Hadiz al-Baz'a

prioridad: a, calidad: b
sin ficha
De wikishia

El Hadiz al-Baz'a es uno de los hadices proféticos sobre la señora Fátima al-Zahra (P) en el que el Profeta (PBD) presentó a Fátima como "parte de su propio cuerpo" y consideró la alegría de Fátima (P) como su propia alegría y su molestia como su propia molestia. Este hadiz ha sido narrado en fuentes shiítas y sunitas. El Hadiz de Baz'a es una de las evidencias que prueba cuestiones como la infalibilidad de Fátima (P), su veracidad en el caso de Fadak y la necesidad de honrar el Ahlul-Bait (P).

Texto y autenticidad

El término Baz'a en árabe significa “parte del cuerpo”. En el hadiz de Baz'a, el Profeta (PBD) dijo acerca de su hija Fátima (P):

"Fátima es parte de mi cuerpo, quien la moleste me ha molestado a mí, y quien la haga feliz me ha hecho feliz a mí".[1]

El contenido de este hadiz ha sido citado en varias fuentes shiítas y sunitas,[2] y grandes compañeros del Profeta (PBD) se encuentran entre los narradores de este hadiz, entre ellos:

Yalal al-Din Suyuti, el comentarista sunita, ha considerado que este hadiz se considera autentico en ambas escuelas shiíta y sunita[7] y Fajr al-Razi, otro comentarista sunita, se ha referido a este hadiz en la interpretación de algunos versículos del Corán.[8]

Baz'a significa una parte del cuerpo.[9] y esta expresión se usa en árabe para mostrar la mayor cercanía e intimidad de una persona con el hablante, es como si esa persona fuera parte de su cuerpo.[10] La expresión de "parte de mi cuerpo" también se usa en las palabras del Profeta del Islam (PBD) sobre el Imam Ali (P)[11] y el Imam Rida (P)[12]
Según algunos estudiosos, estos dichos y recomendaciones del Profeta (PBD) con respecto a Fátima (P) no fueron solo por el hecho de que ella fuese su propia hija. El solo hecho de la relación familiar entre el Profeta (PBD) y Fátima (P) no puede ser la única razón de tantas virtudes para ella. El Profeta del Islam (PBD) era un Mensajero de Dios, y no decía nada fuera de la voluntad de Dios. Todo lo que dijo el Profeta (PBD) con respecto a las virtudes de Fátima (P) eran una realidad, conforme a la voluntad de Dios y a Su Sabiduría Divina.[13]

En los textos teológicos y jurisprudenciales

En los textos teológicos, el hadiz de Baz'a se ha utilizado para probar algunos temas, entre ellos:

  • La infalibilidad de la señora Fátima (P): los teólogos han citado este hadiz para probar la infalibilidad de Fátima al-Zahra (P).[14] Según Ayatolá Sobhani, uno de los eruditos shiítas, en este hadiz la complacencia y el disgusto de la señora Fátima (P) se ha considerado como el criterio para la complacencia y el disgusto de Dios y Su Mensajero. Dado que Dios solo está complacido con las acciones justas y no aprueba el pecado y la desobediencia a Sus mandamientos, si Fátima al-Zahra (PBD) hubiera cometido un pecado, entonces habría estado complacida con algo que desagrada a Dios. Mientras que el hadiz de Baz'a ha vinculado la complacencia divina con la complacencia de Fátima (P).[15]
  • La supremacía de la señora Fátima (P) sobre todas las mujeres del mundo: Shihab al-Din Alusi, el comentarista sunita se ha referido a este hadiz bajo la interpretación del versículo coránico que dice “Y (recuerda) cuando los ángeles dijeron: «¡Oh María! En verdad, Dios te ha escogido y purificado y te ha elegido entre todas las mujeres.»”[16] Y a partir de este hadiz y esta aleya se concluye que la honorable señora Fátima (P) es superior y más virtuosa que María (P).[17]
  • Prueba de la veracidad de la señora Fátima en el caso de Fadak[18]: Después del fallecimiento del Profeta (PBD), Fátima al-Zahra (P) citó esta narración en su protesta contra Abu Bakr y Umar quienes habían confiscado las tierras de Fadak e insultaron a Fátima (P). Según las fuentes shiítas y sunitas, Fátima (P) quedó molesta con estos dos hombres hasta el momento de su martirio.[19]
  • La necesidad de honrar al Ahlul-Bait (P)[20]
  • La permisibilidad de visitar las tumbas por parte de las mujeres.[21]

