Suceso de Ashûra

De Wiki Shia
Saltar a: navegación, buscar
Para otras acepciones, véase Ashûra (desambiguación)

El suceso de Ashûra (واقعة عاشوراء) es la batalla que se dio contra el Imam Husain (P) en la tierra de Karbalá, en el décimo día del mes de Muharram del año 61 después de la hégira. En este suceso, el Imam Husain (P) y sus compañeros y parientes alcanzaron el martirio, y los miembros de su familia que quedaron vivos fueron tomados como cautivos por el ejército de Yazid que era encabezado por Umar Ibn Saad.
Este suceso es muy importante para todos los shiítas. Se conmemora en este día su recuerdo y hay lamentaciones por el Imam Husain (P) y por sus compañeros en todas partes del mundo donde se recuerdan todas sus virtudes y sacrificios por la verdad en el camino de Dios, Glorificado y Enaltecido Sea.
El suceso de Ashûra fue la antesala que invocó la sucesión de los movimientos posteriores entre los shiítas como el movimiento de Tawabin, el levantamiento de Mujtar e incluso la revolución islámica de Irán. Este suceso ha jugado un papel importante en la creación de la identidad shiíta. Los efectos del suceso de Ashûra sobre la cultura y el pensamiento de las comunidades shiítas aparecieron a lo largo de la historia en diferentes formas de expresión artística como la literatura, imágenes, diversas ceremonias y conmemoraciones, entre otros.

Significado de Ashûra

El término Ashûra viene de la raíz Ashr (عشر) que en árabe significa diez. Este término hace referencia al décimo día del mes de Muharram; el día en que el Imam Husain (P) alcanzó el martirio.[1]

Los acontecimientos de Ashûra

El término Ashûra entre los shiítas hace referencia a todos los sucesos anteriores y posteriores a este día, incluyendo los acontecimientos de la noche anterior al día de Ashûra, de la preparación de los compañeros del Imam (P) para la batalla, de su martirio, de la cautividad de la familia del Imam (P) y de la invasión a las carpas del Imam (P).
En aquel entonces, Ubaidul-lah Ibn Ziad logró dominar la ciudad de Kufah y luego envió a sus soldados a Karbalá y rodeó la caravana del Imam Husain (P), logrando martirizarlos. Después del martirio del Imam (P), capturó a su familia y escribió una carta para Yazid dándole las noticias del asesinato del Imam Husain (P). Yazid le respondió en otra carta y le ordenó enviar a los cautivos a Damasco.[2]

La tarde de Tasu’a, el noveno día del mes de Muharram

Poco después de la oración de la tarde del noveno día del mes de Muharram, Umar Ibn Saad llamó a su ejército y dijo: “¡Oh ejército de Dios! móntense y partan hacia la felicidad del paraíso.”
Simultáneamente, el honorable Abbas (P) vino ante el Imam Husain (P) y declaró: El ejército del enemigo se dirige hacia nuestro campamento.
El Imam (P) dijo: Abbas, pregúntales por sus deseos qué quieren de nosotros. El honorable Abbas (P) fue con veinte jinetes para preguntarles por sus deseos. Ellos le respondieron: el Emir emitió un decreto solicitando el juramento de fidelidad hacia él, de lo contrario iremos a la guerra. El honorable Abbas (P) dijo: déjenme entregar su mensaje al Imam (P). Abbas (P) vino ante el Imam (P) y declaró el mensaje para él. El Imam (P) dijo: esta noche tomen un indulto para que recemos y supliquemos ante Dios. Fue así; que el Imam (P) tomó la noche como indulto y de esta manera el ejército de Umar Ibn Saad retornó a su lugar y la guerra se aplazó para el día de Ashûra.[3]
Fue en la misma tarde de Tasu’a que el Imam Husain (P) habló con su hermana Zainab (P) sobre el sueño que había tenido, donde el Profeta (PBD) le había dicho: “Tu vendrás ante nosotros”.[4]
Para el Imam Husain (P) y sus compañeros, la noche anterior al día de Ashûra fue una noche de súplica, de oración y de adoración a Dios. Zahhak Ibn Abdul-lah Mashriqi narra: "El Imam Husain (P) y sus compañeros pasaron una parte de la noche rezando y pidiendo perdón a Dios.[5] La voz de su adoración se escuchaba como el sonido de las abejas.” [6]

