prioridad: b, calidad: b
sin foto
sin categoría

Aleya de Naywa

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Aleya de Naywa
Descripción de Aleya
Nombre de
la sura:
Corán 58
Número de
la Aleya:
12
Posición en
el Corán:
28
Causa de
la revelación:
Ordenó a los musulmanes dar de caridad a los pobres cada vez que querían consultar en privado al Profeta (PBD)
Lugar de
la revelación:
Medina
Otros: Virtudes del Imam Alí (P)

La Aleya de Naywa (en árabe: آية النجْوَا ) es el duodécimo versículo de la Sura al-Muyadila, que también se conoce como el versículo al-Munayat. Esta aleya ordenó a los musulmanes dar de caridad a los pobres cada vez que querían consultar en privado al Profeta del Islam (PBD). Sin embargo, nadie cumplió con este mandato a excepción del Imam 'Ali (P).
En el versículo posterior, Dios reprendió a los musulmanes por desobedecer este mandato, y quitó la obligación de dar de caridad para consultar con el Profeta (PBD). Esta aleya es una de las evidencias coránicas que demuestran la virtud y la superioridad del Imam Alí (P) sobre otros compañeros del Profeta (PBD) en términos de su obediencia a Dios y su adherencia al Profeta (PBD).

Texto y Traducción

La ocasión de la revelación

Se ha narrado que la ocasión de la revelación de esta aleya es la siguiente:
Un grupo de musulmanes ricos visitaron al Profeta (PBD) y consultaron en privado con él sin darle tiempo a los pobres para hablar con él, y esto ofendió a los pobres.[1] Además, el Profeta (PBD) estaba molesto por tanto tiempo que ellos le quitaban para hablar de sus cosas personales.[2] Fue entonces que se reveló la aleya al-Naywa que ordenaba a los ricos a que pagasen algo de caridad a los pobres antes de su consulta privada con el Profeta (PBD). [3]
Algunos exégetas han especificado que algunas de estas personas buscaban ganar superioridad sobre otras mediante sus consultas privadas con el Profeta (PBD). El Profeta (PBD) aunque sabía su verdadera intención, no les prohibió hacerlo, hasta que esta aleya fue relevada.[4]

La razón de la legislación del pago de caridad antes de la consulta privada

Según el Ayatolá Makarim Shirazi, la razón de la legislación de caridad antes de hablar en privado con el Profeta fue por un lado para purificar los corazones de los ricos (ya que el pago de Sadaqa es un medio para la purificación del alma) y por otro lado, fue para ayudar a los pobres.[5] 'Allama Tabataba'i cree que esa caridad se hizo obligatoria porque aproximaría los corazones de los ricos y los pobres entre sí y evitaría sus rencores.[6]
Al final de la misma aleya, Dios exime a los necesitados de este pago para que no se vieran privados de hablar en privado con el Profeta (PBD) sobre sus problemas o necesidades importantes. Aunque en la próxima aleya se quitó completamente la obligación de pagar tal caridad, esta aleya no fue abrogada por la próxima aleya, ya que, la revelación del versículo fue una prueba para determinar el grado de amor por el Profeta (PBD) por parte de los musulmanes y el grado de su obediencia a Dios.[7]

El cambio del mandato de pagar la caridad antes de las reuniones privadas con el Profeta (PBD)

El mandato mencionado en el versículo Al-Naywa fue cambiado por su versículo posterior (el versículo 13 del Corán 58). Después de la legislación de la ley de dar caridad antes de una consulta privada con el Profeta (PBD), ningún musulmán actuó al respecto, excepto el Imam 'Ali (P). Por lo tanto, en el versículo posterior, los musulmanes que se negaron a pagar la caridad por temor a la pobreza fueron fuertemente reprendidos, y luego se quitó la obligación de pagar dicha caridad.[8]
Varios exegetas creen que desde el principio, la revelación del versículo fue por el propósito de probar a los musulmanes, y cuando la prueba terminó, el mandato se cambió.[9]

La única persona que actuó según la aleya de Naywa

La mayoría de los exégetas shiítas y sunitas sostienen que la única persona que actuó según este versículo fue el Imam 'Ali (P).[10] El Imam 'Ali (P) dijo a este respecto:

"hay un versículo en el Corán que nadie actuó de acuerdo al mismo antes de mí, ni lo hará después de mí. Yo tenía un dinar y lo cambié por diez dírhams, y cada vez que quería consultar en privado al Mensajero de Dios (PBD), daba un dírham como caridad".[11]

Notas

  1. Tabatabai, Al-Mizan, 1390 H, tomo 19, pág.189.
  2. Allama Hil-li, Nahj al-Haqq, 1407 H, págs. 182-183; Majlisi, Bihar al-Anwar, 1403 H, tomo 35, pág. 376; Meybodi, Kashf al-Asrar, 1992, tomo 10, págs. 20-21
  3. Vahedi, Las causas de la revelación, traducido por Zakawati, 2007, págs. 220-221
  4. Alusi, 1415 H, tomo 14, p 224.
  5. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, tomo 23, pág. 448
  6. Tabatabai, Al-Mizan, 1390 H, tomo 19, pág.189
  7. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, tomo 23, pág. 448
  8. Tabatabai, Al-Mizan, 1390 H, tomo 19, p. 189-190
  9. Makarem Shirazi, Tafsir Nemune, 1992, tomo 23, pág. 452
  10. Tabarsi, 1372 S, tomo 9, p. 380
  11. Fajr Razi, Al-Tafsir Al-Kabir, 1420 H, tomo 29, p. 495

Bibliografía

  • Allama Hil-li, Hassan Ibn Yusuf, Nahy al-Haqq, Qom, Dar al-Hiyra, 1407 H.
  • Alusi, Mahmoud Ibn AbdullH, Ruh al-Ma'ani fi Tafsir al-Quran al-Azim, Dar al-Kitab al-Ilmiya, 1415 H.
  • Fajr al-Razi, Muhammad ibn Umar, Al-Tafsir al-Kabir (Mafatih al-Qayb), Beirut, Dar al-Ihya 'al-Turaz al-Arabi, 1420 H.
  • Makarem Shirazi, Nasser, Tafsir Nemune, Teherán, Biblioteca Islámica, 1992.
  • Meybodi, Ahmad Ibn Mohammad, Kashf al-Asrar, por Ali Asqar Hekmat, Teherán, Amirkabir, 1992.
  • Suyuti, Abdul Rahman Ibn Abibakr, Al-Durr Al-Manzur, Qom, Biblioteca Pública del Gran Ayatolá Marashi Najafi, 1404 H.
  • Tabarsi, Fadl Ibn Hassan, Mayma 'al-Bayan fi Tafsir al-Quran, Teherán, Nasser Josrow, 1993.
  • Tabatabai, Mohammad Hussein, Al-Mizan Fi Tafsir Al-Quran, Beirut, Fundación de Publicaciones Al-A'lami, 1390 H.
  • Vahedi, Ali Ibn Ahmad, Asbab Nozul, Teherán, 2004.