Implicaciones

En el hadiz al-Biz'a, el Profeta del Islam dice: "Fátima (P) es parte de mí, todo lo que la molesta, también me molesta mí." Según esta narración, quien molesta a Fátima (P) ya ha molestado al Profeta Muhammad (PBD), y las aleyas del Corán han explicado el castigo de aquellos que molestan al Profeta (PBD). En una aleya coránica se dice:

"En verdad, a quienes molesten a Dios y a Su Mensajero, Dios les maldecirá en esta vida y en la otra, y les tendrá preparado un castigo humillante." [Traducción de la Aleya 57 de la Sura al-Ahzab]

Y en otra aleya se declara:

"Y para quienes molestan al Profeta (PBD) hay un castigo doloroso." [Traducción de la Aleya 61 de la Sura al-Tawba]

Esta narración y estas aleyas demuestran claramente que aquellos que molestaron a Fátima (P) han provocado la ira de Dios.

¿Acaso Fátima (P) estaba molesta con los Califas Sunitas?

Según las evidencias que existen en los más auténticos libros de la Escuela Sunita, se puede afirmar que Fátima (P) no estaba satisfecha con el primer califa sunita. En los libros Sahih al-Muslim y Sahih al-Bujari, unos de los más auténticos libros de hadices sunitas se ha mencionado una narración trasmitida por 'Aisha donde ella relata:

Fátima (P), la hija del Profeta (PBD) envió a una persona ante Abu Bakr con el fin de solicitarle la herencia que el Profeta Muhammad (PBD) le había dejado de las propiedades de Fadak y el resto del Jums de las tierras de Jaybar… Sin embargo, Abu Bakr se negó a cumplir la petición de Fátima (P), y por lo tanto, Fátima (P) se enfadó con Abu Bakr, se alejó de él y más nunca volvió a hablarle; hasta el momento de su fallecimiento. Fátima (P) vivió sólo 6 meses después de este evento, y cuando falleció, su esposo Alí (P) enterró su cuerpo durante la noche y no le avisó a Abu Bakr para que participase en su funeral.[22]

En otro informe, Ibn Qutaiba narra: Umar Ibn Jattab y Abu Bakr fueron a la casa de Fátima (P); ya que sabían que la habían molestado. Cuando llegaron a la puerta de su casa, pidieron permiso para entrar, pero Fátima (P) no les dio el permiso. Entonces, fueron ante Alí (P) y hablaron con él. Alí (P) los dejó entrar en la casa y cuando ellos vinieron ante Fátima (P), ella les dio la espalda y no les respondió sus saludos. Entonces, Abu Bakr empezó a hablar… Y luego Fátima (P) le dijo:

Les preguntó a ustedes dos que me digan por Dios, ¿acaso no escucharon al Profeta (PBD) decir “La complacencia de Fátima es mi complacencia y su ira es mi ira, quien ama y respeta a mi hija Fátima me ha amado y respetado a mí, quien alegra a Fátima me ha alegrado a mí y quien la enfada me ha enfadado a mí.”?

Abu Bakr y Umar confirmaron las palabras de Fátima (P) y declararon que habían escuchado al Profeta (PBD) decir las mismas palabras. Entonces, la honorable señora Fátima (P) continuó:

“Pues, yo tomo como testigos a Dios y a los ángeles, y declaro que ustedes me han molestado y no han obtenido mi complacencia. Yo voy a denunciarlos a ustedes ante mi padre cuando me encuentre con él (en el otro mundo).”[23]

Beihaqi, un Historiador Sunita, confirma el hecho de que Fátima (P) estaba enfadada con Abu Bakr y que ella no volvió a hablar con él hasta el final de su vida. Al respecto, él escribe en su libro:

“Fátima (P) se enfadó con Abu Bakr y se alejó de él, y más nunca habló con él hasta que falleció, y Alí (P) la enterró durante la noche.”[24]

Contenido del Hadiz al-Baz'a en otros hadices

En un hadiz similar al hadiz al-Biz'a, el Profeta (PBD) dijo:

