Fadak

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar
Fadak.jpg

Fadak es un pueblo en Hiyaz, Arabia Saudita, cerca de la fortaleza de Jaybar sobre el cual surgió un conflicto entre Abu Bakr y la honorable Señora Fátima (P), después del fallecimiento del Profeta (PBD). De acuerdo con los informes históricos, después de que los musulmanes conquistaron la fortaleza de los judíos, conocida como Jaybar, basado en el tratado de paz; la mitad de los jardines y huertas de esta zona se le dio al Profeta Muhammad (PBD) por los judíos. Dado que la tierra de Fadak fue conquistada en paz, según el Corán, fue entregada exclusivamente al Profeta Muhammad (PBD). El Profeta (PBD) ordenó dar lo recibido como ingresos de Fadak a los pobres, especialmente a los más necesitados de la Tribu de Bani Hashim. Según los registros históricos, después de algún tiempo, el Profeta Muhammad (PBD) dio Fadak a su hija Fátima (P) como un regalo. Sin embargo; después de que el Profeta (PBD) falleció, Abu Bakr confiscó Fadak en favor de su Califato.[1] Es por ello; que la Señora Fátima (P) dio el sermón de Fadak con el fin de condenar esta usurpación; ya que Abu Bakr se negó a devolverle esta propiedad a la Señora Fátima (P). Hoy en día, Fadak se encuentra en una ciudad llamada al-Ha'it.

Ubicación

Fadak se encuentra en Hiyaz, a 160 kilómetros de Medina. A pesar de que se encuentra en las tierras secas de al-Harra, se cubre con palmeras y tiene muchos jardines y buena agricultura.[2] Al inicio de la aparición de Islam, los judíos de la Península Arábiga residían allí. El Castillo Shamruj se encuentra cerca de Fadak, que fue considerado estratégicamente como la principal base militar de los judíos.[3] Los informes indican, que los judíos estaban viviendo allí hasta la época de Umar Ibn Jattab, el segundo Califa Sunita, quien les ordenó evacuar la región.[4]
Actualmente, Fadak se encuentra en la ciudad de al-Ha'it, donde existen 21 aldeas. Según las estadísticas del año 2010, cerca de 14.000 personas vivían en esta zona.

Economía y clima

Jardines de Fadak

Al inicio de la aparición del Islam, Fadak tenía tierras fértiles y fuentes ricas de agua; lo que le permitió a Fadak estar lleno de palmeras y otros jardines. Por tal razón, tenía ingresos económicos notables en la agricultura.[5] Se ha narrado, que el número de las palmeras de Fadak era igual a las palmeras de Kufa;[6] y el ingreso obtenido de estas tierras podría fácilmente cubrir los gastos de Bani Hashim, sin que necesitasen el apoyo financiero del Gobierno o Califato de aquel entonces.[7]

En la era del Profeta Muhammad (PBD)

Después de la conspiración de los judíos contra los musulmanes en la batalla de Jandaq, donde los musulmanes vencieron a sus oponentes, el Profeta Muhammad (PBD) ordenó a sus fuerzas atacar la fortaleza de Jaybar y derrotar a los judíos.
Después de la conquista de Jaybar, los judíos se rindieron frente a los musulmanes. Cuando la noticia del triunfo de los musulmanes llegó al pueblo judío de Fadak, ellos enviaron a sus representantes ante el Profeta Muhammad (PBD) con el fin de negociar y hacer la paz con los musulmanes; ya que tenían miedo de un probable ataque a Fadak.
De acuerdo con el tratado de paz, los judíos prometieron dar la mitad de los jardines y campos de Fadak al Profeta (PBD) a cambio de un salvoconducto para continuar su vida en aquella zona. Así mismo, el Profeta (PBD) garantizó la seguridad y protección para el resto de sus propiedades y tierras.[8]


Entregar Fadak a la Señora Fátima (P)

Dado que los musulmanes no asistieron a la conquista de Fadak, y que esta tierra fue conquistada sin ninguna batalla; de acuerdo con la orden del Sagrado Corán, Fadak era específicamente propiedad del Profeta Muhammad (PBD). Según lo dictado en el Corán, los botines que ganan los sin ninguna guerra pertenecen exclusivamente al Profeta (PBD):

“Y el botín que, de ellos, Dios dio a Su Mensajero no hizo necesario que montaseis sobre vuestros caballos ni camellos, sino que Dios hace prevalecer a Sus Mensajeros sobre quien Él quiere, y Dios tiene poder sobre todas las cosas.” (Corán, 59; 6)