La noche anterior al día de Ashûra

En la noche de Tasu’a (el noveno día del mes de Muharram), el Imam Husain (P) se reunió con sus compañeros y les dijo: “Yo no conozco mejor acompañante que ustedes. Mañana es el día de la lucha, pero yo no exijo nada de ustedes. Les permito marcharse de aquí en la oscuridad de la noche”.
Después de las palabras del Imam (P), sus compañeros se levantaron uno después del otro y ofrecieron su lealtad al Imam Husain (P). Primero, Abul Fazl y luego otros jóvenes de Bani Hashim se levantaron y hablaron sobre su lealtad al Imam (P).[7]
Entonces, el Imam Husain (P) dijo a los hijos de Aqil: “Oh hijos de Aqil, el martirio de su padre es suficiente para ustedes, márchense de aquí ya que yo les doy el permiso”. Ellos respondieron al Imam (P): “Juramos por Dios que no lo haremos. Vamos a sacrificar nuestra vida, nuestra propiedad y nuestra familia, y lucharemos al lado de ustedes hasta el final.” [8]
Luego de las palabras de los jóvenes de Bani Hashim, otros compañeros del Imam (P) como Muslim Ibn Uwsaya, [9] Saiid Ibn Abdul-lah Hanafi [10] Y Zuhair Ibn Qin [11] declararon su lealtad al Imam (P) y dijeron que le iban a apoyar hasta la muerte. [12] Entonces, dijo el Imam Husain (P): “Ciertamente, mañana yo seré asesinado y todos ustedes que están conmigo serán asesinados también.”
Los acompañantes del Imam (P) dijeron: “Gracias a Dios que nos dio el honor de ayudarte y nos dio la virtud de ser martirizados junto a ustedes. ¡Oh hijo del Mensajero de Dios! ¿No nos permites estar contigo en una parte del Paraíso?
En esta noche, un compañero del Imam (P) llamado Burair Ibn Juzair pidió permiso al Imam (P) para amonestar a Umar Ibn Saad. El Imam Husain (P) aceptó, y entonces Burair fue donde Umar Ibn Saad. Pero cuando regresó dijo al Imam (P): “¡Oh hijo del Mensajero de Dios! Umar Ibn Saad aceptó matarte para conseguir la gobernación de la ciudad de Rey a cambio.”[13]

El despliegue militar

En la noche anterior al día de Ashûra, el Imam Husain (P) no se olvidó de realizar acciones para la preparación militar de su caravana. Se ha narrado que en la medianoche, el Imam Husain (P) salió solo de las carpas para vigilar la zona alrededor del campamento y hacer las cosas preliminares a la guerra.[14]
Durante la noche, por la orden del Imam (P), sus compañeros cavaron algo parecido a un foso alrededor de la carpas y lo llenaron con ramitas, pajas y maleza. El Imam (P) ordenó a sus compañeros prender fuego a este foso durante la guerra para que el fuego impidiese que el enemigo atacase la parte de atrás de las carpas de Ahlul-Bait (P). Esta estrategia fue de mucha utilidad para la caravana del Imam Husain (P) durante el día de Ashûra. [15]

Confirmación de lealtad

En la medianoche, Cuando el Imam (P) había salido de las carpas para vigilar la zona, uno de sus compañeros llamado Nafi’ Ibn Hilal se dio cuenta de ello y siguió al Imam (P) silenciosamente. El Imam (P) entró en la carpa de la honorable señora Zainab (P) y Nafi’ se quedó afuera de la carpa escuchando la conversación del Imam (P). La honorable señora Zainab (P) dijo al Imam (P): “¿Acaso has examinado a tus compañeros? Yo temo que ellos también nos den la espalda a nosotros y nos entreguen al enemigo durante la guerra.”
El Imam Husain (P) respondió: “Juro por Dios que los he examinado a ellos y los encontré dispuestos para abnegarse junto a nosotros como si estuvieran viendo la muerte y la anhelan como un infante que quiere la leche de su madre.”
Al ver la preocupación de la familia del Imam Husain (P), Nafi’ fue donde Habib Ibn Mazahir para informarle. Habib Ibn Mazahir se reunió con los compañeros del Imam (P) y ellos juntos fueron cerca a las carpas de Ahlul-Bait (P), y sosteniendo sus espadas en sus manos gritaron: “¡Oh familia del Profeta (PBD)! Éstas son las espadas de sus jóvenes y hombres que no se meterán en la vaina hasta cortar la cabeza de sus enemigos. Éstas son las lanzas de sus hijos quienes han jurado hundir sus lanzas en los pechos de aquellos que convocaron a ustedes y los traicionaron.”[16]

La conversación del Imam Husain (P) con su hermana Zainab (P)

En la noche anterior al día de Ashûra, el Imam Husain (P) en la presencia de su hijo el Imam Sayyad (P), aconsejó a su hermana Zainab (P) a tener paciencia. [17]

Escribir cartas

El Imam Husain (P) escribió algunas cartas en la noche anterior al día de Ashûra y las dio a sus cercanos como: a su hija Fátima, su hermana Zainab (P) y su hijo Sayyad (P), para que después de su martirio, ellos entregasen estas cartas a algunos grupos y personalidades. Una de aquellas cartas es la carta del Imam (P) a la gente de Kufah en la cual el Imam (P) declara la miseria y la deslealtad de los Kufanos.

