sin enlace
sin foto
sin categoría
sin ficha
sin navbox
sin redirección
sin referencias

Oración del viajero

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

La oración del viajero (en árabe: صَلاةُ المُسافِر) o la oración acortada (en árabe: صَلاةُ القَصر) es un tipo de oración que se realiza bajo ciertas condiciones durante el viaje, en lugar de las oraciones de cuatro ciclos. Es obligatorio para los viajeros realizar las oraciones de cuatro ciclos en forma acortada, es decir en dos ciclos.

En el Corán y la Sunna

La razón de esta regla es el Corán 4: 101:

"Y cuando viajéis por la Tierra no cometéis pecado si acortáis vuestras oraciones..."

Se ha narrado tanto en fuentes sunitas[1] como shiítas[2] que durante el viaje, el Profeta (PBD) acortaba las oraciones de cuatro ciclos y las realizaba de dos ciclos.

Las reglas acerca de la oración acortada

El viajero debe realizar las oraciones del mediodía, tarde y noche de dos ciclos, en vez de cuatro ciclos; a condición de que tuviera las siguientes condiciones:

  • El viaje no debe ser menor a 43 kilómetros (incluyendo ida y vuelta).
  • La persona debe tener la intención de viajar más de 43 kilómetros desde el inicio de su viaje.
  • El viajero no debe cambiar su intención (de viajar) a la mitad del camino.
  • La persona no debe llegar a su lugar de origen, antes de haber viajado 43 kilómetros. Y no debe pretender quedarse en un lugar 10 días o más.
  • El viajero no debe haber viajado para cometer algo ilícito.
  • El viajero no debe ser un nómada, quien siempre se traslada por el desierto.
  • La ocupación de esta persona no debe ser viajar.
  • El viajero debe haber cruzado los límites de su ciudad.[3]

Las condiciones en las que el viajero debe acortar sus oraciones de 4 ciclos

El viaje no debe ser menor a 43 kilómetros

  • La persona cuando recorre 43 kilómetros o más en un viaje de ida y vuelta, o sólo en uno de los dos trayectos, debe acortar sus oraciones (es decir; realizar las oraciones de cuatro ciclos en dos ciclos); a pesar de que no tuviera intención de regresar el mismo día. Sin embargo, si decide quedarse en un lugar durante diez días, no debe acortar sus oraciones.
  • Si hay dos caminos: uno corto y uno largo que llevan a un mismo lugar, y uno de ellos fuera menor de 43 kilómetros, mientras que el otro fuera de 43 kilómetros o más. El viajero que toma el camino largo debe acortar las oraciones; pero el que toma el camino corto debe realizar las oraciones de forma completa.
  • Para calcular la distancia entre una ciudad y otro lugar, hay que calcular la distancia a partir de los límites de dicha ciudad. [4]

Tener la intención de viajar más de 43 kilómetros desde el inicio del viaje

  • Si alguien decide viajar hasta un punto que se encuentra a una distancia menor a 43 kilómetros, pero en medio del camino o después de llegar al destino, continua el viaje sumando así hasta 43 kilómetros, debe realizar la oración en forma completa, ya que no tenía la intención de viajar 43 kilómetros cuando comenzó su viaje. Sin embargo, si en medio del camino decide recorrer una distancia mayor de 43 kilómetros debe realizar las oraciones en forma acortada.
  • La persona que está en busca de algo y no sabe qué distancia debe viajar para encontrarlo, debe realizar la oración en forma completa. Pero, si el viaje de regreso es mayor de 43 kilómetros, debe acortar sus oraciones durante el regreso.
  • La persona que tiene la intención de viajar 43 kilómetros, después de pasar los límites de la ciudad, debe realizar la oración en forma acortada, aunque no haya recorrido mucha distancia. [5]

El viajero no cambia su intención (de viajar) en la mitad del camino

  • La tercera condición es que el viajero no haya cambiado su intención antes de recorrer 21/5 kilómetros. Si el viajero recorre una distancia menor de 21/5 kilómetros, cambia de opinión y vuelve a su ciudad, debe realizar la oración en forma completa. Sin embargo, si vuelve después de recorrer una distancia de 21/5 kilómetros, debe realizar la oración en forma acortada en dos ciclos, ya que su ida y vuelta en total serían más de 43 kilómetros.
  • Si la persona comienza su viaje a un lugar que está a una distancia de 43 kilómetros o más, y antes de llegar a 43 kilómetros, se detiene y duda de continuar y luego decide recorrer el trayecto restante, debe realizar la oración en forma acortada en dos ciclos. [6]

La persona no debe pretender quedarse en un lugar 10 días o más

  • Cuando el viajero llega a su ciudad natal, su viaje se termina y entonces debe realizar la oración en forma completa. Además, si llega a un lugar donde desea permanecer por lo menos diez días, debe realizar la oración en forma completa.[7]

