No ¡Oh hijo del Mensajero de Allah! No te dejaré nunca. Juro por Dios que si muero en tu camino, si me queman en el fuego y arrojan mis cenizas al viento, y luego vuelvo a la vida, continuaré apoyándote y nunca te dejaré solo, aunque me maten setenta veces".

Aquella noche, los compañeros y seguidores del Imam Husain (P) declararon su lealtad al Imam (P) a sabiendas de que iban a alcanzar la muerte en este camino. [1]

Salvaguardar el campamento del Imam Husain (P)

La noche anterior al día de Ashura, 'Abbas Ibn Ali (P) estaba a cargo de proteger las carpas de la familia del Imam Husain (P). Aunque no se suponía que hubiera una batalla esa noche, 'Abbas (P) junto con Zuhayr Ibn Qayn salvaguardaron el campamento del Imam (P) durante la noche. [2]

Las conversaciones de Burayr con 'Umar Ibn Saad

Según algunas fuentes, en la noche anterior al décimo día de Muharram, Burayr Ibn Judayr al-Hamdani, le pidió permiso al Imam Husain (P) para ir al campamento de 'Umar Ibn Sa'd y amonestarlo.

Entonces, Burayr fue al campamento de 'Umar Ibn Saad, entró en la carpa de 'Umar y se sentó allí sin saludar. 'Umar estaba molesto por el trato de Burayr y le dijo: "¿Por qué no me saludaste? ¿No soy musulmán? ¿Acaso no conozco a Dios y a su Profeta (PBD) y no doy los testimonios de la fe?"

Burayr respondió:

"Si conocieras a Dios y al Profeta (PBD) como afirmas, no estuvieras decidido a matar a la familia del Profeta (PBD). Además, esta es el agua clara del Éufrates, de la que beben incluso los animales, pero ahora Husain Ibn Ali (P), sus hermanos, mujeres y familia están muriendo de sed. ¿Les has prohibido el agua y aún crees que conoces a Dios y al Profeta (PBD)?"

Umar Ibn Saad respondió después de un momento de reflexión:

"¡Burayr! ¡Juro por Dios que estoy seguro de que cualquier persona que luche con ellos y usurpe su derecho terminará en el Infierno, pero quieres que yo deje el gobierno de Rey a otra persona? juro por Dios que no puedo aceptar esto. 'Ubaydul-lah Ibn Ziyad me pidió que emprendiera esta tarea. Juro por Dios que estoy atrapado en un dilema, una encrucijada de abandonar el gobierno de Rey, que siempre ha sido mi sueño, o cometer el pecado de matar a al-Husain. La matanza de Husain es como un fuego inevitable, pero el gobierno de Rey es mi dulce sueño y la luz de mis ojos".

Después de esta conversación, Burayr regresó ante el Imam Husain (P) y le dijo:

"¡Oh, hijo del Profeta (PBD)!" Umar Ibn Saad preferiría matarte a ti antes que abandonar el gobierno de Rey ".[3]

Inspección del campo de batalla

En la noche anterior al día de Ashura, Nafi' ibn Hilal notó que el Imam Husain (P) salió de su campamento para inspeccionar las colinas alrededor. Nafi' siguió al Imam (P). Cuando el Imam (P) notó la presencia de Nafi', le dijo: "¿Por qué saliste de tu carpa?" Nafi' respondió: "¡Oh, hijo del Profeta (PBD)! Estoy preocupado por su vida frente a este cruel ejército". El Imam (P) dijo: "He salido a inspeccionar los altibajos de este campo antes de que estalle la guerra de mañana". Cuando terminó la inspección, el Imam Husain (P) le dijo a Nafi': "¿No quieres marcharte de aquí en esta noche oscura para salvarte la vida?" Nafi' cayó sobre los pies (P) del Imam Husain y respondió: "Tengo una espada que vale mil dírhams y tengo un caballo que vale aproximadamente mil dírhams. Lo juro por Dios quien me privilegió y honró, que nunca lo dejaría a usted sólo mientras mi espada pueda cortar".[4]

La preocupación de la señora Zaynab (P) con respecto a la fidelidad de los compañeros del Imam (P)

Después de su conversación con Nafi', el Imam Husain (P) fue a la tienda de su hermana, Zaynab (P). Nafi' Ibn Hilal se quedó afuera esperando al Imam (P). Escuchó a Zaynab (P) diciéndole al Imam (P):

"¿Ha puesto a prueba a sus compañeros? Me preocupa que nos traicionen y lo entreguen al enemigo". El Imam Husain (P) respondió:
Juro por Dios que los he probado. Son personas valientes que miran la muerte con una mirada indiferente y anhelan morir por mí como un bebé que ama el pecho de su madre".