Acontecimientos de la mañana de Ashûra

En la madrugada de Ashûra, el Imam Husain (P) y sus acompañantes realizaron la oración del alba [18] y luego, el Imam (P) comenzó a preparar a sus acompañantes en la posición de defensa. El ejército del Imam (P) sólo contaba con treinta y dos jinetes y cuarenta soldados de infantería [19]. Sin embargo; para el despliegue militar del ejército, el Imam (P) designó a Zuheir Ibn Qin en el ala izquierda y a Habib Ibn Mazahir en el ala derecha del ejército; y dio la bandera del ejército a su hermano Abbas (P). [20]
Por orden del Imam (P), sus compañeros colocaron las carpas de campaña en la parte de atrás [21] y cavaron un foso alrededor de las mismas para que así quedaran protegidas de la invasión de los enemigos.[22]
En el otro lado del campo, el ejército del enemigo encabezado por Umar Ibn Saad realizó también la oración del alba. Luego, Umar Ibn Saad designó a los comandantes de su ejército que contaba con cuatro mil soldados. Él designó a ‘Amr Ibn Hayyay en el ala derecha y a Shimr Ibn Zil-Yushan en el ala izquierda. Azarat Ibn Qeis fue designado para comandar los jinetes y Shabas Ibn Rib’i era el comandante de la infantería del ejército del enemigo. Después, Umar Ibn Saad dio la bandera del ejército a su esclavo y se prepararon para atacar a la caravana del Imam Husain (P [23]
Se ha narrado que el Imam Husain (P) al ver el numeroso ejército del enemigo, levantó sus manos y empezó a suplicar lo siguiente: “Dios mío, eres tú mi confianza en cualquier dificultad y mi esperanza en cualquier problema. Cuando han habido preocupaciones sin soluciones, y cuando se ha debilitado mi corazón, y cuando me han dejado mis amigos y me han insultado los enemigos, he traído mis quejas ante ti, porque te prefiero a ti sobre cualquier persona y siempre vuelvo hacia ti. Y tú siempre me has solucionado los problemas; ya que de ti proviene toda bendición y eres el poseedor de todo bien y el final de todo destino.” [24]
Desde muy temprano en la mañana, los compañeros del Imam Husain (P) vigilaban alrededor de las carpas de campaña para evitar los ataques del enemigo. Ellos lograron aniquilar a algunos de los soldados del enemigo que intentaron infiltrar el campamento del Imam (P). [25]

Los sermones del Imam Husain (P) y de sus compañeros

Antes del comienzo de la guerra, el Imam Husain (P) se montó a su caballo y se dirigió hacia el ejército del enemigo para amonestarlos por última vez. El Imam envió en primer lugar, a su acompañante, Burair Ibn Juzair hacia el ejército de Umar Ibn Saad para hablar con ellos.[26] Luego el propio Imam (P) fue en persona hacia el ejército del enemigo, se detuvo frente a ellos, y con una voz alta empezó a dar un sermón elocuente amonestando e invitándolos a la justicia. Al inicio de su sermón, se presentó a sí mismo como el hijo de la hija del Profeta (PBD) e hijo de su sucesor, el Imam Alí (P); y dijo que Hamza (el señor de mártires) y Yafar Taiiar son sus tíos. A continuación el Imam (P) mencionó una narración profética donde el Profeta (PBD) dijo: “Hasan y Husain (P) son los señores de los jóvenes del Paraíso.” El Imam (P) presentó a los compañeros del Profeta (PBD), Yabir Ibn Abdil-lah Ansari, Abi Saiid Jidri, Sahl Ibn Saad, Zeid Ibn Arqam y Anas Ibn Malik (que en aquel entonces aún estaban vivos) como los testigos de la veracidad de sus palabras.
El Imam (P) volteó su rostro hacia los comandantes del ejército de Kufah, Shabas Ibn Rib’i, Hayyar Ibn abyar, Qeis Ibn Ash’as y Yazid Ibn Haris y les recordó las cartas de invitación que le habían escrito. Sin embargo, ellos negaron todo y dijeron al Imam (P) que se rindiera. El Imam (P) respondió: “¡No! Juro por Dios que jamás extenderé las manos de humildad hacia ellos.” [27]
Después del sermón del Imam (P), Zuhair Ibn Qin, otro compañero del Imam (P) se levantó frente a los kufanos y habló de las virtudes del Imam Husain (P). Pero de entre el ejército de Kufah, Shimr respondió las palabras de Zuhair con maldición y reproches.[28]

Negativa del Imam (P) a iniciar la guerra

El ejército de Umar Ibn Saad se preparó para atacar y simultáneamente el Imam (P) ordenó encender el foso que estaba detrás de las carpas. En este momento, Shimr Ibn Zil-Yushan que había avanzado con sus soldados hacia las carpas del Imam (P) se detuvo al ver el fuego y empezó a insultar al Imam (P). Un compañero del Imam (P) llamado Muslim Ibn ‘Uwsaya pidió permiso para tirarle flechas hacia Shimr y matarlo, pero el Imam (P) le respondió: Yo no quiero ser quien inicia la guerra. [29]

