prioridad: aa, calidad: b
sin foto
sin ficha

Hadiz al-Kisa

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

El Hadiz al-Kisā' (en árabe: حَديث الکِساء, literalmente: la narración del manto) es una narración sobre un evento que demuestra una de las virtudes del Profeta (PBD), el Imam Ali (P), la señora Fátima (P), el Imam al-Hasan (P) y el Imam al-Husain (P). Según algunas narraciones, este evento ocurrió en la casa de Umm Salama, la esposa del Profeta y según otros informes, este evento tuvo lugar en la casa de la señora Fátima (P). El Profeta (PBD) se cubrió a sí mismo, a su hija, a su yerno y a sus dos nietos con su Kisa (manto) y dijo: ¡Oh, Allah! Estos son mi familia, así que quita toda impureza de ellos y purifícalos con una completa purificación, y fue entonces cuando se reveló la aleya de Tathir.

Los Imames Infalibles (P) han se han referido a este hadiz como una de sus virtudes y como una razón de su legitimidad para el califato del Profeta (PBD). Este hadiz se ha mencionado en las fuentes shiítas y sunitas.

Significado

El término “Kisa” en árabe se refiere a una capa o un manto con la que se puede arroparse o cubrirse completamente.[1] También se ha utilizado para referirse a una pieza de tela que se usa como alfombra.[2]

Historia

En las fuentes islámicas existen varios hadices sobre el evento de Kisa cada uno de los cuales ha mencionado una parte de ello. Algunos informes indican que este evento tuvo lugar en la casa de Alí (P) y Fátima (P) y otros dicen que ocurrió en la casa de Umm Salama. Sin embargo, todos estos informes aluden al mismo contenido, donde el Profeta (PBD) se reunió con Alí (P), Fátima (P), Hasan y Husain bajo su Capa y se refirió a ellos como “Ahlul-Bait” y oró por ellos hasta que fue revelada la Aleya de Tathir.

La siguiente es la descripción del evento basado en la narración que dice que este evento ocurrió en la casa de Umm Salama:
"El Profeta (PBD) estaba en la casa de una de sus esposas llamada Umm Salama. Estaba esperando un mensaje divino sobre algunos de sus parientes, así que le dijo a Umm Salama que no dejara entrar a nadie. Al mismo tiempo, la señora Fátima (P), la hija del Profeta (PBD) iba a hacer una comida, llamada 'asida, para su padre y se la trajo. Cuando Fátima (P) entró, el Profeta (PBD) le dijo a su hija: trae a tu esposo y a tus dos hijos. Entonces Fátima (P) fue a su casa inmediatamente y regresó con Alí (P), Hasan (P) y Husain (P). Umm Salama fue a una esquina y comenzó una oración.
El Profeta (PBD), Alí (P), Fátima (P), Hasan (P) y Husain (P) se sentaron alrededor de un paño extendido para la comida. El Profeta (PBD) se cubrió a sí mismo, a Ali (P), Fátima (P), Hasan (P) y Husain (P) con su Kisa (manto), levantó la palma de su mano derecha hacia el cielo y dijo: ¡Oh, Allah! Estos son mi Ahlul-Bait (la gente de mi casa), así que repele toda impureza de ellos y purifícalos con una purificación completa.
Entonces el arcángel Gabriel descendió y reveló la aleya de Tat-hir, diciendo:

Ciertamente, Dios quiere apartar de vosotros Ahlul-Bait la impureza y purificaros absolutamente. (Corán: 33: 33)

Umm Salama quería entrar bajo el Kisa, pero el Profeta (PBD) se lo impidió. Ella preguntó: ¿No soy de Ahlul-Bait? El Profeta (PBD) dijo: Tú estás en el camino de la justicia y la bondad, y una de las esposas del profeta de Dios aludiendo al hecho de que él no la consideró entre As-hab al-Kisa.[3]

La versión mencionada al final del libro Mafatih al-Yinan

Yabir Ibn Abdul-lah Ansari narra:

