prioridad: aa, calidad: b

Narración de Zaqalain

De WikiShia
Saltar a: navegación, buscar

La narración de Zaqalain (en árabe: حديث الثقلين) es un Hadiz famoso y Mutawatir (narrado con frecuencia) del Profeta Muhammad (PBD); donde se hace hincapié en la importancia de seguir el Sagrado Corán y Ahlul-Bait (P). En esta narración, el Profeta (PBD) ha ordenado a su comunidad aferrarse al Corán y Ahlul-Bait (P) después de su fallecimiento.

Este hadiz es aceptado por todos los musulmanes, tanto sunnitas como shiítas, y se ha mencionado en los libros de hadices de todas las Escuelas Islámicas.

Incluso, los sabios shiítas, refiriéndose a la narración de Zaqalain, demuestran la veracidad del principio del Imamato, la necesidad de la infalibilidad de los Imames (P), y la necesidad de la continuación del Imamato en todos los tiempos y épocas.

Contenido e implicaciones contextuales del Hadiz

La narración de Zaqalain, se ha narrado en varias fuentes, de diferentes maneras; sin embargo el contenido de todas sus versiones es el mismo.

Al-Kafi que es uno de los Cuatro Libros principales de las narraciones shiítas, la menciona de esta manera:

إِنِّی تَارِک فِیکمْ أَمْرَینِ إِنْ أَخَذْتُمْ بِهِمَا لَنْ تَضِلُّوا- کتَابَ اللَّهِ عَزَّ وَ جَلَّ وَ أَهْلَ بَیتِی عِتْرَتِی
أَیهَا النَّاسُ اسْمَعُوا وَ قَدْ بَلَّغْتُ إِنَّکمْ سَتَرِدُونَ عَلَی الْحَوْضَ فَأَسْأَلُکمْ عَمَّا فَعَلْتُمْ فِی الثَّقَلَینِ وَ الثَّقَلَانِ کتَابُ اللَّهِ جَلَّ ذِکرُهُ وَ أَهْلُ بَیتِی‏

Dijo el Profeta Muhammad (PBD): “Yo dejo entre vosotros dos asuntos, si os aferráis a éstos, nunca estaréis extraviados; el Libro de Allah, Poderoso y Exaltado, y mi Ahlul-Bait, mi familia.
Oh gente! escuchad que os informo, que cuando volveréis a mí al lado de la Fuente (en el Más Allá), os preguntaré sobre su comportamiento respecto a estos dos tesoros, que son el Libro de Allah y mi Ahlul-Bait.”
[1]

Sunan al-Nasa'i, uno de los seis libros principales de las narraciones sunnitas, menciona esta narración de la siguiente manera:

“Es como si me hubiesen llamado y yo respondiera. Ciertamente, dejo entre vosotros dos tesoros; que uno de ellos es más grande que el otro, el Libro de Allah, y mi Ahlul-Bait, mi familia; así pues, observad cómo los tratáis después de mí; ciertamente que ambos no se separarán hasta que vuelvan a mí en la Fuente (del Más Allá).”[2]

Fuentes y referencias

Este Hadiz es aceptado tanto por los sabios shiítas como por los sunnitas, y nadie puede cuestionar su autenticidad.

En las fuentes sunnitas

La narración de Zaqalain ha sido narrada por más de 25 compañeros del Profeta (PBD) en las fuentes sunnitas. A continuación se mencionan algunos de ellos:

La narración de Zaqalain es mencionada también en los libros: Sahih Muslim, Manaqib Ibn al-Maqazili, al-'Umda Sa'labi, al-'Umda Ibn al-Bitriq, Yanabi' al-Mawadda, al-Tara'if, Fara'id al-Simtain, y Sharh Nahyul Balaga de Ibn Abi al-Hadid.[21]

En las fuentes shiítas

En las fuentes shiítas, la narración de Zaqalain es mencionada en 82 versiones y todas las versiones tienen el mismo contenido. Algunas de estas fuentes son:

Además, algunos sabios shiítas han escrito libros independientes al respecto de la narración de Zaqalain.

