prioridad: b, calidad: c
sin enlace
sin foto
sin categoría
sin navbox
sin redirección
sin referencias

Mab'az

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

Mab'az (en árabe: مبعث) también conocido como Bi’zat (en árabe: بعثه) se refiere al inicio de la misión profética y el envío del Profeta Muhammad (PBD) por Dios para invitar a la gente hacia el Islam. El Profeta Muhammad (PBD) a la edad de cuarenta años en la cueva de Hira en la montaña al-Nur (cerca de La Meca ) fue escogido como profeta y los primeros versículos de Sura al-'Alaq le fueron revelados. El Mab’az, de acuerdo con el punto de vista Shi'a, fue el comienzo del Islam y ocurrió en 27 de Rayab, 13 años antes de Hégira (610 D.C.).
Antes de que comenzara la misión del Profeta (PBD), la mayoría de la gente de esa región era idólatra. Otras religiones divinas también tenían algunos seguidores en diferentes lugares de esa región. Sin embargo, después del comienzo de la misión del Profeta (PBD), el Islam se expandió y la adoración de ídolos fue borrada de Hiyaz.
El aniversario del comienzo de la misión profética se encuentra entre las festividades religiosas en la cultura Shi'a y se conoce como Eid al-Mab’az.

Significado

La palabra Mab’az se deriva de la raíz árabe (ب ع ث) que significa enviar.[1] En su sentido técnico, Mab’az significa enviar a un profeta por Dios hacia otros seres humanos y genios para guiarlos. La palabra se usa principalmente para el Profeta Muhammad (PBD) cuando fue enviado como profeta.[2]

Mab’az del Profeta Muhammad (PBD)

El Mab’az del Profeta (PBD) ocurrió cuando tenía cuarenta años y hay una opinión menos conocida de que ocurrió cuando tenía 43 años.[3] El origen de estas diferentes ideas son las diferentes interpretaciones del significado de Mab’az, algunos creen que el criterio de ser profeta es la revelación del primer versículo del Corán y otros creen que la primera invitación pública es el criterio de ser profeta.
Según los registros históricos, el día 27 del mes de Rayab del año 40 de ‘Am al-Fil, marca la llegada de la primera revelación divina al Profeta del Islam. En las comunidades shiítas, este día es celebrado todos los años como el Eid al-Mab’az.[4]
Cuando el Profeta (PBD) estaba en la cueva de Hira en la Montaña al-Nur, recibió los primeros versículos de la Sura al-'Alaq:

“Recita en el nombre de tu Señor, el Cual ha creado. Ha creado al ser humano a partir de algo que está suspendido. Recita. Tu Señor es el Más Generoso. Es Quien ha enseñado por medio de la escritura, Ha enseñado al ser humano lo que éste no conocía.” (Corán, 96: 1-5)

Y luego, la revelación fue continuada por los primeros versículos de Sura al-Muddassir. El Profeta (PBD), primero contó sobre su profecía a su primo 'Alí (P) y su esposa Jadiya (P) y durante tres años, el Profeta (PBD) no invitó a personas en público, sino que las invitaba en secreto y los nuevos musulmanes realizaban actos religiosos en secreto.
Tres años más tarde, la aleya al-Inzar fue revelada, donde Dios ordenó al Profeta (PBD):

“Advierte a tus familiares cercanos” (Corán, 26: 214)

Y así su misión alcanzó un nuevo nivel al invitar a sus parientes al Islam. En el mismo año recibió la aleya que decía:

“Divulga lo que se te ordena (públicamente) y no te preocupes por los idólatras.” (Corán, 15:94)

Tras la revelación de este versículo, su misión se hizo pública y, por primera vez, el Profeta (PBD) declaró su llamada divina en el bazar 'Ukaz donde la gente se reunía para el comercio y también para sus actividades culturales.
Aquel día, Abu Lahab se burló del Profeta (PBD) junto con algunos árabes paganos, pero Abu Talib apoyó al Profeta (PBD) en contra de ellos. [5]

Revelación

La revelación se refiere a la conexión espiritual entre un profeta y el mundo oculto para recibir un mensaje divino. El resultado de este proceso es una certeza absoluta otorgada por Dios al Profeta (P). [6]
El día de Mab’az fue la primera vez que Gabriel le apareció al profeta (PBD). Este encuentro y la gran carga de la profecía fueron tan pesados para el Profeta (PBD) hasta tal punto que después de este encuentro, fue a su casa y le dijo a su esposa Jadiya: "Cúbreme".
En su infancia debido a su pureza y su odio hacia la idolatría, el Profeta (PBD) estaba interesado en la soledad y el aislamiento de la ciudad. Solía pasar un mes de aislamiento en las montañas cercanas a La Meca y tenía algunos sueños sobre el mundo invisible. Se ha narrado que desde muchos años antes de su Mab’az escuchaba las inspiraciones de los arcángeles Rafael y Gabriel y por lo tanto, estaba listo para recibir el mensaje de Dios.[7]