Según esta aleya, solo el Profeta (PBD) tiene la autoridad para decidir sobre el uso de estas propiedades. [9]Él dedicó el ingreso obtenido de Fadak a los pobres, necesitados y a los miembros de Bani Hashim. Según las narraciones, poco después de esta conquista, el Profeta Muhammad (PBD) entregó las tierras de Fadak a la Señora Fátima (P).[10]
Varios sabios islámicos y exégetas del Sagrado Corán, como el Sheij al-Tusi[11], Tabarsi[12], Haskani[13] y Suyuti[14] han mencionado en la interpretación de la aleya: “Y da a tus familiares sus derechos” (Corán, 17; 26) que después de la revelación de este versículo, el Profeta Muhammad (PBD) dio Fadak a su hija Fátima (P) como un regalo.

Después del fallecimiento del Profeta Muhammad (PBD)

Confiscación de Fadak

Poco después del evento de Saqifa, tan pronto como Abu Bakr se hizo cargo del Califato, confiscó las tierras de Fadak como si fueran propiedad del Estado. La Señora Fátima (P) quien era la propietaria legítima de estas tierras reaccionó contra este evento, se fue ante Abu Bakr y tuvo un debate con él a este respecto. Se ha narrado, que la Señora Fátima (P) reclamó Fadak como su propiedad legítima, ya que era un regalo dado por su padre, el Profeta Muhammad (PBD). Abu Bakr le dijo como respuesta: "He oído al Profeta Muhammad (PBD) diciendo: nosotros, los Profetas (P), no dejamos ninguna herencia y lo que dejamos se debe repartir entre los musulmanes."[15]
Entonces, la Señora Fátima (P) respondió que Fadak no era una herencia sino que le fue dado como regalo por su padre, el Profeta Muhammad (PBD)".
Abu Bakr, le pidió a la Señora Fátima (P) un testigo que confirmase su reclamo. Según varios relatos, Alí Ibn Abi Talib (P) y Umm Ayman dieron testimonio que Fátima (P) tenía razón. Como resultado, Abu Bakr finalmente aceptó su reclamo y escribió un documento que indicaba que Fadak era propiedad de la Señora Fátima (P). Sin embargo; se ha narrado, que después de que la Señora Fátima (P) salió de la Mezquita, se encontró con Umar Ibn Jattab. En este instante, Umar al enterarse del documento de Fadak, lo agarró y lo rompió en pedazos.[16]
Según otras narraciones, después de que Alí Ibn Abi Talib (P) y Umm Ayman dieron testimonio ante Abu Bakr sobre la propiedad de Fadak para la Señora Fátima (P), él no aceptó el testimonio de Umm Ayman; con la excusa de que el testimonio de una mujer no era válido. Así, se negó a devolverle las tierras de Fadak a la Señora Fátima (P). Luego, ella dio un sermón frente a los compañeros del Profeta Muhammad (PBD) conocido como Sermón de Fadakiya, en el que se defendió a sí misma; y afirmó que Fadak fue un regalo dado a ella por el Profeta (PBD).[17] A pesar de ello, Abu Bakr no le devolvió su derecho.
De acuerdo con una narración, la Señora Fátima (P) trajo también a sus hijos, Hasan (P) y Husain (P) a dar testimonio a este respecto.[18] En las fuentes shiítas se ha mencionado, que Asma' bint Umays se encontraba entre los testigos de Fátima (P). Se ha narrado también, que el Profeta Muhammad (PBD) mediante una carta había afirmado que Fadak era propiedad de Fátima (P). [19]
Según una narración, después de la negativa de Abu Bakr de devolver las tierras de Fadak, la honorable Señora Fátima (P) le dijo: “Después de que mueras, ¿A quiénes toca tu herencia?”
Abu Bakr respondió: “A mi familia”.
Entonces, la Señora Fátima (P) le dijo: “¿Cómo es que tu familia hereda de ti, pero la familia del Mensajero de Dios (PBD) no puede heredar de él?
Abu Bakr, le respondió que el Profeta (PBD) no ha dejado ningún patrimonio.[20]
Como se ha registrado en las fuentes históricas, en el momento del fallecimiento del Profeta Muhammad (PBD), Fadak estaba en manos de la Señora Fátima (P), y ella tenía agentes y trabajadores allí.[21] Esto demuestra claramente, que Fadak era propiedad de la Señora Fátima (P).[22]