El viaje no debe ser para un propósito prohibido

  • Si una persona viaja para cometer un robo, traición u otros actos prohibidos, debe realizar la oración en forma completa. También, cuando el viaje causa un daño significativo a una persona, o cuando una mujer viaja sin el permiso de su marido (basado en la precaución obligatoria), o cuando alguien viaja a pesar de la objeción de sus padres de modo que resulta en su molestia, el viaje por lo tanto es prohibido y la oración en este viaje debe ser realizada en forma completa. Sin embargo, si el viaje fuera obligatorio (por ejemplo, el viaje de Hayy (Peregrinación) obligatoria), entonces el permiso del marido o de los padres no es necesario.
  • Cuando el viaje no es prohibido, ni se realiza para un propósito prohibido, pero durante el viaje el viajero comete algunos pecados (por ejemplo: decir mentiras), la oración debe ser realizada en forma acortada en dos ciclos.
  • Si una persona viaja con el propósito de huir de un acto obligatorio, debe realizar la oración en forma completa. Por ejemplo, la persona que está en deudada y puede pagar la deuda, si viaja mientras que el acreedor exige su dinero, su viaje es prohibido y entonces debe realizar la oración en forma completa. Sin embargo, si esta persona hubiera viajado por otro propósito, debe acortar sus oraciones.
  • Si una persona viaja con un opresor y su viaje se cuenta como una ayuda a favor de la opresión, su viaje es prohibido y debe realizar la oración en forma completa. Sin embargo, si se ve obligado a acompañarlo por otro propósito más importante, como salvar la vida de un oprimido, en tal caso no ha cometido un pecado, y debe realizar la oración en forma acortada en dos ciclos.
  • Está permitido viajar con la intención de divertirse y el viajero debe acortar sus oraciones siempre y cuando su viaje no termine en actos prohibidos.
  • Si la persona que ha viajado por algo prohibido se arrepiente, deberá acortar sus oraciones a condición de que el resto del camino (después de su arrepentimiento) sea mayor de 43 kilómetros. Igualmente, la persona que ha viajado por algo prohibido y no se ha arrepentido, al regresar a su ciudad debe realizar las oraciones en forma acortada, a condición de que no tenga intención de cometer pecados en el camino de regreso.

El viajero no debe ser un nómada

  • Los nómadas, que no tienen un lugar de origen específico y generalmente viajan en los desiertos y permanecen en lugares donde encuentran agua y comida para sus animales, deben realizar las oraciones en forma completa, y también deben ayunar en el mes de Ramadán durante estos viajes.[8]

El viaje no debe ser un trabajo regular para esta persona

  • Los pilotos, marineros, camelleros, etc., que tienen por ocupación viajar, deben realizar las oraciones en forma completa. Sin embargo, según la precaución obligatoria, al inicio de su trabajo (en los primeros 3 días del mismo) deben realizar la oración en ambas formas completa y acortada.
  • Las personas que no tienen por ocupación viajar, pero necesitan viajar para llegar a su trabajo (por ejemplo los maestros, trabajadores y empleados que viven en una ciudad, pero trabajan en otra ciudad), deben realizar las oraciones en forma completa y ayunar durante el mes de Ramadán, a condición de que la distancia de la ida y vuelta sea en total mas de 43 kilómetros. Sin embargo, según la precaución obligatoria, en el primer viaje (en los primeros 3 días de su trabajo) deben realizar la oración en ambas formas completa y acortada.
  • Si una persona cuyo trabajo es viajar, viaja para otro propósito (por ejemplo, para el Hayy (Peregrinación), para una visita, etc.), debe realizar sus oraciones en forma acortada.
  • Las personas que no tienen una ciudad de origen y continuamente viajan de un lugar a otro, deben realizar la oración en forma completa. [9]

El viajero debe haber cruzado los límites de su ciudad

  • El límite de la ciudad es el punto donde no se oye el Azan de la ciudad y el viajero no se ve por la gente de la ciudad.
  • Los dos criterios antes mencionados son aplicables para reconocer los límites de las ciudades que se ubican en lugares anormales (como los lugares más altos o más bajos). Por ejemplo, la persona puede calcular la distancia desde donde la gente de una ciudad normal no puede ver a los viajeros, y utilizarla para calcular los límites de una ciudad que está en una ubicación anormal.
  • Si el viajero no está seguro de haber alcanzado el límite de la ciudad, o si la voz que se oye es del Azan o no, debe realizar la oración en forma completa. Sin embargo, en donde se oye el Azan pero sus palabras no son claras, según la precaución obligatoria, hay que realizar la oración en ambas formas, acortada y completa.
  • Cuando el viajero llega a los límites de su ciudad natal, debe realizar las oraciones en forma completa. [10]

Ciudad de origen

La ciudad de origen (en árabe: وطن) es el lugar que la persona adopta como su residencia para vivir; ya sea su ciudad natal o no; sea que sus padres la hubieran elegido como residencia o que la misma persona la hubiera establecido.