«Fátima es parte de mí. Es el corazón y el espíritu que están dentro de mí. Quien la molesta me molesta, y quien me molesta está molestando a Dios».[25]

También expresó en otro hadiz:

«Mi hija Fátima es la Señora de las mujeres del universo, desde las primeras hasta las últimas. Ella es parte de mí; es la luz de mis ojos; es el fruto de mi ser, es el espíritu que hay en mí; es una hurí de la especie humana que ha surgido de mí. Cuando ella se constituye en oración en su lugar de rezo ante la presencia de su Señor, su luz brilla para los ángeles que están en el cielo, así como las estrellas brillan para los moradores de la tierra; entonces Dios, Poderoso e Imponente, dice a Sus ángeles: “¡Ángeles míos!: Vean a Mi sierva Fátima, la Señora de todas mis siervas que está en mi presencia, cómo tiembla por piedad y temor a Mí, cómo su corazón está colmado de adoración por Mí. Sed testigos que Yo pondré a sus seguidores a salvo del fuego infernal”».[26]

Alusi, uno de los grandes Exégetas Sunitas escribe acerca de la honorable señora Fátima (P):

“Fátima al-Batul es la más virtuosa mujer desde el inicio de la creación hasta el fin del mundo. Fue parte del alma del Profeta Muhammad (PBD) y era más virtuosa que la Santa María, y no es comparable con ninguna otra persona.”[27]

Falsificación del hadiz

Según los informes auténticos en las fuentes shiítas y sunitas, después de la usurpación del califato por parte de Abu Bakr y Umar, la confiscación de las tierras de Fadak y el ataque a la casa del Imam Alí (P) que causó el aborto de Muhsin Ibn Alí (P), Fátima (P) se enfadó con Abu Bakr y Umar, y estuvo molesta con ellos hasta el momento de su martirio: Posteriormente, los fabricadores de hadices que alteraban las narraciones proféticas a favor de los califas sunitas, con el fin de distraer a la gente de los eventos que dieron lugar al martirio de Fátima (P), trataron de relacionar este hadiz con una historia fabricada, diciendo que este hadiz fue mencionado después de que Alí (P) iba a casarse con la hija de Abu Yahl[28]

Sayyed Murteza, un teólogo shiíta, con varios argumentos ha probado que estos informes son falsos.[29] Según una narración del Imam Sadiq (P), la historia del casamiento del Imam Ali (P) con la hija de Abu Yahl fue fabricada desde el principio.[30] Abu Huraira, uno de los narradores de hadices sunitas, es acusado de fabricar este informe,[31] Seyyed Murteza considera que los fabricadores de este informe eran todos de los enemigos de Ahlul-Bait (P).[32]

Yafar Morteza Ameli uno de los investigadores de la historia islámica, después de revelar las contradicciones de estos informes sobre la propuesta de matrimonio del Imam Alí (P) a la hija de Abi Yahl, ha mencionado 13 razones y argumentos para rechazar la autenticidad de esta historia.[33]