Arrepentamiento de Hurr Ibn Yazid Riahi

En la mañana de Ashûra, cuando el Imam Husain (P) llamaba en voz alta: “¿Acaso hay un ayudante para ayudarme?”, un comandante del ejército de Kufah llamado Hurr Ibn Yazid Riahi oyó la llamada del Imam (P) y ésta le impresionó mucho. Él que sabía que los Kufanos estaban preparados para luchar contra el Imam (P), tomó su decisión y abandonó el campamento del enemigo uniéndose al ejército del Imam (P). [30] Se ha narrado que Hurr pidió permiso al Imam (P) para dirigirse hacia el campo de batalla antes que cualquier compañero del Imam (P). El Imam se lo permitió y así Hurr avanzó al campo de batalla y alcanzó el martirio.[31]

Inicio de la guerra por Umar Ibn Saad

La batalla empezó cuando Umar Ibn Saad tiró la primera flecha hacia la caravana del Imam (P). Luego dijo a los presentes: “Testimonien ante Ubaidul-lah Ibn Ziad que yo fui la primera persona que tiró flechas hacia ellos”. Después de él, los arqueros del enemigo empezaron a tirar. [32]
Al inicio de la guerra varios grupos del enemigo atacaron a los compañeros del Imam (P) y en el primer ataque se martirizaron casi 50 compañeros del Imam (P). A pesar de ello, los pocos compañeros del Imam (P) no permitieron a los enemigos acercarse a él.[33]

Martirio de Muslim Ibn Uwsaya

‘Amr Ibn Hayyay y sus soldados atacaron el ala derecha del ejército del Imam (P) pero los compañeros del Imam (P) evitaron su avance y los forzaron a retratarse aniquilando e hiriendo a algunos de ellos. Después de que unos soldados del ejército de Kufah murieron en el combate, Umar Ibn Saad ordenó a sus soldados atacar en grupos y por cobardía que no combatiesen hombre a hombre.
Otra vez ‘Amr Ibn Hayyay invadió con sus soldados el ejército del Imam (P) desde el Éufrates, y esta vez también se retrataron debido a la resistencia de los compañeros del Imam (P). Sin embargo, en este ataque Muslim Ibn Uwsaya alcanzó el martirio. [34]

Invasión total

Antes del mediodía de Ashûra, el enemigo alcanzó una invasión total contra el Imam (P) y logró atacar la caravana del Imam (P) desde cualquier dirección. En este combate los pocos jinetes del Imam (P) resistieron valientemente de modo que el comandante del ejército del enemigo ‘Azarat Ibn Qeis pidió ayuda a Umar Ibn Saad y entonces Ibn Tamim con varios jinetes y 500 arqueros fueron a asistirlo.
Los compañeros del Imam (P) se dividieron en grupos de 3 o 4 personas y defendían el campamento del Imam (P) desde cualquier parte. Umar Ibn Saad había ordenado destruir las carpas del Imam (P) y entonces Shimr Ibn Zil-Yushan atacó de nuevo las carpas, pero Zuhair Ibn Qin con un grupo de los compañeros del Imam (P) lograron repeler este ataque. La guerra continuó severamente hasta que la mayoría de los compañeros del Imam (P) fueron martirizados. [35]

Acontecimientos del mediodía de Ashûra

Al mediodía de Ashûra, Abu Sumama, ‘Amr Ibn Abdul-lah Sa’edi le recordó al Imam (P) la llegada del tiempo de la oración. El Imam (P) miró al cielo, suplicó para él y dijo: "Pidan a los Kufanos un indulto para realizar la oración del mediodía”. [36] En este momento un enemigo llamado Ibn Tamim empezó a insultar al Imam (P) diciéndole que la oración del Imam (P) no sería aceptada ante Dios. Habib Ibn Mazahir le respondió: “¿Crees que tu oración es aceptada, y no será aceptada la de la familia del Profeta (PBD)?”. Entonces ellos comenzaron a luchar y en este combate Habib fue martirizado por dos soldados del enemigo. [37]

La oración del mediodía de Ashûra

Al mediodía de Ashûra, el Imam Husain (P) y sus compañeros se prepararon para realizar la oración del mediodía. Zuhair Ibn Qin y Saiid Ibn Abdul-lah Hanafi se colocaron frente a los orantes para protegerlos contra los ataques del enemigo.[38] Al empezar la oración, los soldados de Umar Ibn Saad tiraron flechas hacia el Imam (P) y sus compañeros. Sin embargo Zuhair y Saiid Ibn Abdul-lah los escudaron con sus propios cuerpos.[39] Al final de la oración, Saiid Ibn Abdul-lah fue martirizado debido a las severas heridas que le habían ocasionado.[40]
Después de la oración, otros compañeros del Imam (P) como Burair Ibn Juzair, Nafi’ Ibn Hilal, ‘Abis Ibn Shabib y Hanzalat Ibn Saad se dirigieron al campo de batalla y alcanzaron el martirio uno después del otro.[41]

Acontecimientos de la tarde de Ashûra

Martirio de las personas más allegadas al Imam (P)