Al escuchar las palabras de la señora Zaynab (P), Nafi' pensó que la familia del Imam Husain (P) puede tener preocupaciones sobre la fidelidad y la perseverancia de los compañeros del Imam (P). Entonces Nafi' fue ante Habib Ibn Muzahir y habló con él sobre las preocupaciones de los cercanos del Imam (P). [5]

Habib Ibn Muzahir se reunió con los compañeros del Imam (P) y todos declararon:

"Juramos por Dios, que ahora mismo atacaríamos al enemigo si no hubiéramos estado esperando la orden del Imam Husain (P)".

Habib Ibn Muzahir y otros compañeros del Imam Husain (P) se acercaron a las carpas de la familia del Imam (P) con sus espadas desenvainadas y llamaron:

"¡Oh, familia del Profeta (PBD)! Estas son las espadas de sus hombres que no vuelve a la vaina a menos que maten a sus enemigos. Estas son las lanzas de sus hombres, quienes han jurado lanzarlas hacia los corazones de sus enemigos."[6]

La noche de Adoración

En la tarde del noveno día de Muharram, 'Umar Ibn Saad había ordenado a su ejército que empezara la guerra contra el Imam Husain (P) y sus compañeros. Cuando el Imam Husain (P) se enteró de la orden, le dijo a su hermano: 'Abbas Ibn Ali (P):

"Habla con ellos que pospongan la guerra hasta mañana para que podamos tener la oportunidad de rezar y suplicar a Dios. Solo Dios sabe cuánto amo realizar la oración y recitar el Corán".[7]

Según algunas narraciones, el Imam Husain (P) y sus compañeros pasaron la noche realizando oraciones y recitando el Corán de tal manera que las aleyas del Corán se escuchaban en todo el campamento del Imam (P).[8]

Los actos recomendables de la noche anterior al décimo día de Muharram (La noche anterior al día de Ashûra)

Luto

Es recomendable en esta noche participar en las reuniones y ceremonias de luto por el Imam Husain (P).

Vigilia

En un hadiz, se ha narrado que el Profeta (PBD) dijo:

Quien permanezca despierto (dedicándose a la adoración) en la noche anterior al día de Ashûra; será como si hubiera realizado la adoración que realizan los Ángeles.

Oración

Se ha narrado que el Profeta Muhammad (PBD) dijo: En la noche anterior al día de Ashûra, es recomendable realizar cuatro ciclos de oración y en cada ciclo recitar una vez la Sura al-Fatiha y cincuenta veces la Sura al-Ijlas. Cuando se termina la oración, se recomienda recordar mucho a Dios y enviar salutaciones (Salawat) al Enviado de Dios (PBD) y pedir a Dios que aleje a los enemigos de Ahlul-Bait (P) de Su misericordia.

En otra parte se ha recomendado realizar cien ciclos de oración, (cincuenta oraciones de dos ciclos) y que en cada ciclo se recite una vez la Sura al-Fatiha y tres veces la sura al-Ijlas y después de finalizar estas oraciones, decir setenta veces:

SUBHANA ALLAH, WAL-HAMDULILAHI, WA LA ILAHA ILA ALLAH WA ALLAHU AKBAR, WA LA HAULA WA LA QUWWATA IL-LA BIL-LAH AL-'ALIYEL-'AZIM.
(Exaltado sea Allah, y la alabanza es para Allah, y no hay ningún dios excepto Allah, y Allah es el más grande, y no hay poder ni fuerza sino en Dios, el Altísimo, el más Grande).

El Enviado de Dios (PBD) dijo:

Quien realice esta oración, Después de su muerte, Dios aromatizará su tumba y hasta el momento del toque de la trompeta –el día de la resurrección- su tumba estará alumbrada”.[9]

Notas

  1. Sheij Mufid, al-Irshad, tomo 2, p. 91-94
  2. Bahrul Ulum, Maqtal al-Husain, p. 314; Haeri Mazandarani, Ma’ali al-Sibtain, tomo 1, p. 443
  3. Irbili, Kash al-Qumma, tomo 1, p. 589-590
  4. Bihbahani, al-Dam’a al-Sakiba, tomo 4, p. 273
  5. Bihbahani, , al-Dam’a al-Sakiba, tomo 4, p. 273
  6. Muqarram, Maqtal al-Husain, p. 219
  7. Tabari, tomo 5, p. 417
  8. Sheij Mufid, al-Irshad, tomo 2, p. 94
  9. Mafatih al-Yinan, actos recomendables de la noche anterior al día de Ashura

Bibliografía

  • Al-Muqarram, Abdurrazzaq al- Musawi, Maqtal al-Husain, Beirut, Dar al-Kitab al-Islamiyah, 1979.
  • Ha'iri Mazandarani, Mohammad Mahdi, Ma'ali Sibtain, Beirut, 1992.
  • Irbili, Ali ibn Isa, Kashf al-Qumma, Qom, Razi, 1421 H.
  • Qomi, Sheij Abbas, Mafatih al-Yinan.
  • Sheij Mufid, Al-Irshad, Fundación Alul-Bait Li Ihyai al-Turas, Qom, Dar al-Mufid, 1413 H.