Oí decir a Fátima Zahra (P) hija de Muhammad (PBD) que, cierto día su padre fue a verla y dijo que sentía debilidad en su cuerpo. Entonces dijo que le trajera el manto Yemení para arroparlo con él.
Después de unos momentos, llegó su hijo Hasan (P) y dijo: La paz sea con usted, ¡oh, madre! Percibo junto a usted un aroma placentero, como el perfume de mi abuelo el Mensajero de Dios. Ella le dijo ¡Así es, tu abuelo se encuentra bajo el manto!
Entonces Hasan (P) se dirigió hacia donde estaba el manto y pidió permiso al Profeta (PBD) para estar con él bajo el manto. El profeta le dio permiso, y entonces Hasan (P) entró bajo el manto.
Luego llegó su hijo Husain (P) y dijo lo mismo y luego fue ante el Profeta diciendo: ¿Me permite estar con ustedes dos bajo el manto? El profeta le dio permiso, y entonces Husain (P) entró bajo el manto.

En ese momento llegó Abul Hasan Alí Ibn Abi Talib (P) y dijo: La paz sea contigo hija del Mensajero de Dios. ¡Oh Fátima! Percibo junto a ti un aroma placentero, como el perfume de mi hermano y primo, el Mensajero de Dios. Ella contestó: Así es, he ahí que él se encuentra bajo el manto junto a tus dos hijos. Entonces Alí (P) se dirigió hacia el manto y dijo: La paz sea con usted ¡Oh, Mensajero de Dios! ¿Me permite estar con ustedes bajo el manto?

Le respondió: Y contigo la paz ¡Oh mi hermano! y ¡Oh mi albacea y califa, y mi portaestandarte! Tienes mi permiso. Entonces Alí (P) entró bajo el manto. Luego Fátima (P) se dirigió hacia el manto pidió permiso al Profeta (PBD) para estar con ellos bajo el manto. El profeta le dio permiso, y entonces Fátima (P) entró bajo el manto.

Cuando ellos se reunieron todos juntos (bajo el manto) el Profeta (PBD) tomó ambos extremos del manto y señaló con su mano derecha hacia el cielo y exclamó:

¡Dios mío! esta es la gente de mi casa, mis más íntimos y más allegados, su carne es mi carne y su sangre es mi sangre. Me aqueja lo que les aqueja y me entristece lo que les entristece, estoy en guerra contra quien les combate, estoy en paz con aquel que esté en paz con ellos; soy enemigo de sus enemigos y amo a quien les ama. Ciertamente que ellos son de mí y yo de ellos. Por ello, dispón Tus bendiciones, Tus mercedes, Tu misericordia, Tu indulgencia y Tu satisfacción sobre mí y sobre ellos, y aleja de ellos la impureza y purifícales sobremanera.

Esta narración continúa hasta que dice que Gabriel descendió revelando la aleya de Tathir, y explicando algunas de las virtudes de Ahlul-Bait, y luego el Profeta mencionó otras virtudes para su familia, y también habló de las recompensas para los creyentes que recitan y recuerdan este evento y estas virtudes.[4]

Según algunos informes, recitar esta narración trae bendición y alivio para los creyentes en los momentos de tristeza, aflicciones y calamidades.

Lugar

Según algunas narraciones, este evento ocurrió en la casa de Umm Salama, y según otros informes, este evento tuvo lugar en la casa de la señora Fátima (P). Puesto que las fuentes de la mayoría de estas narraciones son auténticas, es probable que este evento hubiese tenido lugar más de una vez, en varios lugares.
Según la narración de Yabir Ibn Abdul-lah Ansarí, este evento tuvo lugar en la casa de Ali y Fatima (P).[5]
'Allama al-Hil-li dice:

Toda la comunidad islámica tiene consenso en el hecho de que la revelación de la aleya de Tat-hir fue en la casa de Umm Salama, y este es uno de los temas narrados por los Imames (P) y muchos de los compañeros del Profeta.[6]

Ibn Hayar dice:

Este versículo fue revelado en la casa de Umm Salama.[7]

Sheij Mufid escribe, a 'Umar se le preguntó sobre el versículo de Tat-hir, él dijo: pregúntenle a Aisha acerca de ello, y 'Aisha respondió: el versículo fue revelado en la casa de Umm Salama, así que pregúntenle a ella ya que ella sabe más que yo sobre este tema.[8] Suyuti cita a Ibn Mardawayh diciendo que Umm Salama declaró que: El versículo de Al-Tat-hir fue revelado en mi casa.[9]