Un análisis sobre el caso de Fadak

Sayyed Muhammad Baqir al-Sadr en su libro, Fadak fi al-Tarij (Fadak en la historia) menciona los aspectos políticos del caso de Fadak, y escribe que los esfuerzos de la Señora Fátima (P) en contra de la usurpación de Fadak, era un movimiento político que representaba la oposición del Islam contra la incredulidad e hipocresía.[23] Él cree, que el movimiento de Fadak es un símbolo de un objetivo importante y una revolución a gran escala contra el Gobierno de aquel entonces, un Califato falso que fue fundado en Saqifa por tres personas: Abu Bakr, Umar Ibn Jattab y Abu Ubayda al-Yarrah. [24] También, añade que la Señora Fátima (P) no sólo quería reclamar su propiedad; sino que quería manifestar su oposición contra aquel Gobierno. Ella realizó esta protesta en seis etapas:

  1. Enviar a su representante ante Abu Bakr para solicitar su propiedad (incluyendo Fadak y su herencia)
  2. Su debate directo con Abu Bakr;
  3. Dar un sermón en Masyid al-Nabi, 10 días después del fallecimiento del Profeta (PBD);
  4. Dar un discurso a las mujeres de los emigrantes y Ansar cuando estaba en su lecho de enferma;
  5. Su breve conversación con Abu Bakr y Umar, que señala que ella estaba enfadada con ellos;
  6. Hacer un testamento, en el cual prohibió que aquellos que la habían oprimido participasen en su funeral y entierro. [25]

Analizando el Sermón de Fadakiya, Sayyed Ya’far Shahidi escribe: "Está claro que ella no dio su sermón para recuperar unas palmeras y fincas de trigo. Una familia que regalaba el único alimento que tenía para alimentar a los pobres hambrientos, no llora por su estómago. Ella quería vivificar la tradición del Profeta (sunnah) y establecer la justicia. Ella temía que las malas tradiciones de la época de la ignorancia saliesen a la luz de nuevo; y que los orgullos tribales viniesen a la existencia. [26]
El autor del libro de A'lam al-Nisa escribe, que la razón por la cual Abu Bakr y Umar usurparon las tierras de Fadak fue porque ellos tenían miedo de que Alí (P) se fortaleciese por sus ingresos y pudiese protestar contra su Califato.[27]

Durante el Califato del Imam Alí (P)

Después de que el Imam Alí (P) aceptó el Califato debido a la insistencia de la gente, no trató de recuperar las tierras de Fadak; ya que la honorable Señora Fátima (P) había fallecido en ese momento.[28] También, el Imam (P) sabía que la confiscación de Fadak era un acto injusto e ilegal, y lo dejó en manos de Dios, para juzgar a los confiscadores.[29]
En una carta a Uzman Ibn Hunaif, el Imam Alí (P) escribió, "Fadak fue la única propiedad que estaba en la mano de Bani Hashim, mientras que algunas personas tenían celos de ellos... Dios Todopoderoso es el mejor juez de todos. A mí no me importa, tener o no tener Fadak; ya que al final, la última morada del ser humano es la tumba." Ibn Abi al-Hadid comenta con respecto a esta narración: "El Imam (P) estaba disgustado con la situación de Fadak, y por lo tanto se lo dejó a Dios para que lo juzgara."[30]

La era de los Omeyas

Según los informes históricos, Fadak permaneció confiscado por el Gobierno durante la época Omeya. Cuando Umar Ibn Abd al-Aziz alcanzó el Califato, ordenó gastar los ingresos de Fadak para los descendientes del Profeta Muhammad (PBD); a pesar de que las tierras de Fadak permanecieron bajo la propiedad del Gobierno.[31]
El pago de los ingresos de Fadak a los descendientes del Profeta Muhammad (PBD) por Umar Ibn Abd al-Aziz, enfureció a otros personalidades de la Tribu Omeya, así que el califa trató de justificar su decisión. Él afirmó que Fadak era propiedad del Profeta Muhammad (PBD) y que durante la época del Profeta Muhammad (PBD) una parte de los ingresos de Fadak se debía utilizar para los miembros de Bani Hashim, aunque después del fallecimiento del Profeta (PBD) esta tradición se cambió.” [32]