Notas

  1. Sheij Saduq, al-Amali, 1417 H, página 165.
  2. Por ejemplo, véase Sheij Saduq, al-Itqidat, 1414 H, página 105; Sheij Mufid, al-Amali, 1414 H, página 260; Sheij Tusi, al-Amali, 1414 H, página 24; Ibn Maqazali, Manaqib Ali Ibn Abi Talib, 1426 H, página 289; Ibn Yibril, al-Rawda fi Fadael Amir al-Mu'minin, 1423 H, página 167; Bujari, Sahih al-Bujari, 1401 H, vol.4, págs. 210 y 219.
  3. Sheij Saduq, Al-Jasal, 1403 H, página 573; Fatal Nishaburi, Rawza Al-Waezin, Manshurat al-Sharif al-Razi, página 149.
  4. Sheij Saduq, Al-Amali, 1417 H, págs. 175 y 575.
  5. Jazar Qomi, Kefaiya al-Athar, 1401 H, p.37.
  6. Jazaz Qomi, Kefaiya al-Athar, 1401 H, página 64. Maylisi, Bihar al-Anwar, 1403 H, vol.36, p.308.
  7. Siyuti, Zuqor al-Basima, 1431 H, página 67.
  8. Ver Fajr Razi, al-Tafsir al-Kabir, tercera edición, volumen 9, página 160, bajo el versículo 189 de Sura A'raf, volumen 27, página 200, bajo el versículo 15 de Sura Zajarf, volumen 30, página 126, bajo el versículo 19 de Sura Ma'ariy.
  9. Ibn Manzur, Lisan al-Arab, 1405 H, vol.8, p.12; Ibn Athir, Al-Nahiya, 1364, volumen 1, página 133.
  10. Raqeb Esfahani, Mufradat, 1427 H, página 129.
  11. Bahrani, Al-Burhan, Vol. 1, pág. 261.
  12. Sheij Saduq, Man La Yahzuruhul Faqih, Vol. 2, págs. 583 y 588; Fatal Nishaburi, Rawza Al-Waezin, Manshurat al-Sharif al-Razi, página 233.
  13. Makarem Shirazi, Zahra (P) la mujer más virtuosa del mundo, página 79.
  14. Por ejemplo, véase Seyyed Morteza, Al-Shafi fi Al-Imamma, 1410 H, Vol. 4, pág. 95; Ibn Abi al-Hadid, Comentario sobre Nahy al-Balaqah, Ismailian, volumen 16, página 273; Iyi, al-Mawaqif, 1417 H, volumen 3, página 597.
  15. Sobhani, una investigación sobre el conocimiento y la infalibilidad del Imam, 2009, p.27.
  16. ver: Sura Al-Imran, versículo 42.
  17. Alusi, Ruh al-Ma'ani, vol.3, p.155.
  18. Ibn Abi al-Hadid, Comentario sobre Nahy al-Balaqa, Ismailian , Vol. 16, página 278; Eji, al-Maqsiq, 1417 H, volumen 3, páginas 597 y 607.
  19. Jazaz Qomi, Kefaiya al-Athar, 1401 H, página 65.
  20. Fajr Razi, Al-Tafsir al-Kabir, tercera edición, volumen 27, página 166.
  21. Shahid Awwal, Zikra al-Shi'a, 1419 H, vol.2, p.63.
  22. Bujari, Sahih al-Bujari, tomo 4, pág. 1549, hadiz 3998; Muslim Ibn Hayya, Sahih Muslim, tomo 3, pág. 1380, hadiz 52.
  23. Ibn Qutaiba Dinewari, al-Imama wa al-Siyasah, tomo 1, pág. 31.
  24. Beihaqi, al-Sunan al-Kubra, tomo 6, pág. 300.
  25. Bihar al-Anwar, tomo 43, p. 54.
  26. Bihar al-Anwar, tomo 28, p. 38.
  27. Alusi, Ruh al-Ma'ani, tomo 2, pág. 150, Comentario de las aleyas 38-47 de la Sura Ale ‘Imran.
  28. Ibn Hanbal, Musnad Ahmad, Dar Sadir, vol.4, p.5; Por ejemplo, véase Nishaburi, Sahih Muslim, Dar al-Fikr, volumen 7, página 141; Bujari, Sahih al-Bujari, 1401 H, volumen 6, página 158; Ibn Majah, Sunan Ibn Majah, Dar al-Fikr, volumen 1, página 644; Sajestani, Sunan Abi Dawud, 1410 H, vol 1, página 460.
  29. Seyyed Morteza, Tanzih al-Anbia, 1250 H, página 167.
  30. Sheij Saduq, Al-Amali, 1417 H, página 165.
  31. Ibn Shazan, Al-Izah, 1363, página 541; Tustari, Qamus al-Riyal, 1419 H, volumen 9, página 111.
  32. Seyyed Morteza, Tanzih al-Anbia, 1250 H, págs. 167-168.
  33. Yafar Mortaza, Sahih Min Sira Imam Ali, 1430 H, Vol. 3, págs. 61-74.