Las ocasiones en las cuales se mencionó esta narración

Hay desacuerdo entre los historiadores, con respecto a cuándo exactamente y dónde el Profeta (PBD) declaró esta narración; por ejemplo Ibn Hayar al-Haisami dice: "el Profeta (PBD), declaró la narración de Zaqalain, después de la conquista de La Meca, en su camino a la ciudad de Ta'if".[23] Sin embargo, otros historiadores han mencionado otros tiempos y lugares. Se entiende de la gran variedad de versiones de esta narración, que el Profeta (PBD) ha mencionado la importancia de Zaqalain (Corán y Ahlul-Bait (P)) en diferentes ocasiones, tiempos y lugares, especialmente en los últimos días de su vida.[24]

Se ha relatado, que esta narración fue declarada por el Profeta (PBD) en los siguientes lugares y ocasiones:

Otras versiones

En algunas fuentes sunnitas, esta narración ha sido mencionada en una forma rara y diferente; ya que la palabra "عتره; ’Itra” (familia), ha sido reemplazada con la palabra "Sunna; سنه” (tradición).[35] Esta versión de la narración de Zaqalain es muy rara; e incluso los sabios sunnitas no le han prestado tanta atención; porque esta versión no ha sido mencionada en las fuentes auténticas y originales.

El término ’Itra (familia) en esta narración se refiere a Ahlul-Bait (P). Es de hacer notar, que algunos sabios shiítas creen que este término incluye también a todos los Imames Infalibles (P).[36]


Importancia de la narración de Zaqalain

La narración de Zaqalain puede ser usada como una prueba para establecer el principio del Imamato. Además, algunas de las virtudes y características de Ahlul-Bait (P) se establecen según esta narración:

La obligación de obedecer a Ahlul-Bait (P)

Según esta narración, la salvación de la comunidad musulmana está en aferrarse al Sagrado Corán y a Ahlul-Bait (P). En otras palabras, el término aferrarse significa conocer las leyes del Corán y los mandatos de Ahlul-Bait (P), seguirlos y obedecerlos.

La infalibilidad de Ahlul-Bait (P)

Hay dos puntos en el la narración de Zaqalain que establecen la infalibilidad de Ahlul-Bait (P):

  1. Este hadiz hace énfasis en que si la gente obedece al Corán y Ahlul-Bait (P), nunca será extraviada. este hecho muestra claramente que no hay ningún error en las enseñanzas de Ahlul-Bait (P).
  2. En esta narración, Ahlul-Bait (P) se ha mencionado junto al Sagrado Corán como una de las dos herencias preciosas del Profeta (PBD) para la gente. Dos asuntos preciosos que nunca serán separados, y si los musulmanes se aferran a ellos no serán extraviados. Sin ninguna duda, el Sagrado Corán es la palabra de Dios y no contiene ningún error ni desvíos “no le alcanzará jamás la falsedad de ninguna manera” (Corán: 41: 42); entonces, Ahlul-Bait (P) que tiene la misma posición que el Sagrado Corán es completamente inaccesible a lo falso.

La necesidad de la continuación del Imamato

Dado que en esta narración, Ahlul-Bait (P) se ha equiparado al Corán, y que el Corán es la fuente eterna para guiar a la gente, siempre debe existir un miembro de Ahlul-Bait (P) a quien la gente se pueda referir.

El Profeta (PBD) ha hecho hincapié en que el Corán y Ahlul-Bait (P) nunca se separarán hasta el Día de la Resurrección.

El Profeta (PBD) ha dicho, que siempre y cuando la gente se aferre a estos dos tesoros nunca se extraviará.

Al-Zarqani al-Maliki, un sabio sunita de la Escuela Maliki escribe: “se entiende de la narración de Zaqalain que siempre hay una persona de Ahlul-Bait (P) que merece la obediencia, hasta el Día de la Resurrección.”[37] [38]

Autoridad Científica de Ahlul-Bait (P)

El Sagrado Corán es la principal fuente del conocimiento islámico y luego de ello, la tradición profética es la segunda fuente. El papel que juega Ahlul-Bait (P) en este caso está orientado a explicar e interpretar el Sagrado Corán, y también a proteger y transmitir las tradiciones del Profeta (PBD).