Posición en la cultura islámica

Mab’az tiene una posición muy notable entre los musulmanes. En realidad, es el punto de partida del Islam, la religión que en sus primeros años tuvo circunstancias difíciles y pocos seguidores, y luego se expandió a todo el mundo y atrajo numerosos corazones. El comienzo de todo ese cambio crucial es el día del Mab’az.
Aunque según los informes auténticos en la fuentes shiítas, el Mab’az ocurrió en el día 27 del mes de Rayab, los sunitas creen que ocurrió en el mes de Ramadán.
El día del Mab’az es celebrado por los shiítas y es un día festivo en los países de Irán e Irak.

Prácticas recomendables en el día del Mab’az

Los siguientes actos son recomendables en este día:

  1. Realizar el baño completo.
  2. El ayuno.
    Este día es uno de los cuatro días más recomendables del año para ayunar. Según las narraciones islámicas, el ayuno en este día equivale al ayuno de setenta años.
  3. Pronunciar Salawat (Saludo al Profeta Muhammad y a su descendencia purificada). El acto más recomendable de este día es saludar al Enviado de Dios (PBD) y al Príncipe de los Creyentes, el Imam ‘Alí (P).
  4. El Shaij Tusi escribe en el libro Al-Misbâh: “El Imam Yawad (P) ayunó cuando se encontraba en Bagdad, el día 15 de Rayab y el día 27, y ayunó toda la gente de su casa y los que se encontraban con él y nos ordenó que rezáramos la oración que consta de doce ciclos, en cada uno de los cuales se recita la Sura Al-Fatiha y una sura (cualquier Sura que deseemos). Cuando se terminan los rezos se recitan cuatro veces la Sura Al-Fâtiha, cuatro veces la Sura Al-Ijlâs, cuatro veces las Suras Al-Falaq (113) y Al-Naas (114), y luego se dice cuatro veces:
    lâ ilâha il-lâl-lahu wal-lahu akbar, wa subhânal-lâhi wal hamdulil-lah, wa lâ hawla wa lâ quwata il-la bil-lahil ‘aliîl ‘adzîm
    (No hay divinidad más que Dios, y Dios es el más Grande, Glorificado sea Dios, y Alabado sea Dios, y no hay poder ni fuerza sino en Dios, el Elevado, el Majestuoso.)
    Y cuatro veces:
    al-lah al-lahu rabbî lâ ushriku bihi shai’a
    (Dios, Dios, es mi Señor. No asocio nada a Él.)
    Y cuatro veces:
    lâ ushriku bi rabbî ahada
    (No asocio a nadie a mi Señor.)

Notas

  1. Raqib, tomo.1, p. 132
  2. Shama’i, p. 44
  3. Ya’qubi, Ahmad, Tārij , tomo.2, p. 15; Ibn Athir, al-Kāmil , tomo.2, p. 46; Ibn Kathir, al-Sirah al-Nabawiyah , tomo.1, p. 385
  4. Ibn Hisham, Abdul Malik, Al-Sirah al-Nabawiyya , tomo.1, p. 236-237; Ya’qubi, Ahmad, Tārij , tomo.2, p. 16; Thabari, Tārij , tomo.2, p. 298
  5. Ya’qubi, Ahmad, Tārij , tomo.2, p. 17-18
  6. Tabatabai, Wahy ya Sha'ur Marmuz, pág. 104.
  7. Ya’qubi, Ahmad, Tārij , tomo.2, p. 16; también Ibn Athir, Al-Kāmil , tomo.2, p. 46-50.

Bibliografía

  • Sagrado Corán.
  • Ibn Hisham, Abdul Malik, al-Sirah al-Nabawiyah , investigación: Mustafa Saqa, El Cairo, 355 AH / 936.
  • Ibn Kasir, al-Sirah al-Nabawiyah , investigación: Mustafa Abdul Wahid, Beirut, 383 H / 964.
  • Mustafavi, Hasan, al-Tahqiq fi Kalimat al-Qur’an al-Karim. Teheran, 1368 S.
  • Raqib Isfahani, Hasan, al-Mufradāt Fi Qarib Al-Qurān , Beirut, Darul Ma'rifah.
  • Ya’qubi, Ahmad, Tārij , Najaf, 358 H.