Después de que todos los compañeros del Imam (P) fueron martirizados, sus parientes cercanos vinieron ante él y le pidieron permiso para luchar. La primera persona de la familia del Imam (P) que se dirigió hacia el campo de batalla fue su hijo Alí conocido como Alí Akbar. [42] El Imam (P) le dio el permiso y luego dijo sobre él: Acabo de enviar a la persona más parecida al Profeta (PBD) hacia el campo de batalla.[43] Alí Akbar fue martirizado inocentemente y luego de él los otros jóvenes de Bani Hashim como los hermanos del Imam Husain (P), los hijos de ‘Aqil Ibn Abi Talib, los hijos de Yafar Ibn Abi Talib (Primos del Imam Husain) y los hijos del Imam Hasan (P) como Qasim Ibn Hasan fueron al campo de batalla y alcanzaron el martirio uno después del otro. [44]
Finalmente, el honorable Abbas (P), el hermano del Imam Husain (P) quien fue el portador de su bandera alcanzó el martirio cuando había ido al Éufrates en busca de agua para las mujeres y los niños de la caravana del Imam (P).[45]

Deseo del Imam Sayyad (P) para combatir contra el enemigo

El Imam Husain (P) después del martirio de todos sus familiares y compañeros se dirigió en persona al campo de batalla. Vio muy triste los cuerpos masacrados de sus compañeros todos sobre la tierra de Karbalá. No tuvo ningún compañero ni ayudante. Volteó su cabeza hacia el ejército de Kufah y exclamó: “¿Acaso hay alguien que proteja a los cercanos del Mensajero de Dios? ¿Acaso se encuentra algún monoteísta que tema a Dios por nosotros? ¿Acaso hay algún auxiliar que nos ayude por la complacencia de Dios?”.[46] Sin embargo no recibió ninguna respuesta de los Kufanos.
El Imam (P) se orientó hacia los cuerpos de los mártires y dijo: “Oh Habib Ibn Mazahir, oh Zuhair Ibn Qin, oh Muslim Ibn ‘Uwsaya. ¡Oh, vosotros los campeones y los valientes de la época! ¿Por qué no me oís y no me respondéis cuando os llamo? Vosotros estáis dormidos mientras las mujeres de la familia del Profeta (PBD) no tienen protectores.”
Las mujeres que estaban en las carpas del Imam (P) al escuchar estas palabras del Imam Husain (P) empezaron a lamentarse. Se ha narrado que en este instante, el Imam Sayyad (P) que estaba enfermo se levantó apoyándose en un bastón y salió de las carpas al escuchar la voz de su padre. Sin embargo, el Imam Sayyad (P) no tuvo la suficiente fuerza para cargar su espada. En cuanto al Imam Husain (P) lo vio, dijo a Ummi Kulsum: regrésalo a las carpas, para que la tierra no quede sin la descendencia del Profeta (PBD).[47]

La preparación del Imam Husain (P) para la lucha

El Imam Husain (P) entró en la carpa para despedir a sus hermanas, esposas e hijos. Luego vistió una camisa vieja y la desgarró en varias partes para que después de su martirio, el enemigo no codiciase en robarla. Sin embargo, después de su martirio, no se pudo evitar que fuese robada.[48]
El Imam (P) cuando vio a su bebé llorando por su excesiva sed, lo llevó en brazos y lo al ejército del enemigo y exclamó: “Oh gente! Si no tenéis misericordia de mí, por lo menos tened misericordia de este bebé. Os pido que le deis de beber a este inocente bebé”. No obstante, el enemigo respondió la llamada del Imam (P) con una flecha tirada por Harmala Ibn Kahil Asadi. La flecha atravesó el cuello del Infante del Imam Husain (P) y lo martirizó enseguida en los brazos de su padre.[49]

Los combates del Imam Husain (P) por la tarde de Ashûra

Aunque el Imam Husain (P) estaba solo, sin nadie que le ayudase, los Kufanos no se atrevían a enfrentarlo. Durante el transcurso de la batalla, predominó la sed en el Imam (P) y decidió dirigirse hacia el Éufrates. Simultáneamente, el enemigo bloqueó su camino y no conformándose con eso un arquero tiró una flecha a los labios del Imam (P). Sin embargo, a pesar de haber varias heridas en su cuerpo, el Imam (P) continuó el combate con gran valentía.[50]
Humeid Ibn Muslim narra: “Juro por Dios que yo nunca había visto a una persona como el Imam (P) cuyos compañeros y cercanos están muertos y sin embargo, puede resistir y luchar tan valientemente. Los soldados lo atacaban de cualquier dirección, pero él los repelía hasta que llegaron a huir como los ovejas que huyen del lobo.” [51]
Sayyed Ibn Tavus escribe al respecto: “Cada vez que el Imam (P) atacaba a las filas del enemigo, treinta mil soldados se retrataban y se desparramaban como saltamontes.”[52]
Después de haber luchado por un período, el Imam (P) regresó a las carpas, despidió de nuevo a las mujeres y las aconsejó tener paciencia.[53] El Imam Husain (P) se acercó a la cama del Imam Sayyad (P) que sufría una grave enfermedad. En este instante, Umar Ibn Saad ordenó a sus arqueros tirar hacia las carpas del Imam (P).[54]

El Martirio del Imam Husain (P)