Notas

  1. Kuleini, Kāfi, tomo. 1, pág. 294
  2. Nasai, al-Sunan al-Kubra, hadiz: 8148
  3. Nasai, al-Sunan al-Kubra, hadiz: 8148
  4. Tabarani, al-Mu’yam al-Kabir, tomo. 5, pág. 186
  5. Tirmizi, Sunan al-Tirmizi, hadiz: 3876
  6. Hakim Neishaburi, al-Mustadrak, tomo. 3, pág. 110
  7. Ahmad Ibn Hanbal, Musnad Ahmad, tomo. 4, pág. 371
  8. Ahmad Ibn Hanbal, Musnad Ahmad, tomo. 5, págs. 183, 189
  9. Tabarani, al-Mu’yam al-Kabir, tomo. 5, pág. 166
  10. Tirmizi, Sunan al-Tirmizi, tomo. 5, pág. 328
  11. Tabarani, al-Mu’yam al-Kabir, tomo. 3, pág. 66
  12. Tabarani, al-Mu’yam al-Ausat, tomo. 5, pág. 89
  13. Ahmad Ibn Hanbal, Musnad Ahmad, tomo. 3, págs. 13, 17, 26, 59
  14. Al-‘Aqili, Zu’afa al-Kabir, tomo. 4, pág. 362
  15. Al-Bazzaz, al-Bahr al-Zijār, pág. 88, hadiz: 864
  16. Muttaqi Hindi, Kanz al-‘Ummāl, tomo. 14, pág. 77, hadiz: 37981
  17. Daruqutni, al-Mu’talaf wal Mujtalaf, tomo. 2, pág. 1046
  18. Al-Haisami, Kashf al-Astār, tomo. 3, pág. 223, hadiz: 2617
  19. Ibn Asir, Usd al-Qabba, tomo. 3, pág. 219, no. 2907
  20. Al-Bani, Zilāl al-Yannah, hadiz: 1465
  21. Bahrani, Qāiat al-Marām, tomo. 2, págs. 304-320
  22. Bahrani, Qāiat al-Marām, tomo. 2, págs. 320-367
  23. Al-Haisami, al-Sawāiq al-Muhriqah, pág. 150
  24. Mufid, al-Irshād, tomo. 1, pág. 180; Haisami, al-Sawāiq al-Muhriqah, pág. 150; Sharaf al-Din, al-Murāyi’āt, pág. 74
  25. Tirmizi, Sunan al-Tirmizi, tomo. 5, pág. 662, hadiz: 3786
  26. Ahmad Ibn Ali Tabarsi, al-Ihtiyāy, tomo. 1, pág. 391
  27. Ahmad Ibn Hanbal, Musnad Ahmad, tomo. 4, pág. 371; Sahih Muslim, tomo. 2, pág. 1873
  28. Saduq, Kamāl al-Din wa Tamām al-Ni’mah, tomo. 1, pág. 234, hadiz: 45 y pág. 268, hadiz: 55; Hakim Neishaburi, al-Mustadrak, tomo. 3, pág. 109; Samhudi, Yawāhir al-‘Aqdain, pág. 236
  29. ’Aiyashi, Kitāb al-Tafsir, tomo. 1, pág. 4, hadiz: 3
  30. Saffar Qomi, Basā’ir al-Darayāt, pág. 412-414
  31. Saduq al-Amāli, pág. 62; Yuwaini Jurasani, Farai’d al-Simtain, tomo. 2, pág. 268
  32. ’Aiyashi, Kitāb al-Tafsir, tomo. 1, pág. 5, hadiz: 9; Ahmad Ibn Ali Tabarsi, al-Ihtiyāy, tomo. 1, pág. 216
  33. Deilami, Irshād al-Qulub, tomo. 2, pág. 340
  34. Al-Haisami, al-Sawāiq al-Muhriqah, pág. 150
  35. Muttaqi Hindi, Kanz al-‘Ummāl, tomo. 1, pág. 187, hadiz: 948
  36. Saduq, Kamāl al-Din, tomo. 1, pág. 278, hadiz: 25; Maylisi, Bihār al-Anwār, tomo. 36, pág. 317
  37. Sharh al-Mawahib, tomo 8, pág. 7
  38. al-Gadir, tomo. 3, pág. 118