Autenticidad

La autenticidad de la narración sobre este evento no se pone en duda en absoluto, y grandes narradores de hadices la han mencionado en sus libros. El hadiz es Mustafid, e incluso con una investigación más amplia, se podría afirmar que es Mutawatir. El evento llegó a ser tan famoso en la sociedad islámica hasta tal punto que aquel día llegó a ser conocido como el día de Kisa y las cinco personas que fueron objeto del favor especial de Dios en el evento fueron conocidas como Ahl al-Kisa' o Ashab al-Kisa (la gente de Kisa').[10]
Tabari ha escrito en su libro Dala'il al-Imama:

Los musulmanes construyeron un consenso de que en el momento de la revelación del Verso de Tat-hir, el Profeta (PBD) convocó a Ali, Fátima, Hasan y Husayn y los cubrió con su Kisa y oró diciendo:
¡Oh Allah! Éstos son mi familia, así que repele toda impureza de ellos y purifícalos con una completa purificación.[11]

En los libros shiítas

El hadiz está narrado en libros exegéticos shiítas, como: Tafsir al-Qomi[12], Tafsir Furat al-Kufi[13], Al-Burhan fi tafsir al-Qur'an[14], etc.
Además, este Hadiz se ha narrado en las fuentes de hadices, como: Usul al-kafi y Amali[15], etc.

En los libros sunitas

El Hadiz al-Kisa también se ha mencionado en los libros de hadices sunitas. El hadiz está narrado en Sahih Muslim de la siguiente manera:

Aisha dice: un día, el Profeta (PBD) vino, con un Kisa (manto), tejido de lana negra, en su hombro. Primero, llegó Hasan (P) y el Profeta (PBD) lo cubrió con la Kisa, luego vino Husain (P), y él lo cubrió con el manto, luego Fátima (P) vino y se fue debajo del manto, y luego Ali (P) llegó y el Profeta (PBD) lo cubrió con los demás debajo del Kisa y dijo: Ciertamente, Allah desea repeler de vosotros toda impureza, oh Ahlul-Bait, y quiere purificaros con una purificación completa.[16]

Ibn Hayar en el libro de Sawa'iq al-muhriqa escribe:

Se narra con auténtica cadena de transmisión que el Profeta (PBD) cubrió a los cuatro con un Kisa y dijo: ¡Oh, Allah! Estos son mi Ahlul-Bait y personas especiales para mí, repele de ellos toda impureza y purifícalos con una completa purificación.[17]

El resto de las fuentes sunitas que han narrado este hadiz son las siguientes:

El Hadiz al-Kisa es uno de los hadices auténticos que al-Tirmidhi lo ha narrado de Umm Salama, y Muslim lo había narrado de Aisha en su Sahih.[20]

Hadiz al-Kisa también es narrado en libros exegéticos sunita, entre ellos se destacan los siguientes:

  • Al-Zamajsahri en al-Kashshaf[21],
  • Fajr al-Razi en al-Tafsir al-Kabir[22]
  • Al-Qurtubi[23], en su libro de exégesis coránica
  • Ibn Kathir[24] en su libro de exégesis coránica
  • Suyuti[25] en su libro de exégesis coránica.

Qurtubi en la exégesis del verso de Tat-hir, narrado de Umm Salama, dice:

Cuando se reveló el verso de Tat-hir, el Profeta (PBD) llamó a Ali, Fatima, al-Hasan y al-Husain y los cubrió con una prenda (Kisa).[26]

Argumentación de los Imames refiriéndose al Hadiz al-Kisa

En su debate para expresar una de las razones de su legitimidad para el califato del Profeta (PBD), el Imam Ali (P) mencionó el Hadiz al-Kisa y le dijo a Abu Bakr:

¿Acaso la aleya de Tat-hir fue revelada sobre mí y mi familia o sobre ti y tu familia?