Cada vez que el Imam (P) se dirigía al campo de batalla, después de un período regresaba a su primer lugar y gritaba: “¡No hay más poder que el que viene de Dios el más enaltecido!”. [55]
Shimr Ibn Zil-Yushan junto a algunos de sus soldados invadieron las carpas del Imam (P) para incendiarlas. Entonces, el Imam Husain (P) les gritó al observar esa escena: “¡Ay de vosotros! ¡Si es que no tenéis religión y no teméis el Día de la Resurrección, por lo menos sed libres en este mundo y demostrad hombría de la mejor manera!” [56]
Fue en este momento que los soldados de Shimr rodearon al Imam (P) mientras Shimr los animaba a avanzar. Él ordenó a los arqueros tirar hacia Imam (P) y entonces las flechas cayeron sobre él de modo que su bendito cuerpo parecía estar cubierto de flechas.[57]
Se ha narrado que un hombre de la tribu de Kinda apuntó el primer golpe en la cabeza del Imam (P). Según los registros históricos, las heridas y el cansancio habían debilitado al Imam (P) y por eso él se detuvo un rato para descansar. En este instante tiraron una piedra a la frente del Imam (P) e hirieron su frente de modo que la sangre fluyó en su rostro. El Imam (P) levantó su camisa para limpiar la sangre, de repente, una flecha de tres puntas atravesó su pecho.[58]
Los soldados del enemigo como Malik Ibn Nusair, Zar’at Ibn Sharik y Sanan Ibn Anas, golpearon al Imam (P) y le hicieron daño hasta que el Imam (P) se cayó de su caballo.[59] En este momento, un niño llamado Abdul-lah Ibn Hasan quien era sobrino del Imam Husain (P) salió de las carpas y corrió hacia el imam (P) para defenderlo. Cuando un enemigo quiso propinar un golpe de espada al Imam (P), este niño lo protegió interponiendo su propio cuerpo, y entonces aquella espada afilada separó su mano de su cuerpo.[60]
Shimr Ibn Zil-Yushan junto con algunos soldados del ejército de Umar Ibn Saad como Sanan Ibn Anas y Juli Ibn Yazid se acercaron al Imam (P) y shimr les ordenó terminar con él. Primero, dijo a Juli Ibn Yazid que cortase la bendita cabeza del Imam (P). Él entró en el foso de la muerte (lugar del martirio del Imam Husain (P)) pero al acercarse al Imam (P) empezó a temblar y no pudo hacerlo. Sin embargo; se ha narrado que al final, Shimr Ibn Zil-Yushan[61] o Sanan Ibn Anas[62] bajó del caballo, cortó la bendita cabeza del Imam Husain (P) y la dio a Juli.[63] Luego del martirio del Imam (P), y de este trágico suceso los enemigos saquearon su camisa y su equipaje y lo dejaron sin ropa sobre la tierra de Karbalá.

Acción de pisotear los cuerpos de los mártires de Karbalá con los caballos

Por la orden de Umar Ibn Saad, diez soldados voluntarios del ejército de Kufah montaron sus caballos y pisotearon el bendito cuerpo del Imam (P) y los cuerpos de otros mártires.[64]

La acción de cortar la cabeza del Imam Husain (P) y de sus compañeros mártires

En el mismo día, Umar Ibn Saad envió la bendita cabeza del Imam (P) a Ubaidul-lah Ibn Ziad. Así como también, ordenó cortar las cabezas de otros mártires y enviarlas a Kufah junto a Shimr Ibn Zil-Yushan, Qeis Ibn Ash’as y ‘Amr Ibn Hayyay. [65]


Sucesos acontecidos después de la guerra

Saquear las carpas de Ahlul-Bait (P)

Después del martirio del Imam Husain (P), los guerreros del enemigo invadieron las carpas del Imam (P) y saquearon todo lo que encontraron como los camellos, los caballos, el equipaje e incluso la ropa y los adornos de las mujeres. Shimr Ibn Zil-Yushan entró a las carpas de Ahlul-Bait (P) e intentó asesinar al Imam Sayyad (P); sin embargo, la honorable señora Zainab (P) lo evitó.

Cautividad de la familia del Imam (P)

En el suceso de Ashûra, fueron capturados el Imam Sayyad (P) que sufría una grave enfermedad y la honorable señora Zainab (P) junto a otros miembros de Ahlul-Bait (P). Umar Ibn Saad envió a los cautivos a Kufah y más tarde fueron enviados a Siria donde Yazid.