Bibliografía

  • ‘Aiyâshi, Muhammad Ibn Mas’ûd, Kitâb al-Tafsir, Qom, 1380-1381 hégira solar.
  • ‘Asqalâni, Ibn Hajar, Al-Isâhah.
  • Ahmad Ibn Hanbal, Musnad, Cairo.
  • Al Bazâz, Ahmad Ibn ‘Amr, Al Bahr al-Zijâr.
  • Al Neishâbûri, Muslim Ibn Hayyây, Sahih Muslim, Estambul, 1401 hégira lunar.
  • Al Zarqâni, Muhammad Ibn ‘Abd al-Bâqi, Sharh al-Mawâhib al-Ladunniya, Beirut.
  • Al-‘Aqili, Muhammad Ibn ‘Amr, Al-Zu’afâ al-Kabir, Beirut, 1418 hégira lunar.
  • Albâni, Nasir al-Din, Zilâl al-Yannah.
  • Amini, Abdul Husain, Al-Gadir fi al-Kitâb wa al-Sunna wa al-Adab, Qom, 1416 hégira lunar.
  • Bahrâni, Sayyed Hâshim Ibn Suleimân, Qâiat al-Marâm.
  • Dâremi, ‘Abdul-lâh Ibn ‘Abd al-Rahmân, Sunan al-Dâremi, Estambul, 1401 hégira lunar.
  • Dârqutani, ‘Ali Ibn ‘Umar, Al Mu’talaf wa al-Mujtalaf, Beirut.
  • Deilami, Hasan Ibn Muhammad, Irshâd al-Qulûb, Qom, 1368 hégira solar.
  • Hâkim Neishâbûri, Muhammad Ibn ‘Abdul-lâh, Al Mustadrak ‘Alâ al-Sahihain, Beirut.
  • Haisami, ‘Ali, Kashf al-Astâr, Beirut, 1979.
  • Haisami, Ibn Hayar, Al Sawa’iq al-Muharraqa, Cairo, 1385 hégira lunar.
  • Husaini Milâni, Sayyed ‘Ali, Nafahât al-Azhâr, Teherán, 1405 hégira lunar.
  • Ibn Asir, ‘Ali Ibn Abi al-Karam, Usd al-Qâbbah fi Ma’rifat al-Sahâba, Beirut, 1415 hégira lunar.
  • Kuleini, Muhammad Ibn Ya’qûb, Al-Kâfi, Teherán.
  • Maylisi, Muhammad Baqir, Biharul Anwar, Beirut.
  • Minâwi, Muhammad, Faiz al-Gadir, Beirut, 1391 hégira lunar.
  • Mu’in, Muhammad, Dirâsât al-Labib, Karachi, 1957.
  • Mufid, Muhammad, Al Irshâd, Qom, 1413 hégira lunar.
  • Muttaqi Hindi, ‘Ali Ibn Hisâm al-Din, Kanz al-‘Umâl fi Sunan al-Aqwâl wa al-Af’âl, Beirut, 1409 hégira lunar.
  • Nasâ’I, Ahmad, Al Sunan al-Kubrâ, Beirut, 1411 hégira lunar.
  • Qundûzi, Suleimân Ibn Ibrâhim, Yanâbi’ al-Mawadat, Qom, 1416 hégira lunar.
  • Saduq, Muhammad Ibn ‘Ali, ‘Uyûn Ajbâr al-Ridâ, Qom, 1363 hégira solar.
  • Sadûq, Muhammad Ibn ‘Ali, Al ‘Amâli, Beirut, 1400 hégira lunar.
  • Sadûq, Muhammad Ibn ‘Ali, Kamâl al-Din wa Tamâm al-Ni’mah, Qom, 1363 hégira solar.
  • Saffâr Qomi, Muhammad Ibn Hasan, Basâ’ir al-Darayât, Qom, 1404 hégira lunar.
  • Samhûdi, ‘Ali Ibn ‘Abdul-lâh, Yawâhir al-‘Aqdain, Beirut, 1415 hégira lunar.
  • Sharaf al-Din, Sayyed ‘Abd al-Husain, Al-Murâyi’ât, Beirut, 1402 hégira lunar.
  • Tabarâni, Suleimân Ibn Ahmad, Al-Mu’yam al-Ausat, 1415 hégira lunar.
  • Tabarâni, Suleimân Ibn Ahmad, Al-Mu’yam al-Kabir, Beirut, 1404 hégira lunar.
  • Tabarsi, Ahmad Ibn ‘Ali, Al Ihtiyây, Nayaf, 1386 hégira solar.
  • Tirmizi, Muhammad Ibn ‘ïsâ, Sunan al- Tirmizi, Estambul, 1401 hégira lunar.
  • Wâ’ez Zâde Jorâsâni, Muhammad, Hadiz Zaqalain, Teherán, 1416 hégira lunar.
  • Yuwaini Jurâsâni, Ibrâhim Ibn Muhammad, Farâ’id al-Simtain, Beirut, 1398-1400 hégira lunar.