Él respondió: de hecho, sobre ti y tu familia.
El Imam Ali (P) preguntó:

¡Te lo juro por Dios! ¿Acaso tú o nosotros fuimos objeto de la súplica del Profeta (PBD) donde dijo: ¡Oh, Allah! Estos son mis Ahlul-Bait que se dirigen hacia ti, no hacia el fuego?[27]

Además, en el consejo de seis personas para asignar el próximo califa (después de 'Umar), el Imam Ali (P) mencionó el Hadiz al-Kisa como una razón de su prioridad para gobernar y para el califato del Profeta (PBD),[28]
Una vez que los compañeros del Profeta (PBD) se jactaban de sus virtudes, el Imam Ali (P) mencionó el Hadiz al-Kisa, expresando la superioridad de él y su familia.[29]
Después del tratado de paz del Imam Hasan (P) con Mu'awiya, y después del discurso de Mu'awiya, el Imam Hasan (P), en su discurso, mencionó la aleya de Mubahala y el Hadiz al-Kisa como las virtudes de Ahlul-Bait (P).[30]

Notas

  1. Raqib Isfahani, p. 711
  2. Askari, hadiz al-Kisa, pág.1
  3. Muḥammadī Riyshahrī, Ahlul-Bait dar Qurʾān wa hadīth, vol. 1, pág. 38
  4. Tarihi, Muntajab, págs. 253 y 254; Bahrani, ‘Awalim al-‘Ulum, tomo 11, p. 930-931
  5. Bahrani, ‘Awalim al-‘Ulum, tomo 11, p. 930-931
  6. ʿAllāma al-Ḥillī, Nahj al-ḥaq wa kashf al-ṣidq, pág. 174
  7. Ibn Ḥajar, al-Ṣawāʾiq al-muḥriqa, p. 144
  8. Mufīd, al-Fuṣūl al-mujtāra, pág. 122
  9. Suyūṭī, al-Durr al-manthūr, vol. 5, pág. 376
  10. Muḥammadī Riyshahrī, Ahl bayt dar Qurʾān wa hadīth, vol. 1, pág. 38
  11. Ṭabarī, Dalāʾil al-imāma, p. 21
  12. Qomī, Tafsīr al-Qomī, vol. 2, pág. 193
  13. Furāt al-Kūfī, Tafsīr al-Furāt al-Kūfī, p. 111, pág. 332-337
  14. Baḥrānī, al-Burhān fī tafsīr al-Qurʾān, vol. 2, pág. 106
  15. Kulaynī, al-Kāfī, vol. 2, pág. 8
  16. Muslim, Ṣaḥīḥ Muslim, vol. 15, pág. 190
  17. Ibn Ḥajar, al-Ṣawāʾiq al-muḥriqa, p. 143
  18. Ibn al-athīr, Usd al-qāba, vol. 4, pág. 29
  19. Aḥmad Ibn Ḥanbal, Musnad Aḥmad ibn Ḥanbal, vol. 7, pág. 415
  20. Ibn Taymīyya, Minhāj al-sunna, vol. 5, pág. 13
  21. Zamajsharī, al-Kashshāf, vol. 1, pág. 368-370
  22. Ver: Fajr al-Rāzī, al-Tafsīr al-kabīr, vol. 8, pág. 247
  23. Qurṭubī, al-Jāmiʿ l-aḥkām al-Qurʾān, vol. 14, pág. 183
  24. Ibn Kathīr, Tafsīr al-Qurʾān al-ʿaẓīm, vol. 6, pág. 369
  25. Suyūṭī, al-Durr al-manthūr, vol. 5, pág. 376
  26. Qurṭubī, al-Jāmiʿ l-aḥkām al-Qurʾān, vol. 14, pág. 183
  27. Ṣadūq, al-Jiṣāl, 1372 S, vol. 2, pág. 335
  28. Ṣadūq, al-Jiṣāl, 1362 S, vol. 2, pág. 561
  29. Ṣadūq, Kamāl al-dīn wa tamām al-niʿma, vol. 1, pág. 278
  30. Ṭūsī, al-Amālī, pág. 559