En la época de los Abasidas

Durante la época de la Dinastía Abasí, (132-232 de la hégira) Fadak permaneció siendo propiedad del Gobierno, hasta que Ma'mun, uno de los Califas Abasidas afirmó que la propiedad de Fadak pertenecía a la señora Fátima (P) y por lo tanto, en una orden oficial, devolvió estas tierras a los descendientes de Fátima (P).[33] Pero, poco después de Ma’mun, otro Califa Abasida llamado Mutawakkil ordenó confiscar Fadak de nuevo, y a partir de ese entonces, la propiedad de Fadak nunca fue devuelta a los descendientes de Ahlul-Bait (P).[34]

Notas

  1. Kulaini, tomo 1, pág. 543; Sheij Mufid, págs. 289-290
  2. Mu’yam al-Buldn, tomo 4, pág. 238
  3. Subhani, pág. 14
  4. Maryani, tomo 1, pág. 438
  5. Mu’yam al-Buldn, tomo 4, pág. 238
  6. Ibn Abi al-Hdid, tomo 16, pág. 236
  7. Ostadi, Fadak, págs. 390-391
  8. Amta’ al-Asma’, tomo 1, pág. 326
  9. Fajr Razi, tomo 29, pág. 506; Tabataba’i, tomo 19, pág. 203
  10. Kulaini, tomo 1, pág. 543; Mufid, págs. 289-290
  11. Sheij Tusi, al-Tibyan, tomo 6, pág. 468
  12. Tabarsi, Mayma’ al-Bayan, tomo 6, págs. 633-634
  13. Haskani, Shawahid al-Tanzil, tomo 1, págs. 438-439
  14. Suyuti, al-Durr al-Mansur, tomo 4, pág. 177
  15. Belazari, págs. 40-41
  16. Kulaini, tomo 1, pág. 543
  17. Futuh al-Buldan, tomo 1, pág. 36; Ansab al-Ashraf, pág. 519
  18. Sirah Halabi, tomo 3, pág. 40
  19. Maylisi, tomo 8, págs. 93 y 105
  20. Ansab al-Ashraf, tomo 1, pág. 519
  21. Sharh Ibn Abi al-Hadid, tomo 16, pág. 211
  22. Subhani, pág. 12
  23. Muhammad Baqir Sadr, págs. 48 y 63
  24. Muhammad Baqir Sadr, pág. 50
  25. Muhammad Baqir Sadr, pág. 87
  26. Muhammad Baqir Sadr, pág. 86
  27. A’lam al-Nisa’ tomo 4, pág. 124
  28. Sheij Sadiq, tomo 1, págs. 154-155
  29. Ibn Abi al-Hadid, tomo 16, pág. 208
  30. Ibn Abi al-Hadid, tomo 16, pág. 208
  31. Ibn ‘Asakir, tomo 45, págs. 178-179
  32. Ibn ‘Asakir, tomo 45, págs. 178-179
  33. Belazari, Futuh al-Buldan, tomo 1, págs. 37-38
  34. Belazari, Futuh al-Buldan, tomo 1, pág. 38

Bibliografía

  • al-Sadr, Muhammad Baqir, Fadak fi al-Tarij, Teherán, 2003.
  • Belazari, Ahmad, Futuh al-Buldan, Cairo, 1956.
  • Fajr Razi, Muhammad, Mafatih al-Qaib, Beirut, 1420 hégira lunar.
  • Haskani, Ubaidul-lah, Shawahid al-Tanzil, Teherán, 1411 hégira lunar.
  • Ibn ‘Asakir, Ali, Tarij Madina Dameshq, Beirut, 1415 hégira lunar.
  • Kulaini, Muhammad, Usul Kafi, Mash-had, 1342 hégira solar.
  • Maryani, Abdul-lah, Bahyat al-Nufus, Beirut, 2002.
  • Ostadi, Reza, Fadak, Teherán, 1380 hégira solar.
  • Sayyed Ibn Tavus, Kashf al-Muhyah, Nayaf, 1370 hégira lunar.
  • Sheij Mufid, al-Muqni’ah, Qom, 1410 hégira lunar.
  • Sheij Saduq, ‘Ilal al-Sharaye’, Nayaf, 1966.
  • Sheij Tusi, al-Tibyan, Beirut.
  • Subhani, Ya’far, Farazhaye Hassas az Zendegani Amir Mo’menan, Maktabe Eslam, 1355 hégira solar.
  • Suyuti, Yalal al-Din, al-Durr al-Mnsur, Beirut.
  • Tabarsi, Fazl, Mayma’ al-Bayan, Teherán, 1372 hégira solar.
  • Tabataba’í, Muhammad Husain, al-Mizan, Qom, 1417.