Entierro de los mártires de Karbalá

En los registros históricos se han mencionado dos fechas diferentes para el entierro de los mártires de Karbalá. Los historiadores sunnitas consideran que ellos fueron enterrados inmediatamente después del suceso del Ashûra en el día 11 del mes de Muharram.[66] Sin Embargo, en muchas fuentes shiítas se ha mencionado que su entierro fue en el día 13 del mes de Murarram del año 61 de la hégira.[67]
Luego de la guerra, Umar Ibn Saad ordenó enterrar los cuerpos de los soldados de su ejército y dejar los cuerpos de los mártires de Karbalá sobre la tierra. [68]
Se ha narrado que después de que el ejército de Kufah abandonó la tierra de Karbalá, unos hombres de la tribu de Bani Asad llegaron a Karbalá y realizaron la oración fúnebre a los mártires de Karbalá y los enterraron durante la noche. [69] Casi todos los mártires de Karbalá fueron enterrados cerca del lugar de su martirio, a excepción de Hurr Ibn Yazid Riahi que fue enterrado en otro lugar por los miembros de su tribu.[70]
Ubaidul-lah Ibn Ziad envió la bendita cabeza del Imam (P) y las cabezas de otros mártires a Siria donde Yazid. Inclusive, se ha dicho que la esposa de Yazid enterró la cabeza del Imam (P) en su jardín en Damasco. Se ha mencionado en otros registros también, que su cabeza fue enviado a Kufah, Siria, Asqalan y Egipto y al final fue enterrada en Medina en el cementerio de Baqi’.[71] Sin embargo, según el Sayyed Alam al-Huda, la cabeza del Imam (P) fue devuelta inmediatamente desde Damasco a Karbalá y fue enterrada allí junto a su bendito cuerpo.[72]

Mensajero de Ashûra

Después del suceso de Ashûra, la honorable señora Zainab (P) que estaba en la caravana de los cautivos dio varios sermones en Kufah y en Siria, en las reuniones de Ubaidul-lah Ibn Ziad y Yazid. Sus elocuentes sermones clarificaron los diferentes aspectos del movimiento del Imam Husain (P) y escandalizaron a los Kufanos, a Yazid y al corrupto gobierno omeya.[73]

Notas

  1. Dehjoda, Loqatname, tomo 10 pag 15663
  2. Tabari, Tarij al-Umam wal-Muluk, pag 463; Ibn Asir, al-Kamil, tomo 4, pag 84
  3. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pags 391-392; Tabari, Tarij, tomo 5, pags 416-418;Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 90
  4. Dainuri, al-Ajbar al-Tawal, pag 256
  5. Tabari, Tarij, tomo 5, pag 421; Jarazmi, Maqtal al-Husain, tomo 1, pag 251
  6. Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pag 94; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 421; Jarazmi, Maqtal al-Husain, tomo 1, pag 251, Mufid, al-IRshad, tomo 2, pag 95
  7. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pags 378-379; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 369
  8. Tabari, Tarij, tomo 5, pag 419; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 92
  9. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 185; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 419;
  10. Tabari, Tarij, tomo 5, pag 419; Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pag 92
  11. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 393; Tabari, Tarij, tomo 5, pags419-420
  12. Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 91; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 369
  13. Ibn A’sam al-Kufi, al-Futuh, tomo 5, pag 96; Jarazmi, Maqtal al-Husainm tomo 1, pag 248
  14. Al-Muqram, Maqtal al-Husain, pag 219
  15. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 395; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 422; Al-Bahrani, al-‘Awa;im a;-Imam al-Husain, pag 165
  16. al-Muqram, Maqtal al-Husain, pag 219
  17. Ibn Shahr Ashub, Manaqib, tomo 4, pag 99; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 393; Tabari, Tarij, tomo 5, pags 420-421
  18. Tabari, Tarij, tomo 5, pag 423
  19. Dainuri, al-Ajbar al-Tawal, pag 256; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 395; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 422
  20. Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 95;Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 395; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 422
  21. Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 96
  22. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pags 395-396; Tabari, Tarij, tomo 5, pags 423-426; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 96
  23. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pags 395-396; Tabari, Tarij, tomo 5, pags 422-426; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pags 95-96
  24. Ibn Asir, al-Kamil, tomo 4, pags 60-61; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 423; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 96
  25. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 394; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 438
  26. Ibn A’sam, al-Futuh, tomo 5, pag 100; JArazmi, Maqtal al-Husain, tomo 1, pag 252; al-Muqram, Maqtal al-Husain, pags 232-233
  27. Tabari, Tarij, tomo 5, pags 424-426; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pags 395-396; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pags 96-98
  28. Tabari, Tarij, tomo 5, pags 425-426; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 397
  29. Tabari, Tarij, tomo 5, pags 423-426; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pags 393-396; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 96
  30. Tabari, Tarij, tomo 5, pag 427; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 99
  31. Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 104
  32. Tabari, Tarij, tomo 5, pags 429-430; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 398; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 101
  33. Tabari, Tarij, tomo 5, pags 429-430
  34. Tabari, Tarij, tomo 5, pags 430-437; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 400; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pags 103-104
  35. Ibn ‘A’sam, al-Futuh, tomo 5, pag 101; Tabari, Tarij, tomo 5, pags 437-446; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 400; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pags 104-105
  36. Ibn Asir, al-Kamil, tomo 4, pag 70; Tabari, Tarij, tomo 5, pags 438-439
  37. Tabari, Tarij, tomo 5, pags 439-440
  38. al-Jarazmi, Maqtal al-Husain, tomo 2, pag 17; Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pags 110-111
  39. Tabari, Tarij, tomo 5, pag 441; Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 105
  40. Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pag 111
  41. al-Jarazmi, Maqtal al-Husain, tomo 2, pag 20; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 441
  42. Tabari, Tarij, tomo 5, pag 446; Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pas 361-362; Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pag 49
  43. Abul-Faray Isfahani, Maqatil al-Talibin, pags 115-116
  44. Abul-Faray Isfahani, Maqatil al-Talibin, pags 89-95; Tabari, Tarij, tomo 5, pags 446-449
  45. Tabari, Tarij, tomo 5, pags 446-449; Ibn Shahr Ashub, Manaqib, tomo 4, pag 108
  46. Jarazmi, Maqtal al-Husain, tomo 2, pag 32; Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pag 116
  47. Jarazmi, Maqtal al-Husain, tomo 2, pag 32
  48. Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pag 133; Tabari, Tarij, tomo 5, pags 451-453
  49. Tabari, Tarij, tomo 5 pag 448; al-Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 108
  50. Ibn Asir, al-Kamil, tomo 4, pag 77; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 452, Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 111
  51. Ibn Asir, al-Kamil, tomo 4, pag 77; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 452, Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 111
  52. Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pag 119
  53. Maylisi, Yala al- ‘Uiun, tomo 408
  54. al-Muqram, Maqtal al-Husain, pags 277-288
  55. xSayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pag 119
  56. Ibn Saad, al-Tabaqat, tomo 6, pag 440, Tabari, Tarij, tomo 5, pag 450
  57. Ibn A’sam, al-Futuh, pag 118; al-Mufid, al-Irshad, tomo 2, pags 111-112
  58. xJarazmi, Maqtal al-Husain, tomo 34
  59. Tabari, Tarij, tomo 5, pag 453; al-Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 112
  60. Tabarsi, A’lam al-Vara, tomo 1, pags 467-468; Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pags 122-123
  61. al-Mufid, al-Irshad, tomo 2, pag 112; Jarazmi, Maqtal al-Husain, pag 36
  62. Tabari, Tarij, tomo 5, pags 450-453; Ibn Saad, al-Tabaqat, tomo 6, pag 441; Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pag 126
  63. Ibn Saad, al-Tabaqat, tomo 6, pag 409; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 453
  64. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 411; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 455
  65. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 411; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 455
  66. Tabari, Tarij, tomo 5, pag 455
  67. al-Muqram, Maqtal al-Husain, pag 319; Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, pag 107
  68. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 411; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 455
  69. Belazari, Ansab al-Ashraf, tomo 3, pag 411; Tabari, Tarij, tomo 5, pag 455
  70. Amin, ‘Aian a-Shi’ah, tomo 1, pag 613
  71. Ibn Saad,al-Tabaqat, tomo 6, pag 450
  72. Sayyed Murtaza, Rasa’il, tomo 3, pag 130
  73. Ibn A’sam, al-Futuh, tomo 5, pags 121-123