Bibliografía

  • Bahrani, Abdul-lah, 'Awalim al-'Ulum wal Ma'arif, Qom, Mu'assisa Imam Mahdi, 1387 S.
  • Aḥmad Ibn Ḥanbal. Musnad Aḥmad ibn Ḥanbal. Beirut: Dār Iḥyā' al-Turāth al-'Arabī, 1412 H.
  • 'Allāma al-Ḥillī, Ḥasan Ibn Yūsuf, Nahj al-ḥaq wa kashf al-ṣidq. Beirut: Dār al-Kitāb al-Lubnānī, 1982.
  • Baḥrānī, Hāshim Ibn Sulaymān, Al-Burhān fī tafsīr al-Qur'ān. Qom: Mu'assisat al-Bi'tha, 1374 S.
  • Fajr al-Rāzī, Muḥammad Ibn 'Umar, Al-Tafsīr al-kabīr. Tercera edicion. Beirut: Dār Iḥyā' al-Turāth al-'Arabī, 1420 H.
  • Furāt al-Kūfī, Tafsīr Furāt al-Kūfī. Editado por Kāẓim Muḥammad. Teherán: Wizārat al-Irshād al-Islāmī, 1410 H.
  • Ibn al-Athīr, 'Alī Ibn Abī l-Karam, Usd al-qāba fī ma'rifat al-ṣaḥāba, Beirut: Dār Iḥyā' al-Turāth al-'Arabī, 1377 H.
  • Ibn Ḥajar, Aḥmad Ibn Muhammad, al-Ṣawā'iq al-muḥriqa. El Cairo: Maktibat al-Qāhira, 1385 H.
  • Ibn Kathīr, Ismā'īl Ibn 'Umar, Tafsīr al-Qur'ān al-'aẓīm, Editado por Muḥammad Ḥusayn Shams al-Dīn. Beirut: Dār al-Kutub al-'Ilmīyya, 1419 H.
  • Ibn Taymīyya, Aḥmad Ibn 'Abd al-Ḥalīm, Minhāj al-sunna al-nabawīyya, Editado por Muḥammad Rashād Sālim. Riad: Jāmi'at al-Imām Muḥammad Ibn Su'ūd al-Islāmīyya, 1406H.
  • Kulaynī, Muḥammad Ibn Ya'qūb, Al-Kāfī, Qom: Dār al-Ḥadīth, 1429 H.
  • Mufīd, Muḥammad Ibn Muḥammad, Al-Fuṣūl al-mujtāra, Traducido por Āqā Jamāl Jwānsārī. Qom: Intishārāt-i Mu'minīn, 1377 S.
  • Muḥammadī Riyshahrī, Muḥammad, Ahl bayt dar Qur'ān wa hadīth. Traducido por Riḍā Shayjī. Qom: Dār al-Ḥadīth, 1379 S.
  • Musulmán Ibn Ḥajjāj. Ṣaḥīḥ Muslim. Beirut: Dār al-Ma'rifa, 1423 H.
  • Qomī, 'Alī Ibn Ibrāhīm, Tafsīr al-Qomī. Editado por Mūsawī Jazā'irī. Qom: Dār al-Kitāb, 1404 H.
  • Qurṭubī, Muḥammad Ibn Aḥmad, Al-Jāmi' li-aḥkām al-Qur'ān. Beirut: Dār Iḥyā' al-Turāth al-'Arabī, 1405 H.
  • Ṣadūq, Muḥammad Ibn 'Alī, Al-Jiṣāl. Traducido por Ya'qūb Ja'farī. Qom: Nasim Kawthar, 1372 S.
  • Ṣadūq, Muḥammad Ibn 'Alī, Al-Jiṣāl. Editado por 'Alī Akbar Qffārī. Qom: Jāmi'at al-Mudarrisīn, 1362 S.
  • Ṣadūq, Muḥammad Ibn 'Alī, Kamāl al-dīn wa tamām al-ni'ma. Editado por 'Alī Akbar Qffārī. Teherán: Islāmīyya, 1396 H.
  • Suyūṭī, 'Abd al-Raḥmān Ibn Abī Bakr, Al-Durr al-manthūr fī tafsīr al-ma'thūr. Beirut: Dār al-Kutub al-'Ilmīyya, 1421 H.
  • Ṭabarī, Mūammad Ibn Jarīr, Dalā'il al-imāma. Qom: Mu'assisat al-Bi'tha, 1413 H.
  • Turaihi, Fajruddin, Al-Muntajab Fi Yame Al-Marathi wa Al-Jutab, Beirut, 1424 H.
  • Ṭūsī, Muḥammad Ibn al-Ḥasan, Al-Amālī. Qom: Dār al-Thaqāfa, 1414 H.
  • Zamajsharī, Maḥmūd Ibn 'Umar, Al-Kashshāf. Editado por Muṣṭafā Ḥusayn Aḥmad. Beirut: Dār al-Kitāb al-'Arabī, sf.