Permanecer en un lugar durante diez días

  • Si un viajero tiene la intención de permanecer en un lugar continuamente durante diez días, o sabe que se verá obligado a permanecer en un lugar durante diez días, debe realizar la oración en forma completa en ese lugar.
  • Para poder realizar la oración en forma completa en un lugar durante un viaje, es suficiente con que el viajero tenga la intención de quedarse en aquel lugar desde el Azan del alba del primer día hasta el Azan del ocaso del décimo día, y no es necesario tener la intención de permanecer en aquel lugar por la noche anterior del día primero, ni por la noche después del décimo día.

Si el viajero durante el primer momento decide quedarse en un lugar durante diez días, pero más tarde cambia de opinión, y decide abandonar este lugar antes de lo previsto, debe considerar una de las siguientes condiciones:

  1. Si cambia de opinión antes de realizar una oración que consta de cuatro ciclos, debe actuar según su nueva decisión, es decir, debe realizar las oraciones en forma acortada.
  2. Si el cambio de opinión ocurre después de que el viajero ya ha realizado una oración que consta de cuatro ciclos, debe realizar la oración en forma completa, siempre y cuando esté en ese lugar (aunque el período fuera menos de diez días).

Si un viajero, que ha decidido permanecer en un lugar durante diez días, ayuna durante el día pero después del mediodía decide abandonar este lugar más pronto, debe considerar las siguientes condiciones:
Si un viajero se aloja en un lugar estando indeciso aún, es decir; no sabiendo cuánto tiempo va a permanecer allí, debe realizar la oración en forma acortada en dos ciclos. Sin embargo, si después de pasar treinta días en el mismo lugar aún continua indeciso, debe realizar la oración en forma completa.[11]

Los cuatro lugares donde el viajero puede realizar la oración en forma completa

En cuatro lugares, los viajeros pueden realizar la oración en forma completa o acortada. Estos lugares son los siguientes:

Es recomendable realizar la oración en forma completa en estos lugares, aunque el viaje sea corto.[12]

El viajero que realiza la oración en forma completa

  • Un viajero que sabe que debe realizar la oración en forma acortada, pero la realiza intencionalmente en forma completa, su oración será inválida y debe repetirla. La misma ley existe para quien se olvida de que está de viaje y realiza la oración en forma completa por olvido o descuido.
  • La persona que olvida que está de viaje y por consiguiente, realiza la oración en forma completa, si se da cuenta de ello durante el tiempo de la oración debe repetir la oración, pero si se da cuenta de esto después del tiempo de la oración, no necesita repetirla.
  • Si una persona, al principio del tiempo de la oración está de viaje y no realiza la oración hasta llegar a su ciudad de origen (o a un lugar en el que desea residir durante diez días), debe realizar la oración completa, a condición de que no hubiera expirado el tiempo de la oración. Por el contrario, si una persona que no es un viajero no realiza la oración al principio del tiempo de la oración, y durante este tiempo se va de viaje, debe realizar la oración en forma acortada durante el viaje.[13]

El Zikr recomendable que se recita después de cada oración acortada

Es Mustahab que el viajero, después de cada oración acortada, repita treinta veces las frases siguientes:

Subhânal-lâhi wal hamdu li-lâhi wa lâ ilâha il-lal-lâhu wal-lâhu akbar: سُبْحانَ اللهِ، وَ الْحَمْدُ لِلهِ، وَ لا إلهَ إلاّ اللهُ، وَ اللهُ أکْبَرُ
(Glorificado sea Dios, y alabado sea, y no hay dios sino Dios y Dios es Grande.)

Facilidad o dificultad del viaje

Las leyes acerca de la oración del viajero no cambian por la facilidad o dificultad del viaje. Es por ello, que hoy en día, aunque la gente viaja cómodamente, hay que realizar la oración en forma acortada durante el viaje de acuerdo con las leyes mencionadas.[14]

Notas

  1. Bujārī, Ṣaḥīḥ al-Bujārī, vol. 2, pág. 42
  2. Ḥaydar, al-Imām al-Ṣādiq wa l-madhāhib al-arbaʿa, vol. 3, pág. 345
  3. Yazdī, al-ʿUrwat al-wuthqā, vol. 3, pág. 414-470
  4. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero
  5. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero
  6. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero
  7. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero
  8. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero
  9. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero
  10. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero
  11. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero
  12. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero
  13. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero
  14. Makarem Shirazi, Leyes Prácticas del Islam, capítulo: oración del viajero

Bibliografía

  • Sagrado Corán.
  • Bujārī, Muḥammad Ibn Ismā'īl, Ṣaḥīḥ al-Bujārī. Beirut: Dār Ṭawq al-Nijāh, 1422 H.
  • Ḥaydar, Asad. Al-Imām al-Ṣādiq wa l-madhāhib al-arba'a. Quinta edición. Beirut: Dār al-Ta'āruf, 1422 H.
  • Makarem Shirazi, Naser, Leyes prácticas del Islam, Madrisa Amir al-Mu’minin, Qom, 1399 S.
  • Yazdī, Sayyid Muḥammad Kāẓim, Al-'Urwat al-wuthqā. Qom: Muʾassisat al-Nashr al-Islāmī, 1420 H.