Bibliografía

  • Bahrani, Hashem, al-Burhan fi Tafsir al-Qur'an, Qom.
  • Beihaqi, Ahmad, Al-Sunan Al-Kubra, Beirut, 2003.
  • Bujari, Muhammad Ibn Ismail, Sahih al-Bujari, Beirut, Dar al-Fikr, 1401 H.
  • Fajr Razi, Mohammad, Al-Tafsir Al-Kabir, Teherán, Dar Al-Kitab Al-Alamiya.
  • Fatal Neishaburi, Mohammad, Rawza Al-Waezin, Qom.
  • Ibn Abi al-Hadid, Abdul Hamid, Comentario sobre Nahy al-Balaqah, investigación de Muhammad Abulfazl Ibrahim.
  • Ibn Arabi, Muhammad, Ahkam al-Qur'an, Beirut, Dar al-Fikr.
  • Ibn Athir, Mayd al-Din, Al-Nahiyah fi Qarib al-Hadiz y Al-Athar, investigación de Mahmud Mohammad Tanahi, Qom, Ismaililian, 4ª edición, 1364 S.
  • Ibn Hanbal, Ahmad, Musnad Ahmad, Beirut, Dar Sadir.
  • Ibn Manzur, Muhammad Ibn Makram, Lisan al-Arab, Beirut, Dar Sadir.
  • Ibn Maqazali, Ali, Manaqib Ali Ibn Abi Talib, 1426 H.
  • Ibn Maye, Muhammad, Sunan de Ibn Maye, investigación de Mohammad Fuad, Dar al-Fikr.
  • Ibn Qudama, Abdullah Ibn Ahmad, al-Muqani, Beirut, Dar al-Kitab al-Arabi.
  • Ibn Qutaiba Dinewari, Abu Muhammad, al-Imamah wa al-Siasah, Beirut, 1990
  • Ibn Shazan, Fazl, Al-Izah, investigación de Yalaluddin Hosseini, Teherán, editorial, 1351.
  • Iyi, Abdurrahman Ibn Ahmad, al-Mawaqif, Beirut, Dar al-Yalil, 1417 H.
  • Jazaz Qommi, Ali, Kefaiya al-Athar, investigado por Abdul Latif Hosseini, Qom, Bidar, 1401 H.
  • Maylisi, Mohammad Baqer, Bihar al-Anwar, Beirut, Fundación Al-Wafa, 1403 H.
  • Morteza Ameli, Ya'far, Sahih Min Sira al-Imam Ali, Qom, 1430 H.
  • Neishaburi, Muslim Ibn Hayyaa, Sahih Muslim, Beirut, Dar al-Fikr.
  • Raqeb Esfahani, Hossein Ibn Muhammad, al-Mufradat, la investigación de Safwan Adnan Davudi, 1426 H.
  • Sayestani, Salman, Sunan Abi Dawud, Beirut, Dar al-Fikr, 1410 H.
  • Seyyed Morteza, Ali Ibn Hossein, Al-Shafi fi Al-Imamma, Teherán, Instituto Al-Sadiq, segunda edición, 1410 H.
  • Seyyed Morteza, Ali Ibn Hossein, Tanzih al-Anbia, Qom, al-Sharif al-Razi, 1250 H.
  • Shahid Awwal, Muhammad Ibn Makki, Zikra al-Shi'a, Qom, Fundación Alul-Bayt, 1419 H.
  • Sheij Mofid, Muhammad Ibn Muhammad, Al-Amali, Beirut, Dar Al-Mofid, 1414 H.
  • Sheij Saduq, Muhammad Ibn Ali, Al-Amali, Qom, 1417 H.
  • Sheij Saduq, Muhammad Ibn Ali, Al-I'tiqdat, investigado por ‘Isam Abd al-Sayed, Beirut, Dar Al-Mufid, segunda edición, 1414 H.
  • Sheij Saduq, Muhammad Ibn Ali, Al-Jisal, Investigación de Ali Akbar Qafari.
  • Sheij Saduq, Muhammad Ibn Ali, Man la Yahzuruhul Faqih, investigación de Ali Akbar Qafari, Qom, segunda edición, 1404 H.
  • Sheij Tusi, Muhammad Ibn Hassan, al-Amali, Qom, Dar al-Taqfa, 1414 H.
  • Siyuti, Yalal al-Din, al-Zuqor Basima fi Manaqib al-Syida Fátima, primera edición, 1431 H.
  • Sobhani, Yafar, un estudio sobre el conocimiento y la infalibilidad del Imam, Mashhad, 2009.
  • Tustari, Mohammad Taqi, Qamus al-Riyal, Investigación de la Fundación Al-Nashar al-Islami, Qom: 1428 H.