Bibliografía

  • Abu Mujannaf, Maqtal al-Husain (P), Qom.
  • Abul Faray Isfahani, Maqatil al-Talibin, Beirut, 1992.
  • Al-Dainuri, Abu Hanifah, al-Ajbar al-Tawal,Qom, 1368 hégira solar.
  • al-Jarazmi, Muvaffaq, Maqtal al-Husain, Qom.
  • Al-Mufid, al-Irshad, Qom, 1413 hégira lunar.
  • Al-Muqram, Abd al-Razaq, Maqtal al-Husain (P), Beirut.
  • Amin, Mohsen, A’ian al-Shi’ah, Beirut.
  • Belazari, Ahmad, Ansab al-Ashraf, Beirut, 1996.
  • Ibn Asir, Ali, al-Kamil Fi al-Tarij, Beirut, 1965.
  • Ibn A’sam, Al-Futuh, Beirut, 1991.
  • Ibn Saad, al-Tabaqat al-Kabir, Cairo, 2001.
  • Ibn Shahr Ashub, Manaqib Aal Abi Talib, Qom, 1379 hégira lunar.
  • Ibn ‘Asakir, Tarij Madinat Damishq, Beirut, 1415 hégira lunar.
  • Maylisi, Muhammad Baqir, Biharul Anwar, Teherán.
  • Maylisi, Muhammad Baqir, Yala al-‘Uiun.
  • Sayyed Ibn Tavus, al-Luhuf, Qom, 1417 hégira lunar.
  • Sayyed Murtaza, Rasa’il al-Sharif al-Murtaza, Qom, 1405 hégira lunar.
  • Tabari, Muhammad, Tarij al-Umam wal-Muluk, Beirut, 1387 hégira solar.
  • Tabarsi, Ahmad, al-Ihtiyay, Mash-had, 1403 hégira lunar.
  • Tabarsi, A’lam al-Vara, Teherán, 1390 hégira lunar.
  • Ya’qubi, Tarij, Nayaf, 1358 hégira lunar.

Véase también

Imam Husain (P)
Día de Arba’in
Abbas Ibn Alí (La paz sea con él)
Zainab hija de Alí (La paz sea con ella)
Ahlul-Bait (P)
Karbalá
Día de Ashûra
Día de Tasu’a